Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

Evaluación de la tasa de mortalidad y predictores de evolución en perros que reciben tratamiento ambulatorio para enteritis por parvovirus

Sarpong KJ, Lukowski JM, Knapp CG.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Nov 1;251(9):1035-1041

  • El objetivo de este estudio es determinar las tasas de mortalidad y los factores pronósticos de los perros con enteritis por parvovirus que reciben tratamiento ambulatorio. Se diseñó una serie de casos y casos y controles retrospectivos que incluyó 130 perros de propiedad del cliente con un diagnóstico de enteritis por parvovirus entre el 1 de agosto de 2012 y el 31 de enero de 2015, y que fueron tratados todos con atención ambulatoria. Se revisaron los registros médicos y se extrajeron datos respecto a la edad del perro, el peso corporal, la raza y el historial de vacunación; tratamientos administrados; y resultado a corto plazo (≥ 3 días) (valorado a través de una llamada telefónica con el propietario). Los tratamientos se administraron de acuerdo a la preferencia del veterinario. Se calcularon las tasas de mortalidad en general para diversos grupos, y se compararon.
  • De los 130 perros, 97 (75%) perros sobrevivieron y 33 (25%) perros no sobrevivieron ≥ 3 días después del diagnóstico inicial de la enteritis por parvovirus. En comparación con la distribución de la población general hospitalaria, las razas chihuahuas, pastor alemán, pit bull, y los machos estaban sobrerrepresentados. No se identificaron diferencias significativas entre los sobrevivientes y los no sobrevivientes con respecto a la edad, el peso corporal o el sexo. Los perros a los que se prescribió un suplemento calórico administrado cada 2 a 4 horas tuvieron una tasa de mortalidad del 19% (16/85). La mayoría de estos perros también recibieron fluidos vía SC, un antiemético y antimicrobianos.
  • Los autores concluyen que cuando se discuten las opciones de tratamiento con los propietarios de los perros afectados de enteritis por parvovirosis, que no pueden continuar con la hospitalización, los veterinarios, deberían tener en cuenta esta tasa de mortalidad del 25% en perros que reciben atención ambulatoria
ABSTRACTS

Marcadores de pronóstico en la lipidosis hepática felina: un estudio retrospectivo de 71 gatos

Kuzi S, Segev G, Kedar S, Yas E, Aroch I.
Vet Rec. 2017 Oct 4

  • La lipidosis hepática felina (LH) es una enfermedad común y potencialmente mortal que resulta de una anorexia prolongada y un aumento del catabolismo. En este estudio retrospectivo se valoran 71 gatos (47 hembras y 24 machos) diagnosticados de LH mediante citología hepática o histopatología (años 2004-2015), con el objetivo de identificar parámetros clínicos y de laboratorio que se pudieran asociar a la mortalidad. También se incluyeron 85 gatos de control con enfermedades no-LH.
  • La mayoría de los gatos LH (90 %) eran de raza mixta, castrados (70; 99%), hembras (47; 66 %), gatos de interior (56; 79 %), alimentados con dietas comerciales secas (44 gatos; 62%), y con una edad mediana de 7,5 años (rango 1,5-16,0
  • Los trastornos primarios comunes incluyeron enfermedades gastrointestinales, pancreatitis y colangiohepatitis (31 gatos, 44 %) y eventos estresantes (14, 20 %). La LH fue idiopática en 20 gatos (28 %). La mortalidad global fue del 38% (27/71 gatos).
  • La edad avanzada, así como el letargo, la debilidad, el ptialismo, la hipoproteinemia, la hipoalbuminemia, el aumento de la actividad sérica de la creatin-quinasa, la hipocolesterolemia y la insuficiencia hepática en el momento de la presentación estaban significativamente asociados con la mortalidad (P≤0.033). La enfermedad primaria no se asoció con la mortalidad. El empeoramiento de la hipoalbuminemia, la hiperamonemia, la hiperbilirrubinemia, los trastornos electrolíticos y la aparición de derrames cavitarios o hipotensión durante la hospitalización estaban significativamente (P≤0.045) asociados con la mortalidad.
  • Una disminución del β-hidroxibutirato sérico durante la hospitalización estaba significativamente asociada con la supervivencia (P = 0,01), probablemente reflejando una mejora del estado catabólico.
  • Los autores concluyen que los factores de riesgo identificados en este estudio, podrían ser objetivos terapéuticos para mejorar la supervivencia en esta enfermedad.
ABSTRACTS

