Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Nutrición clínica

ABSTRACTS

La castración aumenta el riesgo de obesidad en perros machos, pero no en hembras. Un estudio transversal de factores de riesgo relacionados con el perro y con el propietario en perros en Dinamarca

Bjørnvad CR, Gloor S, Johansen SS, Sandøe P, Lund TB.
Prev Vet Med. 2019 Jul 11;170

  • El conocimiento de los factores de riesgo para la obesidad canina es un requisito previo importante de las estrategias efectivas en medicina preventiva.
  • Este estudio tenía como objetivo investigar los factores de riesgo de obesidad canina en perros adultos en la zona de Zealand, Dinamarca. De 8 centros veterinarios, se seleccionaron y examinaron perros con propietario (> 2 años de edad y sin enfermedad crónica) provenientes de áreas con diferentes características socioeconómicas. La puntuación de la condición corporal (BCS) de los perros fue examinada por dos investigadores en base en un esquema de puntuación de 9 puntos. Los dueños de los perros respondieron un cuestionario que contenía preguntas sobre: ​​1) las características del perro, incluido si estaba castrado/a 2) características del dueño, 3) las prácticas de alimentación y ejercicio y 4) el grado de apego de los dueños al perro. El efecto de estos factores en la BCS y el riesgo de tener sobrepeso / obesidad (puntuaciones BCS 7-9) se analizaron en dos análisis separados.
  • Se incluyeron un total de 268 perros en el análisis, de los cuales el 20,5% resultó tener sobrepeso / obesidad. La BCS promedio fue de 5.46. Respecto a las características del perro, la esterilización aumentó dramáticamente tanto la BCS como el riesgo de sobrepeso / obesidad en perros machos, pero no en perras. La BCS y el riesgo de sobrepeso / obesidad era mayor en las perras senior y menor en los perros machos seniors. El riesgo de sobrepeso / obesidad fue mayor en perros con propietarios con sobrepeso y obesidad. Con respecto a las prácticas de alimentación y ejercicio, proporcionar una sola comida al día aumentó la BCS y el riesgo de sobrepeso / obesidad. La administración de golosinas durante periodos de inactividad o tranquilidad aumentaban el riesgo de sobrepeso / obesidad. Esto también aumentó la BCS de los perros, pero solo si los dueños tenían sobrepeso u obesidad. La mayor duración de una caminata diaria aumentó el riesgo de sobrepeso / obesidad, pero solo si el dueño tenía sobrepeso u obesidad. Permitir que el perro corriera libremente en el jardín / propiedad disminuía el riesgo de sobrepeso / obesidad. El grado de apego de los propietarios al perro no se asoció con la BCS de los perros o con sobrepeso / obesidad.
  • Un hallazgo importante y novedoso fue que la esterilización aumentaba el riesgo de sobrepeso u obesidad para los perros machos, mientras que las perras estaban en riesgo de sobrepeso / obesidad independientemente del estado de castración. Además, se encontró una interacción compleja entre el estado de peso de los propietarios, las prácticas de alimentación y el riesgo de que los perros tuvieran sobrepeso u obesidad, lo que subraya la necesidad de considerar la obesidad de los animales de compañía desde la perspectiva de One Health para futuros estudios prospectivos. Este estudio no pudo confirmar que la obesidad canina pueda ser un producto de que los dueños están demasiado apegados a sus perros.

 

ABSTRACTS

Impacto del método de alimentación en la actividad general de perros de interior con propietario

Su DK, Murphy M, Hand A, Zhu X, Witzel-Rollins A.
J Small Anim Pract. 2019 Apr 22

  • En este estudio se compara el tiempo total de actividad diaria, el tiempo de paseo y el tiempo de carrera, utilizando juguetes dispensadores de alimentos en lugar de comer a partir de cuencos en un grupo de 26 perros, principalmente de interior, con propietario.
  • La alimentación con juguetes dispensadores de alimentos aumentó el tiempo total diario promedio de actividad en un 12% y el tiempo de caminata en un 26%. El tiempo total diario promedio de actividad y el tiempo de paseo se redujeron en 8 y 7% respectivamente con cada incremento en un año. El género, la condición corporal y la condición muscular no tuvieron un efecto significativo en el tiempo total diario promedio de actividad o el tiempo de paseo. La alimentación con juguetes dispensadores de alimentos, el tiempo, su interacción, la edad, el sexo, la condición corporal y la condición muscular no tuvieron un efecto significativo en el tiempo diario promedio de actividad física.
  • Los autores sugieren que la alimentación con juguetes dispensadores de alimentos puede ser útil durante los programas de pérdida de peso para lograr el objetivo de aumentar el tiempo diario de ejercicio en los perros que necesitan perder peso.
ABSTRACTS

