Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Nutrición clínica

ABSTRACTS

Asociación entre el peso al nacer y el riesgo de sobrepeso en la edad adulta en perros labradores.

Mugnier A, Morin A, Cellard F, Devaux L, Delmas M, Adib-Lesaux A, Flanagan J, Laxalde J, Chastant S, Grellet A
PLoS One. 2020 Dec 10;15(12):

  • Varios estudios realizados en humanos indican que un peso bajo al nacer predispone a los individuos a padecer obesidad en su vida posterior. A pesar del constante aumento de la prevalencia de la obesidad en la población canina y de las importantes consecuencias para la salud de este fenómeno, se han realizado pocas investigaciones sobre la asociación entre el peso al nacer y el desarrollo del sobrepeso en perros.
  • El objetivo de este estudio era examinar la asociación entre el peso al nacer, y algunas otras características neonatales, y el sobrepeso en la edad adulta en una población de perros labradores de raza pura.
  • Se recogió información sobre el sexo, la edad, el estado de esterilización, el peso al nacer y las tasas de crecimiento (entre 0 y 2 días y entre 2 y 15 días de edad) en 93 perros labradores criados en condiciones ambientales similares hasta los dos meses de edad. Se registraron las puntuaciones de la condición corporal (BCS, escala de 1 a 9) de estos perros cuando ya fueron adultos, y se clasificó como sobrepeso una BCS igual o superior a 6. Los perros se dividieron en dos grupos en función de la mediana del peso al nacer de la población: inferior a la mediana (LTM) y superior a la mediana (HTM). Se analizaron las asociaciones entre las características generales de los perros (sexo, edad, estado de esterilización), los parámetros de los primeros años de vida (peso al nacer, tasas de crecimiento) y el sobrepeso en la edad adulta.
  • El peso al nacer fue el único parámetro de las primeras etapas de la vida que se asoció con el sobrepeso (valor p = 0,032) en edad adulta. La prevalencia de sobrepeso fue del 70% entre los perros con peso al nacer LTM frente al 47% en los perros nacidos con peso al nacer HTM. El sobrepeso también se asoció con la edad y el estado de esterilización (valor p = 0,029 y 0,005 respectivamente).
  • Los resultados del estudio sugieren que, al igual que en los humanos, los perros con los pesos más bajos al nacer tienen más probabilidades de tener sobrepeso en la edad adulta. Se necesitarían más estudios para profundizar en esta relación y explorar los mecanismos subyacentes. Un objetivo posterior podría ser identificar estrategias preventivas, como un programa de nutrición temprana adaptado para los individuos de riesgo.
ABSTRACTS

Efectos de dos dietas comerciales sobre varios parámetros reproductivos en perras, desde el ciclo estral hasta el parto.

Orlandi R, Vallesi E, Calabrò S, Vastolo A, Musco N, Troisi A, Polisca A, Lombardi P, Cutrignelli MI.
Animals (Basel). 2020 Dec 25;11

  • El estrecho vínculo entre la gestión de la nutrición y la eficiencia reproductiva, aunque es bien conocido, se dispone de muy pocos datos sobre este tema en perros.
  • El objetivo de este estudio era comparar el efecto de dos dietas diferentes sobre el período folicular y la gestación en perras.
  • Se reclutaron dieciocho perras pluríparas de tamaño medio y grande, que se dividieron en dos grupos, grupo control (CTR) y grupo experimental (EX) y se alimentaron, respectivamente, con una dieta de croquetas comercial (CTR: harina de aves, arroz, maíz, grasa de ave, harina de pescado, pulpa de remolacha, aceite de pescado, aceite de semillas, cloruro de sodio y Saccharomyces cerevisiae deshidratado. EM 16,47 Mj/kg MS)  y otra especialmente formulada (EX: harina de aves, espelta, avena, patata, harina de pescado, proteína de pescado hidrolizada, pulpa de remolacha, huevos deshidratados, aceite de pescado, semillas de lino, carbonato de calcio, fosfato monocálcico, cloruro de potasio, psilio, MOS, cloruro de sodio y Saccharomyces cerevisiae deshidratado. EM 17,04 Mj/kg MS) desde dos meses antes del esperado inicio del proestro hasta el final del ensayo.  Ambas dietas se complementaron con una mezcla de vitaminas y microminerales en proporción a sus niveles energéticos específicos. Además, ambas dietas se complementaron con diferentes niveles de folato, y ácidos grasos EPA y DHA
  • Se pudo observar cómo el grupo EX tuvo una mejor presentación clínica de la fase de estro, un mayor número de folículos ováricos (p < 0,05), un menor porcentaje de reabsorción fetal (p < 0,05), y un menor stress oxidativo, según el test d-ROMs (p < 0,01), en el momento del diagnóstico del embarazo en comparación con el grupo CTR. Además, el grupo EX mostró una menor tasa de reabsorción fetal y un mayor tamaño de la camada (p < 0,05).
  • Los resultados de este estudio ponen de manifiesto cómo una dieta caracterizada por un alto contenido en proteínas y grasas y más rica en ácidos grasos esenciales puede mejorar el rendimiento reproductivo de las perras.
ABSTRACTS

