Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

General

ABSTRACTS

Estudio multicéntrico para investigar factores asociados a cambios de la temperatura rectal durante la anestesia en perros.

Clark-Price SC, Fischer BL, Kirwin KL, Keating SCJ, Auckburally A, Flaherty D.
J Am Vet Med Assoc. 2021 Jan 1;258(1):64-71

  • El objetivo del estudio era determinar los factores asociados a los cambios en la temperatura rectal (TR) de los perros sometidos a anestesia.
  • En un estudio observacional prospectivo, se registró la TR de 507 perros sometidos a anestesia en 5 hospitales veterinarios en el momento de la inducción de la anestesia y en el momento de la recuperación de la anestesia (es decir, en el momento de la extubación). También se registraron los datos demográficos, la puntuación de la condición corporal, la clasificación del estado físico de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (ASA), los tipos de procedimientos quirúrgicos realizados y los medicamentos administrados, la duración de la anestesia y el uso de cualquier apoyo térmico.
  • Se realizó un análisis de regresión múltiple para determinar los factores que se asociaban significativamente con una disminución o un aumento (o ningún cambio) del TR. Se calcularon los cocientes de probabilidades para los factores significativamente asociados a la disminución del TR.
  • Entre los 507 perros sometidos a anestesia, la TR disminuyó en el 89% (disminución media, -1,2°C; rango, -0,1°C a -5,7°C), aumentó en el 9% (aumento medio, 0,65°C rango, 0,1°C a 2,1°C), y no cambió en el 2%. Los factores que predijeron y mostraron más probabilidades de que hubiera una disminución de la TR fueron: menor peso, clasificación ASA > 2, cirugía por enfermedad ortopédica o neurológica, procedimientos de Resonancia Magnética, uso de agonistas de los receptores α2-adrenérgicos o μ-opioides, mayor duración de la anestesia y mayor índice de pérdida de calor. No haber usado agonistas de los receptores μ-opioides, una duración de la anestesia menor y la menor tasa de pérdida de calor se asociaron significativamente con un aumento de la TR.
  • En este estudio se identifican múltiples factores que se asociaron con una disminución de la TR en perros sometidos a anestesia. El conocimiento de estos factores puede ayudar a identificar a los perros con mayor riesgo de desarrollar hipotermia perianestésica inadvertida.
ABSTRACTS

Función plaquetar en gatos con hipertiroidismo

Hiebert EC, Panciera DL, Boes KM, Bartl L.
J Feline Med Surg. 2020 Dec;22(12):1214-1218

  • Se ha descrito que gatos con hipertiroidismo pueden desarrollar tromboembolismo, con y sin anormalidades ecocardiográficas consistentes con el hipertiroidismo. 
  • El objetivo de este estudio era comparar la función plaquetaria en gatos con hipertiroidismo con gatos eutiroideos de la misma edad. Se valoró si los gatos con hipertiroidismo tenían los tiempos de cierre de la membrana de colágeno y adenosina difosfato (C-ADP) más cortos, medidos con el analizador de función plaquetaria PFA-100, en comparación con los controles sanos emparejados por edad. 
  • Se reclutaron dieciséis gatos hipertiroideos y nueve eutiroideos sanos de más de 7 años de edad de la población de un hospital universitario. Se midió la función plaquetaria, medida mediante el tiempo de cierre de la membrana con C-ADP por el PFA-100, y el recuento de plaquetas en los gatos sanos eutiroideos y los gatos con hipertiroidismo.
  • La media ± SD de los tiempos de cierre no fue significativamente diferente entre los gatos de control (66,3 ± 9,6 s) y los hipertiroideos (65,9 ± 11,5 s; P = 0,75). La media ± SD de los tiempos de cierre de los gatos hipertiroideos que no fueron tratados o que recibieron metimazol durante ⩽3 semanas (n = 6; media 68,5 ± 15,4 s) no fue diferente de la de los gatos tratados durante >3 semanas (n = 10; media 64,3 ± 8,9 s; P = 0,57). La media del recuento automático de plaquetas fue mayor en el grupo hipertiroideo que en el grupo de control (P = 0,023). 
  • En este grupo de gatos, la función plaquetaria, medida en el PFA 100 utilizando C-ADP como agonista, no se vio afectada por el hipertiroidismo. Se necesitarían más investigaciones para determinar si pude existir un estado hipercoagulable en los gatos hipertiroideos y el papel potencial que pudieran tener tanto las plaquetas como el factor von Willebrand.
ABSTRACTS

Características clínicas de la miopatía inflamatoria no infecciosa en el perro bóxer.