La aspiración por reflujo se pude detectar en pulmones de perros con enfermedades respiratorias

M. Määttä, H.P. Laurila, S. Holopainen, L.I. Lilja-Maula, M. Melamies, S.J. Viitanen; L.R. Johnson, N. Koho, M.Neuvonen, M.Niemi, M.M. Rajamäki
ECVIM 2017

  • El reflujo gastroesofágico y la microaspiración (MA) de pequeñas cantidades de jugo gástrico se han asociado con varias enfermedades respiratorias humanas, incluyendo fibrosis pulmonar idiopática y asma. La existencia de MA se puede documentar midiendo las proteínas que se originan en el tracto gastrointestinal, en el fluido del lavado broncoalveolar (bronchoalveolar lavage fluid: BALF). En este estudio, se midieron los ácidos biliares por espectrometría de masas en el BALF de West-Highland White Terriers (WHWTs) con fibrosis pulmonar idiopática canina (canine idiopathic pulmonary fibrosis: CIPF, n = 33), en WHWTs sanos (n = 13), en perros con neumonía bacteriana (bacterial pneumonia: BP, n = 11), en Wolfhounds irlandeses (IWHs) sanos con BP anteriores (n = 8) en perros con bronquitis crónica (chronic bronchitis: CB, n = 13), perros con broncopneumopatía eosinofílica (eosinophilic bronchopneumopathy:EBP, n = 9), perros con disfunción laríngea (laryngeal dysfunction: LD, n = 19), Bulldogs inglés sanos (EBs, n = 26) y Beagles sanos (n = 6).
  • Se determinaron las concentraciones de 17 ácidos biliares diferentes y se calculó la concentración de ácidos biliares totales (TBA) como una suma de estos. Los valores de TBA fueron superiores al límite de detección mínimo en el 79% de los perros con CIPF (26/33), el 45% de los perros con BP (5/11), el 54% de los perros con CB (7/13), el 44% de los perros con EBP (4/9) y el 63% de perros con LD (12/ 19). En perros sanos, se detectaron los ácidos biliares en BALF en menores cantidades en IWHs (0%, 0/8), EBs (8%, 2/26) y Beagles (0%, 0/6), que en los WHWT sanos (54%, 7/13).
  • Los resultados sugieren que la MA ocurre en diversas enfermedades respiratorias caninas. En los perros sanos, sólo se detectaron ácidos biliares en WHWTs que podrían estar asociados a la predisposición de la raza para CIPF.
ABSTRACTS

Prevalencia de enteropatógenos y sus patrones de sensibilidad antibiótica en cachorros con gastroenteritis hemorrágica

Priya AK, Balagangatharathilagar M, Chandrasekaran D, Parthiban M, Prathaban S.
Vet World. 2017 Aug;10(8):859-863

  • La gastroenteritis hemorrágica (HGE) aparece comúnmente en cachorros y puede ir de formas leves a graves. El objetivo del estudio fue identificar la prevalencia de enteropatógenos comunes y el patrón de sensibilidad a antibióticos en cachorros reportados con HGE. Para identificar a cachorros menores de 6 meses de edad con Grado III / severamente afectados, se adoptó el índice canino de actividad HGE, muy poco modificado. Mediante técnicas de PCR se identifcaron y compararon los enteropatógenos en cachorros con diarrea hemorrágica y controles sanos.
  • En el 90,3% de los cachorros diarreicos y el 10% de los sanos no diarreicos se identificó parvovirus canino 2b. El Clostridium difficile se identificó en todos los cachorros diarreicos y en el 80% de los cachorros sanos. Entre los perros diarreicos, el 17,7% fueron positivos para la enterotoxina de Clostridium perfringens, el 9,7% para la toxina alfa de C. perfringens, el 6,4% para la toxina shiga de Escherichia coli, el 6,4% para la enterotoxina de E. coli y 3,2 % fueron positivos para el virus del moquillo canino. Mientras que, ninguno de los cachorros sanos fue positivo para estas bacterias y toxinas. Las pruebas de sensibilidad a antibióticos en las heces revelaron que la gentamicina era sensible en el 95% de los casos, la azitromicina en el 50%, la enrofloxacina en el 25%, la cefotaxima en el 20% y la tetraciclina en el 5% de los casos.
  • Los autores concluyen que la enteritis por parvovirus es predominante entre los cachorros. Sin embargo, las bacterias y sus toxinas también juegan un papel importante en la HGE. La gentamicina tiene mayor sensibilidad frente a los enteropatógenos asociados con esta enfermedad.
ABSTRACTS