Valoración de un compuesto de mirtazapina transdérmica como estimulante del apetito en gatos con enfermedad renal crónica

Quimby JM, Benson KK, Summers SC, Saffire A, Herndon AK, Bai S, Gustafson DL.
J Feline Med Surg. 2020 Apr;22(4):376-383

  • El objetivo de este estudio fue evaluar las propiedades de estimulación del apetito de un compuesto genérico de mirtazapina transdérmica (MT) en gatos con enfermedad renal crónica (ERC).
  • Se realizaron dos estudios prospectivos secuenciales doblemente ciegos y controlados con placebo en gatos con propietario con ERC estable en estadio IRIS 2 o 3 y con un historial de disminución del apetito. En el primer estudio, nueve gatos con ERC fueron asignados aleatoriamente para recibir 3,75 mg/0,1 ml de gel MT o placebo en el pabellón auricular interno en días alternos durante 3 semanas; después, tras un periodo de lavado de 4 días, los gatos fueron cruzados al tratamiento alternativo de 3 semanas. En un segundo estudio, 10 gatos con ERC fueron asignados al azar para recibir 1,88 mg/0,1 ml de gel MT o placebo con el mismo programa. Se realizaron exámenes físicos y análisis bioquímicos antes y después de cada período de tratamiento, y los propietarios llevaron registros diarios del apetito, la actividad y los comportamientos alimentarios. Se midieron mediante cromatografía líquida/espectrometría de masas las concentraciones de mirtazapina en los geles de MT y las concentraciones séricas de mirtazapina.
  • La administración tanto de 3,75 mg como de 1,88 mg de MT dio lugar a un aumento estadísticamente significativo del peso (P = 0,002 para ambos), un aumento del apetito (P = 0,01 y P = 0,005, respectivamente) y un aumento de la tasa de consumo de alimentos (P = 0,03 y P = 0,008, respectivamente). No se observaron diferencias significativas en la actividad o la vocalización con ninguna de las dos dosis; sin embargo, algunos gatos experimentaron un maullido excesivo. La mediana de aumento de peso para la dosis de 3,75 mg fue de 0,22 kg (rango 0,04-0,44 kg), mientras que la mediana de aumento de peso para la dosis de 1,88 mg fue de 0,26 kg (rango -0,25 a 0,5 kg). Se observó una mejora en la puntuación de la condición corporal en 5/9 gatos en la dosis de 3,75 mg (P = 0,04) y en 6/10 gatos en la dosis de 1,88 mg (P = 0,004).
  • En los gatos de este estudio, la  mirtazapina transdérmica aumentó el apetito y produjo un aumento de peso en los gatos con ERC incluso siendo una composición inconsistente, y puede beneficiar a los gatos en los países donde no hay un producto aprobado.
ABSTRACTS

Evaluación de una nueva dieta de prescripción con bálsamo de limón, péptidos de pescado, oligofructosa y L-triptófano para reducir el cortisol urinario, utilizado como marcador de estrés, en gatos

Isabelle Jeusette, Gabriella Tami, Anna Fernandez , Celina Torre , Asta Tvarijonaviciute , JoséCeron , Anna Salas-Mani , Jaume Fatjò
Journal of Veterinary Behavior 42 (2021) 30–36

