Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Endocrinología

ABSTRACTS

Comportamiento en perros con hipotiroidismo espontáneo durante el tratamiento con levotiroxina

Hrovat A, De Keuster T, Kooistra HS, Duchateau L, Oyama MA, Peremans K, Daminet S.
J Vet Intern Med. 2018 Nov 30

  • La suplementación con hormona tiroidea se ha descrito, anecdóticamente, como una opción de tratamiento válida para perros con problemas asociados con la agresión. Sin embargo, faltan estudios que evalúen el comportamiento y el estado neurohormonal en perros con hipotiroidismo durante el tratamiento con levotiroxina. El objetivo de este estudio es valorar si la suplementación con levotiroxina ejerce alguna influencia significativa en el comportamiento y en el estado neurohormonal de los perros con hipotiroidismo espontáneo. Se incluyeron de forma prospectiva 20 perros diagnosticados con hipotiroidismo espontáneo en los que se evaluó su comportamiento, en la presentación inicial y después de 6 semanas y de 6 meses de tratamiento con levotiroxina (dosis inicial 10 μg / kg PO q12h) utilizando una escala de valoración estandarizada del comportamiento de los perros C-BARQ ( Canine Behavioral Assessment and Research Questionnaire). En cada período de tiempo, se evaluaron las concentraciones sanguíneas de serotonina y prolactina (PRL). Después de 6 semanas de suplementación con hormona tiroidea, las puntuaciones de C-BARQ demostraron un aumento significativo en la actividad de los perros con hipotiroidismo (p <0,01).
  • Después de 6 meses de tratamiento, no se observaron cambios significativos en ninguno de los signos de comportamiento. No se observaron diferencias significativas en las concentraciones circulantes de serotonina (P> .99 y P = .46) y PRL (P = .99 y P = .37) entre los períodos de 6 semanas y 6 meses en comparación con el inicio del estudio.
  • Los resultados de este estudio indican un aumento de la actividad de los perros con hipotiroidismo después de 6 semanas de suplementación con hormona tiroidea. Ninguno de los perros con hipotiroidismo en esta cohorte mostró un cambio significativo en ninguno de los signos conductuales evaluados y ni en el estado neurohormonal después de 6 meses de suplementación con hormona tiroidea
ABSTRACTS

La contribución de la concentración de cortisol sérico basal para la interpretación de la prueba de estimulación con ACTH en el diagnóstico del hiperadrenocorticismo pituitario-dependiente

Nivy R, Refsal KR, Ariel E, Kuzi S, Yas-Natan E, Mazaki-Tovi M.
J Vet Intern Med. 2018 Oct 18

  • La recomendación actual para realizar la prueba de estimulación con ACTH (ACTHST) para el diagnóstico de hiperadrenocorticismo (HAC) incluye la toma de muestra de la concentración de cortisol sérico basal (BC), pero no existen referencias para la interpretación de sus resultados. El objetivo del estudio era evaluar la contribución de aporta el BC del ACTHST al diagnóstico de HAC. Se evaluaron 154 perros por sospecha de HAC en un hospital de referencia y se revisaron los registros médicos de los perros a los que se lea había realizado un ACTHST por sospecha de HAC. Se evaluó el rendimiento diagnóstico mediante curvas ROC del BC, de las concentraciones séricas de cortisol post-estimulación (PC), de la diferencia de concentración entre el cortisol basal y post estimulación (DeltaC) y su cociente (RatioC) para el diagnóstico de HAC comparando el área bajo la curva ROC (AUC) del PC con cada una de las otras pruebas.
  • El AUC de PC (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,92; IC del 95%, 0,81-0,98) fue significativamente más alto que los AUC de BC (0,70; IC del 95%, 0,56-0,82; P = 0,01) y RatioC (0.55; IC 95%, 0.41-0.69; P <.001), y no fue significativamente diferente del AUC de DeltaC (0.86; IC 95%, 0.74-0.94; P = .09). Un valor de corte óptimo del PC de 24.8 μg / dL (683 nmol / L) produjo una sensibilidad de 86% y una especificidad de 94%, respectivamente, y un valor de corte de 26.0 μg / dL (718 nmol / L) produjo una especificidad del 100% con sensibilidad del 81% para el diagnóstico de HAC pituitario-dependiente (PDHAC)
  • Los autores concluyen que, en este estudio, el PC tenía un poder discriminatorio de bueno a excelente para un diagnóstico final de PDHAC, que fue comparable a DeltaC, mientras que BC y RatioC no lograron discriminar entre PDHAC y enfermedad no adrenal. Por lo tanto, no parece que el BC ofrezca valor añadido para la interpretación del ACTHST en el diagnóstico de PDHAC espontáneo. No se llega a ninguna conclusión respecto al rendimiento del ACTHST en casos de HAC causados por AT funcional.