Hong HP, Thomovsky SA, Lewis MJ, Bentley RT, Shelton GD.
J Small Anim Pract. 2021 May 17

  • El objetivo del estudio era evaluar las características clínicas, el tratamiento, el resultado y la asociación potencial entre la miopatía inflamatoria no infecciosa y la malignidad en perros bóxer.
  • Se realizó un estudio retrospectivo en el que se incluyeron perros bóxer diagnosticados histológicamente con miopatía inflamatoria no infecciosa en el Laboratorio Neuromuscular Comparativo de la Universidad de California en San Diego desde 2010 hasta 2018 y con los registros médicos completos. Se registró la reseña del animal, la historia, los signos clínicos, los hallazgos clinicopatológicos, el tratamiento y el resultado.
  • Se incluyeron 28 perros bóxer con miopatía inflamatoria no infecciosa, de 1 a 11 años de edad. Dieciocho eran machos (16 castrados; dos enteros) y 10 eran hembras (siete castradas; tres enteras). Los signos clínicos incluían debilidad generalizada (n=17), disfagia (n=11) y pérdida de peso (n=10). La actividad de la creatina quinasa en suero estaba elevada en los 20 casos analizados (rango de 908 a 138.000 UI/L). Un perro tenía una infiltración neoplásica de células redondas indiferenciadas dentro del músculo en el momento del diagnóstico de la miopatía inflamatoria. Cinco perros habían tenido mastocitomas y a 21 perros no se les diagnosticó neoplasia antes, en el momento o después del diagnóstico de miopatía inflamatoria. El tratamiento incluyó monoterapia con glucocorticoides (n=12), monoterapia con ciclosporina (n=1) o múltiples medicamentos inmunosupresores (n=14). Seis perros mejoraron neurológicamente, 11 mejoraron, pero recayeron mientras estaban en tratamiento, y siete no mejoraron. Ocho perros fueron eutanasiados, uno murió y cuatro se perdieron durante el seguimiento.
  • Según este estudio, los perros bóxer con miopatía inflamatoria no infecciosa pueden presentar debilidad generalizada y disfagia. El resultado exitoso a largo plazo es poco común. La relación entre la neoplasia y la miopatía inflamatoria no infecciosa en los perros bóxer sigue sin estar clara. Estarían justificados estudios futuros prospectivos con una cohorte mayor.
ABSTRACTS

Insulina glargina 300 U/ml para el tratamiento la diabetes mellitus felina

Linari G, Fleeman L, Gilor C, Giacomelli L, Fracassi F.
J Feline Med Surg. 2021 May 19

  • El objetivo de este estudio era evaluar la eficacia y seguridad de la insulina glargina 300 U/ml (IGla-U300) en gatos con diabetes mellitus (DM) de duración variable.
  • Se realizó un estudio prospectivo que incluyó 13 gatos con propietario con DM. Cuatro gatos eran altamente sospechosos de hipersomatotropismo y fueron excluidos de la evaluación de la eficacia de la insulina. Todos los gatos fueron tratados con IGla-U300 SC a una dosis inicial de 0,5 U/kg q12h y alimentados con una dieta baja en carbohidratos. Los gatos fueron monitorizados durante 8 semanas con una curva semanal de glucosa en sangre de 16 horas (BGC) en casa y un cuestionario que evaluaba la presencia de signos clínicos relacionados con la DM. Dentro de los 3 días de la primera, tercera, sexta y octava BGC se realizaron evaluaciones en la clínica, que incluyeron la medición de la fructosamina sérica. La variabilidad glucémica se evaluó calculando la Desviación Estándar de cada BGC.
  • Excluyendo los cuatro gatos con sospecha de hipersomatotropismo, en el momento de la octava BGC, se reportó mejora o ausencia de poliuria, polidipsia, polifagia, pérdida de peso, letargia y mejora o comportamiento general normal en 8/9 (88%), 8/9 (88%), 7/9 (77%), 7/9 (77%), 7/9 (77%) y 8/9 (88%) gatos, respectivamente. Dos gatos alcanzaron la remisión después de 29 y 53 días. Otros dos gatos entraron en remisión después del final del estudio (días 82 y 96). Todos los gatos que alcanzaron la remisión eran diabéticos recién diagnosticados. La mediana (rango) de la concentración de fructosamina en suero disminuyó significativamente al comparar el momento de la inscripción (604 [457-683] µmol/l) con la octava semana de tratamiento (366 [220-738] µmol/l) (P = 0,02). En los 13 gatos, se detectó hipoglucemia bioquímica (glucosa en sangre <60 mg/dl; <3,3 mmol/l) en 13 de las 104 BGC (12,5%), aunque no se reportaron signos clínicos que sugirieran episodios de hipoglucemia. La variabilidad glucémica fue significativamente menor en la quinta BGC cuando se compararon los gatos que alcanzaron la remisión con los que no la alcanzaron (P = 0,02).
  • Según los resultados de este estudio, la IGla-U300 parece eficaz y segura para el tratamiento de la diabetes felina. Se necesitarían más ensayos clínicos comparativos y a largo plazo.
ABSTRACTS

Actividad in vitro de una solución de lactoferricina contra Malassezia pachydermatis de otitis externa en perros y gatos.

