Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Gastroenterología

ABSTRACTS

Características clínicas y evolución de los perros con linfoma intestinal de células T pequeñas

Couto KM, Moore PF, Zwingenberger AL, Willcox JL, Skorupski KA.
Vet Comp Oncol. 2018 Jan 11

  • El linfoma intestinal de células pequeñas no está todavía bien caracterizado en perros. El objetivo de este estudio fue describir las características clínicas y los resultados en perros con linfoma intestinal de células pequeñas. La hipótesis de este estudio era que los perros afectados con este linfoma tendrían una supervivencia prolongada en comparación con el linfoma gastrointestinal (GI) de alto grado. Se realizó una búsqueda de los registros de patología de perros con linfoma GI de células pequeñas confirmado histológicamente. Se identificaron diecisiete perros con linfoma intestinal de células pequeñas confirmado, y se evaluaron retrospectivamente los datos clínicos y su resultado final. La histopatología fue revisada por un patólogo certificado, y las secciones de tejido fueron sometidas a inmunofenotipificación y evaluación de clonalidad molecular.
  • Todos los perros tenían linfoma intestinal de células T pequeñas confirmado en varias regiones del intestino delgado, y a 1 perro también se le detectó la enfermedad en los ganglios linfáticos abdominales. Todos los perros tenían signos clínicos atribuibles a enfermedad gastrointestinal, siendo la diarrea (n = 13) la más común. En 8 de 13 perros se observaron anormalidades ecográficas, siendo la estratificación anormal de la pared (n = 7) y estriaciones mucosas hiperecoicas (n = 7) los hallazgos más comunes. En total, 14 perros recibieron algún tipo de tratamiento. La mediana del tiempo de supervivencia (median survival time:MST) para todos los perros fue de 279 días y el MST para los 14 perros que recibieron algún tipo de tratamiento fue de 628 días. Los perros con anemia y pérdida de peso en el momento de la presentación tuvieron tiempos de supervivencia significativamente más cortos y los perros que recibieron una combinación de esteroides y un agente alquilante tuvieron tiempos de supervivencia significativamente más largos.
  • Los autores concluyen que el linfoma intestinal de células T pequeñas es una enfermedad con un proceso distinto en perros, y los que se someten a tratamiento pueden tener una supervivencia más prolongada.
ABSTRACTS

Evaluación ecográfica de los índices hemodinámicos hepáticos en perros obesos y con sobrepeso

Belotta AF, Teixeira CR, Padovani CR, Rahal SC, Mayer MN, Mamprim MJ.
J Vet Intern Med. 2017 Dec 27

  • En humanos con obesidad y el hígado graso se han asociado trastornos circulatorios hepáticos. En perros, sin embargo, la información con respecto a los efectos de las diferentes puntuaciones de la condición corporal (BCS) en los índices hemodinámicos del hígado es muy limitada. El objetivo el estudio es investigar la influencia de la BCS en los índices hemodinámicos del hígado. Se diseñó un estudio observacional prospectivo que incluyó un total de 53 perros pertenecientes a clientes de diversas razas. Los perros se dividieron en 3 grupos según su BCS usando una escala de 5 puntos: G1 - 12 perros de peso ideal, G2 - 21 perros con sobrepeso, G3 - 20 perros obesos. Mediante ecografía Doppler pulsátil se midieron la velocidad portal media (VPM), el volumen del flujo sanguíneo portal (PBFV), el índice de congestión portal (PCI), el índice de resistencia de la arteria hepática (HARI) y la onda espectral de la vena hepática (HV). También se determinaron las actividades de fosfatasa alcalina (ALP), gamma-glutamil transferasa (GGT) y alanina aminotransferasa (ALT). Se compararon entre los grupos, las actividades de las enzimas hepáticas y los índices hemodinámicos hepáticos
  • Los perros obesos tuvieron una VPM más baja, un mayor porcentaje de ondas espectrales de la vena hepática anormal y una mediana de la actividad de la ALP más alta que los perros con peso ideal (P <0.05). Los perros con sobrepeso y los obesos tenían un PBFV más bajo que los perros con peso ideal (P <0.01). Los perros con sobrepeso tenían una actividad media de la GGT más alta que los perros con peso ideal (P <0.05). No se observaron diferencias para la actividad PCI, HARI y la mediana de la ALT entre los grupos.
  • En este estudio, la obesidad se asoció con cambios en los índices de la vena porta y en la onda espectral de la vena hepática. Estos cambios estaban acompañados por diferencias significativas en las actividades de algunas enzimas hepáticas, y podrían ser un signo de enfermedad hepática inicial.
ABSTRACTS

