Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cirugía

ABSTRACTS

Resultados clínicos a largo plazo después de la cirugía para el neumotórax espontáneo causado por ampollas y bullas pulmonares en los perros - un estudio retrospectivo multicéntrico (Cooperativa de Investigación AVSTS).

Howes CL, Sumner JP, Ahlstrand K, Hardie RJ, Anderson D, Woods S, Goh D, de la Puerta B, Brissot HN, Das S, Nolff M, Liehmann L, Chanoit G
J Small Anim Pract. 2020 May 13

  • El objetivo de este estudio era informar de las características clínicas y la tasa de recurrencia del neumotórax espontáneo secundario a ampollas y bullas pulmonares después del tratamiento quirúrgico en una gran cohorte de perros. Se exploraron los posibles factores de riesgo de recurrencia y describir la evolución de los pacientes.
  • Se revisaron retrospectivamente las historias clínicas de los casos de neumotórax espontáneo tratados quirúrgicamente entre 2000 y 2017. Se registraron las reseñas, la presentación clínica, las imágenes diagnósticas, la cirugía, los hallazgos de histopatología y la evolución de los pacientes. El seguimiento se realizó mediante los registros de los pacientes y contactos telefónicos.
  • Se identificaron y revisaron los registros de 120 perros con neumotórax tratado quirúrgicamente, y 99 casos fueron eligibles para el objetivo del estudio. La media de seguimiento fue de 850 días (rango: 9-5105 días). Las tasas de supervivencia a dos y cinco años fueron 88,4% y 83,5%, respectivamente. Hubo recurrencia en 14 de 99 perros (14,1%), con una mediana de tiempo hasta la recurrencia de 25 días (1-1719 días). El análisis de regresión sugirió un mayor riesgo de recurrencia en las razas gigantes (cociente de riesgo = 11,05, intervalo de confianza del 95%: 2,82-43,35) y con el aumento del peso corporal (CRI = 1,04, intervalo de confianza del 95%: 1,00-1,09). De los 14 perros con recurrencia, 6 se eutanasiaron, 2 murieron por causas relacionadas con el neumotórax y 6 se sometieron a un tratamiento adicional, de los cuales 5 se resolvieron satisfactoriamente.
  •  Los autores manifiestan que la supervivencia a largo plazo de los perros con neumotórax espontáneo controlado quirúrgicamente es buena y se asocia con un bajo riesgo de recurrencia. Los perros de raza gigante y el aumento de peso corporal fueron las únicas variables identificadas como posibles factores de riesgo de recurrencia. El resultado para los perros con recurrencia que se sometieron a una segunda intervención también fue favorable
ABSTRACTS

Tamaño del tumor como predictor de la invasión linfática en el melanoma oral de los perros

J Am Vet Med Assoc. 2020 May 15;256(10):1123-1128
Carroll KA, Kuntz CA, Heller J, Peters A, Rotne R, Dunn A.

  • El objetivo de este estudio era investigar las posibles asociaciones entre el tamaño del melanoma oral y algunas variables de grado histológico como el índice mitótico, la atipia nuclear, la actividad de la unión epidermodèrmica, la ulceración, la invasión linfática y el grado de pigmentación.
  • Se incluyeron 59 muestras de melanomas orales de perros procedentes de 6 laboratorios de referencia de Australia. Se midió el tamaño de cada melanoma microscópicamente, y cada muestra fue evaluada por un patólogo en busca de variables de grado histológico, incluyendo las variables mencionadas. Seguidamente se evaluó estadísticamente la asociación entre el tamaño del tumor y los resultados histológicos.
  • Se identificó una relación significativa entre el tamaño de los melanomas orales y una única variable de grado histológico, la invasión linfática, siendo los tumores más grandes los que tenían mayor probabilidad de mostrar invasión linfática. Análisis posteriores revelaron 2 umbrales de tamaño que eran aplicables para diferentes escenarios clínicos, la invasión linfática puede descartarse con confianza para los tumores de < 6,5 mm de diámetro (100% de sensibilidad) y confirmarse para los tumores ≥ 24,5 mm de diámetro (100% de especificidad).
  • En este estudio se halló una asociación entre el tamaño del tumor y la invasión linfática para los melanomas orales de los perros.
ABSTRACTS

Cultivos bacterianos aeróbicos en el pretratamiento para predecir infecciones en heridas traumáticas agudas abiertas: un estudio prospectivo de 64 perros.

