Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Endocrinología

ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva del uso de una infusión de Glucagón como terapia adyuvante para la hipoglucemia: 9 casos (2005-2014)

Datte K, Guillaumin J, Barrett S, Monnig A, Cooper E.
J Vet Emerg Crit. 2016 Nov;26(6):775-781

  • Este estudio trata de describir el uso de la infusión constante (Constant Rate Infusion: CRI) de glucagón para el tratamiento complementario de la hipoglucemia en perros. Se diseñó una serie de casos retrospectivos multicéntricos donde se incluyeron perros que fueron hospitalizados y recibieron tratamiento con glucagón para la hipoglucemia, definida como una concentración de glucosa en sangre (BG) <60 mg / dL. Entre septiembre de 2005 y mayo de 2014, se incluyeron 9 perros. Se revisó el historial médico de cada caso y se registraron los datos respecto a la reseña del animal, motivo de la consulta, proceso de enfermedad subyacente, BG en el momento de la presentación, BG después de la suplementación de dextrosa, BG antes de la administración de glucagón, BG máxima mientras se recibía glucagón y BG después de la interrupción del glucagón, en los que estaba disponible. Se registraron las reacciones adversas al glucagón y la evolución del caso si estaban disponibles.
  • La enfermedad causal más común fue el insulinoma (n = 7). La concentración media de glucosa sérica en el momento de la presentación fue de 30 mg / dL (20-41 mg / dL). El bolo medio de glucagón fue de 50 ng / kg seguido por una dosis máxima media de CRI de glucagón de 15 ng / kg / min. El periodo medio con CRI de glucagón hasta la normoglucemia (definida como BG> 60 mg / dl) fue de 7 horas. Todos los pacientes con hipoglucemia tuvieron mejoría de la BG cuando se añadió glucagón. Se encontraron diferencias estadísticamente significativas (P <0,05) entre las medidas de BG con CRI de glucagón en comparación con la BG en el momento de la presentación, la BG después de la dextrosa y la BG antes del glucagón con una estadística de Friedman de 17,3. Se observó que una CRI aumentaba efectivamente la BG sin reaparición de hipoglucemia después de quitarla. La mayoría de los pacientes (5/9) sobrevivieron al alta.
  • Los autores concluyen que la CRI de Glucagón se acompañaba de un aumento de la BG en perros hipoglucémicos. La CRI de Glucagón parece ser un método seguro y se puede utilizar fácilmente en la mayoría de los centros veterinarios.
ABSTRACTS

Prevalencia de masas de glándulas adrenales identificadas de forma incidental durante una Tomografía Computerizada (TC) del abdomen: 270 casos (2013-2014)

Baum JI, Boston SE, Case JB.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Nov 15;249(10):1165-1169.

  • El objetivo de este estudio fue determinar de forma retrospectiva, la prevalencia y las características clínicas de las masas de glándulas adrenales identificadas de forma incidental en perros sometidos a un TC abdominal.  Se evaluaron los registros médicos de 270 perros queque entre junio de 2013 a junio de 2014 fueron sometidos a un TC. Se excluyeron a los pacientes que se les realizó el TAC por tener una historia o signos clínicos compatible con una masa o enfermedad de las glándulas suprarrenales. La información recogida incluía historia, reseña del animal, motivo de la consulta, actividad de fosfatasa alcalina sérica, gravedad específica de orina y si se había realizado ecografía abdominal. Se revisaron los informes del TAC generados por un radiólogo certificado
  • Se detectaron masas de glándulas suprarrenales en 25 de los 270 (9,3%) perros. Los perros con masas de glándulas suprarrenales eran significativamente mayores (mediana, 12,0 años, rango, 8,0 a 15,0 años) que los perros sin estas masas (8,2 años, rango, 0,1 a 13,1 años). Los perros examinados para una sospecha de neoplasia fueron significativamente más propensos a tener una masa incidental de glándula suprarrenal (22/138 [15.9%]) que los perros examinados por cualquier otra razón (3/132 [2.3%]), estos perros también tenían una edad significativamente mayor. No se identificaron otros factores de riesgo. El examen histológico se realizó en sólo 3 de los 25 perros con estas masas de glándulas suprarrenales incidentales; 2 resultaron ser adenomas corticales y 1 tenía un feocromocitoma y un adenoma cortical.
  • Los resultados de este estudio sugirieron que un porcentaje clínicamente importante de perros sometidos a TAC abdominal tendrá masas de glándulas suprarrenales incidentales, siendo éstas más probables en perros más viejos que en perros más jóvenes.