 

ABSTRACTS

Relaciones entre la tiroxina total, palpación tiroidea, y un índice clínico de hipertiroidismo en gatos hipertiroideos, sanos, y gatos con otras enfermedades

Wehner A, Koehler I, Ramspott S, Hartmann K.
J Feline Med Surg. 2018 Oct 17

  • El diagnóstico actual de hipertiroidismo se establece a menudo, en las etapas iniciales, donde es posible que los signos clínicos y los hallazgos del examen físico típicamente asociados con la enfermedad aún no estén presentes. El propósito de este estudio fue investigar la puntuación de la palpación tiroidea (TPS), tiroxina total (T4), peso corporal, puntuación de condición corporal y un índice de puntuación clínico, que evaluasen la gravedad de la enfermedad y la calidad de vida en gatos hipertiroideos no tratados, gatos sanos, y gatos con enfermedad no tiroidea. De forma prospectiva, se incluyeron 55 gatos con hipertiroidismo, 45 gatos sanos y 327 gatos eutiroideos con enfermedad no tiroidea.
  • Casi el 80% de los gatos hipertiroideos y hasta el 20% de los gatos sanos y gatos con enfermedad no tiroidea tenían una glándula tiroides palpable. La mediana de TPS en gatos hipertiroideos fue significativamente mayor que en los otros grupos. Aunque hubo una correlación significativa entre TPS y T4 cuando se evaluaban todos los gatos, esto no se pudo demostrar en los tres subgrupos. Los gatos hipertiroideos con las glándulas tiroides más grandes no presentaron niveles más altos de T4. Los gatos hipertiroideos con puntuaciones clínicas más bajas tuvieron niveles de T4 significativamente más altos en comparación con los gatos hipertiroideos con puntuaciones más altas. Los gatos con hipertiroidismo eran más viejos, y tenían menos peso corporal y puntuaciones de condición corporal que otros gatos.  
  • En este estudio se concluye que los gatos hipertiroideos comúnmente tienen las glándulas tiroides palpables, pero que pueden ser más pequeñas de lo que se ha venido informando anteriormente
ABSTRACTS