Detección por biología molecular de Giardia duodenalis y Cryptosporidium spp en muestras fecales caninas que contaminan áreas públicas en el norte de Italia

Simonato G, Frangipane di Regalbono A, Cassini R, Traversa D, Tessarin C, Di Cesare A, Pietrobelli M.
Parasitol Res. 2017 Dec;116(12):3411-3418

  • Giardia duodenalis y Cryptosporidium spp. son patógenos intestinales comunes de humanos y animales. Los perros pueden ser infectados por cepas zoonóticas de G. duodenalis y Cryptosporidium spp. y por lo tanto, tienen, alto interés en la perspectiva de salud pública.
  • En este estudio se estima la ocurrencia de estos protozoos en las heces caninas que contaminan las áreas públicas del municipio Padua (norte de Italia), con el fin de realizar una evaluación de riesgos de salud para los perros y los humanos. Se recogieron un total de 705 heces caninas en unas zonas verdes (n = 270) y urbanas (n = 435) Y se analizaron por biología molecular para la detección de ambos protozoos. Las muestras positivas se sometieron a otras PCR para obtener una información más detallada de las cepas identificadas. 
  • Las prevalencias de Giardia y Cryptosporidium fueron 28,9% y 1,7%, respectivamente. Veintiuna muestras de Giardia positivas se identificaron como ensamblajes específicos de perros C y D, y 1 muestra como el conjunto humano específico B. Una cepa se identificó como Cryptosporidium canis, mientras que otros 11 fueron confirmados de pertenecer a la especie complejo Cryptosporidium parvum.
  • La amplia distribución de Giardia, al contrario que la baja prevalencia de Cryptosporidium, sugiere que existe un alto riesgo de infección con Giardia para los perros que asisten a las zonas comunes. Aunque no hay mucho riesgo para la salud humana, es necesario mejorar la educación general para reducir la contaminación fecal canina y así aumentar la toma de conciencia sobre riesgos sanitarios.
ABSTRACTS

Creatinina elevada e hiponatremia como factores de pronóstico en pancreatitis aguda canina

Marchetti V, Gori E, Lippi I, Luchetti E, Manca ML, Pierini A.
Aust Vet J. 2017 Nov;95(11):444-447.

  • El objetivo de este estudio es evaluar los factores pronósticos de la pancreatitis aguda canina (AP) basado en datos clínicos y de laboratorio que pueden obtenerse fácilmente en una clínica veterinaria. Se realizó un revisión retrospectiva de registros médicos, entre enero de 2010 y diciembre de 2013,con el diagnóstico de AP basado en signos clínicos y un resultado anormal en la prueba SNAP® cPL ™, además de identificar un patrón sugestivo de Pancreatitis por ecografía. Los perros se dividieron en sobrevivientes y no sobrevivientes. Se evaluaron 12 parámetros clínicos y de laboratorio: frecuencia respiratoria, temperatura rectal, número leucocitos, hematocrito, proteínas séricas totales, albúmina, creatinina, colesterol, calcio total e ionizado y potasio. Los datos clínicos y clinicopatológicos se compararon estadísticamente entre sobrevivientes y no sobrevivientes. Un valor de P <0.05 se consideró significativo y P <0.01 como altamente significativo. También se calculó le ratio de odds (OR). El estudio incluyó a 50 perros con un diagnóstico de AP.
  • La creatinina sérica (P = 0.017) y el sodio (P = 0.004) se correlacionaron significativamente con el resultado final. Un valor de sodio sérico <139.0 mmol / L (139.0 mEq / L) y de creatinina sérica > 212 μmol / L (2.4 mg / dL) se asociaron significativamente con un mal pronóstico. La azotemia (OR 12,5; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,32-118,48) y la hiponatremia (OR 4.9, IC 95% 1.36-17.64) se asociaron con un mayor riesgo de muerte.
  • Los autores del estudio sugieren que, en perros con AP, la hiponatremia y la azotemia parecen estar asociadas significativamente con un mayor riesgo de muerte.
ABSTRACTS

