Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Infecciosas y parasitología

ABSTRACTS

Parasitemia y su variación diaria en leishmaniosis canina

Di Pietro S, Crinò C, Falcone A, Crupi R, Francaviglia F, Vitale F, Giudice E.
Parasitol Res. 2020 Aug 15:1-8

  • El objetivo de este estudio era evaluar, mediante qPCR, la prevalencia de la parasitemia en perros de refugio enfermos de leishmaniosis canina por infección natural. También se realizó una evaluación de los cambios diarios de la carga parasitaria en sangre periférica.
  • Se realizó un examen clínico exhaustivo y la recogida de varias muestras (sangre, nódulos linfáticos, piel y conjuntiva) en 140 perros que vivían en una zona endémica. De todos ellos, sólo se incluyeron los perros con leishmaniosis clínicamente evidente (39/140; 27,9%).
  • Doce (30,8%) de los 39 perros presentaron parasitemia por qPCR con una carga baja (mediana: 4 Leishmaniosis/ml) a pesar de tener una carga alta de parásitos en los ganglios linfáticos (mediana: 4000 Leishmaniosis/ml) y títulos altos de IFI (≥ 1:640). Se tomaron muestras de siete perros enfermos cada 4 h durante 6 veces en un período de 24 h. Sólo en uno (14,3%) de los siete perros muestreados se detectó ADN de Leishmania en la sangre periférica. Sorprendentemente, se detectó ADN de Leishmania en sangre periférica de perros asintomáticos, negativos tanto en la serología como en la PCR realizada en muestras distintas a las de sangre (6/101; 5,9%).
  • En este estudio, se confirma que en leishmaniosis canina la parasitemia es poco común e incluso transitoria. El examen microscópico, aunque pueda ser recomendado, se confirma como un método de baja sensibilidad con una utilidad diagnóstica menor que la qPCR en la leishmaniosis canina. Además, se puede detectar ADN de Leishmania circulante incluso en perros sanos. Este hallazgo es importante en la práctica clínica porque en áreas endémicas sugiere que existen riesgos respecto a las transfusiones y una posible transmisión del vector
ABSTRACTS

Respuesta clínica a 2 protocolos de gentamicina en aerosol en 46 perros con infección por Bordetella bronchiseptica (2012- 2018)

Morgane Canonne A, Roels E, Menard M, Desquilbet L, Billen F, Clercx C.
J Vet Intern Med. 2020 Aug 13

  • La infección por Bordetella bronchiseptica (Bb) es una causa común de enfermedades respiratorias en los perros. La gentamicina administrada en aerosol maximiza la administración local de la droga sin absorción sistémica, pero todavía existe incerteza sobre la respuesta clínica a los protocolos.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo era comparar la respuesta clínica a 2 protocolos de administración de gentamicina en aerosol para el tratamiento de la bordetelosis.
  • Se incluyeron 46 perros con infección por Bb confirmada por cultivo o por PCR cuantitativa en un lavado broncoalveolar y que se les había administrado gentamicina en aerosol durante ≥10 minutos q12h durante ≥3 semanas usando 4 mg/kg diluido con solución salina (grupo 1) o solución al 5% sin diluir (grupo 2). Los datos demográficos fueron similares entre ambos grupos. La respuesta clínica se evaluó, en primer lugar, después de 3 a 4 semanas de tratamiento, y si no se alcanzaba la curación el tratamiento seguía en incrementos de 3 semanas. La curación se definió como la ausencia de tos que persistiera al menos una semana después de la interrupción del tratamiento.
  • La curación clínica a las 3-4 semanas se observó con mayor frecuencia con el uso de solución no diluida (19/33 vs 3/13 perros, P = .03) además de mostrar una duración media más corta del tratamiento (4 vs 6 semanas, P = .01). Los perros del grupo 2 que tenían menos de 1000 células/μL en el lavado broncoalveolar también tuvieron más probabilidades de curarse a las 3-4 semanas que los perros con más de 1000 células/μL [9/9 vs 10/19, P = .006] y también se redujo la duración media del tratamiento en ese subgrupo de animales con menos de 1000 células/μL en el lavado broncoalveolar (3 vs 5 semanas, P = .02).
  • El estudio concluye que la administración de gentamicina en aerosol parece ser efectiva para la curación clínica en la infección por Bb. La respuesta clínica parece ser mejor usando una solución no diluida al 5%, particularmente en el subgrupo de perros que tienen menos de 1000 células/μL en el lavado broncoalveolar.
ABSTRACTS

