Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

La disfagia como síntoma principal en dos perros con miopatía inflamatoria


Ryckman LR, Krahwinkel DJ, Sims MH, Donnell RL, Moore PF, Shelton GD.

J Am Vet Med Assoc. 2005 May 1;226(9):1519-23, 1501.

 

El estudio evalúa 2 boxers adultos con disfagia crónica de varios años de duración. La actividad sérica de la creatin quinasa estaba elevada en ambos perros y no había otras anormalidades hematológicas o bioquímicas. La esofagografía reveló anormalidades en la fase cricofaríngea de la deglución, y la electromiografía de los músculos faríngeos y laríngeos reveló trastornos eléctricos característicos de miopatía o neuropatía. Por la gravedad de su condición, ambos perros fueron eutanasiados. La histología reveló el diagnóstico de miopatía crónica inflamatoria que afectaba los músculos maseteros y tirofaríngeo

ABSTRACTS

Investigaciones histopatológicas e inmunohistoquímicas de las lesiones hepáticas asociadas al shunt portosistémico congénito


Baade, H. Aupperle, V. Grevel, and H. A. Schoon.

J.Comp Pathol. 134 (1):80-90, 2006.

 

El estudio evalúa la histología de hígados de perros con shunt portosistémico congénito antes y entre los 8 y 272 días después de la cirugía reparadora de ligadura parcial del shunt. Las lesiones descritas incluyen hipoplasia de las venas portales, proliferación aretiolar y ductal, linfagiectasia, fibrosis moderada, quistes grasos, y daño hepatocelular medio con atrofia y esteatosis independiente de la localización de la comunicación. Las biopsias de los animales en el transcurso del postoperatorio muestran básicamente las mismas lesiones que antes de la cirugía, excepto que se hacen aparentes signos de resolución de los cambios hepáticos

ABSTRACTS

Infarto de la vesícula biliar en el perro: 12 casos (1993-2003)


Holt,DE, S Mehler, P D Mayhew, M J Hendrick

Vet.Pathol., v. 41, p. 416-418. 2004

 

Se describe un grupo de 12 perros con necrosis transmural de vesícula biliar. En todos los perros se realizó una colecistectomía. En el 50% (6/12) se observó perforación de la vesícula en el momento de la cirugía. El 66% de perros (8/12) sobrevivieron a la cirugía y 4/12 murieron. En la histología no se observó inflamación, lo que sugiere que la colecistitis no era la causa de la necrosis. Sin embargo se hallaron trombos (n=2) y cambios vasculares ateromatosos (n=1), que sí pueden representar posibles causas de este proceso. Los hallazgos de necrosis coagulante en estos 12 perros son compatibles con un infarto de vesícula biliar, y los autores proponen este término para describir esta apariencia histológica de la vesícula biliar.

ABSTRACTS

Hernia de hiato en perro: un informe clínico de cuatro Shar-Peis chinos


Guiot, L. P., Lansdowne, J. L., Rouppert, P., Stanley, B. J.

J. Am. Anim Hosp. Assoc. 44, 335-341, 2008.

 

El artículo trata el caso de unos cachorros de una camada de Shar pei a los que se les diagnosticó hernia hiatal mediante radiografía y esofagograma con bario y la técnica con la que se los trató. Mostraban vómitos, regurgitación e hipersalivación, además de retraso en el crecimiento. Uno de los pacientes respondió bien a un tratamiento médico pero finalmente se sometieron todos a cirugía para reducir la hernia con frenoplastia, esofagopexia y gastropexia incisional izquierda. Los autores describen que las tres técnicas mencionadas eliminaron la necesidad de entrar en la cavidad pleural y ofrecía resultados a largo plazo excelentes y no se observaron signos clínicos posteriores a la intervención.

ABSTRACTS

Hallazgos ecográficos en perros y gatos con perforación gastrointestinal


Boysen SR, Tidwell AS, Pennick DG,

Vet Radiol Ultrasound 44: 556-564, 2003

 

El estudio evalúa los hallazgos ecográficos en 14 perros y 5 gatos con perforación gastrointestinal confirmadas. En las ecografías se observan, brillo de la grasa mesentérica (100% de casos), efusión peritoneal (n=16), líquido en estómago o intestinos (n=12) y engrosamiento de la pared gastrointestinal (n=11). El ecografista mencionó la perforación gastrointestinal en 14 pacientes. En el 47,8% de pacientes se detectó neumoperitoneo, y en todos estos pacientes se diagnosticó una perforación gastrointestinal. La ecografía contribuyó en determinar la causa en 11 pacientes y además aportó otras informaciones de patología abdominal (como cambios pancreáticos). El estudio concluye que la ecografía es útil en el diagnóstico de la perforación gastrointestinal principalmente si se detecta la presencia de neumoperitoneo. En ausencia de gas libre los hallazgos indirectos también pueden orientar hacia el diagnóstico de perforación gastrointestinal, aunque su confirmación debe realizarse por abdominocenetsis y/o cirugía.

ABSTRACTS

Gastritis hipertrófica gigante (relacionada con la enfermedad de Menetrier) en un perro bobtail.