Hamil LE, Smeak DD, Johnson VA, Dow SW.
Vet Surg. 2020 Apr 20

  • El objetivo del estudio era determinar el valor de los cultivos bacterianos aeróbicos iniciales de heridas traumáticas agudas abiertas para predecir las especies bacterianas de las heridas que luego se infectan.
  • Se diseñó un ensayo clínico prospectivo que incluyó 64 perros con heridas traumáticas cutáneas agudas de ocurrencia natural (2017-2018). Se tomaron hisopos de cada herida antes y después del lavado y desbridamiento para realizar un cultivo bacteriano aeróbico cuantitativo y cualitativo. Posteriormente, se repitieron los cultivos de las heridas que presentaban algún signo clínico de infección dentro de los 14 días siguientes a su presentación.
  • En el 86% de las heridas se cultivaron menos bacterias de los hisopos post-lavado que los del pre-lavado. Todos los clínicos prescribieron profiláctiacmente antibióticos β lactámicos en la presentación inicial. Todas las bacterias cultivadas de cultivos donde se realizó postlavado/desbridamiento en la presentación inicial fueron susceptibles al antimicrobiano profiláctico prescrito. En el postoperatorio, se diagnosticó una infección postoperatoria en 14 de los 64 (22%) perros; en 13 (93%) de estos perros  los resultados de los cultivos fueron positivos. No se detectó ninguna correlación entre los resultados de los cultivos iniciales de las heridas y el desarrollo posterior en postoperatorio de la infección de las heridas. Las especies bacterianas presentes en el hisopo inicial de la herida no se correlacionaron con las que se cultivaron posteriormente a partir de los tejidos infectados.
  • En este estudio, los resultados de los cultivos de las heridas traumáticas abiertas en perros antes del tratamiento no predecían las especies bacterianas que se aislaron posteriormente de las heridas que se infectaron. La carga bacteriana presente en las heridas antes del tratamiento no permitía predecir si las heridas acabarían por infectarse, o no, después del tratamiento quirúrgico. Los autores exponen que un cultivo bacteriano rutinario de las heridas agudas es poco probable que ayude a predecir la infección posterior de las heridas, ni tampoco es probable que sirva para orientar con precisión la selección temprana de antimicrobianos para el tratamiento las heridas que se infectan.
ABSTRACTS

Ensayo clínico aleatorio y controlado sobre el uso de la pregabalina para la analgesia después del tratamiento quirúrgico de la hernia del disco intervertebral

Schmierer PA, Tünsmeyer J, Tipold A, Hartnack-Wilhelm S, Lesczuk P, Kästner SBR.
Vet Surg. 2020 Apr 23

