Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cardiorespiratorio

ABSTRACTS

Estudio gastroscópico de la coadministración de meloxicam y tramadol en el desarrollo de lesiones gástricas en perros

Eskafian H, Shojaee Tabrizi A, Ansari Lari M.
Top Companion Anim Med. 2017 Sep;32(3):109-113

  • Los medicamentos antiinflamatorios opioides y no esteroides (AINEs) se usan comúnmente para controlar el dolor postoperatorio que puede prolongarse crónicamente. Aunque los AINEs han sido aprobados por sus efectos analgésicos en perros, se sabe que la mayoría de ellos están asociados con efectos secundarios, en particular las úlceras gástricas.
  • En este estudio se evalúa la coadministración a corto plazo de meloxicam y tramadol para ver si esto podría inducir más úlceras gástricas que las observadas al usar estas drogas individualmente.  Se seleccionaron 20 perros adultos de ambos sexos, de raza mixta con un peso de 10 a 20 kg, y fueron asignados aleatoriamente a cuatro grupos de cinco perros cada uno. En el grupo de control, se administró placebo por vía oral (dos veces al día), mientras que los grupos de prueba recibieron tramadol (per OS) dos veces al día, meloxicam (per OS) diariamente y una combinación de tramadol (dos veces al día) y meloxicam (diariamente) durante diez días, respectivamente. Los animales fueron evaluados para la existencia de lesiones gástricas en los días 0, 6, 11, 16 y 21, mediante endoscopia bajo anestesia general. Se evaluaron diariamente los signos clínicos de todos los animales, incluyendo la consistencia fecal, apetito, los estados mentales y de hidratación, la temperatura, la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria.
  • Según los resultados del estudio, no hubo diferencias significativas entre los grupos de prueba y el grupo control.
  • Los autores concluyen que una coadministración vía oral de tramadol y meloxicam durante 10 días no tiene efectos nocivos sobre el estado general de salud y la mucosa gástrica en perros.
ABSTRACTS

Evaluación multicéntrica de la reseña y condiciones de comorbilidad asociadas a enfermedad trombótica aórtica

Winter RL, Budke CM.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Aug 15;251(4):438-442

  • Este estudio retrospectivo de casos y controles, evalúa la reseña y las enfermedades concurrentes en perros con enfermedad trombótica aórtica (ATD). Se revisaron los historiales de perros examinados en diversos hospitales universitarios de América del Norte desde 1985 hasta 2011 y que se enviaron a una Base de Datos de Medicina Veterinaria.  Se revisaron los registros médicos para identificar a los perros con un diagnóstico de ATD. Para cada caso se identificaron 5 perros control sin diagnóstico de ATD. Se recopilaron datos sobre la edad del perro, el sexo, la raza, el peso corporal y las enfermedades concurrentes.
  • Se diagnosticó una ATD en 291 de los 984,973 (0,03%) perros incluidos en la base de datos. Las probabilidades de que un perro tenga ATD no difieren significativamente por sexo, edad o peso corporal. En comparación con los perros de raza mixta, los Shetland Sheepdogs tenían una probabilidad significativamente mayor de ATD (OR, 2.59). La nefropatía con pérdida proteica (64/291 [22%]) fue la enfermedad concurrente registrada con más frecuencia en perros con ATD.
  • Se concluye que para la mayoría de variables relativas a la reseña del animal los perros con ATD no difirieron significativamente de los perros sin ATD. Al contrario de lo publicado en algunos informes anteriores, en este estudio, la enfermedad cardíaca no fue un diagnóstico concurrente común en perros con ATD.
ABSTRACTS

Esternotomía mediana versus toracotomía intercostal para lobectomía pulmonar: un estudio comparativo de resultados a acorto plazo en 134 perros

Vet Surg. 2017 Nov 10
Bleakley S, Phipps K, Petrovsky B, Monnet E.

