Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

General

ABSTRACTS

Evaluación de la utilidad diagnóstica y pronóstica de la ecografía abdominal en perros con signos clínicos de pancreatitis aguda.

Gori E, Pierini A, Lippi I, Citi S, Mannucci T, Marchetti V.
J Am Vet Med Assoc. 2021 Sep 15;259(6):631-636

  • El objetivo de este estudio era informar sobre los hallazgos de la ecografía abdominal (AUS) en perros con signos clínicos de pancreatitis aguda (PA) durante los dos primeros días de hospitalización y comparar los hallazgos de la AUS con la gravedad de la enfermedad y la tasa de mortalidad. 
  • El estudio incluyó 37 perros de clientes con signos clínicos y sospecha de PA, con informes médicos completos, exámenes de AUS realizados a lo largo de los 2 primeros días de hospitalización, y muestras de suero sobrante congeladas disponibles para la medición cuantitativa de las concentraciones de lipasa pancreática canina (cPL) en el momento del ingreso en el hospital. Los perros se agruparon como AUS+ o AUS- sobre la base de los signos ecográficos positivos o negativos de AP en la AUS, respectivamente. Los signos ecográficos de PA en la ecografía abdominal se estratificaron (como leves, moderados o graves) mediante el uso de un índice de gravedad de la PA, y se otorgó una puntuación de gravedad de la pancreatitis aguda canina.
  • Un total de 24 de 37 (64,8%) perros tenían signos ecográficos de PA en el momento del ingreso hospitalario, mientras que 10 perros tenían signos ecográficos de PA en la AUS a los 2 días de la hospitalización. Tres (8%) perros eran AUS- pero tenían concentraciones séricas de cPL > 400 μg/L (es decir, valores considerados diagnósticos de PA). Respecto al índice de gravedad del AUS, 5 de 34 (14,7%) perros AUS+ tenían signos ecográficos leves, 18 (52,9%) perros AUS+ tenían signos ecográficos moderados y 11 (32,4%) perros AUS+ tenían signos ecográficos graves. Los signos ecográficos graves se asociaron con un mayor riesgo de muerte que los signos ecográficos leves y moderados. Se encontró una asociación significativa entre las puntuaciones de gravedad de la pancreatitis aguda canina y las tasas de mortalidad. 
  • El estudio concluye que en los perros con signos clínicos de PA, deben realizarse ecografías abdominales repetidas durante la hospitalización, los hallazgos graves en el índice de gravedad de ecografía abdominal pueden indicar un mayor riesgo de muerte, y las concentraciones séricas de cPL pueden aumentar antes que los signos ecográficos de PA en la ecografía abdominal.
ABSTRACTS

Evaluación de la utilidad diagnóstica y pronóstica de la ecografía abdominal en perros con signos clínicos de pancreatitis aguda.

Gori E, Pierini A, Lippi I, Citi S, Mannucci T, Marchetti V.
J Am Vet Med Assoc. 2021 Sep 15;259(6):631-636

  • El objetivo de este estudio era informar sobre los hallazgos de la ecografía abdominal (AUS) en perros con signos clínicos de pancreatitis aguda (PA) durante los dos primeros días de hospitalización y comparar los hallazgos de la AUS con la gravedad de la enfermedad y la tasa de mortalidad. 
  • El estudio incluyó 37 perros de clientes con signos clínicos y sospecha de PA, con informes médicos completos, exámenes de AUS realizados a lo largo de los 2 primeros días de hospitalización, y muestras de suero sobrante congeladas disponibles para la medición cuantitativa de las concentraciones de lipasa pancreática canina (cPL) en el momento del ingreso en el hospital. Los perros se agruparon como AUS+ o AUS- sobre la base de los signos ecográficos positivos o negativos de AP en la AUS, respectivamente. Los signos ecográficos de PA en la ecografía abdominal se estratificaron (como leves, moderados o graves) mediante el uso de un índice de gravedad de la PA, y se otorgó una puntuación de gravedad de la pancreatitis aguda canina.
  • Un total de 24 de 37 (64,8%) perros tenían signos ecográficos de PA en el momento del ingreso hospitalario, mientras que 10 perros tenían signos ecográficos de PA en la AUS a los 2 días de la hospitalización. Tres (8%) perros eran AUS- pero tenían concentraciones séricas de cPL > 400 μg/L (es decir, valores considerados diagnósticos de PA). Respecto al índice de gravedad del AUS, 5 de 34 (14,7%) perros AUS+ tenían signos ecográficos leves, 18 (52,9%) perros AUS+ tenían signos ecográficos moderados y 11 (32,4%) perros AUS+ tenían signos ecográficos graves. Los signos ecográficos graves se asociaron con un mayor riesgo de muerte que los signos ecográficos leves y moderados. Se encontró una asociación significativa entre las puntuaciones de gravedad de la pancreatitis aguda canina y las tasas de mortalidad. 
  • El estudio concluye que en los perros con signos clínicos de PA, deben realizarse ecografías abdominales repetidas durante la hospitalización, los hallazgos graves en el índice de gravedad de ecografía abdominal pueden indicar un mayor riesgo de muerte, y las concentraciones séricas de cPL pueden aumentar antes que los signos ecográficos de PA en la ecografía abdominal.
ABSTRACTS