  • El objetivo del estudio era evaluar el efecto de la pregabalina perioperatoria en el comportamiento del dolor en perros después de la cirugía del disco intervertebral.
  • Se diseñó un ensayo clínico prospectivo, aleatorio y controlado con un observador ciego en el que se seleccionaron 46 perros con propietarios sometidos a cirugía de disco intervertebral. Los perros fueron asignados al azar a dos grupos, un grupo placebo recibiendo opioides solos y el grupo de pregabalina recibiendo opioides más pregabalina. La analgesia opioide consistió en 0,6 mg/kg de l-metadona administrada por vía intravenosa en la inducción anestésica, seguida de 0,2 mg/kg administrada a las 8, 16 y 24 horas después de la extubación y parches de fentanilo aplicados al final de la cirugía. La pregabalina se administró por vía oral (4 mg/kg) una hora antes de la anestesia, seguida de un tratamiento postoperatorio tres veces al día (4 mg/kg) durante 5 días. Se midieron las diferencias del grupo de tratamiento en cuanto a la sensibilidad a la presión mecánica peri-incisional y la Escala de Dolor de Medida Compuesta de Glasgow (CMPS-SF) evaluada durante los primeros 5 días postoperatorios. También se midieron las concentraciones séricas de pregabalina después de 24, 72 y 120 horas.
  • Durante el período del estudio, la pregabalina redujo los niveles de dolor en el grupo de tratamiento en una media de 2,5 unidades de CMPS-SF (intervalo de confianza [IC] del 95% = -3,19 a -1,83, P < 0,001) en comparación con el grupo de control. La pregabalina aumentó el umbral nociceptivo a la presión mecánica en una media de 6,89 N (Newtons) por día (IC 95% = 1,87-11,92, P < .001) y de 7,52 N por día (IC 95% = 2,29-12,77, P < .001) durante el período de estudio, dependiendo del lugar de presión. Los niveles medios de pregabalina sérica fueron de 5,1, 4,71 y 3,68 μg/mL a las 24, 72 y 120 horas postoperatorias, respectivamente.
  • En este estudio, los signos postoperatorios de dolor después del tratamiento quirúrgico de la hernia del disco intervertebral (IVDH) se redujeron cuando los perros recibieron pregabalina perioperatoria en lugar de opiáceos solos, por lo que se concluye que la pregabalina perioperatoria reduce el dolor postoperatorio después del tratamiento quirúrgico de la IVDH.
ABSTRACTS

Comportamiento biológico y resultado clínico en 42 gatos con sarcoides (fibropapilomas cutáneos).

Wood CJ, Selmic LE, Schlag AN, Bacmeister C, Séguin B, Culp WTN, Ayres SA, Sumner JP, Byer B, Mayer UK, Liptak JM.
Vet Comp Oncol. 2020 Apr 17

  • Los sarcoides felinos (o fibropapilomas cutáneos) son neoplasias dérmicas raras de las que todavía no se dispone de estadísticas sobre su comportamiento clínico.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo y multicéntrico era describir la presentación clínica y el comportamiento biológico de los sarcoides en los gatos y determinar el resultado oncológico después de la resección quirúrgica.
  • Se revisaron los registros médicos de una base de datos de un laboratorio y de seis instituciones colaboradoras para identificar a gatos con sarcoides histológicamente confirmados. Se incluyeron 42 gatos en el estudio.
  • La mayoría de los sarcoides se produjeron en la cara, particularmente en las zonas rostrales como los labios y el plano nasal. Se realizó una resección histológicamente completa 18 gatos e incompleta en 21 gatos. La tasa general de recurrencia local fue del 40,5%. La resección histológicamente completa se asoció con una tasa de recidiva local significativamente menor (11,1%) y un intervalo libre de enfermedad más largo (todavía no alcanzado) en comparación con los gatos con sarcoides extirpados de forma incompleta (66,7% y 250 días, respectivamente). Las tasas de recidiva local a uno y dos años fueron del 0% y el 7%, respectivamente, para los gatos con resección histológicamente completa, y del 67% en ambos intervalos de tiempo para los gatos con resección histológicamente incompleta. Cinco de los gatos (83,3%) tratados con cirugía posterior con intención curativa tras una recidiva local del tumor no tuvieron más recidivas locales. Todos los gatos que murieron por causas relacionadas con el tumor tuvieron una resección inicial histológicamente incompleta y fueron sacrificados debido a la recidiva local.
  • En base a estos datos, los autores recomiendan realizar una amplia resección quirúrgica de los sarcoides felinos para así lograr una resección histológicamente completa, el control local del tumor y una posible cura. Para los gatos con una resección histológicamente incompleta o una recidiva local del tumor, se recomienda repetir la resección quirúrgica.
ABSTRACTS

Laceración pulmonar asociada a un traumatismo en perros: un estudio transversal de 364 perros.