Primer reporte del aislamiento de Leptospira spp patógenas en la orina y riñones de gatos con infección natural

Alashraf AR, Lau SF, Khairani-Bejo S, Khor KH, Ajat M, Radzi R, Roslan MA, Abdul Rahman MS.
PLoS One. 2020 Mar 10;15(3):

  • La leptospirosis es una de las enfermedades zoonóticas más extendidas y puede infectar tanto a los seres humanos como a los animales. Es probable que, debido a la falta de signos clínicos evidentes asociados a la infección por Leptospira spp. en gatos, se subestime la importancia del gato sano como posible fuente de exposición para los seres humanos.
  • El objetivo del estudio era determinar la exposición, la excreción y el estado de portador de Leptospira spp. en los gatos de un refugio de Malasia utilizando métodos serológicos, moleculares y bacteriológicos.
  • Se tomaron muestras de 82 gatos sanos de dos refugios. Se realizaron análisis de sangre, orina y de los riñones mediante la prueba de aglutinación microscópica (MAT), PCR y cultivo bacteriano.
  • Teniendo en cuenta los resultados de todas las técnicas ( serológicas, moleculares y/o cultivo), la detección total de infección por Leptospira spp fue del 29,3% (n = 24/82). En cuanto a los cultivos, el 16,7% (n = 4/24) de los gatos que dieron positivo eran portadores de Leptospira spp con cultivos de riñón positivos, y un gato dio positivo en el cultivo de orina y riñón. Mediante métodos serológicos y moleculares se identificaron los aislamientos de Leptospira spp. como L. interrogans serovar Bataviae patógeno. En cuanto a la MAT, el 87,5% (n = 21/24) tenía títulos de anticuerpos positivos (100-1600) y la mayor parte del serogrupo Bataviae (n = 19/21). En cuanto a la PCR, el 16,7% (n = 4/24) de los gatos tenían ADN patógeno de Leptospira spp. en su orina. Además, tres de cada cuatro gatos con cultivos positivos fueron negativos en la MAT.
  • Este estudio informa por primera vez de la recuperación de Leptospira spp. patógenas de orina y riñones obtenidos de gatos con infección naturalmente adquirida, y por lo tanto evidencia un posible papel de los gatos infectados naturalmente en la transmisión de Leptospira spp. Además, como la infección por Leptospira spp. se produce de forma subclínica en los gatos, y se han obtenido aislamientos en los cultivos, se sugiere que los gatos sanos podrían ser reservorios de la infección por Leptospira spp. Esta información debería promover el desarrollo de estrategias de prevención de la enfermedad para la población felina.
ABSTRACTS

Presentación clínica, hallazgos cardiovasculares, etiología y evolución de la miocarditis canina en perros: 64 con diagnóstico presuntivo antemortem (26 confirmados postmortem) y 137 con sólo diagnóstico postmortem (2004-2017).

Lakhdhir S, Viall A, Alloway E, Keene B, Baumgartner K, Ward J.
J Vet Cardiol. 2020 May 29;30:44-56