Asociación entre los resultados de la prueba de estimulación con ACTH y los signos clínicos en perros con hiperadrenocorticismo tratados con trilostano.

Wehner A, Glöckner S, Weiss B, Ballhausen D, Stockhaus C, Zablotski Y, Hartmann K.
Vet J. 2021 Aug 17;276:105740

  • El objetivo de este estudio era investigar la asociación entre los resultados de la prueba de estimulación con ACTH (ACTHST), y los signos clínicos más importantes, en perros tratados con trilostano. 
  • Se elaboró un cuestionario específico para la enfermedad, en que se incluyó la valoración del propietario sobre la polidipsia, la poliuria, la polifagia, el jadeo y la complacencia con el tratamiento. Se inscribieron prospectivamente 49 perros con HAC. Los perros se agruparon según las visitas de revisión que tuvieron (primera revisión, 710 días después del inicio del tratamiento o del cambio de la dosis de trilostano; segunda revisión, 4 semanas después de la primera revisión; tercera revisión, realizada a intervalos de 3-6 meses una vez que el perro estaba bien controlado). En las visitas de revisión, se registraron las respuestas al cuestionario del propietario, se realizó un ACTHST, y se midió la gravedad específica de la orina. Se evaluaron las diferencias entre los tres puntos temporales de las revisiones para comprobar las posibles asociaciones entre los resultados de la ACTHST y los signos clínicos. 
  • Hubo diferencias significativas entre las revisiones para el valor de cortisol estimulado (de la primera a la tercera revisión, p < 0,001; de la segunda a la tercera revisión, p < 0,01), la polidipsia (de la primera a la segunda revisión, p = 0,001), la poliuria (de la primera a la segunda revisión, p < 0,001; de la primera a la tercera revisión, p = 0,001) y la complacencia del propietario (de la primera a la segunda revisión, p < 0,001; de la primera a la tercera revisión, p < 0,001). No se identificó ninguna asociación significativa entre los resultados de la ACTHST y los signos clínicos. 
  • En este estudio no se pudieron predecir los signos clínicos de hiperadrenocorticismo en base a los resultados de la prueba de estimulación con ACTH.
ABSTRACTS

Urolitiasis de oxalato cálcico en perros jóvenes

Saver A, Lulich JP, Van Buren S, Furrow E.
Vet Rec. 2021 Aug;189(3):e141

  • Hasta ahora no hay información sobre las características de la urolitiasis de oxalato cálcico de inicio juvenil en perros.
  • En este estudio se analizaron los urolitos de oxalato cálcico enviados al Minnesota Urolith Center entre 2012 y 2016 para identificar los procedentes de perros jóvenes (≤2 años, n = 510) o maduros (7-9 años, n = 39.093). 
  • Se compararon entre grupos la raza, el sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del urolito. Entre las razas representadas en ambos grupo, también se compararon el sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del urolito.
  • Los Bulldogs franceses (odds ratios [OR] = 14,7, p < 0,001) e ingleses (OR = 14,3, p < 0,001) estaban sobrerrepresentados en los perros jóvenes. Todos los Bulldogs franceses e ingleses jóvenes eran machos. En todas las razas, los perros jóvenes tenían más probabilidades de ser machos (89%, p < 0,001) que los perros maduros (79%). Los perros jóvenes también eran más propensos a formar cálculos dihidrato en comparación con los perros maduros (33% frente al 14%, respectivamente; p < 0,001). Se descubrieron diferencias de raza en cuanto al sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del cálculo. 
  • Los autores constatan que los Bulldogs franceses e ingleses comprenden una mayor proporción de los urolitos remitidos de oxalato cálcico de perros jóvenes de lo que se esperaba en base a su rareza en los perros maduros. Deberían investigarse los factores de riesgo heredados, en particular las variantes del cromosoma X, debido a las fuertes predisposiciones de raza y sexo identificadas.
ABSTRACTS