 

ABSTRACTS

Función adrenal en gatos con enfermedad hepática colestásica

Buckley FI, Mahony O, Webster CR.
J Vet Diagn Invest. 2016 Nov 15

  • Los gatos con enfermedad hepática colestásica sufren morbilidades y mortalidades significativas cuando se someten a procedimientos invasivos bajo anestesia. Aunque esto se podría explicar por una respuesta adrenal inadecuada, hasta ahora no ha sido bien documentada la función suprarrenal en estos gatos con enfermedad hepática colestásica. El objetivo de este estudio fue describir la función suprarrenal en estos gatos.
  • Se seleccionaron 27 gatos con una bilirrubina sérica> 230 μmol / L (3 mg / dl) y una alanina aminotransferasa sérica > 2 veces el límite superior normal y se les determinó los valores de cortisol antes y 60 minutos después de la administración de 5 μg / kg de cosintropina por vía intravenosa
  • Se calculó el cambio en las concentraciones de cortisol (delta cortisol). Se compararon los valores de las concentraciones de cortisol antes y después de la ACTH con los valores de referencia. Se compararon los valores pre-ACTH, post-ACTH y delta cortisol entre los gatos que sobrevivieron al alta o durante 30 días después del alta. Los valores medios de cortisol pre-ACTH (205 ± 113 nmol / L [7,4 ± 4,2 μg / dL]) y los niveles de cortisol post-ACTH (440 ± 113 nmol / L [15,9 ± 4,1 g / dL]) fueron significativamente mayores que los valores de referencia en gatos clínicamente normales. No hubo asociación del cortisol previo o posterior a la ACTH con la supervivencia. Los gatos con un delta cortisol < 179 nmol / l (6,5 μg / dL) tuvieron mayor probabilidad de no sobrevivir a los 30 días posteriores al alta (p = 0,037) que los gatos con un delta cortisol > 179 nmol / L (6,5 μg / dL ).
  • Los resultados de este estudio indican que los gatos con colestasis tienen altos valores tanto de cortisol basal y como de pots estimulación con ACTH. Un delta cortisol < 179 nmol / L (6,5 μg / dL) señaló en este estudio una población de gatos que tuvo una supervivencia menor a los 30 días.
ABSTRACTS

Evaluación de las concentraciones basales, séricas o plasmáticas, de cortisol para el diagnóstico de hipoadrenocorticismo en perros

Gold AJ, Langlois DK, Refsal KR.
J Vet Intern Med. 2016 Oct 7

  • Estudios previos que incluyeron un número limitado de perros afectados de hipoadrenocorticismo habían sugerido que concentraciones de cortisol basal ≤ 55 nmol / l (2 mg / dl) eran sensibles, pero no específicas, para el diagnóstico. El objetivo de este estudio era evaluar la utilidad de las concentraciones de cortisol basal para el diagnóstico de hipoadrenocorticismo en un gran número de perros, incluyendo aquellos con y sin alteraciones de electrolitos séricos. Se seleccionaron 522 perros que incluyeron, 163 perros con hipoadrenocorticismo, 351 perros con enfermedad que no afectaba la glándula adrenal, y 8 perros con resultados equívoco. De forma retrospectiva, se obtuvieron de los registros médicos, las concentraciones basales y post-ACTH de cortisol y las concentraciones de sodio y potasio. Se determinaron curvas ROC, sensibilidad, especificidad y valores predictivos de los valores de cortisol para diferentes puntos de corte.
  • El área bajo la curva ROC fue de 0,988, y fue igualmente excelente, independientemente de las concentraciones séricas de electrólitos. Para el punto de corte de 22 nmol / L (0,8 mg / dl,) que fue el más discriminatorio, la sensibilidad y la especificidad fueron del 96,9 y 95,7%, respectivamente. Para una concentración de cortisol basal de ≤55 nmol / L (2 g / dL) resultó una sensibilidad de 99,4%. A la inversa, una concentración de cortisol basal de ≤5.5 nmol / L (0,19 mg / dL) resultó en una especificidad del 99,1%.
  • Los autores concluyen que similarmente a los hallazgos en estudios anteriores, unas concentraciones de cortisol basal > 55 nmol / l (2 mg / dl) son útiles para excluir un diagnóstico de hipoadrenocorticismo. Curiosamente, en este estudio no se observaron especificidades y valores predictivos positivos óptimos para puntos de corte con concentraciones de cortisol más bajas
ABSTRACTS