  • El objetivo del estudio es comparar los resultados a corto plazo entre perros sometidos a lobectomía a través de una esternotomía mediana (EM) o toracotomía intercostal (TCI). Se revisaron, de froma retrospectiva, los registros médicos de perros sometidos a lobectomía pulmonar a través de EM o TCI en un solo centro. Se valoró la demografía, hallazgos intraoperatorios, y el manejo postoperatorio y los resultados. Se excluyeron los perros con derrame pleural, neumonía, cuerpo extraño migratorio, absceso pulmonar, neumotórax espontáneo o torsión del lóbulo pulmonar. Los factores se evaluaron hasta el momento de la muerte, la eutanasia o el alta del hospital.
  • Un total de 134 perros cumplieron con los criterios de inclusión, de los cuales, 41 (31%) fueron sometidos a EM y 93 (69%) a TCI. La producción de líquido medido a partir del tubo torácico (p = 0,0061), el gradiente de presión arterial alveolar (p = 0,0001) y existencia de complicación que requirió intervención (p = 0,0245) fueron más frecuentes en el grupo de EM que en el grupo de TCI. El manejo del dolor y otros factores evaluados para el corto plazo no difirieron entre los dos procedimientos. Cinco perros del grupo EM y 4 del grupo TIC fueron sacrificados en el postoperatorio (p = 0,025).
  • Los autores concluyen que, si se debe realizar un procedimiento quirúrgico que no excluya ninguno de los enfoques, la TIC puede ser más deseable que la EM en términos de dolor postoperatorio, oxigenación y complicaciones. Sin embargo, dado que no hay muchas diferencias en los resultado a corto plazo medidos, se podría afirmar que tanto la EM como la TIC son bien toleradas por los perros.
ABSTRACTS

Beneficios clínicos de incorporar doxiciclina en un protocolo de tratamiento de dirofilariosis canina

Nelson CT, Myrick ES, Nelson TA.
Parasit Vectors. 2017 Nov 9;10(Suppl 2):515

  • El objetivo del tratamiento contra la dirofilariosis es mejorar el estado clínico del paciente y eliminar las etapas precardiaca, juvenil y adulta del gusano, con las mínimas complicaciones. Los tromboembolismos pulmonares son una consecuencia inevitable de la muerte del gusano y pueden provocar reacciones pulmonares graves, e incluso la muerte del paciente. Para minimizar estas reacciones se han aconsejado algunos protocolos de tratamiento que engloban el adulticida melarsomina, en asociación con preventivos como lactona macrocíclica y glucocorticosteroides. El descubrimiento del endosimbionte bacteriano Wolbachia del gusano del corazón ha llevado a varios estudios experimentales que examinan los efectos de administrar doxiciclina para reducir o eliminar este organismo Wolbachia. Estos estudios han demostrado una disminución en la patología macroscópica y microscópica del parénquima pulmonar en las infecciones experimentales con gusano del corazón pretratadas con doxiciclina antes de la administración de melarsomina.
  • Se valoraron los registros médicos electrónicos de un gran hospital veterinario en el noreste de Alabama para identificar perros tratados por parásitos del corazón con melarsomina desde enero de 2005 hasta diciembre de 2012. Los criterios de inclusión fueron 1) haber recibido dos o tres dosis del preventivo ivermectina antes de la administración de melarsomina, 2) haber recibido una inyección de melarsomina seguida de dos inyecciones a las cuatro a ocho semanas más tarde, y 3) haber recibido tratamientos con prednisona después de las inyecciones melarsomina. Seguidamente, los perros se dividieron en dos grupos, los que recibieron doxiciclina a 10 mg / kg BID durante 4 semanas (Grupo A, n = 47) y aquellos que no recibieron doxiciclina (Grupo B, n = 47). Las notas médicas de los 94 casos fueron revisadas ​​por los comentarios relativos a la tos, disnea o hemoptisis en la historia, datos de examen físico, o conversaciones telefónicas con los clientes la semana siguiente a cada visita. Se registró cualquier perro que murió dentro de un año del tratamiento por problemas cardiovasculares o pulmonares.
  • Se observó que los perros del Grupo A, que recibieron doxiciclina,  tuvieron menos complicaciones respiratorias (6,52%) y hubo menos muertes relacionadas con la enfermedad del gusano del corazón (0%) que en el grupo B (19,14% y 25,4%, respectivamente).
  • Los autores concluyen que, aunque todavía no hay suficientes casos para que exista significación estadística, estos resultados sugieren de una forma muy evidente, que incluir la doxiciclina en el protocolo de tratamiento del gusano del corazón disminuye las complicaciones post-tratamiento y la mortalidad, en casos de infección naturalmente adquirida
ABSTRACTS