Un estudio cruzado aleatorizado, controlado sobre la prevención de los signos gastrointestinales asociados a antibióticos usando una mezcla de simbióticos en perros sanos de investigación

Whittemore JC, Moyers TD, Price JM.
J Vet Intern Med. 2019 Jul;33(4):1619-1626

  • Los simbióticos disminuyen los signos gastrointestinales asociados a antibióticos en gatos, pero faltan datos que respalden su uso para mejorar los signos gastrointestinales asociados a antibióticos en perros.
  • El objetivo del estudio era determinar si la administración de simbióticos atenúa los signos gastrointestinales asociados a antibióticos en perros.
  • Se seleccionaron 22 perros de investigación sanos para un estudio cruzado aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, en 2 períodos, con un período de lavado de 8 semanas. Cada período incluyó un periodo basal de 1 semana y una fase de tratamiento de 3 semanas. Los perros recibieron enrofloxacina (10 mg / kg PO cada 24 h) y metronidazol (12,5 mg / kg PO cada 12 h), seguidos 1 hora después, por una combinación bacteriana / levaduras de simbióticos o placebo. Se compararon la ingesta de alimentos, los vómitos y la puntuación fecal
  • Un 41% (intervalo de confianza [IC] del 95%, 21-64), 77% (IC 95%, 55-92) y 100% (IC 95%, 85-100) de perros mostraron hiporexia, vómitos y diarrea, respectivamente, durante el primer período de tratamiento. Los trastornos en la ingesta de alimentos fueron menores en los dos períodos para los perros que recibieron simbióticos (valor F, 5.1; P = .04) con interacciones dependiendo del periodo de tratamiento (valor F, 6.0; P = .02). Los días de vómitos diferían con el tiempo (valor F, 4.7; P = .006). Las puntuaciones fecales aumentaron con el tiempo (valor F, 33.5; P <.001), fueron más bajas durante el período 2 (valor F, 14.5; P = .001) y hubo un efecto dependiendo del periodo de tratamiento (valor F, 4.8 ; P = .04).
  • Los autores concluyen que la administración de enrofloxacina / metronidazol se asocia con una alta frecuencia de signos gastrointestinales asociados a antibióticos. La administración de simbióticos disminuye los trastornos en la ingesta de alimentos. La presencia de signos gastrointestinales asociados a antibióticos más leves en el período 2 sugiere que los efectos clínicos de los simbióticos persisten más de 9 semanas después de su supresión, ya que se atenúan estos signos gastrointestinales en los perros tratados con antibióticos seguidos de placebo.

 

ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de la ruta de administración y la duración de la nutrición en perros con peritonistis séptica: 68 casos (2007 – 2016)