Vet Dermatol. 2021 May 19
Corona A, Vercelli A, Bruni N, Guidi E, Cornegliani L.

  • Malassezia pachydermatis es un organismo comensal de la piel que ocasionalmente puede inducir dermatitis y/o otitis. La lactoferricina (Lfcin) es un péptido antimicrobiano obtenido por la digestión mediada por pepsina de la lactoferrina, una proteína láctea multifuncional de la defensa innata. Se cree que la actividad antibacteriana de la Lfcin provoca la alteración de la permeabilidad de la membrana bacteriana, induciendo así la muerte celular.
  •  El objetivo de este estudio fue evaluar la actividad antifúngica in vitro de diferentes diluciones de una solución de Lfcin contra cepas de M. pachydermatis aisladas de oídos de perros y gatos con otitis externa.
  • Se analizaron 50 aislamientos clínicos de Malassezia procedentes de 40 perros y 10 gatos. Se utilizó un método de dilución en placas de microtitulación comenzando con una solución acuosa de Lfcin al 20%. Las diferentes diluciones fueron 2:1 (13,3%), 1:1 (10%), 1:2 (6,7%), 1:5 (3,3%) y 1:10 (1,8%). Los resultados se expresaron como el valor en el que se inhibió el crecimiento del 50% (concentración fungicida mínima MFC50) y del 90% (MFC90) de las células de levadura.
  • Todas las cepas mostraron susceptibilidad a la solución de Lfcin al 20% (100%). Con diluciones 1:5 y 1:10, correspondientes a soluciones de Lfcin al 3,3% y al 1,8%, todas las cepas mostraron resistencia. Los valores MFC50 y MFC90 se observaron con soluciones de Lfcin al 13,3% y al 20%.
  • Los resultados de este estudio indican que la solución de Lfcin presenta la actividad antimicrobiana específica de los péptidos antimicrobianos. Más concretamente, la solución al 20% puede ser eficaz para eliminar las cepas aisladas de M. pachydermatis. También se evidencian algunas susceptibilidades a concentraciones más bajas de ≤6,7% para cuatro cepas.
ABSTRACTS

Farmacocinética de la ampicilina en perros sanos y en perros azotémicos

Monaghan KN, Labato MA, Papich MG.
J Vet Intern Med. 2021 Jan 20.

  • Por ahora se sabe poco sobre los efectos de ciertos factores como por ejemplo la enfermedad renal, que afectan a la farmacocinética de la ampicilina en perros.
  • El objetivo de este estudio prospectivo era determinar la farmacocinética de la ampicilina tras una dosis única intravenosa en perros sanos y azotémicos.
  • Se incluyeron 9 perros que presentaban una lesión renal aguda y 10 perros sanos. Se administró una dosis de ampicilina de 22,2 mg/kg (dosis media) por vía intravenosa. Se obtuvieron muestras de sangre a intervalos concretos (justo antes de la administración, 1, 2, 4, 12 y 24 horas), que se analizaron mediante cromatografía líquida de alta presión, seguida de un análisis farmacocinético de las concentraciones plasmáticas del fármaco.
  • La concentración máxima de ampicilina (mcg/mL; 97,07 (36,1) vs 21,3 (50,26)), P<.001 (media geométrica (coeficiente de variación, CV%)), la vida media (horas; 5. 86 (56,55) vs 0,97 (115,3)), P<.001) y la Area bajo la curva (AUC (h × mcg/mL; 731,04 (83,75) vs 33,57 (53,68)), P<.001) fueron mayores en los perros azotémicos que en los sanos. Los perros azotémicos también mostraron un aclaramiento significativamente menor (30,06 (84,19) vs 655,03 (53,67); mL/kg h, P < 0,001) y un volumen de distribución menor (253,95 (30,14) vs 916,93 (135,24); mL/kg, P < 0,001) en comparación con los perros sanos.
  • En este estudio, el aumento de las concentraciones del fármaco junto a una eliminación más lenta de la ampicilina en los perros azotémicos respecto a los sanos, podrían tener importancia clínica al contribuir a la morbilidad asociada al antibiótico. Esto indicaría la necesidad de ajustar la dosis de ampicilina en los perros con una función renal disminuida.
ABSTRACTS