Evaluación de pH gástrico y Gastrina sérica en gatos con Enfermedad Renal Crónica

Tolbert MK, Olin S, MacLane S, Gould E, Steiner JM, Vaden S, Price J.
J Vet Intern Med. 2017 Aug 20

  • La enfermedad renal crónica (ERC) es un trastorno con una alta prevalencia en gatos. La ERC avanzada se asocia con hiporexia y vómitos, que generalmente se atribuyen a las toxinas urémicas y a hiperacidez gástrica. Sin embargo, no se han realizado todavía estudios de pH gástrico en gatos con ERC. El objetivo del estudio es determinar si los gatos con ERC presentan una disminución del pH gástrico en comparación con gatos sanos, pareados para la edad. En el estudio se incluyeron 10 gatos con ERC y 9 gatos de control sanos. Se excluyeron todos los gatos con enfermedad concurrente en base a historia clínica, examen físico, hemograma, perfil de bioquímica sanguínea, análisis de orina, cultivo de orina, concentración sérica total de tiroxina y concentración sérica de SDMA (sólo en los controles), y la evaluación de las concentraciones séricas de gastrina. También se realizó monitorización continua del pH gástrico durante 12 horas en todos los gatos. Entre los grupos, se comparó, la concentración de gastrina sérica, el pH medio y el porcentaje de tiempo en que el pH gástrico era fuertemente ácido (pH <1 y <2).
  • No se observaron diferencias significativas en las concentraciones séricas de gastrina entre los grupos (mediana [intervalo]: ERC, 18,7 ng / dL [<10-659,0], sanos, 54,6 ng / dL [<10-98,0], P = 0,713) ni de cualquier parámetro de medición del pH, incluyendo, la media ± Desviación Estandar del pH gástrico (ERC 1,8 ± 0,5, sano, 1,6 ± 0,3, P = 0,23).
  • Los hallazgos de este estudio sugieren que los gatos con ERC puede que no tengan hiperacidez gástrica en comparación con los gatos sanos y, por lo tanto, no necesitarían supresión de ácido en su tratamiento. Se deberían realizar estudios adicionales para determinar si hay algún beneficio a la supresión de ácido en los gatos con ERC.
ABSTRACTS

Un estudio piloto de la utilidad como pronóstico de los índices plaquetarios en perros con peritonitis séptica

Llewellyn EA(, Todd JM, Sharkey LC, Rendahl A.
J Vet Emerg Crit Care 2017 Jul 27

  • Este estudio trata de evaluar los parámetros o índices plaquetarios en el momento del diagnóstico de una peritonitis séptica en perros y para evaluar la relación entre estos parámetros de las plaquetas y la supervivencia en el momento del alta en perros sometidos a tratamiento quirúrgico.  Se realizó una revisión retrospectiva desde 2009 hasta 2014 de los registros de un Hospital Universitario y se incluyeron 48 perros con diagnóstico de peritonitis séptica. En 36 perros se llegó a controlar la fuente que originó la peritonitis.  Se utilizaron muestras de sangre de 46 perros sanos como control para la generación de intervalo de referencia (IR).
  • Los perros con peritonitis séptica mostraron un aumento significativo de los valores medios de, volumen plaquetar medio (MPV), plaquetocrito (PCT), y ancho de distribución de plaquetar (PDW), por encima del IR, en comparación con los perros sanos. Una mayor proporción de perros con peritonitis séptica tuvo recuentos de plaquetas por encima (12,5%) y por debajo (8,3%) del IR, sin haber una diferencia significativa en el recuento medio de plaquetas, en comparación con los perros sanos. No hubo diferencias significativas en el recuento medio de plaquetas, MPV, PCT, o PDW entre supervivientes y no supervivientes dentro de los perros que se controló el origen de la peritonitis; sin embargo, los perros con valores de MPV por encima del IR mostraron un aumento significativo de la mortalidad, en comparación con los perros con los valores dentro del IR (P = 0,025). Para los otros parámetros plaquetarios evaluados, los valores fuera del IR no se asociaron con diferencias significativas en la mortalidad.
  • Los autores concluyen que los perros con peritonitis séptica tienen trombocitosis y trombocitopenia, con aumento de MPV, PCT, y PDW con mayor frecuencia que los perros sanos. Un aumento de MPV podría ser un indicador útil de un mayor riesgo de mortalidad en perros tratados quirúrgicamente
ABSTRACTS