Smith KM, Rendahl A, Sun Y, Todd JM.
J Vet Emerg Crit Care 2019 Apr 25

  • El objetivo del estudio fue determinar la influencia de la ruta de nutrición en la duración de la hospitalización y en la supervivencia hasta el momento del alta en perros con peritonitis séptica.
  • Se diseñó un estudio de 2007 a 2016 en un hospital docente universitario, en el que se incluyeron 68 perros con peritonitis séptica que sobrevivieron ≥48 horas. Se definió una estrategia nutricional que se clasificó en 1 de 4 grupos: voluntario, sonda de alimentación, nutrición parenteral (NP) y combinación alimentación y NP. Se registraron el peso corporal, una puntuación de condición corporal, el tiempo sin consumo de calorías antes y durante la hospitalización, la duración de la hospitalización y el porcentaje de necesidades energéticas en reposo cubiertas durante los primeros 3 días de soporte nutricional.
  • En general, 54/68 perros sobrevivieron (79%). Las puntuaciones del Índice SPI2 (Survival Prediction Index 2) no fueron significativamente diferentes entre los grupos. Los perros que recibieron únicamente NP tuvieron menos probabilidades de sobrevivir que los que recibieron cualquier nutrición enteral (OR 9.7; 95CI 1.84-58.75). Los perros que recibieron cualquier NP tuvieron significativamente menos probabilidades de sobrevivir (OR 9,66; IC del 95%: 1,7-105,8), y estuvieron en el hospital significativamente más tiempo (P = 0,025) que los perros que no recibieron NP. Las complicaciones metabólicas asociadas con la NP fueron frecuentes, pero no se asociaron con una mayor duración de la hospitalización o la supervivencia hasta el momento del alta.
  • En este estudio, los perros con peritonitis séptica que recibieron cualquier NP estuvieron en el hospital más tiempo y tuvieron menos probabilidades de sobrevivir, pero puede que estuivieran más enfermos que los que recibieron otras formas de apoyo nutricional. Se necesitarían estudios adicionales para evaluar las razones de obtener peores resultados en perros con peritonitis séptica que reciben NP.
ABSTRACTS

Medición de anticuerpos específicos alimentarios en saliva y suero en perros con alergia alimentaria y en perros sanos

Udraite Vovk L, Watson A, Dodds WJ, Klinger CJ, Classen J, Mueller RS.
Vet J. 2019 Mar;245:1-6

  • Normalmente el estándar de referencia para diagnosticar reacciones adversas a los alimentos (AFR) en perros es una dieta de eliminación (DE) seguida de un re-desafío alimentario, pero normalmente este procedimiento supone un reto llevarlo a cabo.
  • En este estudio se investigó la fiabilidad diagnóstica de una prueba basada en la medición de IgA e IgM específicas de alimentos en saliva y una prueba ELISA para IgE específica de alimentos en suero. Se evaluaron tres grupos de perros. El grupo 1 (n = 11) incluyó perros con AFR previamente diagnosticados y controlados; el grupo 2 (n = 15) incluyó perros con dermatitis alérgica al inicio de su DE; y el grupo 3 (n = 16) estaba compuesto por perros de investigación clínicamente sanos. De todos los grupos se obtuvieron muestras de saliva y sólo del grupo 1 y del grupo 3 se obtuvieron muestras de sangre. Se compararon los resultados clínicos de los re-desafíos con componentes individuales de alimentos con los resultados de ambas pruebas de medición de inmunoglobulinas.
  • En total, 41 perros completaron el estudio y un perro se perdió para el seguimiento. Hubo un total de 163 re-desafíos. En la mayoría de los casos, la sensibilidad, el valor predictivo positivo y el cociente de probabilidad, la especificidad, el valor predictivo negativo y los cocientes de probabilidad no fueron satisfactorios para todas las pruebas, excepto para las pruebas de IgM salivar en el grupo 2, que tuvo una especificidad moderada. No hubo una diferencia clara en el número de reacciones positivas en los re-desafíos entre los perros alérgicos y los perros sanos.
  • En base a estos resultados, ni la medición de IgA e IgM específicas de alimentos en saliva y ni el ELISA para IgE específica de alimentos en suero fueron fiables para diagnosticar reacciones adversas de alimentos en perros. Hasta que haya más datos disponibles, las dietas de eliminación siguen siendo el estándar de referencia en el diagnóstico de estas reacciones adversas a los alimentos
ABSTRACTS

Investigación del uso de suplementos dietéticos en perros con epilepsia idiopática

Berk BA, Packer RMA, Law TH, Volk HA.
Res Vet Sci. 2018 Aug;119:276-284

  • La epilepsia es el trastorno neurológico crónico más común en los perros. Se ha demostrado que algunas dietas tienen un impacto positivo sobre la actividad convulsiva en perros con epilepsia idiopática (IE), mientras que otras dietas y suplementos dietéticos (DS), aunque se comercializan como beneficiosas para la salud, carecen de evidencia científica concluyente sobre sus efectos beneficiosos reales.

  • En este estudio, se diseñó un cuestionario on-line para evaluar cómo y por qué los dueños de perros con IE usan diferentes regímenes dietéticos y DS. La cohorte del estudio, con 297 respuestas válidas, consistió principalmente en perros de raza pura (82.5%) machos castrados (52.9%).