Bertolini G(1), Briola C(1), Angeloni L(1), Costa A(1), Rocchi P(2), Caldin M(3).
Vet Sci. 2020 Abr 12;7(2

  • Este estudio describe las características de la tomografía computarizada (CT) de la laceración pulmonar en una población que incluyó 364 perros con propietario a los que se les practicó un examen CT por traumatismo torácico.
  • Se compararon las características y resultados de los perros con traumatismo torácico con y sin evidencia de laceración pulmonar por CT.
  • En 46/364 perros con traumatismo torácico se produjo laceración pulmonar (prevalencia 12,6%). Los perros con laceración pulmonar eran significativamente más jóvenes que los perros del grupo de control (mediana de 42 meses (rango intercuartil (IQR) 52,3) y 62 meses (IQR 86,1), respectivamente; p = 0,02). Los perros con laceración pulmonar eran significativamente más pesados que los perros sin laceración (mediana 20,8 kg (IQR 23,3) y mediana 8,7 kg (IQR 12,4 kg), respectivamente p < 0,0001). La frecuencia de traumatismo por accidente de tráfico con alta energía fue más elevada en los perros con laceración pulmonar que en el grupo de control con traumatismo torácico sin laceración pulmonar. No se observaron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a la frecuencia y duración de la hospitalización y la mortalidad a los 30 días. De forma similar al esquema de clasificación existente en humanos, en este estudio se describen cuatro patrones de CT en perros: Tipo 1, gran laceración pulmonar localizada profundamente en el parénquima pulmonar o alrededor de una fisura interlobar; Tipo 2, laceración que se produce en el parénquima pulmonar paraespinal, no asociada a una fractura vertebral; Tipo 3, laceración pulmonar subpleural íntimamente asociada a una costilla adyacente o a una fractura vertebral; Tipo 4, lesiones subpleurales no asociadas a fracturas de costillas. En 2/46 perros se observaron complicaciones e incluyeron absceso y colapso pulmonar
ABSTRACTS

Un estudio controlado por placebo que compara la eficacia de las inyecciones intraarticulares de ácido hialurónico y de un nuevo conjugado de plasma rico en plaquetas con ácido hialurónico en un modelo canino de osteoartritis

Lee MI, Kim JH, Kwak HH, Woo HM, Han JH, Yayon A, Jung YC, Cho JM, Kang BJ.
J Orthop Surg Res. 2019 Sep 18;14(1):314