Evaluación de la seguridad de la administración diaria de capromorelina en gatos

Wofford JA, Zollers B, Rhodes L, Bell M, Heinen E.
J Vet Pharmacol Ther. 2017 Oct 22

  • La capromorelina es un agonista del receptor de la ghrelina que está aprobado por la FDA para la estimulación del apetito en perros. El objetivo de este estudio fue evaluar la seguridad de la administración oral diaria de capromorelina a gatos en varios rangos de dosis y durante un período prolongado.
  • Se llevaron a cabo dos estudios aleatorizados y controlados: en el Estudio 1, los gatos (n = 6 por grupo) recibieron placebo o capromorelina a una dosis de 9, 15, 30 o 60 mg / kg una vez al día durante 14 días; y en el estudio 2, los gatos recibieron capromorelina a 6 mg / kg (n = 8) o placebo (n = 4) una vez al día durante 91 días. Los gatos se evaluaron utilizando observaciones clínicas y análisis laboratoriales para ambos estudios, además del examen post mortem en el Estudio 1 y las mediciones de hormona de crecimiento y factor de crecimiento insulínico 1 (insulin-like growth factor 1) en el Estudio 2.
  • Las observaciones clínicas anormales se limitaron a episodios de emesis, hipersalivación letargo / depresión, sacudidas de la cabeza y chasquidos con los labios, que ocurrieron con mayor frecuencia en los grupos tratados con capromorelina que en el grupo placebo.
  • No hubo diferencias clínicamente relevantes en los resultados de los análisis laboratoriales entre los grupos de capromorelina y placebo en ninguno de los estudios.
ABSTRACTS

Factores de riesgo de muerte en perros tratados con obstrucción del esófago por cuerpo extraño esofágico: Un estudio retrospectivo de 222 casos (1998-2017)

Burton AG, Talbot CT, Kent MS.
J Vet Intern Med. 2017 Oct 14

  • Actualmente no existen muchos datos que describan los factores de riesgo de muerte y los resultados a largo plazo en perros con obstrucción del esófago por cuerpo extraño esofágico (esophageal foreign body: EFB). El objetivo del estudio es evaluar los resultados a corto y largo plazo y analizar los factores de riesgo de muerte en perros con obstrucción por EFB.
  • Se valoraron de forma retrospectiva, los registros médicos de 222 perros tratados por obstrucción por EFB en un hospital de referencia y urgencias entre marzo de 1998 y marzo de 2017. El material extraño más frecuente fue óseo (180/222 [81%]), siendo el esófago distal la localización más frecuente (110/222 [49.5%]). La duración de los signos clínicos no se asoció con el riesgo de muerte (OR = 1,08; IC del 95%: 0,99 a 1,17; p = 0,2). Las variedades de tratamiento de la obstrucción fueron endoscopia (204/222 [91.8%]), cirugía después de un intento endoscópico (13/222 [5.9%]), y recomendación de repetir la endoscopia después de la cirugía, pero declinación de esta posibilidad (5/222 [2.3%]). La tasa de mortalidad hospitalaria fue 11/222 (5%). El riesgo de muerte fue significativamente mayor con la cirugía (OR = 20.1, IC 95% 3.59-112.44; P = 0.001), y 5/5 (100%) de los perros murieron cuando se recomendó endoscopia después de la cirugía, pero se declinó la posibilidad. Un mayor número de complicaciones postoperatorias (OR = 3.44, IC 2.01-5.91; P <0.001), perforación esofágica (OR = 65.47, IC 4.27-1004.15; P = 0.003) y hemorragia esofágica posterior al procedimiento (OR = 11.81, IC 1.19-116.77 ; P = 0.04) aumentaron el riesgo de muerte intrahospitalaria. En 4/189 (2,1%) de los sobrevivientes disponibles para el seguimiento se reportaron estenosis esofágicas.
  • Los autores concluyen que la muerte es poco común en el tratamiento de la obstrucción por EFB en perros; sin embargo, el tipo de tratamiento afecta el resultado, y estos datos deberían usarse en la toma de decisiones en perros con obstrucción por EFB
ABSTRACTS

Evaluación de la tasa de mortalidad y predictores de evolución en perros que reciben tratamiento ambulatorio para enteritis por parvovirus

Sarpong KJ, Lukowski JM, Knapp CG.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Nov 1;251(9):1035-1041