Urolitiasis de oxalato cálcico en perros jóvenes

Saver A, Lulich JP, Van Buren S, Furrow E.
Vet Rec. 2021 Aug;189(3):e141

  • Hasta ahora no hay información sobre las características de la urolitiasis de oxalato cálcico de inicio juvenil en perros.
  • En este estudio se analizaron los urolitos de oxalato cálcico enviados al Minnesota Urolith Center entre 2012 y 2016 para identificar los procedentes de perros jóvenes (≤2 años, n = 510) o maduros (7-9 años, n = 39.093). 
  • Se compararon entre grupos la raza, el sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del urolito. Entre las razas representadas en ambos grupo, también se compararon el sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del urolito.
  • Los Bulldogs franceses (odds ratios [OR] = 14,7, p < 0,001) e ingleses (OR = 14,3, p < 0,001) estaban sobrerrepresentados en los perros jóvenes. Todos los Bulldogs franceses e ingleses jóvenes eran machos. En todas las razas, los perros jóvenes tenían más probabilidades de ser machos (89%, p < 0,001) que los perros maduros (79%). Los perros jóvenes también eran más propensos a formar cálculos dihidrato en comparación con los perros maduros (33% frente al 14%, respectivamente; p < 0,001). Se descubrieron diferencias de raza en cuanto al sexo, el tipo de sal del urolito y la localización del cálculo. 
  • Los autores constatan que los Bulldogs franceses e ingleses comprenden una mayor proporción de los urolitos remitidos de oxalato cálcico de perros jóvenes de lo que se esperaba en base a su rareza en los perros maduros. Deberían investigarse los factores de riesgo heredados, en particular las variantes del cromosoma X, debido a las fuertes predisposiciones de raza y sexo identificadas.
ABSTRACTS

Una solución oral de fosfato sódico de dexametasona reduce significativamente el prurito y las lesiones clínicas en la dermatitis por hipersensibilidad felina: un estudio abierto.

McClintock D, Austel M, Gogal RM Jr, Banovic F.

  • No existen glucocorticoides orales líquidos aprobados para el tratamiento del prurito y las lesiones clínicas de la dermatitis por hipersensibilidad felina (DH felina). 
  • El objetivo del estudio era, en primer lugar, valorar si el fosfato sódico de dexametasona (DexSP, DexajectSP, Henry Schein; Dublín, OH, EE.UU.; 4 mg/mL), un glucocorticoide intravenoso, puede ser absorbido por gatos sanos cuando se administra por vía oral. En segundo lugar, valorar la eficacia de fosfato sódico de dexametasona administrado por vía oral para reducir el prurito y las lesiones clínicas en pacientes con DH felina. 
  • Se incluyeron 7 gatos sanos y 12 gatos con DH con propietario. A los gatos sanos se les administró una dosis única de 0,2 mg/kg de fosfato sódico de dexametasona p.o. y se midieron las concentraciones séricas. Los pacientes con DH felina fueron evaluados con el SCORing Feline Allergic Dermatitis (SCORFAD) y la Escala Visual Analógica de Prurito (pVAS) en la Visita 1 (V1) y después de 20-31 días de recibir 0,2 mg/kg/día de fosfato sódico de dexametasona p.o. (V2). En ambas visitas, se realizaron análisis sanguíneos hemograma y perfil bioquímico y análisis de orina en el 50% de los pacientes felinos con DH.
  • Los gatos sanos tenían concentraciones séricas detectables de fosfato sódico de dexametasona tras la administración oral; las concentraciones oscilaban entre 0,7 y 92,3 ng/mL. Los pacientes felinos con DH mostraron disminuciones significativas en las puntuaciones SCORFAD y pVAS entre V1 y V2.
  • El estudio concluye que el fosfato sódico de dexametasona se absorbe cuando se administra por vía oral a gatos sanos. Además, 0,2 mg/kg/día de fosfato sódico de dexametasona es una dosis eficaz para mejorar rápidamente el prurito y las lesiones clínicas asociadas a la DH felina.
ABSTRACTS

Estudio retrospectivo y análisis de supervivencia en perras con tumores mamarios esterilizadas al mismo tiempo que la mastectomía.