Hipotiroidismo primario espontáneo en 7 gatos adultos

Peterson ME, Carothers MA, Gamble DA, Rishniw M.
J Vet Intern Med. 2018 Oct

  • El hipotiroidismo natural en gatos adultos es raro, con solo 4 casos reportados. El objetivo del estudio es describir las características de la historia clínica, signos clínicos, de laboratorio y escintigráficas, de gatos adultos con hipotiroidismo espontáneo. Se diseñó un estudio prospectivo que incluyó 7 gatos adultos remitidos por sospecha de hipotiroidismo. Se recopilaron datos sobre la reseña del gato, los signos clínicos, los resultados del examen físico, las pruebas de rutina de laboratorio y de hormonas tiroideas, y las imágenes de tiroides (escintigrafía tiroidea o ultrasonido) Posteriormente, se trató a los gatos con levotiroxina y se evaluó la respuesta al tratamiento.
  • La edad de los gatos varió de 3.5 a 11 años, sin predilección aparente de la raza; 6/7 gatos eran machos. Solo se realizaron pruebas para hipotiroidismo al inicio, debido a signos de hipotiroidismo (cambios de pelaje, letargo, obesidad), en 2/7 gatos, mientras que el resto de los gatos, fueron evaluados para una monitorización rutinaria de la tiroides o por nódulos palpables de la tiroides. Cuatro gatos estaban azotémicos (creatinina sérica, 2.2-3.4 mg / dL). Seis de los gatos tenían concentraciones bajas de tiroxina sérica (T4) y T4 libre (fT4), mientras que los 7 gatos tenían concentraciones altas de hormona estimulante de la tiroides (TSH). En 6/7 gatos, la gammagrafía tiroidea reveló bocio bilateral con captación intensa de radionúclidos, mientras que el otro gato no mostró tejido tiroideo visible. Después del tratamiento con levotiroxina, las concentraciones séricas de T4 y fT4 aumentaron y la TSH disminuyó; La creatinina sérica alta se normalizó en los gatos azotémicos; y la repetición de la imagen mostró reducción en el tamaño del bocio.
  • Los autores concluyen que el hipotiroidismo primario se desarrolla en gatos adultos, con una prevalencia más alta de lo que se pensaba anteriormente. La mayoría de los gatos parecen desarrollar una forma de hipotiroidismo con bocio asociado a la hiperplasia tiroidea, mientras que la atrofia tiroidea parece ser menos común. Con el tratamiento con levotiroxina, las anomalías clínicas y de laboratorio mejoran o se resuelven.
ABSTRACTS

Efecto del misoprostol oral solo, o en combinación con aglepristona en la inducción de la terminación del embarazo a medio término en gatos

Ay SS, Aslan S, Önyay F, Kaya D, Koldaş E, Arslan S, Fındık M.
J Feline Med Surg. 2018 Sep 19

  • El objetivo de este estudio era determinar la eficacia y la seguridad de la administración oral de misoprostol (MIS) en la inducción de la terminación del embarazo a medio término en gatos. Se incluyeron 28 gatas que estaban embarazadas de 30-40 días y se asignaron a cuatro grupos. El grupo de aglepristona (AGL) (n = 7) recibió 10 mg / kg de aglepristona SC q24h durante dos días consecutivos. En el grupo AGL + MIS (n = 7), se administraron AGL (según se administró en el grupo AGL) y MIS (200 μg / gato PO q12h hasta el inicio del aborto). Los grupos MIS200 (n = 7) y MIS400 (n = 7) recibieron MIS (200 o 400 μg / gato de misoprostol, respectivamente) solo PO q12h hasta el inicio del aborto. Se tomaron muestras de sangre al inicio del tratamiento (d0), 4 días después del inicio del tratamiento (d4) y el día del aborto completo / final de la administración (dA / d7).
  • La eficacia del tratamiento fue del 71,4% en el grupo AGL, del 100% en el grupo AGL + MIS, del 0% en el grupo MIS200 y del 57,4% en el grupo MIS400 (p = 0,004). No se encontró una relación significativa con relación al intervalo transcurrido desde el tratamiento hasta el inicio / fin del aborto y la duración del aborto en todos los grupos. El efecto secundario más observado fue el vómito en ambos grupos con MIS, particularmente en el grupo MIS400 (56.7%). Las concentraciones de progesterona (P4) se redujeron durante el aborto en todos los grupos, pero no hasta niveles basales. Las concentraciones de P4 fueron significativamente más bajas en los días dA / d7 en el grupo MIS400 en comparación con los grupos AGL y AGL + MIS (p = 0,002).
  • Los resultados obtenidos de este estudio mostraron que las dosis bajas de MIS no inducen aborto en gatos, pero sí que aumentan el efecto de la AGL. Aunque las dosis más altas de MIS pueden interrumpir los embarazos, esto también causa efectos secundarios más intensos no deseados. Por lo tanto, no se recomienda el uso único de MIS como abortivo en gatos. Para la interrupción del embarazo a medio término en gatos, la combinación de misoprostol y aglepristona proporciona un efecto abortivo más eficaz que el uso de cualquiera de ellos solo.