  • El objetivo del estudio era doble, el primero era evaluar si 3 estresores leves (poner al gato solo en una sala, la toma de muestras de sangre y el ayuno nocturno) pueden considerarse como factores de estrés leves en los gatos, basándose a una mayor ratio cortisol/creatinina en orina de 24 horas, en comparación con los valores rutinarios de la ratio obtenidos en condiciones de alojamiento y manejo habituales. El segundo objetivo era probar en un diseño cruzado si una dieta suplementada con L-triptófano, melisa, oligofructosa y péptidos de pescado (dieta US) producía un cortisol urinario más bajo en comparación con una dieta suplementada sólo con L-triptófano (dieta U), en condiciones rutinarias o tras la aplicación de estresores leves.
  • Se incluyeron en el estudio diez gatos de colonia. Primero se obtuvieron unas mediciones basales de la ratio cortisol/creatinina de gatos alimentados con una dieta de referencia sin nutracéuticos para validar los efectos de los 3 estresores leves sobre el cortisol urinario. Se obtuvieron muestras de orina de chorro de 24 horas en condiciones de manejo rutinarias y tras la aplicación de los tres estresores leves. A continuación, los gatos fueron distribuidos aleatoriamente en 2 grupos para probar la dieta U o la US durante 5 semanas en un diseño cruzado, siguiendo el mismo procedimiento que para las mediciones de basales. Se midió la ratio cortisol/creatinina en las orinas, y el cortisol y la serotonina en suero.
  • En los valores basales, poner al gato solo en una sala y la toma de muestras de sangre indujeron una mayor ratio cortisol/creatinina en orina en comparación con el valor obtenido en la gestión rutinaria, mientras que el ayuno nocturno no lo hizo. En el diseño cruzado, en comparación con la dieta U, la dieta US dio lugar a una media de la ratio de cortisol/creatinina en orina más baja.
  • Según los resultados del estudio, poner al gato solo en una sala y la toma de muestras de sangre pueden considerarse factores de estrés leves en los gatos. En comparación con una dieta con L-triptófano solo, una dieta suplementada con melisa, péptidos de pescado, oligofructosa y L-triptófano dio como resultado una relación media más baja de la ratio cortisol/creatinina en orina, un marcador de estrés, en los gatos.
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva del el síndrome de realimentación en gatos: 11 casos (2013-2019)

Cook S, Whitby E, Elias N, Hall G, Chan DL.
J Feline Med Surg. 2021 Jan 6

  • El objetivo de este estudio era describir los hallazgos clinicopatológicos, el manejo y el resultado final de los gatos con el síndrome de realimentación (RS) después de una inanición prolongada. 
  • Se evaluaron retrospectivamente los registros médicos de cuatro hospitales de referencia entre mayo de 2013 y noviembre de 2019. Los criterios de inclusión fueron la presencia de un factor de riesgo para el SR, como la pérdida de peso severa o la emaciación después de un período de presunta inanición, la hipofosfatemia o una reducción del delta del fósforo (disminución del fósforo documentada después de la realimentación) superior al 30%, ser tratado sobre la base de un diagnóstico clínico de SR y uno o más episodios de hipopotasemia, hipoglucemia o hiperglucemia.
  • Se identificaron 11 gatos que habían constado como desaparecidos durante una media de 6 semanas (rango 3-104 semanas). La media ± SD del porcentaje de pérdida de peso fue del 46% ± 7% (n = 8). Ocho de 11 gatos desarrollaron hipofosfatemia con un promedio de delta fósforo después de la realimentación de -47% ± 9%. En todos los gatos se detectó hipopotasemia. Durante la hospitalización, 10/11 gatos desarrollaron hiperglucemia y 7/11 gatos desarrollaron hipoglucemia. Los signos cardiovasculares, gastrointestinales y neurológicos fueron comunes. Ocho de los 11 gatos mostraron déficits neurológicos nuevos o progresivos después de la realimentación, incluyendo cambios en la actividad mental y disfunción cerebelosa. Todos los gatos desarrollaron anemia y 7 gatos requirieron una transfusión de sangre. Ocho gatos sobrevivieron hasta el alta después de una media de 14 ± 4 días de hospitalización. Seis gatos desarrollaron una lesión renal aguda (AKI) en  IRIS 1. La presencia de AKI (P = 0,024) se asoció con la no supervivencia y las concentraciones de bilirrubina fueron significativamente mayores en los no supervivientes (P = 0,018). 
  • Los gatos con RS en esta cohorte habían estado desaparecidos y presuntamente hambrientos, durante más de 3 semanas. Además de la hipofosfatemia e hipopotasemia, fue común la alteración de la homeostasis de la glucosa y daños en órganos como hígado y riñones. Los gatos con SR parecen tener un buen pronóstico, pero se requieren cuidados intensivos prolongados.
ABSTRACTS

Factores de riesgo asociados a los trastornos de la homeostasis del calcio después del inicio de una dieta restringida en fósforo en gatos con enfermedad renal crónica.

