Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Comportamiento

ABSTRACTS

¿Experimentan los perros el contagio del bostezo?


Harr AL, Gilbert VR, Phillips KA.

Anim Cogn 2009.

 

En este estudio se evalúan 15 perros que fueron sometidos a una visualización de videos que mostraban humanos y perros bostezando y expresiones con la boca abierta pero que no eran bostezos. Se observó que sólo un perro realizó mas bostezos durante o poco después de ver los videos de bostezos, que con los videos de expresiones con la boca abierta, y que la mayoría de estos bostezos ocurrieron viendo videos de humanos. El porcentaje de perros que mostraron bostezos contagiosos fue menor que el que mostraba los chimpancés o los humanos. El estudio concluye que los perros no experimentan el contagio de bostezos

ABSTRACTS

Síndrome de dolor orofacial felino: un estudio retrospectivo de 113 casos


Rusbridge C, Heath S, Gunn-Moore DA, Knowler SP, Johnston N, McFadyen AK.

J Feline Med Surg 2010; 12(6):498-508.

 

El síndrome de dolor orofacial felino (FOPS) es un trastorno doloroso de gatos con signos de comportamiento como son molestias orales y mutilación de la lengua. En este estudio se describen los resultados de una serie de casos de 113 gatos que incluían 100 birmanos. Se sospecha que el FOPS es un trastorno de dolor neuropático. El predominio en la raza birmano sugiere un trastorno hereditario. La enfermedad se caracteriza por un malestar episódico, generalmente unilateral, con intervalos libres de dolor. El malestar se desencadena, en muchos casos, por los movimientos de la boca. La enfermedad suele ser recurrente y con el tiempo pueden llegar a no remitir. El 12% de los casos de esta serie fueron sacrificados como consecuencia de la enfermedad. La sensibilización de las terminaciones nerviosas del trigémino, como consecuencia de alguna enfermedad oral o erupción dentaria parece ser un factor importante en la etiología. El 63% de los casos tenían antecedentes de lesiones orales y por lo menos el 16% experimentaron su primera señal de malestar durante la erupción de los dientes permanentes. Algunos factores externos también pueden influir en la enfermedad ya que algunos casos de FOPS podrían haber estado directamente vinculados a una situación de ansiedad en el 20% de los gatos. El FOPS puede ser resistente a los analgésicos tradicionales y en algunos casos han sido necesarios anticonvulsivantes con efecto analgésico para el tratamiento exitoso.

ABSTRACTS

Medición de la interleukina-10 sérica en el perro


Vet J. March 2007;173(2):361-5.

Mads Kjelgaard-Hansen, Michael Luntang-Jensen, Jakob Willesen, Asger L Jensen

 

El objetivo del estudio es evaluar la fiabilidad de un test comercial para medir la interleukina-10 canina (IL-10) e investigar sus concentraciones en perro sanos, en perros con una reacción de fase aguda de ocurrencia natural y en perros sometidos a un proceso quirúrgico. Las concentraciones medias (ng/L) en los varios grupos de perros fueron: perros sanos (n=15), 18.9 (11.2-71.5); perros con piometra (n=9), 37.9 (12.4-201.8); perros con angiostrongilosis (n=8), 20.29 (14.3-108.7) y perros con un estímulo quirúrgico (n=15), 14.8 (10.7-65.8). El test usado mide las concentraciones de IL-10 de forma fiable (imprecisión intra- e interensayo 4.9-8.3% y 9.9-10.9%, respectivamente; límite de detección 10.7 ng/L ). No se observaron aumentos significativos después de un estímulo quirúrgico, y no se observaron diferencias entre los grupos. Los valores de IL-10 mostraron un mayor grado de variación en los perros con una respuesta inflamatoria. Los perros sanos tenían unos niveles de IL-10 y de proteína C reactiva (CRP) bajos mientras que los perros con una respuesta inflamatoria mostraron unos niveles de IL-10 que no tenían una clara relación con las concentraciones de CRP, ya que se observaron bajos niveles de IL-10 incluso cuando había una respuesta inflamatoria marcada

ABSTRACTS

Los perros pueden discriminar caras sonrientes de caras inexpresivas humanas


Nagasawa M, Murai K, Mogi K, Kikusui T.

Anim Cogn 2011; 14(4):525-533.

 

Los perros tienen una capacidad única de entender las señales visuales de los humanos. En este estudio se investigó si los perros podían distinguir expresiones faciales humanas. Se utilizaron fotografías de rostros humanos para probar nueve perros. Las fases de entrenamiento consistieron en enseñar a cada perro a discriminar entre un conjunto de fotografías de su dueño con cara sonriente y con cara inexpresiva. Se observó que los perros pueden aprender a discriminar las caras sonrientes de los rostros inexpresivos mirando las fotografías de humanos. Aunque no está claro si los perros, al igula que los humanos, tienen los sistemas para el procesamiento visual de las expresiones faciales humanas, si que parece ser que la capacidad de aprender a discriminar las expresiones faciales humanas puede haber ayudado a los perros en su adaptación a la sociedad humana.

ABSTRACTS

Hallazgos por resonancia magnética nuclear (RMI) en un perro con discoespondilitis causada por bordetella spp


Cherubini GB, Cappello R, Lu D, Targett M, Wessmann A, Mantis P.

J Small Anim Pract 2004;45:417-420.