 

ABSTRACTS

Estimulación con dosis bajas de ACTH en perros con sospecha de hipoadrenocorticismo

Botsford A, Behrend EN, Kemppainen RJ, Gaillard PR, Oprandy F, Lee HP.
J Vet Intern Med. 2018 Sep 19

  • Las pruebas de estimulación con ACTH en dosis bajas reducirían los costes y podrían aumentar la sensibilidad para la identificación de la deficiencia parcial de ACTH. La hipótesis de este trabajo prospectivo es doble, (1) la prueba de estimulación con ACTH a dosis bajas proporcionaría resultados comparables a la prueba de estimulación con ACTH a dosis estándar en perros con sospecha de hipoadrenocorticismo y (2) la deficiencia parcial de ACTH existe en perros y puede dar como resultado signos gastrointestinales intermitentes crónicos. Se incluyeron 31 perros con propietario sospechosos de tener hipoadrenocorticismo. Los perros con sospecha de hipoadrenocorticismo recibieron 1 μg / kg de cosintropina IV para la primera prueba de estimulación con ACTH, y 5 μg / kg de cosintropina IV en la segunda prueba que se realizó 4 h más tarde. Se obtuvieron muestras de sangre antes de ACTH y 1 hora después de ACTH para cada dosis (4 mediciones en total). Las muestras para la medición de ACTH endógena se obtuvieron en el momento de la primera extracción de sangre.
  • No se observaron diferencias significativas en la concentración de cortisol basal antes de la administración de una dosis de 1 μg / kg versus la de antes de 5 μg / kg de cosintropina (P = .544). Para los perros con sospecha de hipoadrenocorticismo, las concentraciones de cortisol post estimulación con ACTH en respuesta a ambas dosis de ACTH fueron equivalentes (intervalo de confianza [IC] del 90%, 80.5-97.2%, P = .04). No se identificaron casos concluyentes con deficiencia parcial de ACTH.
  • En este estudio se muestra que una dosis de 1 μg / kg de cosintropina es equivalente a una dosis de 5 μg / kg de cosintropina para el cribado de perros con sospecha de hipoadrenocorticismo. No se pudo llegar a identificar la existencia de deficiencia parcial de ACTH en este pequeño grupo de perros.
ABSTRACTS

Comparación entre las terapias con insulina lenta y la NPH para el tratamiento de perros diabéticos con diagnóstico reciente: un estudio aleatorizado

Fracassi F, Linari G, Del Baldo F, Di Cunzolo A, D'Angelo S, Malerba E, Carotenuto G, Bonfanti U, Corradini S.
Vet Rec. 2018 Jul 20

  • No existen estudios clínicos que comparen la insulina lenta y la insulina protamina neutra Hagedorn (NPH) en perros diabéticos. Este estudio clínico prospectivo, aleatorizado y controlado tiene como objetivo comparar la seguridad y eficacia de la insulina lenta y la insulina NPH en perros diabéticos. Se incluyeron 30 perros diabéticos con diagnóstico reciente. Los animales fueron aleatorizados en dos grupos y recibieron insulina lenta o insulina NPH cada 12 horas. Las reevaluaciones de seguimiento se realizaron a 1, 2, 4, 6, 8 y 12 semanas. En cada reevaluación, se realizó un examen físico, curva de glucosa en sangre y concentraciones séricas de fructosamina. Al final del estudio, la mediana de la dosis de insulina por inyección fue de 0,61 U / kg (rango, 0,34-0,92 U / kg) y 0,49 U / kg (rango, 0,23-0,68 U / kg) en los grupos con lenta y NPH, respectivamente.
  • Hubo una mejora significativa en las concentraciones de glucosa y en poliuria y polidipsia en ambos grupos. Al final del estudio, se consiguió el control glucémico en 9/15 (60 %) y 11/15 (73%) en los grupos con lenta y NPH, respectivamente. Estas diferencias no fueron significativas.
  • En este estudio, la insulina lenta y la insulina NPH fueron igualmente efectivas en el tratamiento de perros con diabetes mellitus.
ABSTRACTS