Influencia de varias fuentes de carbohidratos en las concentraciones sanguíneas de glucosa, insulina y NEFA

Mori A, Ueda K, Lee P, Oda H, Ishioka K, Sako T.
Pol J Vet Sci. 2016;19(2):387-91

  • Los carbohidratos son una fuente importante de energía, que pueden afectar de manera significativa los niveles sanguíneos de glucosa e insulina postprandial en los gatos. Aunque en animales sanos, esto no es una gran preocupación, en los animales obesos y diabéticos, este es una consideración importante. En el presente estudio, se investigó el impacto de cuatro fuentes de carbohidratos diferentes (glucosa, maltosa, almidón de maíz, y trehalosa) en las concentraciones post-prandiales de glucosa sanguínea a corto plazo, insulina y ácidos grasos no esterificados (non-esterified fatty acid: NEFA) en cuatro gatos obesos. A una dieta comercial húmeda, se le añadió cada una de las fuentes de carbohidratos.
  • En estos gatos obesos, se observó una diferencia significativa de los valores AUC (area under the curv:AUC) de la glucosa postprandial, la insulina, y los NEFA entre cada fuente de hidratos de carbono. La glucosa y la maltosa indujeron los valores post-pandriales AUC más altos de glucosa e insulina, mientras que la trehalosa indujo los valores AUC más bajos postprandiales de glucosa e insulina entre todas las fuentes de hidratos de carbono. La trehalosa presentó un mayor riesgo de inducir efectos secundarios, tales como diarrea, en comparación con las otras fuentes de carbohidratos.
  • Por lo tanto, diferentes fuentes de carbohidratos parecen tener un impacto muy significativo sobre la glucemia postprandial y el posterior requerimiento de insulina en gatos obesos. Estos resultados podrían ser útiles cuando se selecciona una dieta de prescripción para los gatos obesos o diabéticos. Además, la maltosa parece ser capaz de inducir hiperglucemia postprandial experimentalmente en gatos obesos, lo que podría servir como una buena herramienta para comprobar, en futuros experimentos, el impacto y la efectividad de los fármacos hipoglucemiantes orales de nuevo desarrollo o suplementos para gatos.
ABSTRACTS

Diagnóstico de prediabetes en gatos: puntos de corte de la concentración de glucosa para la alteración de la glucosa en ayunas y la alteración de la tolerancia a la glucosa

Reeve-Johnson MK, Rand JS, Vankan D, Anderson ST, Marshall R, Morton JM.
Domest Anim Endocrinol. 2016 May 26;57:55-62

  • En gatos, la diabetes se diagnostica normalmente cuando se presenten signos clínicos de forma evidente y todavía no se han definido los criterios de diagnóstico para la prediabetes.
  • El objetivo de este estudio fue establecer la metodología y los puntos de corte, para las concentraciones sanguíneas de glucosa en ayunas y a 2 horas, en gatos sanos senior (≥8 años) utilizando muestras del oído / de la pata y un medidor de glucosa portátil calibrado para sangre felina.
  • Se seleccionaron 78 gatos, de los cuales 27 tenían un peso ideal (condición corporal o body condition score [BCS] 4 o 5 de 9), 31 con sobrepeso (BCS 6 o 7), y 20 obesos (BCS 8 o 9); 19 eran de raza Birmania y 59 no lo eran. Después de un ayuno de 18 a 24 horas y una medición de glucosa en sangre del oído/pata usando un medidor de glucosa portátil, se administró glucosa por vía intravenosa (0,5 g / kg de peso corporal) y se midió la glucosa en sangre a los 2 min y a las 2 h. Los puntos de corte para las concentraciones de glucosa en ayunas y a las 2 horas se definieron como el límite superior de los intervalos de referencia del 95% usando gatos con BCS 4 o 5.
  • El punto de corte superior para la glucosa en ayunas fue de 6,5 mmol / L. De los gatos con sobrepeso y obesidad, 1 (BCS 7) estaba por encima de este punto de corte, lo que indicaba evidencia de alteración de la glucosa en ayunas. El punto de corte para la glucosa a las 2 horas fue de 9,8 mmol / L. Un total de 7 gatos (4 con BCS 8 o 9, incluyendo 1 de Birmania; 3 con BCS 6 o 7, no de Birmania) estaban por encima de este punto de corte y por lo tanto tenían evidencia de alteración de la tolerancia a la glucosa.
  • En conclusión, en este estudio se definen la metodología y los puntos de corte para el diagnóstico de prediabetes, para su uso en gatos sanos de 8 años o más, con diferentes rangos de BCS.
ABSTRACTS