  • Este estudio describe la presentación, las anomalías cardiovasculares, la etiología y la evolución de la miocarditis canina en áreas geográficas no endémicas para tripanosoma o la leishmania.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros con diagnóstico clínico o histopatológico de miocarditis de dos centros de atención terciaria. Se identificaron 64 (con diagnóstico presuntivo antemortem) y 137 (con sólo diagnóstico postmortem) perros con propietario
  • Los hallazgos más comunes en los perros con diagnóstico presuntivo antemortem incluyeron fiebre (21%) y soplo cardíaco (19%). La troponina I cardíaca media fue de 12,2 ng/mL (rango: 0,2-808,0 ng/mL), y la troponina excedió el valor de 1,0 ng/mL en 26 de 29 (90%) perros en que se midió. La arritmia más común fue la ectopía ventricular (54%), mientras que la anomalía ecocardiográfica más común fue la disminución de la función sistólica del ventrículo izquierdo (56%). Se diagnosticó una etiología infecciosa en 35 de 64 (55%) perros. Las etiologías infecciosas confirmadas incluyeron sepsis bacteriana (n = 9) o extensión de endocarditis (3), toxoplasmosis o neosporosis (3), parvovirus (2), y un caso de bartonelosis, tripanosomiasis, leptospirosis y dirofilariasis cada una. La media de tiempo de supervivencia fue de 4 días (rango: 0-828 días) para todos los perros vs. 82 días para los perros que sobrevivieron al menos 2 semanas después del diagnóstico. La presencia de derrame pericárdico o azotemia fue un predictor significativo de no supervivencia. El infiltrado inflamatorio neutrofílico fue el más común en la histopatología (47%), y a 20 de 137 (14,5%) perros se les identificó endocarditis bacteriana concurrente en la necropsia.
  • En este estudio, la infección bacteriana fue la etiología más común que se pudo confirmar de miocarditis. El pronóstico de la miocarditis canina es reservado y similar al reportado para la endocarditis infecciosa.
ABSTRACTS

Evaluación de las prescripciones antimicrobianas en perros con presuntas enfermedades bacterianas del tracto urinario

J. Scott Weese; Dennis Ballance; Philip Bergman; Talon McKee; Jinelle Webb
Proceedings ACVIM 2020

  • La administración de antimicrobianos está recibiendo cada vez más atención en medicina veterinaria y la evaluación de las prácticas de uso de antimicrobianos es un asunto importante al que cada vez se le presta más atención.
  • En este estudio se realizó una revisión retrospectiva de las prescripciones de productos antimicrobianos a perros a los que se les había diagnosticado una enfermedad infecciosa del tracto urinario en centros veterinarios de los Estados Unidos y el Canadá para evaluar su prescripción.
  • Se evaluaron un total de 7803 prescripciones antimicrobianas de 7387 perros; 7127 perros de 673 clínicas de los Estados Unidos y 260 perros de 50 clínicas de Canadá. Los principales trastornos clínicos fueron la cistitis aguda (n=6582), la cistitis recurrente (n=428) y la pielonefritis (n=326).
  • Los antimicrobianos más comúnmente prescritos para la cistitis aguda fueron la amoxicilina/ácido clavulánico (2702, 41%), la cefpodoxima (1024, 16%) y la amoxicilina (874, 13%). La duración media fue de 12 d (rango de 3 a 60 días, rango intercuartil (IQR) 4 días).
  • Hubo una diferencia significativa en la duración entre 2016 - 2018, y 2016 y 2018 (ambos p<0,001), con una duración menor en 2018. El 55% (3634) de los perros fueron tratados con antimicrobianos de primera línea que eran recomendados pasando del 52% (736/1410) en 2016, al 53% (1348/2536) en 2017 y al 59% (1550/2636) en 2018 (p<0,0001). Hubo diferencias significativas en los patrones de prescripción y en el uso general de "antimicrobianos de importancia crítica de máxima prioridad" entre el Canadá y los Estados Unidos, e incluso entre las diferentes regiones de los Estados Unidos. La amoxicilina/ácido clavulánico (146, 33%), la marbofloxacina (95, 21%) y la cefpodoxima (65, 14%) se recetaron con mayor frecuencia para la cistitis recurrente, con una duración media de 14 d (rango 3-77, IQR 10,5). La amoxicilina/ácido clavulánico (86, 26%), la marbofloxacina (56, 17%) y la enrofloxacina (36, 11%) se recetaron con mayor frecuencia para la pielonefritis; sin embargo, 91 perros (28%) recibieron dos antimicrobianos y dos (0,6%) tres antimicrobianos. La duración media del tratamiento fue de 14 d (rango 3-77 d, IQR 11 d). Las fluoroquinolonas se prescribieron con una frecuencia significativamente mayor (p<0,0001) a los perros con pielonefritis en comparación con los perros con cistitis aguda, mientras que las cefalosporinas de primera (p=0,018) y tercera generación (p=0,009) y las penicilinas (p=0,0007) se prescribieron con mayor frecuencia a los casos de cistitis aguda.
  • Los autores concluyen que las disminuciones en la duración de los tratamientos, y el aumento del uso de antimicrobianos de primera línea recomendados durante el período de este estudio, es más bien alentador, pero aún queda trabajo por hacer respecto a la optimización del uso de antimicrobianos.
ABSTRACTS