  • El objetivo de este estudio es determinar las tasas de mortalidad y los factores pronósticos de los perros con enteritis por parvovirus que reciben tratamiento ambulatorio. Se diseñó una serie de casos y casos y controles retrospectivos que incluyó 130 perros de propiedad del cliente con un diagnóstico de enteritis por parvovirus entre el 1 de agosto de 2012 y el 31 de enero de 2015, y que fueron tratados todos con atención ambulatoria. Se revisaron los registros médicos y se extrajeron datos respecto a la edad del perro, el peso corporal, la raza y el historial de vacunación; tratamientos administrados; y resultado a corto plazo (≥ 3 días) (valorado a través de una llamada telefónica con el propietario). Los tratamientos se administraron de acuerdo a la preferencia del veterinario. Se calcularon las tasas de mortalidad en general para diversos grupos, y se compararon.
  • De los 130 perros, 97 (75%) perros sobrevivieron y 33 (25%) perros no sobrevivieron ≥ 3 días después del diagnóstico inicial de la enteritis por parvovirus. En comparación con la distribución de la población general hospitalaria, las razas chihuahuas, pastor alemán, pit bull, y los machos estaban sobrerrepresentados. No se identificaron diferencias significativas entre los sobrevivientes y los no sobrevivientes con respecto a la edad, el peso corporal o el sexo. Los perros a los que se prescribió un suplemento calórico administrado cada 2 a 4 horas tuvieron una tasa de mortalidad del 19% (16/85). La mayoría de estos perros también recibieron fluidos vía SC, un antiemético y antimicrobianos.
  • Los autores concluyen que cuando se discuten las opciones de tratamiento con los propietarios de los perros afectados de enteritis por parvovirosis, que no pueden continuar con la hospitalización, los veterinarios, deberían tener en cuenta esta tasa de mortalidad del 25% en perros que reciben atención ambulatoria
ABSTRACTS

Marcadores de pronóstico en la lipidosis hepática felina: un estudio retrospectivo de 71 gatos

Kuzi S, Segev G, Kedar S, Yas E, Aroch I.
Vet Rec. 2017 Oct 4

  • La lipidosis hepática felina (LH) es una enfermedad común y potencialmente mortal que resulta de una anorexia prolongada y un aumento del catabolismo. En este estudio retrospectivo se valoran 71 gatos (47 hembras y 24 machos) diagnosticados de LH mediante citología hepática o histopatología (años 2004-2015), con el objetivo de identificar parámetros clínicos y de laboratorio que se pudieran asociar a la mortalidad. También se incluyeron 85 gatos de control con enfermedades no-LH.
  • La mayoría de los gatos LH (90 %) eran de raza mixta, castrados (70; 99%), hembras (47; 66 %), gatos de interior (56; 79 %), alimentados con dietas comerciales secas (44 gatos; 62%), y con una edad mediana de 7,5 años (rango 1,5-16,0
  • Los trastornos primarios comunes incluyeron enfermedades gastrointestinales, pancreatitis y colangiohepatitis (31 gatos, 44 %) y eventos estresantes (14, 20 %). La LH fue idiopática en 20 gatos (28 %). La mortalidad global fue del 38% (27/71 gatos).
  • La edad avanzada, así como el letargo, la debilidad, el ptialismo, la hipoproteinemia, la hipoalbuminemia, el aumento de la actividad sérica de la creatin-quinasa, la hipocolesterolemia y la insuficiencia hepática en el momento de la presentación estaban significativamente asociados con la mortalidad (P≤0.033). La enfermedad primaria no se asoció con la mortalidad. El empeoramiento de la hipoalbuminemia, la hiperamonemia, la hiperbilirrubinemia, los trastornos electrolíticos y la aparición de derrames cavitarios o hipotensión durante la hospitalización estaban significativamente (P≤0.045) asociados con la mortalidad.
  • Una disminución del β-hidroxibutirato sérico durante la hospitalización estaba significativamente asociada con la supervivencia (P = 0,01), probablemente reflejando una mejora del estado catabólico.
  • Los autores concluyen que los factores de riesgo identificados en este estudio, podrían ser objetivos terapéuticos para mejorar la supervivencia en esta enfermedad.
ABSTRACTS

La aspiración por reflujo se pude detectar en pulmones de perros con enfermedades respiratorias