Banchi P, Morello EM, Bertero A, Ricci A, Rota A.
Vet Comp Oncol. 2021 Aug 5

  • El objetivo del este estudio era evaluar retrospectivamente si realizar la esterilización simultáneamente a la mastectomía aumentaba la supervivencia libre de enfermedad (SLE) en perras con tumores mamarios e investigar la utilidad de los datos clínicos a la hora de diseñar un plan quirúrgico que incluya la gonadectomía. 
  • Se recuperaron las características de 225 perras que suponían 489 tumores. De las 116 perras operadas, 52 se sometieron a mastectomía y ovariectomía, 46 a mastectomía sola y 18 ya estaban esterilizadas en el momento de la mastectomía. 
  • La SLE fue más larga para las perras sometidas a ovariectomía y mastectomía en comparación con las que se dejaron intactas (p = 0,00064) o que ya estaban esterilizadas (p = 0,0098). El estado de esterilización afectó al tamaño del tumor (esterilizada: 2,75 cm ± 2,72; intacta: 1,76 cm ± 2,04; p = .039), pero no a la malignidad (p > .05). Se detectaron diferencias de edad entre los animales con tumores benignos y malignos (años: 9,1 ± 2,8 y 10 ± 2,3; p = 0,004), con tumores múltiples y únicos (años: 10,18 ± 2,6 y 9,3 ± 2,8; p = 0,007), y entre perras de raza pura y mixta (años: 10,46 ± 1,78 y 9,27 ± 2,68; p = 0,005). Los tumores malignos eran más grandes que los benignos (2,17 cm±2,31 y 1,34 cm ±1,82; p = .005) y el tamaño aumentaba según el grado de malignidad. La SLE fue más corta para los animales que presentaban tumores de >2 cm de tamaño (p < .006) y con tumores en el primer par de glándulas mamarias torácicas (p = .00009). 
  • Los autores sugieren que se debería sugerir la gonadectomía a los propietarios de perras intactas con tumores mamarios y se debería considerar cuidadosamente la edad, el tamaño del tumor y la localización al realizar la cirugía.
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva del significado pronóstico de la concentración de lactato en plasma y de las mediciones seriadas de lactato en perros y gatos presentados en urgencias (enero 2012 - diciembre 2016): 4863 casos.

Saint-Pierre LM, Hopper K, Epstein SE.
J Vet Emerg Crit Care 2021 Aug 3

  • El objetivo del estudio era determinar el significado pronóstico de la concentración de lactato en plasma, el aclaramiento de lactato en plasma y el delta (diferencia entre mediciones) de lactato en perros y gatos presentados a un servicio de urgencias. 
  • Se realizó un estudio retrospectivo en un hospital universitario donde se revisaron un total de 8.321 registros médicos de animales a los que se les había medido la concentración de lactato en plasma, de los cuales 4.863 acudieron a urgencias y 1.529 perros y 444 gatos se les había realizado otra medición de lactato dentro de las 4 horas siguientes al ingreso.
  • De los perros y gatos con una concentración de lactato en plasma medida dentro de las 4 horas del ingreso en urgencias, la hiperlactatemia era común, y la prevalencia de hiperlactatemia para los perros 78% (361/462) y los gatos 67% (78/116) era mayor cuando se evaluaba dentro de los primeros 30 minutos tras el ingreso. La distribución de la concentración de lactato en plasma del paciente fue significativamente mayor en los no supervivientes en comparación con los supervivientes en todos los puntos temporales evaluados (P < 0,001). Tanto el aclaramiento de lactato (P = 0,010) como el delta lactato (P = 0,013) fueron significativamente diferentes entre los supervivientes y los no supervivientes. Un delta de lactato > 4,5 mmol/L fue 100% (IC 95%: 95 a 100%) específico de no supervivencia en pacientes con hiperlactatemia medida dentro de la primera hora del ingreso en urgencias. La causa más común de hiperlactatemia fue el shock en perros (24%) y las enfermedades del tracto urinario en gatos (22%). El shock se asoció con una mayor tasa de mortalidad tanto en perros (61%) como en gatos (77%). La hiperlactatemia se asoció significativamente con una mayor mortalidad en los perros con shock (P = 0,001), enfermedades respiratorias (P = 0,022), diabetes mellitus (P = 0,018) y disfunción hepática (P = 0,006). 
  • En este estudio, la hiperlactatemia se asoció con la mortalidad tanto en perros como en gatos, cuando se midió en cualquier momento de las 4 horas siguientes al ingreso en urgencias. La medición seriada del lactato puede ser una herramienta valiosa adicional para guiar las decisiones de manejo clínico en medicina de urgencias.
ABSTRACTS

Valor de la exploración torácica y abdominal en perros con signos neurológicos.