Los perros con macroadenomas tienen la temperatura corporal y el ritmo cardiaco más bajos que los perros con microadenomas

Benchekroun G, Desquilbet L, Herrtage ME, Jeffery ND, Rosenberg D, Granger N.
Vet J. 2017 Sep;227:42-45

  • Los macroadenomas hipofisarios comprimen el hipotálamo, que en parte regula la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal. El objetivo de este estudio fue investigar si la frecuencia cardíaca y / o la temperatura corporal podrían ser útiles para la diferenciación clínica de perros con macroadenomas de perros con microadenomas (es decir, masa pituitaria no compresiva pequeña).
  • Se incluyeron dos grupos de perros diagnosticados con hiperadrenocorticismo dependiente de la pituitaria (enfermedad de Cushing). En la presentación inicial, y antes de cualquier procedimiento se recogieron la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal.
  • Los perros con macroadenoma tenían una frecuencia cardíaca y una temperatura corporal significativamente más bajas (P <0.01) en comparación con los perros con microadenoma.
  • Los autores del estudio sugieren que unos valores de corte combinados de 84 latidos por minuto y 38.3 ° C en perros con enfermedad de Cushing, especialmente con signos neurológicos vagos (nueve de 12 perros = 75%), podrían ayudar a sospechar la presencia de un macroadenoma.
ABSTRACTS

Concentraciones séricas de troponina I cardíaca en perros con convulsiones generalizadas

Dutton E, Carmichael N, Michal U, Cripps PJ, Boswood A.
J Small Anim Pract. 2017 Oct 11

  • El objetivo de este estudio, es determinar si las concentraciones séricas de troponina I cardíaca eran mayores en perros con convulsiones generalizadas que en perros control e identificar variables clínicas asociadas con las concentraciones séricas de troponina I cardiaca. Se diseñó un estudio prospectivo de 30 perros con convulsiones generalizadas recientes y 30 controles sanos. Se midieron las concentraciones séricas de troponina I cardíaca y se examinó la correlación de los factores clínicos con la concentración.
  • Las concentraciones séricas de troponina I cardíaca fueron más altas en los perros que tuvieron convulsiones recientes en comparación con los controles. Los predictores más claramente asociados con las concentraciones séricas de troponina I cardiaca fueron el número de convulsiones y la edad. Ambos predictores se asociaron positivamente con concentraciones crecientes de troponina I cardiaca.
  • El estudio concluye que las concentraciones séricas de troponina cardiaca en suero fueron significativamente más elevadas en perros que tuvieron convulsiones generalizadas recientes en comparación con los controles, y estas concentraciones, además, fueron más altas en los perros que experimentaron más convulsiones. Esta asociación podría indicar que las convulsiones generalizadas están asociadas con daños en el miocardio.
ABSTRACTS

La aspiración por reflujo se pude detectar en pulmones de perros con enfermedades respiratorias

M. Määttä, H.P. Laurila, S. Holopainen, L.I. Lilja-Maula, M. Melamies, S.J. Viitanen; L.R. Johnson, N. Koho, M.Neuvonen, M.Niemi, M.M. Rajamäki
ECVIM 2017