Infección por Giardia duodenalis en perros afectados con enteropatía crónica primaria

Perrucci S, Berrilli F, Procopio C, Di Filippo MM, Pierini A, Marchetti V.
Open Vet J. 2020 Apr;10(1):74-79

  • La enteropatía crónica primaria (ECP) canina incluye un grupo heterogéneo de enfermedades caracterizadas por signos gastrointestinales crónicos.
  • El objetivo de este estudio era evaluar la concurrencia de la infección por Giardia duodenalis en perros afectados por ECP.
  • Se incluyeron 47 perros afectados de ECP de diferente edad y sexo. Para cada perro, se evaluó la frecuencia de la defecación, la consistencia de las heces, y eventuales anormalidades fecales. También se evaluó un índice de puntuación clínica de la severidad de la CE (índice de actividad de enteropatía crónica clínica), y se clasificó el tipo de enteropatía de forma retrospectiva. Para el análisis parasitológico, se examinaron muestras fecales frescas recogidas de cada perro mediante frotis frescos teñidos con Lugol, por técnica de flotación y un inmunoensayo rápido. Mediante análisis moleculares se identificaron los genotipos de la Giardia duodenalis. Se evaluaron estadísticamente las diferencias de los parámetros clínicos entre los perros positivos y negativos para G. duodenalis.
  • Entre los perros con ECP, 16 de los 47 (34%) perros fueron considerados positivos para G. duodenalis y se identificaron los ensamblajes C y D. No se observaron diferencias estadísticas según los tipos de ECP entre los grupos de perros G. duodenalis-positivos y G. duodenalis-negativos. El índice clínico de la gravedad de la ECP fue indicativo de formas clínicas significativamente menos severas en los perros G. duodenalis-positivos (p = 0,037).
  • Los resultados obtenidos en este estudio muestran que G. duodenalis puede estar presente en los perros afectados por ECP, y que se necesitan más investigaciones para aclarar la verdadera importancia de una presentación clínica leve en los perros afectados por ECP positivos a G. duodenalis.
ABSTRACTS

Evaluación de diferentes dosis de doxiciclina durante el tratamiento adulticida de la Dirofilaria immitis en perros

Carretón E, Morchón R, Falcón-Cordón Y, Falcón-Cordón S, Matos JI, Montoya-Alonso JA.
Vet Parasitol. 2020 Jun 2;283

  • La bacteria endosimbiótica Wolbachia desempeña un papel importante en la patogénesis y en la respuesta inmunológica inflamatoria a la infección por Dirofilaria immitis en los perros. La doxiciclina se utiliza para reducir la Wolbachia de todas las etapas de la vida del gusano y así evitar grandes liberaciones de la bacteria durante la muerte de los gusanos. Sin embargo, la dosis y la duración del tratamiento recomendadas actualmente se han extrapolado del tratamiento de otras infecciones rickettsiales.
  • El objetivo del estudio era valorar la dinámica de los anticuerpos IgG anti-Wolbachia en los perros infectados por Dirofilaria immitis bajo tratamiento adulticida utilizando diferentes dosis de doxiciclina.
  • Se reclutaron 49 perros infectados por Dirofilaria immitis. El día 0 (diagnóstico) se prescribió ivermectina mensual (6 μg/kg), así como doxiciclina diaria durante 30 días, a 10 mg/kg/12 h (n = 13), 5 mg/kg/12 h (n = 19) y 10 mg/kg/24 h (n = 17). Los perros se sometieron a un tratamiento de adulticida y se recogieron muestras de sangre los días 0, 30, 90 y 120. Todos los perros tenían anticuerpos contra la proteína de superficie recombinante de la Wolbachia (rWSP), lo que confirma el importante papel de la bacteria en la enfermedad causad por Dirofilaria immitis. No se encontraron diferencias significativas en la respuesta anti-rWSP por la presencia/ausencia de microfilarias, o por la carga parasitaria en el día 0. En todos los grupos tratados, la respuesta de anticuerpos anti-rWSP no fue significativamente diferente entre los días 0 y 30, pero fue significativamente menor entre los días 0 y 120 (p < 0,05).
  • Los resultados del presente estudio sugieren que la administración de una dosis inferior a la recomendada actualmente es suficiente para lograr una reducción significativa de la Wolbachia en los perros infectados por Dirofilaria immitis.
ABSTRACTS