Tang PK, Geddes RF, Chang YM, Jepson RE, Bijsmans E, Elliott J.
J Vet Intern Med. 2020 Dec 24

  • La restricción de fósforo en la dieta mejora la supervivencia de los gatos con enfermedad renal crónica. Sin embargo, la alimentación con una dieta restringida en fósforo puede alterar la homeostasis del calcio, lo que puede inducir hipercalcemia en algunos gatos.
  • El objetivo de este estudio era identificar los factores de riesgo asociados con el aumento de la concentración de calcio total (tCa) en plasma después de la transición a una dieta restringida en fósforo y explorar su papel en los trastornos mineral y óseo de la Insuficiencia Renal Crónica en los gatos.
  • Se planteó un estudio retrospectivo de cohorte transversal en el que se incluyeron 71 gatos geriátricos (≥9 años) eutiroideos con propietario con Insuficiencia Renal Crónica en etapas IRIS 2 a 3. Se evaluaron los cambios en la concentración de tCa en plasma en los primeros 200 días de transición de la dieta. Se exploraron los cambios en las variables clínico-patológicas asociadas con la Insuficiencia Renal Crónica a lo largo del tiempo y se trató de identificar los factores de riesgo para aumentar la concentración de tCa.
  • Las concentraciones plasmáticas más bajas de potasio (odds ratio [OR] = 1,19 (4.65 mg/dl) por cada 0,1 mmol/L (0,39mg/dl) de disminución; P = 0,003) y fosfato (OR = 1,15 (3,56mg/dl)por cada 0,1 mmol/L (0,31 mg/dl) de disminución; P = 0,01) permanecieron como factores de riesgo independientes para el aumento de la concentración plasmática de tCa. Las concentraciones de creatinina plasmática (β = 0,069 ± 0,029 mg/dL; P = 0,02), SDMA (β = 0,64 ± 0,29 μg/dL; P = 0,03), fósforo (β = 0,129 ± 0,062 mg/dL; P = 0,04), y el Factor de crecimiento fibroblástico FGF23 (β = 0,103 ± 0,035 pg/mL; P = 0,004) aumentaron significativamente en los gatos con aumentos de la concentración plasmática de tCa a lo largo del tiempo.
  • En los gatos con IRC de este estudio, una menor concentración plasmática de potasio o fósforo, o ambos, en el momento de la transición a una dieta restringida en fósforo está asociado de forma independiente con un mayor riesgo de aumento de la concentración plasmática de tCa. El aumento de la concentración plasmática de tCa se asocia con la progresión de la Insuficiencia Renal Crónica.
ABSTRACTS

Manejo de la hipercalcemia idiopática felina mediante el uso de las semillas de chía (Salvia hispanica L.): una seri de casos

Fantinati M, Priymenko N.
Front Vet Sci. 2020 Jul 22;7:421

  • En este estudio se describe por primera vez el uso de las semillas de chía (Salvia hispanica L.) como solución no farmacológica para el tratamiento de la hipercalcemia idiopática felina cuando el cambio de dieta por sí solo no soluciona el trastorno.
  • Durante un período de dos años, se diagnosticó hipercalcemia idiopática a tres gatas domésticas de pelo corto castradas y de mediana edad. Los motivos de consulta fueron el letargo y la disorexia, con un único episodio de vómitos descrito en un gato y disuria en otro. El abordaje diagnóstico incluyó hemograma y perfil bioquímico completo, análisis de orina, calcio ionizado, medición de hormonas reguladoras del caclcio (PTHi, calcidiol, , calcitriol), y proteína relacionada con la hormona paratiroidea (PTHrP) e imágenes de tórax y abdomen. En base a diferentes razones nutricionales, y que no existe un consenso sobre cuál es la mejor dieta para el tratamiento de la hipercalcemia idiopática felina, cada gato fue cambiado a una dieta de alta humedad como primer paso para controlar el trastorno: una dieta alta en fibra, una dieta formulada para el control de enfermedad renal crónica y una dieta diseñada para prevenir la urolitiasis del oxalato de calcio.
  • En los tres gatos, no se llegó a la normocalcemia tras 6 semanas de cambio de dieta. Antes de recurrir a cualquier solución farmacológica, se inició la suplementación de la dieta de semillas de chía (2 g/gato/día). Después de 4 semanas de la introducción de la semilla, todos los gatos lograron normalizar la concentración de calcio ionizado. 
  • Los autores concluyen que la suplementación con semillas de chía (Salvia hispanica L.) podría ser una herramienta útil para el manejo de la hipercalcemia idiopática felina.
ABSTRACTS