Prevalencia de la mineralización del tendón del músculo supraespinoso en perros sin cojera

Abbey R, Pettitt R.
J Small Anim Pract. 2021 Jan 25

  • La mineralización del tendón del músculo supraespinoso se ha descrito como un hallazgo común en perros con cojera del miembro torácico. En realidad, no está claro si la mineralización es una causa clínicamente significativa, o un efecto secundario, de la cojera.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo era determinar la prevalencia de la mineralización del tendón del músculo supraespinoso en perros que se presentaban a la clínica por razones distintas a la cojera y en los que la cojera no era evidente en el momento de la presentación.
  • A partir de los informes clínicos, se buscaron perros sometidos a TAC de tórax y se seleccionaron perros que se presentaron por cuestiones clínicas distintas de la cojera y sin antecedentes previos de cojera. Se examinaron las tomografías para identificar la presencia o no de mineralización del supraespinoso. Se registró la reseña del animal en todos los casos.
  • La mineralización del supraespinoso se detectó en cuatro de 99 perros (4%) y los cuatro casos eran perros machos. Los perros de razas medianas y grandes fueron los más frecuentemente afectados, con una edad media de 9 años. La mineralización solo fue unilateral de la extremidad torácica izquierda.
  • En este estudio, la prevalencia de la mineralización del supraespinoso en perros no cojos fue baja. Este hallazgo, junto con el hecho de que nivel de prevalencia de la mineralización del supraespinoso encontrado en los perros cojos es mayor, sugiere que la mineralización del supraespinoso podría estar asociada con la cojera en los perros, ya sea como resultado indirecto de la cojera o como causa primaria.
ABSTRACTS

Diagnóstico de contusiones pulmonares con ecografía pulmonar y radiografía torácica en comparación con la tomografía computarizada torácica en perros con traumatismos por vehículos de motor: 29 casos (2017-2018).

Dicker SA, Lisciandro GR, Newell SM, Johnson JA.
J Vet Emerg Crit Care 2020 Nov;30(6):638-646.

  • El objetivo el estudio era determinar la precisión de la ecografía pulmonar (EP) utilizando el protocolo Veterinary Bedside Lung Ultrasound Examination (VetBLUE) y las radiografías torácicas de 3 vistas (TRX) en comparación con la tomografía computarizada torácica (TCT) para diagnosticar la presencia y la cuantificación de contusiones pulmonares (CP).
  • Se planteó un estudio de cohorte prospectivo realizado desde febrero de 2017 hasta junio de 2018 en centro privado de urgencias y referencia. Se inscribieron consecutivamente 32 perros que habían sufrido un traumatismo por vehículos de motor. Tres perros fueron excluidos del análisis estadístico. Todos los perros sobrevivieron hasta el alta hospitalaria. A las 24 horas de sufrir el traumatismo, se realizó a los perros una EP, TRX y TCT. Utilizando el protocolo VetBLUE, se puntuó la CP por EP según la presencia y el número de líneas B y líneas C, que indican agua pulmonar extravascular. Las radiografías torácicas y la TCT se puntuaron para CP según un patrón topográfico similar al del protocolo VetBLUE. La ecografía pulmonar y la TRX se compararon tomando la TCT como estándar para la presencia y cuantificación de la CP.
  • En la TCT, 21 de 29 (72,4%) perros fueron positivos y 8 de 29 (27,6%) perros fueron negativos para CP. Cuando se comparó la EP con la TCT, 19 de 21 perros fueron positivos para CP (90,5% de sensibilidad) y 7 de 8 perros fueron negativos (87,5% de especificidad) para CP. La puntuación para la CP de la EP se correlacionó fuertemente con la puntuación para la CP de la TCT (R = 0,8, P < 0,001). Cuando se comparó la TRX con la TCT, 14 de 21 perros fueron positivos para la CP (66,7% de sensibilidad) y 7 de 8 perros fueron negativos (87,5% de especificidad) para la CP. La puntuación de CP de la TRX se correlacionó fuertemente con la puntuación de CP de la TCT (R = 0,74, P < 0,001).
  • En esta población de perros con traumatismos por vehículos de motor, la EP tuvo una alta sensibilidad para el diagnóstico de CP en comparación con la TCT como prueba estándar. La EP proporciona un diagnóstico fiable de la CP después de un traumatismo. Se identificaron más pacientes con CP con la EP que con la TCT. Se necesitarían estudios adicionales para determinar si esta mayor sensibilidad es estadísticamente significativa.
ABSTRACTS

Comparación de parámetros, clínicos, de laboratorio, radiográficos y de la reseña del animal en gatos con asma felina y bronquitis crónica.