M. Määttä, H.P. Laurila, S. Holopainen, L.I. Lilja-Maula, M. Melamies, S.J. Viitanen; L.R. Johnson, N. Koho, M.Neuvonen, M.Niemi, M.M. Rajamäki
ECVIM 2017

  • El reflujo gastroesofágico y la microaspiración (MA) de pequeñas cantidades de jugo gástrico se han asociado con varias enfermedades respiratorias humanas, incluyendo fibrosis pulmonar idiopática y asma. La existencia de MA se puede documentar midiendo las proteínas que se originan en el tracto gastrointestinal, en el fluido del lavado broncoalveolar (bronchoalveolar lavage fluid: BALF). En este estudio, se midieron los ácidos biliares por espectrometría de masas en el BALF de West-Highland White Terriers (WHWTs) con fibrosis pulmonar idiopática canina (canine idiopathic pulmonary fibrosis: CIPF, n = 33), en WHWTs sanos (n = 13), en perros con neumonía bacteriana (bacterial pneumonia: BP, n = 11), en Wolfhounds irlandeses (IWHs) sanos con BP anteriores (n = 8) en perros con bronquitis crónica (chronic bronchitis: CB, n = 13), perros con broncopneumopatía eosinofílica (eosinophilic bronchopneumopathy:EBP, n = 9), perros con disfunción laríngea (laryngeal dysfunction: LD, n = 19), Bulldogs inglés sanos (EBs, n = 26) y Beagles sanos (n = 6).
  • Se determinaron las concentraciones de 17 ácidos biliares diferentes y se calculó la concentración de ácidos biliares totales (TBA) como una suma de estos. Los valores de TBA fueron superiores al límite de detección mínimo en el 79% de los perros con CIPF (26/33), el 45% de los perros con BP (5/11), el 54% de los perros con CB (7/13), el 44% de los perros con EBP (4/9) y el 63% de perros con LD (12/ 19). En perros sanos, se detectaron los ácidos biliares en BALF en menores cantidades en IWHs (0%, 0/8), EBs (8%, 2/26) y Beagles (0%, 0/6), que en los WHWT sanos (54%, 7/13).
  • Los resultados sugieren que la MA ocurre en diversas enfermedades respiratorias caninas. En los perros sanos, sólo se detectaron ácidos biliares en WHWTs que podrían estar asociados a la predisposición de la raza para CIPF.
ABSTRACTS

Prevalencia de enteropatógenos y sus patrones de sensibilidad antibiótica en cachorros con gastroenteritis hemorrágica

Priya AK, Balagangatharathilagar M, Chandrasekaran D, Parthiban M, Prathaban S.
Vet World. 2017 Aug;10(8):859-863

  • La gastroenteritis hemorrágica (HGE) aparece comúnmente en cachorros y puede ir de formas leves a graves. El objetivo del estudio fue identificar la prevalencia de enteropatógenos comunes y el patrón de sensibilidad a antibióticos en cachorros reportados con HGE. Para identificar a cachorros menores de 6 meses de edad con Grado III / severamente afectados, se adoptó el índice canino de actividad HGE, muy poco modificado. Mediante técnicas de PCR se identifcaron y compararon los enteropatógenos en cachorros con diarrea hemorrágica y controles sanos.
  • En el 90,3% de los cachorros diarreicos y el 10% de los sanos no diarreicos se identificó parvovirus canino 2b. El Clostridium difficile se identificó en todos los cachorros diarreicos y en el 80% de los cachorros sanos. Entre los perros diarreicos, el 17,7% fueron positivos para la enterotoxina de Clostridium perfringens, el 9,7% para la toxina alfa de C. perfringens, el 6,4% para la toxina shiga de Escherichia coli, el 6,4% para la enterotoxina de E. coli y 3,2 % fueron positivos para el virus del moquillo canino. Mientras que, ninguno de los cachorros sanos fue positivo para estas bacterias y toxinas. Las pruebas de sensibilidad a antibióticos en las heces revelaron que la gentamicina era sensible en el 95% de los casos, la azitromicina en el 50%, la enrofloxacina en el 25%, la cefotaxima en el 20% y la tetraciclina en el 5% de los casos.
  • Los autores concluyen que la enteritis por parvovirus es predominante entre los cachorros. Sin embargo, las bacterias y sus toxinas también juegan un papel importante en la HGE. La gentamicina tiene mayor sensibilidad frente a los enteropatógenos asociados con esta enfermedad.