  • El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia de las inyecciones intraarticulares de ácido hialurónico (HA) y un nuevo conjugado de HA con fibrinógeno autólogo en plasma rico en plaquetas (HA-PRP) procesado in situ, en un modelo canino de osteoartritis (OA).
  • Se incluyeron 12 perros beagle y fueron sometidos a una resección unilateral del ligamento cruzado craneal (CrCL) de la rodilla. En todos los perros, se confirmaron los signos clínicos y radiográficos de OA 8 semanas después de la resección del CrCL y antes del tratamiento. Los perros fueron asignados al azar en tres grupos según la sustancia inyectada vía intraarticular: salino (n = 4), HA (n = 4), y HA-PRP (n = 4). Las inyecciones intraarticulares fueron realizadas en puntos de tiempo predeterminados. Durante 3 días después de cada inyección, se evaluaron los efectos adversos de los perros y datos acerca de la cojera, el dolor, la amplitud de movimiento, la cinética y la gravedad radiográfica de la OA antes del tratamiento y 3 meses después de la inyección. La OA determinada por el examen radiográfico no fue diferente significativamente entre los diferentes grupos en ningún momento. Los perros fueron eutanasiados humanitariamente y se evaluó la articulación de la rodilla mediante exámenes macroscópicos e histológicos.
  • Los perros tratados con cuatro inyecciones semanales de AH o dos inyecciones quincenales de HA-PRP estuvieron significativamente (p < 0,05) mejor que los perros tratados con cuatro inyecciones semanales de solución salina, en los puntos temporales de 2, 4 y 12 semanas, respecto a un rango de movimiento confortable (CROM) y una puntuación de cojera clínica. El análisis de la marcha que se medía por la simetría y la distribución del peso en un recorrido en un sensor de presión mostró una mejora significativa (p < 0,05), en la función de las extremidades, de los perros tratados con HA y HA-PRP en comparación con los perros tratados con solución salina, observando un mejor resultado clínico para el grupo tratado con HA-PRP a las 12 y 20 semanas de seguimiento. El análisis macroscópico e histológico de la cápsula sinovial y el cartílago articular demostró una mejoría significativa (p < 0,05) en ambos grupos de tratamiento en comparación con los controles con solución salina. Además, hubo significativamente (p < 0,05) menos daño al cartílago en el grupo tratado con HA-PRP en comparación con el grupo tratado con HA.
  • Estos datos sugieren que la inyección de HA y HA-PRP puede ser suficiente para la mejora a corto plazo de los síntomas asociados con la OA. El tratamiento con conjugados de HA-PRP puede ser superior, proporcionando una conservación del cartílago significativamente mejor a largo plazo.
ABSTRACTS

Tratamiento del quilotórax idiopático en perros y gatos: Una revisión sistemática

Reeves LA, Anderson KM, Luther JK, Torres BT.
Vet Surg. 2020 Jan;49(1):70-79

  • El objetivo del estudio era evaluar la evidencia publicada sobre el tratamiento del quilotórax idiopático (IC) en pequeños animales.
  • Se trata de una revisión sistemática de la literatura en perros y gatos con IC. Se realizó una búsqueda bibliográfica de publicaciones sobre IC en perros y gatos en tres bases de datos bibliográficas en julio de 2018. Para los artículos que cumplían los criterios de inclusión se evaluaron el tratamiento, la supervivencia, la evolución final y el nivel de evidencia (LoE) con un sistema modificado del Nivel de evidencia de Oxford (mOLE) y GRADE ((Grading of Recommendations, Assessment, Development and Evaluations ).
  • De 313 artículos identificados, sólo 11 cumplieron con los criterios de inclusión. Solo se identificó un estudio en perros que alcanzara LoE más alto mediante el uso del sistema mOLE, mientras que usando el sistema GRADE no identificó ningún estudio superior. La cirugía fue el tratamiento primario en todos los perros y en el 93% (68/73) de los gatos. La terapia médica fuel el tratamiento primario en el 7% (5/73) de los gatos. El tratamiento quirúrgico más común en perros fue la combinación de la ligadura del conducto torácico (TDL) y la pericardiectomía subtotal (SP; 40%; 34/84) mientras que en gatos fue la TDL (51% [37/73]).
  • La principal literatura para el tratamiento de IC en pequeños animales se limitó a un estudio con un LoE superior en perros y ninguno en gatos. No se pudo llegar a una conclusión sólida con respecto a la efectividad de cualquiera de los métodos quirúrgicos en perros o gatos, y no se encontró una evidencia que respalde la terapia médica como tratamiento primario. La mejor evidencia disponible con respecto al tratamiento del IC es la que se publica en perros y proporciona un cierto apoyo para el tratamiento quirúrgico con TDL+ ablación de la cisterna del quilo o TDL + SP. Se requeriría alguna evidencia adicional más para confirmar este hallazgo.
ABSTRACTS

Supervivencia a largo plazo de los perros tratados de mucocele de la vesícula biliar mediante colecistectomía, manejo médico o ambos.