Neumonía felina: Un estudio retrospectivo de 10 años

Jonathan D. Dear; Johnson Eric; William Vernau; Sean Hulsebosch; Lynelle Johnson
Proceedings ACVIM 2020

  • La neumonía es una enfermedad que todavía está mal descrita en los gatos.
  • Los objetivos de este estudio fueron describir las características clínico-patológicas, radiográficas y microbiológicas de gatos afectados de neumonía.
  • Se investigaron las historias clínicas del Hospital Veterinario de UC Davis para identificar a gatos con un diagnóstico clínico de bronconeumonía (BP) o neumonía por aspiración (AP). Las características que se valoraron incluyeron, la reseña del animal, hallazgos en los pruebas diagnósticas, detalles de la historia clínica y la presencia de condiciones sospechosas de ser factores de riesgo para la aspiración. Se valoraron los resultados diagnósticos de hemogramas, análisis del lavado broncoalveolar (BALF) y cultivo microbiano. Las radiografías fueron calificadas por un solo radiólogo en ciego.  Se identificaron 60 gatos que incluyeron 32 con AP y 28 con BP. Se obtuvieron muestras de las vías respiratorias en 32 gatos con BP y 6 con AP. Se usaron 44 gatos con enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias (IAD) como controles.
  • La duración y la prevalencia de la tos fueron significativamente menores en los gatos con AP (13 días, 8/32; p=0,02) en comparación con los gatos con BP (240 días, 27/28, p<0,0001) y la frecuencia respiratoria fue mayor (43 versus 26, p=0,007). La enfermedad gastrointestinal fue el factor de riesgo más común asociado con la AP. Radiográficamente, 57 gatos mostraron evidencias de neumonía. Los gatos con AP tenían más probabilidades de tener un patrón alveolar y una puntuación total más alta que los gatos con PA o IAD y menos probabilidades de tener un patrón bronquial. En gatos con BP los organismos más frecuentemente cultivados a partir del BALF fueron las especies de micoplasma (12).
  • Estos resultados sugieren que en gatos con tos e infiltrados radiográficos severos se debe sospechar de una neumonía bacteriana
ABSTRACTS

Evaluación de biomarcadores séricos y de la proteinuria para la detección temprana de daño renal en perros con Dirofilariosis (Dirofilaria immitis)

Carretón E, Falcón-Cordón Y, Rodon J, Matos JI, Morchón R, Montoya-Alonso JA.
Vet Parasitol. 2020 Jun 1;283