  • El reflujo gastroesofágico y la microaspiración (MA) de pequeñas cantidades de jugo gástrico se han asociado con varias enfermedades respiratorias humanas, incluyendo fibrosis pulmonar idiopática y asma. La existencia de MA se puede documentar midiendo las proteínas que se originan en el tracto gastrointestinal, en el fluido del lavado broncoalveolar (bronchoalveolar lavage fluid: BALF). En este estudio, se midieron los ácidos biliares por espectrometría de masas en el BALF de West-Highland White Terriers (WHWTs) con fibrosis pulmonar idiopática canina (canine idiopathic pulmonary fibrosis: CIPF, n = 33), en WHWTs sanos (n = 13), en perros con neumonía bacteriana (bacterial pneumonia: BP, n = 11), en Wolfhounds irlandeses (IWHs) sanos con BP anteriores (n = 8) en perros con bronquitis crónica (chronic bronchitis: CB, n = 13), perros con broncopneumopatía eosinofílica (eosinophilic bronchopneumopathy:EBP, n = 9), perros con disfunción laríngea (laryngeal dysfunction: LD, n = 19), Bulldogs inglés sanos (EBs, n = 26) y Beagles sanos (n = 6).
  • Se determinaron las concentraciones de 17 ácidos biliares diferentes y se calculó la concentración de ácidos biliares totales (TBA) como una suma de estos. Los valores de TBA fueron superiores al límite de detección mínimo en el 79% de los perros con CIPF (26/33), el 45% de los perros con BP (5/11), el 54% de los perros con CB (7/13), el 44% de los perros con EBP (4/9) y el 63% de perros con LD (12/ 19). En perros sanos, se detectaron los ácidos biliares en BALF en menores cantidades en IWHs (0%, 0/8), EBs (8%, 2/26) y Beagles (0%, 0/6), que en los WHWT sanos (54%, 7/13).
  • Los resultados sugieren que la MA ocurre en diversas enfermedades respiratorias caninas. En los perros sanos, sólo se detectaron ácidos biliares en WHWTs que podrían estar asociados a la predisposición de la raza para CIPF.
ABSTRACTS

Hipertensión sistémica en gatos con daño renal agudo

Cole L, Jepson R, Humm K.
J Small Anim Pract. 2017 Sep 5

  • El objetivo de este estudio era describir la prevalencia de la hipertensión sistémica en gatos con daño renal aguda adquirido e investigar su relación con la gravedad de la enfermedad renal. Se realizó una revisión retrospectiva de gatos con daño renal agudo, que se presentaron en Hospital Veterinario Queen Mother Hospital for Animals del Royal Veterinary College, entre 2007 y 2015. Se midió la presión arterial sistólica mediante esfigmomanometría Doppler y se definió la hipertensión arterial sistémica como presiones mayores de 150 mm Hg. Se registraron, la mediana de la presión arterial sistólica medida, el grado de daño renal agudo (según lo define la International Renal Interest Society), la creatinina sérica inicial, la anuria u oliguria, la duración de la hospitalización, la supervivencia al alta y la supervivencia a los seis meses.
  • En total se incluyeron 46 gatos. De estos, 21/48 (48,8%) presentaron hipertensión sistémica en el momento del ingreso, y fue grave (mayor de 180 mmHg) en 8/43 (18,6). A lo largo de todo el período de hospitalización, se detectó hipertensión sistémica en 27/46 (58,7%) casos y severa en 13/46 (28,2%). La hipertensión sistémica no parecía estar estadísticamente asociada con el grado de lesión renal, las concentraciones de creatinina sérica en la presentación, o con oliguria o anuria.
  • El estudio concluye que la hipertensión sistémica es común en gatos con lesión renal aguda, pero no parece estar asociada con su gravedad.
ABSTRACTS

Prevalencia de Dirofilaria Inmitis en perros y gatos en Madrid, España

Montoya-Alonso JA, Morchón R, Falcón-Cordón Y, Falcón-Cordón S, Simón F, Carretón E.
Parasit Vectors. 2017 Jul 26;10(1):354