Efecto del tratamiento con insulina en el factor de crecimiento tipo I similar a la insulina (IGF-I) y proteínas de unión a IGF en gatos con diabetes mellitus

Strage EM, Sundberg M, Holst BS, Andersson Franko M, Ramström M, Fall T, Lewitt M.
J Vet Intern Med. 2018 Aug 16

  • El factor de crecimiento tipo I similar a la insulina (Insulin-like growth factor-I: IGF-I) se usa para detectar la acromegalia en gatos diabéticos. En humanos, la mayoría de IGF-I circulante forma complejos ternarios (TC) con una proteína de unión a IGF (IGF-binding protein 3: IGFBP-3) y una subunidad lábil a los ácidos. En comparación con los humanos, la cantidad de estos TC en gatos es más variable. Se ha observado que las concentraciones de IGF-I aumentan durante el tratamiento con insulina, más rápidamente en los gatos que alcanzan la remisión. Los objetivos del estudio eran investigar (i) los factores asociados con las concentraciones circulantes de IGF-I, incluidos los perfiles de IGFBP (ii) el efecto del tratamiento con insulina sobre las concentraciones de IGF-I y (iii) IGF-I como marcador pronóstico de remisión de la diabetes mellitus. Se seleccionaron 31 gatos diabéticos de propiedad privada, de los cuales 24 fueron seguidos un año y 13 gatos sanos. En un diseño prospectivo, se midieron las concentraciones séricas de insulina, IGF-I, glucosa y fructosamina. Las formas de unión a IGF se determinaron mediante cromatografía en 14 gatos diabéticos y en 13 gatos sanos, y las IGF-I, IGF-II, IGFBP-3 e IGFBP-5 se midieron por espectrometría de masas en 3 gatos que lograron la remisión.
  • La mediana del IGF-I (rango intercuartílico) antes del inicio del tratamiento con insulina fue de 300 (160-556) ng / ml. El IGF-I se asoció positivamente con TC (p <0,0001) y con insulina endógena (p = 0,005) y se asoció negativamente con la fructosamina (p <0,0001). La mediana de IGF-I fue mayor a las 2-4 semanas después del inicio del tratamiento con insulina, en comparación con el valor inicial (300 versus 670 ng / ml, p = 0,0001) y predijo la futura remisión (p = 0,046). En gatos que entraron en remisión, la cantidad de TC e IGFBP-3 aumentaron, lo que sugiere que el aumento de IGF-I depende de la formación de TC.
  • Los autores concluyen que, cuando se interpretan valores de IGF-I en gatos diabéticos, se debería tener en cuenta el tratamiento con insulina. El IGF-I, 2-4 semanas después del inicio del tratamiento con insulina, promete un cierto papel como marcador pronóstico de remisión en gatos diabéticos.
ABSTRACTS

Comparación de la ratio cortisol:creatinina en orina y el cortisol basal en el diagnóstico del hipoadrenocorticismo canino