  • Más de dos tercios de los dueños (67.7%) cambiaron la dieta de sus perros después de recibir el diagnóstico de IE. Casi la mitad de los propietarios (45,8%) informaron que les daban DS a sus perros, siendo el más común el aceite de coco o el aceite derivado de triglicéridos de cadena media (71,3%). Algunas justificaciones del uso de DS por parte de los propietarios incluyeron la mejora de la frecuencia de las convulsiones (88.2%), la severidad de las convulsiones (61.8%) y la protección contra los posibles efectos secundarios de los medicamentos (62.5%).

  • Los autores concluyen que muchos dueños administran DS a sus perros con IE. Las propiedades farmacocinéticas de los fármacos antiepilépticos, como la eficacia, la absorción y el aclaramiento pueden verse influidas por otros medicamentos, dietas y posiblemente por algunos DS, por lo que se propone reconsiderar y monitorizar el uso de DS por veterinarios en el manejo de la epilepsia canina

ABSTRACTS

Reactividad cruzada de IgE séricas entre carnes de pescado y pollo en perros

Bexley J, Kingswell N, Olivry T.
Vet Dermatol. 2018 Oct 30

  • En humanos, se han reportado alergias clínicas de reacción cruzada entre las proteínas de carne de pollo y pescado: beta-enolasa, aldolasa A y parvalbúmina. El objetivo de este estudio era valorar si la reacción cruzada de IgE entre pollo y pescado también existe en el perro. Se incluyeron sueros de perros con sospecha de enfermedad alérgica cutánea y con IgE contra el pollo y el pescado. Los sueros se analizarán mediante ELISA e inmunoblott con extractos de pollo, pescado blanco (merlán y bacalao) y salmón. A continuación, se realizaron ELISA de inhibición recíproca e inmunoblots de inhibición. Por espectrometría de masas se determinó la secuenciación de proteínas de las bandas identificadas en los extractos múltiples.
  • De los 53 sueros caninos analizados mediante ELISA contra pollo, pescado blanco o salmón, 15 (28%), 12 (23%) y 26 (49%), respectivamente, tenían elevación de IgE  contra uno, dos o los tres de estos extractos. En 7 de los sueros con triple reactividad se realizó ELISA de inhibición recíproca. Se encontró una inhibición > 50% entre pollo-pescado, pollo-salmón y pescado-salmón en 7/7, 4/7, 5/7 perros, respectivamente. El inmunoblot identificó múltiples proteínas de unión a IgE de idéntico peso molecular en los tres extractos que ofrecieron una reactividad cruzada desde parcial a total por inmunoblot de inhibición. La espectrometría de masas identificó nueve proteínas de reacción cruzada: piruvato quinasa, creatina quinasa, alfa-actina, gliceraldehído-3-fosfato deshidrogenasa, beta-enolasa, aldolasa, malato deshidrogenasa, lactato deshidrogenasa y triosa-fosfato isonerasa 1. Todas estas proteínas ya han sido reportadas previamente como alérgenos en pescado, mariscos y / o pollo para humanos.
  • Los autores concluyen que, en perros que reaccionan a, al menos una de estas dos fuentes comunes de comida (pollo y pescado), se debería determinar si alguno de estos alérgenos con reactividad cruzada de IgE  pollo-pescado pudiera ser la causa de la alergia clínica
ABSTRACTS

¿Qué tan efectivas son las intervenciones diseñadas para ayudar a los propietarios a cambiar su comportamiento para controlar el peso de sus perros? Una revisión sistemática y meta-análisis.