Comparación entre el dolor intra- y postoperatorio durante una ovariohisterectomía y ovariectomía

Tallant A, Ambros B, Freire C, Sakals S.
Can Vet J. 2016 Jul;57(7):741-6.

  • En este estudio se compararon los parámetros fisiológicos que indican la nocicepción durante la cirugía (intraoperatorio) y algunas puntuaciones de dolor después de la cirugía (postoperatorio) en perros sometidos a una ovariohisterectomía (OHE) y ovariectomía (OVE).
  •  Se seleccionaron 20 perras adultas sanas y fueron asignadas al azar a un grupo donde se realizó una OHE o a un grupo donde se realizó una OVE. Los datos fisiológicos recogidos durante la cirugía incluyeron la frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, temperatura, presión arterial, saturación de oxígeno de la hemoglobina, CO2 espirado e isoflurano, y las configuraciones del vaporizador. El dolor postoperatorio se midió utilizando el formulario de escala de dolor Glasgow Composite Pain Scale a Glasgow, una escala analógica visual interactiva, y algometría.
  • No hubo diferencias clínicamente relevantes en los índices intraoperatorios de nocicepción entre los grupos. La duración de la cirugía para la OVE fue significativamente más corta que para la OHE (OVE: 15,4 minutos, OHE: 17,5 minutos, P = 0,04). No hubo diferencias significativas entre los grupos en cuanto al uso de analgesia de rescate después de la cirugía, en la puntuación promedio de la escala analógica visual interactiva durante el período de 24 horas del postoperatorio (P = 0,12), y en las lecturas de algometría lecturas (P = 0,34). 
ABSTRACTS

Efectos de la suplementación a largo plazo de aceite de pescado en la calidad del semen y concentraciones séricas de testosterona en perros machos

Risso A, Pellegrino FJ, Relling AE, Corrada Y.
Int J Fertil Steril. 2016 Jul-Sep;10(2):223-31

  • La manipulación del contenido de ácidos grasos de la dieta puede alterar los perfiles de ácidos grasos de los tejidos reproductivos. En numerosos estudios se han evaluado los efectos de los suplementos de aceite de pescado (AP) en las características reproductivas de los animales domésticos, pero todavía no se ha desvelado una información fiable acerca de los efectos del AP en la dieta en cuanto a la calidad del semen y las concentraciones séricas de testosterona en perros. El objetivo de este estudio es evaluar los efectos del AP en la dieta sobre la calidad del semen y las concentraciones séricas de testosterona en perros.
  • Un grupo compuesto por 5 perros machos consumieron bien una dieta de control o la misma dieta suplementada con 54 mg de AP/kg de peso corporal metabólico, durante 120 días. Después de un período de lavado de 120 días, los perros del grupo control (C) recibieron AP y los perros alimentados con AP consumieron la dieta control. En el primer período, 2 perros se asignaron al grupo con AP y 3 en el grupo C. En el segundo período, 3 perros se asignaron al grupo con AP y 2 en el grupo C.
  • Se recogieron muestras de semen en los días 0, 60, 90 y 120 fueron evaluados mediante métodos estándar. A las muestras de semen del día 120 se les realizaron análisis de perfiles de ácidos grasos. Las muestras de sangre se recogieron en los días 0, 30, 60, 90 y 120 y se les midió las concentraciones séricas de testosterona.
  • Se observó que la suplementación con AP aumentaba el porcentaje de espermatozoides móviles (p = 0,02), el recuento total de espermatozoides (P <0,01), la viabilidad de esperma en general (P <0,01), y el total de espermatozoides morfológicamente normales (P <0,01). La suplementación disminuyó el porcentaje de espermatozoides viables (P = 0,03) y la concentración de testosterona en suero (P <0,01). La suplementación con AP también aumentó el porcentaje de ácido araquidónico, ácido eicosapentaenoico (EPA) y el total de n-3 en las muestras de semen (p = 0.05).