Destri A, Shea A, Sparkes AH, Dennis R.
J Small Anim Pract. 2021 Feb 3

  • El objetivo de estudio era detectar la incidencia de anomalías de imágenes torácicas y abdominales clínicamente importantes en pacientes, con signos neurológicos, pero sin signos clínicos o hallazgos de laboratorio consistentes con enfermedad torácica o abdominal.
  • Se realizo una revisión de las imágenes en los historiales médicos de perros con signos neurológicos, pero sin signos torácicos o abdominales que se sometieron a una exploración torácica, o torácica y abdominal durante la misma hospitalización que la investigación neurológica.
  • Se incluyeron 206 perros en el estudio torácico. De ellos, sólo ocho (3,9%) tenían hallazgos clínicamente importantes y sólo en cinco casos (2,4%) los hallazgos estaban relacionados con la patología neurológica identificada en la Resonancia Magnética. Ciento cuarenta y siete perros fueron incluidos en el estudio abdominal. Se encontraron anomalías en 23 perros (15,6%), pero sólo en ocho (5,4%) se consideraron de importancia clínica actual y sólo en tres (2%) estaban relacionadas con la patología identificada neurológica en la Resonancia Magnética. La ecografía aportó información adicional valiosa en 22 casos (15%), pero sólo se consideró importante en cuatro (2,7%) y se relacionó con la afección neurológica en uno (0,7%). Como era de esperar, la ecografía abdominal a menudo proporcionó más información que la radiografía sola en el cribado abdominal, pero ésta rara vez fue clínicamente relevante o estuvo relacionada con el motivo por el que se había referido el perro.
  • En este estudio, el cribado torácico y abdominal de los pacientes neurológicos sin signos clínicos torácicos o abdominales sólo identificó en raras ocasiones alguna patología oculta, pero clínicamente importante que pudo cambiar el plan de tratamiento inicial, independientemente de la neurolocalización o la edad.
ABSTRACTS

Hipercoagulabilidad en perros con enteropatía crónica y su asociación con la concentración de albúmina sérica.

Dixon A, Hall EJ, Adamantos S, Kathrani A, McGrath C, Black V.
J Vet Intern Med. 2021 Feb 1

  • Los perros con enteropatía perdedora de proteínas (EPP) corren el riesgo de desarrollar un estado hipercoagulable. Actualmente se desconoce la prevalencia de la hipercoagulabilidad en perros con enteropatías crónicas (EC) y con la concentración de albúmina sérica normal.
  • El objetivo del estudio era valorar si los perros con enteropatías crónicas están más predispuestos a un estado de hipercoagulabilidad evaluado mediante tromboelastografía, independientemente de la concentración de albúmina sérica. Se incluyeron 38 perros con signos gastrointestinales crónicos por sospecha de EC inflamatoria entre 2017 y 2019. A cada perro se le realizó un hemograma, un perfil bioquímico y una imagen abdominal. Se calculó el índice de actividad de la enfermedad inflamatoria intestinal canina (CIBDAI). Se realizó una tromboelastografía en el momento de la presentación y se recogieron el tiempo de reacción, el tiempo cinético de coagulación, el ángulo α, la amplitud máxima y la formeza global del coágulo (G). Los perros se consideraron como hipercoagulables si el valor de G era ≥25% superior al intervalo de referencia.
  • Diecisiete de 38 (44,7%; intervalo de confianza [IC] del 95%, 28,6-61,7%) perros con EC eran hipercoagulables. El valor G no difería entre los 19 perros con concentraciones normales (≥28 g/L) de albúmina sérica (9,05 kilodinas/cm2 ; IC del 95%, 7,26-10,84; SD 3,71) y los 19 perros con hipoalbuminemia (11,3 kilodinas/cm2 ; IC del 95%, 9,04-13,6, SD; 4,7; P = .11). El valor G se correlacionó negativamente con el hematocrito, la concentración de albúmina sérica y la duración de los signos, y positivamente con la edad.
  • El estudio concluye que los perros con enteropatías crónicas y la concentración de albúmina sérica normal pueden estar en un estado de hipercoagulación según la medición de la tromboelastografía.