Grotheer M, Hirschberger J, Hartmann K, Castelletti N, Schulz B.
J Feline Med Surg. 2020 Jul;22(7):649-655

  • El asma felina (AF) y la bronquitis crónica felina (CB) son afecciones respiratorias comunes en los gatos, frecuentemente denominadas "enfermedad de las vías respiratorias inferiores felinas". Sin embargo, las etiologías de ambas enfermedades respiratorias inflamatorias son probablemente diferentes. Se sabe poco sobre las diferencias en la reseña del animal, los signos clínicos, las anomalías de laboratorio y las características radiográficas entre los gatos con estas dos enfermedades de las vías respiratorias. 
  • El objetivo del estudio fue investigar si ciertos parámetros pueden ayudar a diferenciar ambas enfermedades, según la citología de las vías respiratorias. 
  • Se realizó un estudio retrospectivo que incluyó 73 gatos con AF y 24 gatos con CB. Los criterios de inclusión fueron signos clínicos compatibles y una evaluación citológica del líquido de lavado broncoalveolar compatible con AF (inflamación eosinofílica) o CB (inflamación neutrofílica) sin evidencia citológica o microbiológica de infección bacteriana. Se compararon estadísticamente los parámetros de la reseña del animal, la exploración física, la hematología y las radiografías torácicas de ambos grupos de la enfermedad (P <0,05). 
  • La edad media de los gatos con AF era de 6 años, y de 7,5 años en los gatos con CB (P = 0,640). Los signos clínicos más comúnmente reportados en ambos grupos fueron tos (95% AF/96% CB; P = 1.000), sonidos auscultatorios pulmonares patológicos (82% AF/79% CB; P = 0.766) y disnea (73% AF/79% CB; P = 0.601). En radiografías, se detectaron patrones pulmonares anormales en el 94% de los gatos con AF y el 91% con CB (P = 0,629), respectivamente. La eosinofilia en sangre fue significativamente más común en los gatos con AF (40%) en comparación con la CB (27%) (P = 0,026). 
  • El estudio indica que no es posible diferenciar la AF y la CB mediante la reseña del animal, un único signo clínico, y los hallazgos hematológicos y radiográficos.
ABSTRACTS

Evaluación de perfiles de análisis sanguíneos de screening renales y hepáticos antes de la administración de antiinflamatorios no esteroideos en perros

J Small Anim Pract. 2021 Jan;62(1):12-18
Chalifoux NV, Kaiman G, Drobatz KJ, Thawley VJ.

  • El objetivo el estudio era evaluar la posible asociación entre la reseña del animal, la historia y los hallazgos en la exploración física y la elevación de los valores sanguíneos renales y hepáticos antes de la administración de antiinflamatorios no esteroideos en perros. Los objetivos secundarios fueron investigar las diferencias clinicopatológicas entre los perros a los que se les prescribió y a los que no se les prescribió un antiinflamatorio no esteroideo. 
  • Se revisaron retrospectivamente los informes médicos de 81 perros a los que se les realizó un perfil analítico sanguíneo de screening renal y hepático antes de la administración del fármaco. Se registró la reseña del animal, la historia y los hallazgos de la exploración física. 
  • Seis (7%) perros tenían la urea en sangre elevada, 2 (2%) perros tenían una creatinina elevada, 24 (30%) perros tenían una alanina aminotransferasa elevada, 29 (36%) tenían una aspartato aminotransferasa elevada y 14 (17%) tenían una fosfatasa alcalina elevada. Cuarenta y cinco (56%) perros tenían una elevación en al menos 1 valor sanguíneo renal o hepático. Los perros de menos de 8 años de edad y con una mayor duración de los signos clínicos tenían menos probabilidades de tener un valor sanguíneo renal o hepático elevado. Los perros con valores sanguíneos hepáticos elevados tenían menos probabilidades de que se les prescribiera un antiinflamatorio no esteroideo, pero esto no fue igual de cierto para los que tenían solo los parámetros renales elevados. 
  • Los resultados de este estudio preliminar sugieren que los perfiles de análisis sanguíneos de screening antes de la administración de antiinflamatorios no esteroideos podrían ser importantes para los perros de más de 8 años de edad. Las elevaciones de las enzimas hepáticas pueden desempeñar un papel más importante en la toma de decisiones clínicas de la administración de antiinflamatorios no esteroideos en comparación con los parámetros renales.