Diferencias específicas de sexo en perfiles lipídicos plasmáticos en gatos sanos antes y después de la castración: sus relaciones con la lipidosis hepática

Valtolina C, Vaandrager AB, Favier RP, Tuohetahuntila M, Kummeling A, Jeusette I, Rothuizen J, Robben JH.
BMC Vet Res. 2017 Aug 8;13(1):231

  • En gatos, existe una relación entre el metabolismo de lípidos y enfermedad. Siendo la lipidosis hepática es un trastorno frecuente en los gatos, los autores concretan el objetivo de este estudio a evaluar el hígado y el dimorfismo de los lípidos plasmáticos en gatos sanos y los efectos de la gonadectomía en los perfiles de lípidos. Se evaluaron los perfiles lipídicos plasmáticos y hepáticos de 6 gatas y 6 gatos, antes y después de la esterilización / castración, y se compararon con 5 gatos (tres machos castrados y dos hembras castradas) con diagnóstico de lipidosis hepática.
  • Las gatas intactas tenían un nivel significativamente menor de triacilglicéridos en plasma (TAG) y un nivel más alto de ácido araquidónico (AA) en hígado, que cuando se les evaluó una vez castradas.  Los gatos, tanto machos como hembras, con lipidosis tenían unos niveles más altos de TAG en hígado, pero no en plasma y un aumento del nivel plasmático y hepático de esfingomielina en comparación con los gatos sanos.
  • En el estudio se concluye que, aunque el dimorfismo lipídico en gatos sanos se asemeja al de otras especies, las gatas intactas muestran diferencias en su configuración metabólica que puede predisponer a desarrollar lipidosis hepática. El aumento de los niveles de esfingomielina en los gatos con lipidosis le podría conceder un posible papel en la patogénesis de la lipidosis hepática felina.
ABSTRACTS

Gastritis hemorrágica necroulcerativa en un gato secundaria a la administración de peróxido de hidrógeno al 3% como agente emético

Obr TD, Fry JK, Lee JA, Hottinger HA.
J Vet Emerg Crit Care 2017 Aug 10.

  • Este trabajo describe un caso de gastritis necroulcerativa secundaria a la administración de peróxido de hidrógeno al 3% como agente emético en un gato. Se evaluó un gato doméstico de 10 años de edad, macho castrado, para una hematemesis a menos de 24 horas después de la ingestión de una pieza de espuma. El dueño de la mascota había administrado 2 dosis de 0,5-1,0 cucharadas (7,5-15 ml) de peróxido de hidrógeno al 3% para intentar inducir la emesis en casa; se logró la emesis y se evacuó el cuerpo extraño de espuma. Debido a la presencia de vómitos prolongados y hematemesis, se llevó al gato a un centro de urgencias para diagnóstico y tratamiento.
  • Se realizaron análisis de sangre e imágenes de abdomen y todo fue normal. Se realizó una laparotomía exploratoria y no reveló ningún material extraño en el tracto gastrointestinal; sin embargo, se observó ulceración grave de aproximadamente el 60% de la mucosa gástrica alrededor del cardias que se extendía desde el fundus hacia abajo a través del cuerpo del estómago a la curvatura menor. Debido a la gravedad de la ulceración y presunto mal pronóstico, el paciente fue sometido a eutanasia intraoperatoriamente. La histopatología de la pared del estómago fue consistente con una gastritis grave necroulcerativa y hemorrágica pleocellular, supuestamente secundaria a la administración de peróxido de hidrógeno al 3%, que se usó como agente emético en este caso.
  • Los autores concluyen que la administración oral de una solución de peróxido de hidrógeno al 3% en gatos puede producir gastritis necroulcerativa como posible secuela. Si bien el peróxido de hidrógeno se considera un agente emético seguro en perros, no se recomienda su uso en gatos. Por lo tanto, el uso de agentes eméticos en gatos debería limitarse a la administración, bajo vigilancia veterinaria, de agentes eméticos más seguros tales como agonistas alfa-adrenérgicos
ABSTRACTS