 

Descripción de una discoespondilitis diagnosticada de forma temprana mediante MRI en un perro que presentaba y una historia y síntomas clínicos que hacían sospechar de esta afección. Esta prueba de imagen permitió hacer un diagnóstico presuntivo de discoespondilitis que fue confirmado por un cultivo bacteriológico y por el material biopsiado. Según el autor, no se había descrito previamente una discoespondilitis asociada a una infección por Bordetella sp.

ABSTRACTS

Evaluación de los efectos adversos del firocoxib oral en perros sanos


J Vet Pharmacol Ther. June 2007;30(3):218-23.

P V M Steagall, F B Mantovani, T H Ferreira, E S Salcedo, F Q Moutinho, S P L Luna

 

Este estudio evalúa los efectos adversos del firocoxib en 6 perros (20.2 /- 6.3 kg). A los perros se les administra 5.3 /- 0.34 mg/kgde firocoxib (FG) o 1 mg/kg de lactosa (LG) una vez al día y durante 28 días. Se realizan exámenes clínicos y laboratoriales a los 7,14,21,y 29 días. También se realizan endoscopias para valorar los daños en mucosa estomacal antes y a los 29 días del tratamiento. No se observan diferencias entre los grupos (FG y LG) en lo que respecta a los exámenes físicos ni en los resultados hematológicos. Tampoco en los tiempos de sangramiento, los tests de agregación plaquetar, tests de sangre oculta fecal ni en las valoraciones endoscópicas. El estudio concluye que la administración de firocoxib no causa efectos adversos en las variables hematológicas, gsatrointestinales y parece ser bien tolerado en perros

ABSTRACTS

Eficacia de una feromona apaciguadora para mejorar los signos clínicos relacionados con el síndrome de ansiedad por separación en perros hospitalizados


Kim YM, Lee JK, bd el-aty AM, et al.

Can Vet J. 2010;51:380-384.

 

Los perros hospitalizados en los centros veterinarios son propensos a exhibir signos de síndrome de ansiedad por separación. Este estudio valora el efecto una feromona apaciguadora (DAP) en 10 casos típicos de síndrome de ansiedad por separación en perros hospitalizados. Se compararon estos perros con un grupo control. Se observó una mejora de los signos en los perros tratados con DAP. Se observaron disminuciones en los signos de eliminación (P = 0.038), lamido excesivo (P = 0.005), y andar de un lado para otro (P = 0.017). Los resultados sugieren que el uso de DAP puede disminuir la ansiedad, stress, y miedo asociados a la separación en perros hospitalizados, y así ayudar en la recuperación de estos perros.

ABSTRACTS

Efectos del Reconcile (fluoxetine) en tabletas masticables junto al manejo clínico del comportamiento en la ansiedad por separación.


Simpson BS, Landsberg GM, Reisner IR, et al.

Vet Ther. 2007;8:18-31.

 

La ansiedad por separación es un problema de comportamiento frecuente en la práctica veterinaria. Este comportamiento es preocupante tanto para el dueño como para el animal, puede trastornar el vínculo humano-animal y puede llevar en algunos casos a la eutanasia del animal. Este estudio muestra la eficacia clínica de un plan de tratamiento de este síndrome que combina el Reconcile (fluoxetine 1 – 2 mg/kg/día) junto a un manejo clínico del comportamiento del animal. También muestra que estas tabletas, al tener sabor de carne de buey, son muy palatables y fáciles de administrar.

ABSTRACTS

Efectos del contenido proteico en la dieta y de la suplementación con triptófano en la agresión dominante, la agresión territorial y la hiperactividad en perros


 

J Am Vet Med Assoc. 2000;217:504-508.

DeNapoli JS, Dodman NH, Shuster L, Rand WM, Gross KL.

 

En este estudio se evaluó el efecto de dietas altas y bajas en proteína, con o sin suplementación con triptófano, en el comportamiento de perros con agresión dominante, agresión territorial e hiperactividad. Las pruebas de comportamiento fueron más altas en perros con agresión dominante a los que se alimentó dietas altas en proteína sin suplementar con triptófano. Las dietas bajas en proteína suplementadas con triptófano se asociaron a resultados en las pruebas de comportamiento significativamente más bajos que las dietas bajas en proteína sin suplementación con triptófano. En perros con agresión dominante, la adición de triptófano a dietas altas en proteína o la alimentación de una dieta baja en proteína, puede reducir la agresión. En perros con agresión territorial, la suplementación con triptófano de una dieta baja en proteína puede ser de ayuda para reducir la agresión.

ABSTRACTS

Efectos de una feromona facial sintética en el comportamiento de los gatos


 

J Am Vet Med Assoc. 2000;217:1154-1156. Griffith CA, Steigerwald ES, Buffington CA.

 

Se evaluaron los efectos de una feromona facial sintética (FFS) felina en el comportamiento y en el consumo de alimentos en gatos hospitalizados sanos y clínicamente enfermos. No se identificaron diferencias entre el comportamiento de los gatos enfermos y de los sanos. Comparados con los gatos expuestos a placebo, se encontraron importantes diferencias positivas en el comportamiento y en el interés por la comida de los gatos expuestos a la FFS. La cantidad de comida consumida fue significativamente mayor en los gatos expuestos a la FFS y a los que se les permitió mantener el transportín en la jaula que a los que solamente se les expuso a FFS pero a los que se negó acceso al transportín.