Parkanzky M, Grimes J, Schmiedt C, Secrest S, Bugbee A.
J Vet Intern Med. 2019 Sep;33(5):2057-2066

  • Los mucoceles de la vesícula biliar (GBM) generalmente se tratan mediante colecistectomía, raramente se ha reportado el tratamiento médico y además no existen comparaciones entre el tratamiento médico y quirúrgico.
  • El objetivo de este estudio era comparar la supervivencia de perros tratados por GBM mediante tratamiento médico o colecistectomía o ambos.
  • Se incluyeron 89 perros diagnosticados con GBM sometidos a colecistectomía o que recibieron tratamiento médico o ambos entre 2011 y 2017. Se recopilaron casos a partir de una base de datos de registros médicos y se recogieron datos acerca de la reseña, resultados clinicopatológicos, tratamientos e imágenes e informes ecográficos. Los perros se agruparon de acuerdo con el tratamiento recibido (manejo médico, tratamiento quirúrgico o ambos) que se eligió a discreción del veterinario a cargo del caso. Se realizó un análisis de supervivencia y se identificaron las variables pronósticas y se compararon entre los grupos de tratamiento.
  • De entre los perros que sobrevivieron al menos 14 días después del diagnóstico, los tiempos de supervivencia promedio fueron 1802 (intervalo de confianza [IC] del 95%,), 1340 (IC del 95%, 444-1340) días y 203 (95% IC, 18-525) días, para los grupos de tratamiento quirúrgico, médico y médico y luego quirúrgico, respectivamente, y difirieron significativamente (P <.0001). El tipo de mucocele de la vesícula biliar (P = .05), la actividad de la fosfatasa alcalina sérica (P = .0001) y las concentraciones séricas de creatinina (P = .002) y fósforo (P = .04) se asociaron con una disminución de la supervivencia entre los grupos. La sospecha de ruptura biliar en ecografía abdominal, según las características definidas en este estudio, se correlacionó con una mayor supervivencia en el grupo quirúrgico (p = 0,02).
  • Según este estudio, la colecistectomía para el tratamiento de GBM ofrece un resultado de mejor supervivencia a largo plazo en perros que sobreviven al período postoperatorio inmediato (14 días) en comparación con el tratamiento médico. Aunque el tratamiento médico se asocia con una supervivencia más corta en comparación con el tratamiento quirúrgico, supone una alternativa razonable cuando no se puede realizar la cirugía.
ABSTRACTS

Manejo anestésico y complicaciones de las adrenalectomías: 41 casos (2007-2017)

Acta Vet Hung. 2019 Jun;67(2):282-295
Merlin T, Veres-Nyéki K.

  • Actualmente existe poca información disponible sobre el manejo de las adrenalectomías en el campo de la anestesia veterinaria.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue describir las técnicas anestésicas, la tasa de complicaciones y el resultado de una serie de casos. Los datos fueron recogidos de los registros de los pacientes en la base de datos del Royal Veterinary College inglés.  Se incluyeron 41 casos.
  • La edad media fue de 124.7 ± 29.4 meses y la mediana del peso corporal fue de 23.1 kg (5.3-69 kg). El diagnóstico más común fue el carcinoma (34,1%). El uso más común para la premedicación (70.7%) fue con metadona sola IV, mientras que el agente de inducción más común (39%) fue el propofol. Las técnicas analgésicas más comunes fueron una infusión de opioides (80.4%) y una inyección epidural de morfina (70.7%). La hipotensión fue la complicación observada más común (51,2%). La tasa de mortalidad fue del 14,6%. La temperatura esofágica más baja registrada se asoció estadísticamente con la incidencia de hemorragia (P = 0.025). La invasión por parte del tumor de la vena cava (P = 0.001) se asoció significativamente con complicaciones hemorrágicas. La tasa de supervivencia fue superior cuando los pacientes recibieron hidrocortisona intraoperatoriamente (P = 0.026).
  • En este estudio se destaca alguna posible asociación existente entre el manejo anestésico y el resultado final del procedimiento quirúrgico.