Los resultados de este estudio son indican que la suplementación con AP, en perros, a largo plazo influencia la calidad del semen y las concentraciones séricas de testosterona mediante la alteración de los perfiles de ácidos grasos del semen.

ABSTRACTS

Fiabilidad de un nuevo sistema de monitorización de glucosa en modo flash en perros diabéticos

Corradini S, Pilosio B, Dondi F, Linari G, Testa S, Brugnoli F, Gianella P, Pietra M, Fracassi F.
J Vet Intern Med. 2016 Jun 18

  • Recientemente se ha desarrollado un nuevo sistema de monitorización de glucosa en modo flash (MGF) (FreeStyle Libre, Abbott, Reino Unido) para seres humanos. Este sistema mide la concentración de glucosa intersticial (GI) en continuo durante 14 días. El objetivo de este estudio era valorar la exactitud clínica y analítica de esta MGF en perros diabéticos. Se evaluaron 10 perros diabéticos en tratamiento con insulina de forma prospectiva. Se colocó el sistema MGF en el cuello de los perros durante un máximo de 14 días. Durante los periodos que se correspondieron a los días 1 y 2, 6 y 7, y 13 y 14, se compararon las mediciones obtenidas de GI con las concentraciones sanguíneas de glucosa obtenidas por bioquímica.
  • La aplicación y el uso de la MGF fue aparentemente sin dolor, fácil, y bien tolerada por todos los perros. Al final del período de uso se observó un eritema leve en el lugar de la aplicación en 5/10 perros. Se observó una buena correlación entre las concentraciones de GI y glucosa sanguínea (P <0,001 rho = 0,94). La MGF obtuvo un 93, 99, y 99% de precisión a concentraciones bajas, normales y altas de glucosa en sangre. La media ± desviación estándar de diferencia entre el método de referencia fue de 2,3 ± 46,8 mg / dl.
  • Los autores concluyen que el sistema MGF es fácil de usar y aporta una medición precisa de GI en perros diabéticos

 

ABSTRACTS

Epidemiología del hiperadrenocorticismo entre 210.284 perros que asistieron a las clínicas veterinarias de atención primaria en el Reino Unido entre 2009 y 2014

O'Neill DG, Scudder C, Faire JM, Church DB, McGreevy PD, Thomson PC, Brodbelt DC.
J Small Anim Pract. 2016 Jun 9

  • Este estudio pretende estimar la prevalencia y factores de riesgo para el diagnóstico de hiperadrenocorticismo en perros que asisten a las clínicas veterinarias de atención primaria en el Reino Unido entre 2009 y 2014.  Los casos fueron identificados mediante la búsqueda en los registros electrónicos de la base de datos del Programa VetCompass de perros que asisten a las clínicas veterinarias de atención primaria del Reino Unido.
  • La prevalencia estimada para el diagnóstico hiperadrenocorticismo en perros fue del 0,28% (95% intervalo de confianza: 0 · 25 en 0. · 31). El análisis de regresión logística multivariable reveló cuatro factores de riesgo asociados: raza, el peso corporal en relación a la raza, edad y el tipo del seguro. El bichon frisé tenía 6,5 veces la probabilidad (IC del 95%: 3 · 5 a 12 · 1, P <0 · 001) de hiperadrenocorticismo en comparación con los perros mestizos. Los perros con un peso superior o igual a la media de su raza tenían 1, 7 veces la probabilidad (IC del 95%: 1 · 2 · 3 a 3, P <0 · 001) de hiperadrenocorticismo en comparación con los perros con un peso inferior a la media de su raza. Los perros mayores de 12,0 años o más mostraron 5,7 veces la probabilidad (IC del 95%: 3 · 7 a 8 · 7, P <0 · 001) de hiperadrenocorticismo en comparación con los perros de entre 6 a 8, 9 años. Los perros asegurados tenían 4,0 veces la probabilidad (IC del 95%: 2 · 8 a 5 · 6, P <0 · 001) de hiperadrenocorticismo en comparación con los perros no asegurados.
  • Este trabajo es el primer informe epidemiológico en el Reino Unido de una población de perros no referidos a un centro de referencia y diagnosticados con hiperadrenocorticismo. Se describen importantes asociaciones de raza, edad y peso corporal con este trastorno que podrían mejorar el diagnóstico y la comprensión de la fisiopatología subyacente.