Rallis, T. S.; Patsikas, M. N.; Mylonakis, M. E.; Day, M. J.; Petanides, T. A.; Papazoglou, L. G.; Koutinas, A. F.

J. Am. Anim Hosp. Assoc. 43, 122-127, 2007.

 

Se describe en este artículo un caso de un perro de 11 años que presentaba pérdida de peso, vómitos desde hacía un mes y en el que se detectó, tras la exploración una masa abdominal craneal, anemia, hipoproteinemia y hipoalbuminemia. Los estudios de imagen revelaron un engrosamiento importante de la pared gástrica con pliegues multilobulados hacia la luz gástrica. Se realizó gastronomía detectándose pliegues cerebriformes gigantes en el fundus y cuerpo del estómago. La histopatología sugirió una gastritis hipertrófica gigante. La terapia con prednisolona, cimetidina y butilbromuro de hioscina solo produjeron remisión a corto plazo.

ABSTRACTS

Gastrina sérica en la enteritis linfocítica-plasmocítica crónica canina


Garcia-Sancho M, Rodriguez-Franco F, Sainz A, Rodriguez A, Silvan G, Illera JC.

Can Vet J 2005;46:630-4.

 

El estudio evalúa las concentraciones de gastrina sérica en perros con enteritis linfocítica-plasmocítica crónica, así como su relación con la gravedad de lesiones presentes en el estómago. El estudio incluye 5 perros sin enfermedad gastrointestinal y 15 perros con enteritis linfocítica-plasmocítica crónica. En comparación con el grupo control, se observa un aumento en las concentraciones de gastrina en todos los perros con enteritis linfocítica-plasmocítica crónica. También se observa una correlación entre la gravedad de las lesiones gástricas y las concentraciones séricas de gastrina. Estos hallazgos orientan hacia un posible papel de la gastrina en la etiología de la gastritis antral crónica que acompaña a la enteritis linfocítica-plasmocítica crónica

 

ABSTRACTS

Fiabilidad de la aspiración con aguja fina eco-guiada del hígado y hallazgos citológicos en perros y gatos: 97 casos (1990 – 2000)


K Y. Wang, David L. Panciera, Raida K. Al-Rukibat,; Zaher A. Radi,

J Am Vet Med Assoc;224:75–78 2004

 

El estudio intenta evaluar la eficacia de los hallazgos citológicos en muestras obtenidas por aspiraciones de aguja fina-eco guiada en 56 perros y 41 gatos. Las enfermedades diagnosticadas por histología y citología se clasificaron en hepatopatía vacuolar, inflamación, neoplasia, cirrosis, colestasis primaria, shunt, normal y otros. La conformidad entre el diagnóstico por histología y la citología se obtuvo en el 30.3% de los perros y en el 41% de los gatos. La hepatopatía vacuolar fue la enfermedad predominante y la que tenía mayor grado de concordancia entre ambas técnicas. La hepatopatía vacuolar se identificó en 7/11 perros y en 15/18 gatos. También fue la enfermedad donde más se erró el diagnóstico por citología. La enfermedad inflamatoria se identificó correctamente en 5/20 perros y 3/11 gatos.

ABSTRACTS

Farmacocinética de la cimetidina en perros después de la administración oral de tabletas de cimetidina


G. LE TRAON S. BURGAUD L. J. I. HORSPOOL_

J. vêt. Pharmacol. Therap. 32, 213–218,

 

En perros con gastritis crónica se recomienda la terapia a largo plazo con cimetidina para reducir el vómito. El objetivo del estudio es evaluar la disposición plasmática y la farmacocinética de la cimetidina en perros después de administraciones repetidas vía oral.

La cimetidina sufre una rápida absorción (tmax = 0.5 h). Después de una dosis de 5 mg/Kg se calculó la biodisponibilidad media calculada fue del 75%. Después de una administración intravenosa se calculó una vida media plasmática de 1,6 horas. Las administraciones repetidas a las dosis recomendadas (5 mg/kg tres veces al día) durante 30 días consecutivos no produjeron acumulaciones en plasma. La administración de comida concomitante con la administración oral de cimetidina (tmax = 2.25 h y disminuyó la absorción un 40%. La cimetidina fu bien absorbida en los perros en ayunas

ABSTRACTS

Éxito en el manejo de la colitis ulcerativa histiocítica con enrofloxacina en dos perros boxer


Davies,DR, A J O'Hara, P J Irwin, W G Guilford,

Aust.Vet.J., v. 82, p. 58-61. 2004

 

Este estudio informa sobre el tratamiento con enrofloxacina en dos boxers con colitis ulcerativa histiocítica confirmada por histología. Un perro recibió la enrofloxacina como única medicación y el otro junto a prednisolona después de fallar de la terapia estándar. La remisión clínica ocurrió rápidamente en ambos perros después del inicio de la terapia con enrofloxacina. En un caso donde se pudo repetir la colonoscopia, la apariencia de la mucosa era normal a las 2 semanas. El examen histológico de la mucosa colónica en este perro después de 7 meses de tratamiento mostraba una resolución de la infiltración celular característica de la colitis ulcerativa histiocítica. La mejora histológica después de terapia en perros de raza boxer con colitis ulcerativa histiocítica todavía no se había documentado.