Uso de dietas hidrolizadas en perros con vómitos y/o diarrea en gatos que atienden centros veterinarios de atención primaria

Kathrani A, Church DB, Brodbelt DC, Pegram C(2), O'Neil DG.
J Small Anim Pract. 2020 Sep 7

  • El objetivo del estudio era describir las respuestas de los gatos a los que se les había prescrito una dieta hidrolizada con o sin medicación concomitante para vómitos y/o diarrea crónicos de etiología indeterminada.
  • A partir de la base de datos de VetCompass, se buscaron registros anónimos de 512.213 gatos que atendieron a cuidado veterinario en el Reino Unido en 2016 usando términos de busca relevantes para dietas hidrolizadas. Se identificaron 5569 gatos con evidencia de recibir una dieta hidrolizada y se revisaron aleatoriamente los registros de 5000 (90%) acerca de indicaciones gastrointestinales, medicación previa y concurrente, y respuesta después de la intervención con dieta hidrolizada. Se definió como respuesta deficiente la evidencia de haber tenido que administrar tratamiento antibiótico o glucocorticoide para los vómitos/diarrea en las visitas posteriores al inicio de la dieta o la muerte por signos gastrointestinales durante al menos 6 meses de seguimiento. Quedaron 977 gatos a los que se les prescribió una dieta hidrolizada para el vómito/diarrea crónica
  • De los 977 gatos, a 697 (71%) se les prescribió primero la dieta sin antibióticos o glucocorticoides concurrentes mientras que 280 (29%) recibieron la dieta con estos medicamentos al inicio. El 34% de los gatos del primer grupo y el 61% del segundo tuvieron una respuesta deficiente. Los gatos mayores de 6 años y los gatos a los que se les recetó antibiótico y/o glucocorticoides para el vómito/diarrea antes y simultáneamente con la dieta tuvieron mayores probabilidades de una respuesta deficiente.
  • Aunque este estudio esté sujeto a muchas variaciones en las observaciones que podrían ser reflejo de la gravedad de los signos clínicos o los hábitos de prescripción de los veterinarios, el estudio sugiere que en gatos con vómitos/diarrea crónicos es conveniente probar primero una dieta hidrolizada como única terapia cuando el abordaje diagnóstico no revela una causa, antes de recurrir a la terapia con antibióticos y/o glucocorticoides para los casos que responden mal.
ABSTRACTS

Las actitudes permisivas de los propietarios hacia la obesidad felina están fuertemente asociadas con la posesión de gatos obesos.

Teng KT, McGreevy PD, Toribio JLML, Dhand NK.
PLoS One. 2020 Jun 25;15(6):