  • La enfermedad cardiopulmonar que afecta a perros y gatos, producida por la Dirofilaria immitis, está presente en la mayor parte de España, debido a factores climáticos favorables. Madrid, situada en el centro de la Península Ibérica, es la ciudad más poblada del país. Hasta ahora, no existen datos epidemiológicos actualizados y publicados sobre la dirofilariosis felina en esta región, por lo que el objetivo de este estudio fue evaluar la prevalencia y distribución actual de la dirofilariosis canina y felina en la provincia de Madrid. Se evaluaron muestras de suero de 1716 perros y 531 gatos, procedentes de animales del área metropolitana de Madrid y zonas adyacentes. Todas las muestras, tanto caninas como felinas se analizaron para la detección de antígenos circulantes de D. immitis usando un test comercial de inmunocromatográfica. Además, para establecer la seroprevalencia de la infección del gusano del corazón en gatos, también se midieron anticuerpos anti-D. Inmitis y anti-Wolbachia.
  • La prevalencia de D. immitis en la población canina de Madrid fue del 3%, mostrando un aumento en comparación con datos anteriores. La presencia D. Inmitis en el centro de la ciudad podría estar influenciada por la presencia de islas de calor urbano, mientras que los perros positivos de áreas metropolitanas y adyacentes se encontraban principalmente bajo la influencia de los ríos. En cuanto a los gatos, el 0,2% fueron positivos a la prueba de detección de antígeno y el 7,3% fueron seropositivos tanto a anti-D. Immitis y Wolbachia, que demuestran la presencia de D.Inmitis en gatos en Madrid. Los gatos seropositivos estaban presentes en las mismas áreas donde se encontraron perros positivos. Los gatos de interior/exterior mostraron la seroprevalencia más alta, mientras que en los de sólo interior fue más baja, lo que demuestra que deberían llevarse a cabo los tratamientos profilácticos, independientemente del estilo de vida. La infección se encontró en el 2,2% de los perros y el 6,7% de los gatos <1 año de edad, lo que también indica que se deben implementar las campañas de prevención temprana en cachorros de perros y gatos.
  • Los resultados de este estudio apuntan a la necesidad de medidas profilácticas adecuadas, principalmente mediante la administración de lactonas macrocíclicas, en animales que vivan en Madrid. Los veterinarios deben ser conscientes de que esta enfermedad está presente y lo deberían incluir en el diagnóstico diferencial cuando un perro o un gato, presenta síntomas compatibles con D. immitis

 

ABSTRACTS

Efectos de varios factores en medición de la presión arterial sistólica por ultrasonidos flujo doppler en las arterias radial y coccígea en perros conscientes y de propiedad privada.

Mooney AP, Mawby DI, Price JM, Whittemore JC.
Peer J. 2017 Mar 22;5:e3101

  • El propósito de este estudio fue evaluar los efectos de la edad, el índice de condición corporal (BCS), y el índice de condición muscular (MCS) en las mediciones indirectas de la presión arterial sistólica (SAP) radial y coccígea en perros. Entre junio y julio del 2016 se incluyeron 72 perros, se les determinó el BCS y MCS por dos investigadores, la presión arterial se midió según guías publicadas y usando auriculares, y el orden del sitio de medición fue aleatorio. Los perros se colocaron en decúbito lateral derecho para las mediciones radiales y en decúbito esternal o de pie para las mediciones coccígeas
  • Las medidas de SAP radial y coccígea mostraron una correlación moderada (r = 0,45, P <0,01). Las medidas de SAP radial fueron más altas que las mediciones de SAP coccígea (diferencia media de 9 mmHg, P <0,01), pero hubo discordancias en ambas direcciones. No se observó diferencia entre la primera medida tomada, la media de las mediciones 2-6 o la media de las 6 mediciones en cuanto a las mediciones radiales (128, 129 y 129 mmHg; P = 0,36) o las coccígeas (121, 122 y 122 mmHg; P = 0,82). No se encontraron asociaciones entre las mediciones de SAP respecto a lugar y edad, peso, BCS, MCS, el grado de ansiedad o el tamaño del manguito. La frecuencia cardíaca disminuyó significativamente entre el inicio de la aclimatación y el final de la primera serie de recolección de datos , independientemente del sitio (P <0,01).
  • El estudio concluye que, dada la falta de asociaciones con las variables del paciente,  el lugar de medición inicial puede basarse en la preferencia del paciente y del operador. Pero debería usarse el mismo sitio para las mediciones seriadas de SAP, dado los resultados discordantes entre los diferentes lugares evaluados.