  • La glomerulonefropatía asociada a la Dirofilaria immitis es relativamente frecuente en los perros infectados.
  • Dada la importancia y la escasez de estudios centrados en su prevalencia y diagnóstico, el objetivo de este era determinar la prevalencia de la proteinuria y los indicadores funcionales de la tasa de filtración glomerular en perros con Dirofilariosis y discutir su utilidad en la detección de la insuficiencia renal.
  • En un laboratorio de referencia se analizaron, para suero y orina, los siguientes parámetros de 47 perros infectados Dirofilaria immitis: urea, creatinina, proteínas plasmáticas, SDMA y ratio creatinina/proteína en orina (UPC). Se evaluaron además los perros para detectar la presencia/ausencia de microfilarias, hipertensión pulmonar y sistémica, y se evaluó la carga parasitaria.
  • Los resultados mostraron que el 19,1 % de los perros presentaban proteinuria (UPC > 0,5) y el 17 % presentaba una proteinuria limítrofe (UPC 0,2-0,5). La creatinina y la SDMA estaban elevadas (>1,8 mg/dl y ≥18 μg/dl, respectivamente) en el 4,2% de los perros. La UPC estaba aumentada significativamente en los perros con una alta carga parasitaria y en los perros con microfilariemia (p < 0,05). Los perros con hipertensión pulmonar también mostraron un mayor aumento de la proteinuria, lo que probablemente se debió a la cronicidad de la infección. No se encontraron diferencias significativas respecto a la presión arterial sistémica. A pesar de las limitaciones de este estudio, la proteinuria o proteinuria limítrofe estaban presentes en el 36,2 % de los perros con Dirofilariosis, y esto podría deberse a la enfermedad glomerular.
  • El estudio concluye que, la detección de la proteinuria, junto con otros biomarcadores renales en los protocolos de diagnóstico, podría ayudar a identificar las alteraciones renales o el riesgo de daño renal en la Dirofilariosis.
ABSTRACTS

Eficacia de una formulación tópica de selamectina más sarolaner en la prevención del desarrollo de una cepa de filaria resistente a lactona macrocíclica en gatos.

Pullins A, McTier TL, Mahabir S, DeRose G, Hedges L.
Vet Parasitol. 2020 May 11;282:109122

  • Revolution®/Stronghold® Plus, un endectocida tópico que incorpora 6 mg/kg de selamectina más 1 mg/kg de sarolaner, está aprobado para su uso en gatos para prevenir la Dirofilariosis. Hasta la fecha, no se ha evaluado la eficacia de la selamectina contra ninguna cepa de filaria resistente a la lactona macrocíclica (ML) para la prevención de la cardiopatía en gatos.
  • En este estudio se evaluó una formulación de una combinación experimental de selamectina (6 mg/kg) más sarolaner (2 mg/kg) para prevenir el desarrollo de una cepa de Dirofilaria immitis resistente a la ML en gatos.
  • Se utilizaron 40 gatos domésticos de pelo corto de experimentación (20 machos; 20 hembras) de 7 a 9 meses de edad y con resultados negativos para el antígeno de filaria antes de la inclusión en el estudio. El día -30, se inoculó a los gatos 100 D. immitis L3 (cepa ZoeMO) por vía subcutánea en la zona inguinal. Los gatos fueron asignados aleatoriamente a uno de los siguientes cuatro tratamientos con regímenes de dosificación asociados: T01 (control tratado con el vehículo del producto los días 0, 28 y 56), T02 (dosis única de selamectina más combinación de sarolaner sólo el día 0), T03 (combinación de selamectina más sarolaner los días 0, 28 y 56) o T04 (dosis única de selamectina sólo el día 0). Todos los tratamientos se administraron de forma tópica en una formulación a base de alcohol isopropílico. La selamectina se administró a razón de 6 mg/kg tanto en formulaciones aisladas como combinadas. El sarolaner se administró a 2 mg/kg. Se hicieron necropsias a los gatos el día ∼145 (∼175 días después de la infección) y se contaron los gusanos adultos.
  • Nueve de diez gatos del grupo de control (T01) se demostraron infectados con gusanos adultos (rango, 1 a 23; media geométrica, 3,5). En cambio, todos los gatos del grupo T03 no tuvieron ningún gusano del corazón. Sólo dos gatos en T02 ((rango 0-3; media geométrica 0,2) y un solo gato en T04 ((rango 0-1 media geométrica 0,1) tenían gusanos del corazón. En comparación con T01 (gatos control), todos los gatos tratados tuvieron significativamente (p < 0,0001) una reducción de la carga de gusanos, con eficacias de tratamiento del 100% (T03), 93,5% (T02) y 98% (T04).
  1. El estudio concluye que una combinación tópica de selamectina (6 mg/kg) más sarolaner (2 mg/kg) fue 100% eficaz para prevenir el desarrollo de una cepa de D. immitis (cepa ZoeMO) resistente a la ML en los gatos cuando se administró en tres tratamientos mensuales consecutivos. Una sola dosis fue altamente (93,5%) pero incompletamente eficaz.