Comparación de dos técnicas de mínima invasión para tomar biopsias de hígado en perros

Fernandez N, Del-Pozo J, Shaw D, Marques AIC.
J Small Anim Pract. 2017 Jul 24

  • La biopsia de alta calidad es un factor esencial para el éxito en el diagnóstico de la enfermedad hepática en perros. El objetivo de este estudio era comparar varios aspectos de las biopsias obtenidas mediante dos técnicas diferentes: lazo de ligadura pre-atado y con pinzas de biopsia en forma de copa. Se realizaron las biopsias para el diagnóstico de enfermedad hepática, por laparoscopia en 15 perros. Las biopsias se obtuvieron a partir del mismo lóbulo hepático usando las dos técnicas. Se compararon, el peso de la biopsia, el volumen, el valor histológico y el tiempo quirúrgico requerido. También se registraron las complicaciones quirúrgicas.
  • Las muestras obtenidas con el lazo fueron significativamente más pesadas y mayores en volumen que las obtenidas con pinzas de biopsia. Las muestras obtenidas con el lazo contenían significativamente más fragmentos portales y menos artefactos por aplastamiento y fragmentación. El tiempo requerido para obtener una biopsia de hígado con el lazo fue aproximadamente el doble que el requerido con las pinzas de biopsia.
  • Los autores concluyen que el uso de un lazo de ligadura pre-atado es una buena alternativa a la técnica de pinzas de biopsia en forma de copa al adquirir biopsias de hígado por laparoscopia en perros.

 

ABSTRACTS

Diarrea crónica en perros. Estudio retrospectivo de 136 casos

Volkmann M, Steiner JM, Fosgate GT, Zentek J, Hartmann S, Kohn B.
J Vet Intern Med. 2017 Jul;31(4):1043-1055

  • La diarrea crónica (CD) es trastorno frecuente en perros, donde la información existente sobre la frecuencia y la distribución de las causas primarias y secundarias es escasa. El objetivo del estudio era evaluar las causas subyacentes y algunos predictores del resultado final en perros con CD.  Se hizo una revisión retrospectiva de los registros médicos de 136 perros con CD (≥ 3 semanas de duración) de un hospital universitario entre 09 / 2009 y 07 / 2011. Se valoraron los diagnósticos finales y se compararon algunos aspectos clínicos, incluyendo la gravedad de la enfermedad y las anomalías clínico-patológicas entre los perros con remisión clínica, bien completa ( ausencia a de signos gastrointestinales) o parcial ( mejora clínica de los signos gastrointestinales y disminución y menor de duración de los episodios de diarrea)  o sin recuperación.
  •  El 90% de los perros fueron diagnosticados con una enteropatía primaria: inflamatoria (71%; de éstos, 66% con respuesta a la dieta, 23% idiopática, 11% con respuesta a antibiótico), infecciosa (13%), neoplásica (4%) , un perro con enfermedad mecánica o y uno por vasculitis sistémica. Se diagnosticaron causas secundarias en 10% de los perros: pancreática exocrina (6%), endocrino (2%) y un perro con enfermedad hepática, otro renal y otro cardiaco. En total, el 87% de los perros obtuvieron una remisión clínica, mientras que el 13% falleció o no respondió al tratamiento: La falta de recuperación se identificó frecuentemente en perros con enfermedad inflamatoria primaria (idiopática) o neoplásica, y se asoció significativamente con puntuaciones de gravedad altas (p= 0,005), anemia (hematocrito <40%, P <0,001), hipoalbuminemia severa (albúmina sérica <2,0 g / dL, P = 0,008) e hipocobalaminemia severa (concentración sérica de cobalamina <200 pg/ml, p= 0.006).
  • Los autores concluyen que las enteropatías inflamatorias y particularmente las de origen dietético fueron las causas más frecuentes de CD en perros. Estos hallazgos apoyan la utilidad del hematocrito y la concentración de albúmina sérica y cobalamina como marcadores pronósticos en perros con CD.