Allison Rowland ; Adam J. Birkenheuer ; Lisa Mamo ; Katharine F. Lunn
ACVIM 2018

  • Normalmente, el hipoadrenocorticismo canino se confirma realizando una prueba de estimulación con ACTH. Aunque no es un trastorno frecuente, el hipoadrenocorticismo suele estar en los diagnósticos diferenciales para muchos hallazgos clínicos y clinicopatológicos en perros. En este estudio prospectivo se valora la hipótesis de que la ratio cortisol:creatinina en orina (UCCR) es más específica que el cortisol basal para el diagnóstico del hipoadrenocorticismo canino. En este estudio se incluyeron 135 perros con signos clínicos o anomalías clinicopatológicas para los cuales el hipoadrenocorticismo era un diagnóstico diferencial razonable. Se excluyeron los perros que podían haber recibido terapia previa con glucocorticoides, mitotano o trilostano. Se obtuvo orina para realizar la UCCR en todos los perros antes de realizar la estimulación con ACTH como estándar de diagnóstico.
  • Se diagnosticaron 5 perros con hipoadrenocorticismo (cortisol sérico pre y post ACTH <2.0 mcg / dL) y 130 perros fueron diagnosticados como no hipoadrenocorticismo (NH). La UCCR varió de 0 a 1 (RR: 8-24) en los perros con hipoadrenocorticismo, y de 4 a> 613 en el grupo NH. El cortisol basal varió de ≤1 a 14.7 mcg / dL en el grupo NH. Para el diagnóstico de hipoadrenocorticismo, la sensibilidad y la especificidad del cortisol basal ≤1 mcg / dL o ≤2 mcg / dL fueron 100% y 93.1%, y 100% y 65.4% respectivamente. Utilizando un punto de corte de ≤3, la UCCR fue 100% sensible y 100% específico para el diagnóstico de hipoadrenocorticismo.
  • Los autores sugieren que la UCCR es significativamente más específica que un cortisol basal ≤2 mcg / dL (p = 0,0001) y un cortisol basal ≤1 mcg / dL (p = 0,0034). La UCCR también permite que el hipoadrenocorticismo se descarte en más pacientes, en comparación con el cortisol basal.
ABSTRACTS

Seguridad clínica de la aspiración con aguja fina percutánea de las lesiones de las glándulas adrenales en 19 perros

Sumner JA, Lacorcia L, Rose AM, Woodward AP, Carter JE.
J Small Anim Pract. 2018 Mar 25

  • Este estudio evalúa la seguridad de la aspiración con aguja fina percutánea de las lesiones de la glándula suprarrenal en perros y caracteriza los riesgos en un subgrupo de pacientes con un feocromocitoma diagnosticado citológica o histopatológicamente. Se llevó a cabo una revisión retrospectiva de historias clínicas de perros sometidos a aspiración con aguja fina guiada por ultrasonido de lesiones de las glándulas suprarrenales entre agosto de 2014 y diciembre de 2016. Se identificaron 19 perros, tres de ellos sometidos a aspiración bilateral de glándula suprarrenal y un perro sometido a aspiración dos veces, lo que supuso en total, 23 muestras de citología. Los datos recogidos incluyeron la reseña del animal, las afecciones médicas concurrentes, los medicamentos actuales, la presión arterial y la frecuencia cardíaca antes de la aspiración suprarrenal con aguja fina, las características de imagen de las lesiones de la glándula suprarrenal y cualquier complicación clínicamente aparente relacionada con el procedimiento.
  • Se diagnosticó feocromocitoma en 9/19 perros, incluido un perro con feocromocitoma bilateral. Un perro desarrolló taquicardia ventricular después de la aspiración de una lesión de la glándula suprarrenal citológicamente compatible con un feocromocitoma.
  • Según estos resultados, la aspiración con aguja fina percutánea guiada por ecografía de las lesiones de las glándulas suprarrenales parece ser relativamente segura, incluso en el feocromocitoma, pero se requieren más datos para dar más consistencia a este estudio. Los aspirados mínimamente invasivos podrían considerarse parte del algoritmo de diagnóstico en la investigación de una lesión de la glándula suprarrenal detectada incidentalmente y de importancia clínica incierta.