  • El sobrepeso y la obesidad (S&O) en los gatos es un factor de riesgo para varios trastornos de la salud y puede llevar a una vida más corta. Los objetivos de este estudio eran investigar: a) las actitudes de los propietarios de gatos con respecto al S&O de los gatos y sus asociaciones con el S&O en sus gatos; y b) los factores de riesgo tanto para el S&O como el bajo peso de los gatos, en particular los que implican las actitudes de los propietarios.
  • Se llevó a cabo una encuesta on-line que incluía preguntas relacionadas con las actitudes de los propietarios de gatos con respecto al S&O de los gatos, el peso y la condición corporal de su gato comunicados por el propietario y los posibles factores de riesgo de S&O de los gatos. Dirigida principalmente a la población australiana, la encuesta acabó con 1.390 respuestas válidas.
  • En respuesta a diez preguntas relacionadas con la actitud, hubo más participantes (rango de porcentaje entre las diez preguntas: 39,1-76,6%) que tenían una actitud de desaprobación hacia el S&O de los gatos que una actitud neutral (17,1-31,9%) o de aprobación (3,9-27,7%). Una mayor proporción de participantes tenía una actitud más desaprobatoria hacia la obesidad que hacia el sobrepeso. Los gatos que pertenecían a propietarios con una actitud de aprobación hacia el S&O tenían más probabilidades de tener sobrepeso o ser obesos que los gatos que pertenecían a propietarios con una actitud de desaprobación hacia el S&O. Los gatos tenían probabilidades particularmente altas de sobrepeso u obesidad si su dueño estaba de acuerdo en que "ser “gordito” significa que el gato tiene una buena calidad de vida" (OR: 3,75, IC del 95%: 2,41-5,82) y "estar gordo significa que el gato tiene una buena calidad de vida" (OR: 4,98, IC del 95%: 2,79-8,91). Este estudio reveló, por primera vez, que la petición de comida por el gato era un factor de riesgo para el S&O en los gatos. Otros factores de riesgo felinos identificados importantes para el S&O fueron, ser de mediana edad, ser mestizo, comida seca como dieta principal, no cuantificar la cantidad de comida y pasar mucho tiempo en el interior del domicilio. El hecho de tener más de 11 años, de no recibir alimento seco y de recibir cantidades cuantificadas de alimento se asoció con un aumento de las probabilidades de que los gatos tuvieran un peso inferior al normal.
  • Los autores comentan que como ciertas actitudes específicas conducen a menudo a determinados comportamientos, la reducción de las actitudes de aprobación respecto al S&O de los gatos puede reducir potencialmente la frecuencia del S&O en los gatos y de esta forma los riesgos de trastornos en la salud relacionados con el S&O.
ABSTRACTS

Evaluación de la eficacia de un snack dental para reducir la gingivitis, la placa dental, el cálculo dental, y la halitosis en los perros de raza toy

A. Mateo, C.Torre,, J. Crusafont, A. Sallas, I. C. Jeusette,
Journal of Veterinary Dentistry 2020, Vol. 37(1) 22-28

  • La enfermedad periodontal (EP) es uno de los problemas de salud más comunes que se observan en la práctica de pequeños animales. Los estudios reportan que entre el 20% y el 85% de los perros están afectados por la EP.
  • El objetivo de este estudio era probar la eficacia clínica de un snack dental para las razas toy, diseñado con propiedades mecánicas y químicas para la prevención de la gingivitis, la placa dental, el cálculo dental y la halitosis, utilizando 2 razas toy, Yorkshire terrier y Chihuahua.
  • Se incluyeron 8 Yorkshire terrier y 9 Chihuahuas que fueron asignados al azar en dos grupos, a los que se testó durante dos periodos de 9 semanas. El primer grupo recibió el snack dental de prueba una vez al día en el primer período y nada para masticar durante el segundo período, mientras que el segundo grupo no recibió nada para masticar durante el primer período y el snack dental una vez al día en el segundo período. Se incluyó un periodo de lavado de 4 semanas. Cada grupo actuó como su propio control. La gingivitis, la placa dental, el cálculo dental se evaluaron después de 4 y los compuestos de azufre volátiles (VSC, responsables del halitosis) en el aliento se evaluaron después de 9 semanas.
  • Cuando los perros fueron alimentados con un snack dental al día, redujeron significativamente la gingivitis (20%, P < 0,001), la acumulación de placa dental (15%, P < 0,001),  cálculo dental (35%, P ¼ 0,001) y la concentración de VSC (19%, P < 0,001) en comparación con cuando no se les dio nada para masticar. Se observó un efecto significativo de raza en todos los índices dentales medios y la concentración de VSC
  • El estudio demuestra que la administración diaria de un snack dental especialmente diseñado para razas toy, que contiene vitamina C, sulfato de zinc y pirofosfato, fue capaz de reducir la acumulación de placa dental y cálculos, el desarrollo de la gingivitis y la halitosis. Se observó que había diferencias de raza, de forma que los Yorkshire terrier tenían puntuaciones más alta en gingivitis, la acumulación de placa dental, y cálculos que los Chihuahua.