Krasuska M, Webb TL.
Prev Vet Med. 2018 Nov 1;159:40-50

  • En la presente revisión se evaluaba si, y en qué medida, dirigirse al comportamiento de los propietarios es una forma efectiva de reducir el problema del sobrepeso y la obesidad en los perros. Se realizó una búsqueda sistemática de bases de datos electrónicas que identificó 14 estudios que evaluaron el efecto de una intervención dirigida al comportamiento de los propietarios en 1) el comportamiento del propietario o 2) el peso, 3) la grasa corporal, o 4) la condición corporal del perro. Se codificaron algunos aspectos del diseño del estudio (p. Ej., La variable de resultado), la intervención (p. Ej., El uso de la teoría, las técnicas específicas de cambio de comportamiento, la inclusión de la intervención nutricional junto con la intervención conductual) y la muestra (p. Ej., Edad, género y peso de los perros al inicio del estudio) que podían influir en los tamaños del efecto.
  • Las intervenciones tuvieron, en promedio, un efecto de tamaño mediano sobre los resultados (d + = 0.59, IC 95%: 0.23 a 0.96, k = 14, N = 384). Los tamaños del efecto de los estudios primarios fueron relativamente homogéneos, Q (13) = 12.10, p = .52 y la naturaleza de la intervención, las características metodológicas y de la muestra no moderaron los tamaños del efecto.
  • Los hallazgos de esta revisión sugieren que dirigirse al comportamiento de los propietarios puede ser una forma efectiva de reducir el sobrepeso y la obesidad entre los perros de compañía. Sin embargo, esta conclusión se basa en un número limitado de estudios, por lo que sería recomendable realizar futuras investigaciones en esta área en base a estos resultados.
ABSTRACTS

Factores asociados a la cristaluria de estruvita hematúrica en gatos

Okafor CC, Pearl DL, Blois SL, Lefebvre SL, Yang M, Lund EM, Dewey CE.
J Feline Med Surg. 2018 Nov 5

  • El objetivo del estudio fue identificar los factores dietéticos, de reseña de animal, geográficos y clínicos asociados con la cristaluria de estruvita hematúrica (HSC) en una población de gatos que visitan hospitales veterinarios en los EE. UU. A partir de los registros médicos de todos los gatos examinados entre 2007 y 2011 en 790 hospitales veterinarios de EE. UU, se identificaron un total de 4032 gatos en los que se diagnosticó HSC por primera vez y 8064 gatos control sin antecedentes de hematuria o cristaluria. Las variables extraídas incluyeron edad, sexo, castrado o no, raza, dieta, resultados del análisis de orina y antecedentes de cistitis. Se estimaron asociaciones potenciales entre estas variables y HSC.
  • Se observó que los gatos jóvenes alimentados con una dieta seca tuvieron una mayor probabilidad de HSC en comparación con los gatos jóvenes alimentados con una dieta no seca. Sin embargo, a medida que aumentaba la edad, la probabilidad de HSC disminuía para gatos alimentados con una dieta seca y aumentaba para gatos alimentados con una dieta no seca. Además, las probabilidades de HSC fueron significativamente mayores cuando los gatos no estaban castrados (vs castrados; cociente de probabilidad [OR] 45.52) o tenían una condición corporal delgada (vs pesada) (OR 23.81), con diagnóstico de cistitis (OR 2.84), concentración de proteína en la orina > 30 mg / dl (OR 4,72), pH de la orina alcalino (frente a neutro) (OR 3,34), piuria (OR 23,67) o bacteriuria (OR 2,24).
  • En este estudio se proporcionan estimaciones de fuerte asociación entre la HSC y ciertas características clínicas y de la reseña en gatos. Esta información podría ayudar a los clínicos a realizar una detección más orientada de la cristaluria de estruvita en ciertas poblaciones de gatos
ABSTRACTS

Asociación de la puntuación de condición corporal con estados de salud relacionada con el sobrepeso y la obesidad en gatos

Teng KT, McGreevy PD, Toribio JALML, Raubenheimer D, Kendall K, Dhand NK.
J Small Anim Pract. 2018 Jul 22

  • Este estudio explora las asociaciones entre la puntuación de condición corporal del gato (body condition score: BCS) con diversos estados de salud, como diabetes mellitus, condiciones dermatológicas e hipertensión, que se ha demostrado que se relacionan con el sobrepeso y / o la obesidad en gatos, perros o humanos. Se obtuvieron los registros electrónicos de pacientes entre el 3 de enero de 2005 y el 21 de junio de 2015 de una clínica de atención primaria centrada en gatos en el área metropolitana de Sydney donde se evaluaba rutinariamente la puntuación de condición corporal de los gatos. Se valoraron 21 condiciones de salud y la BCS se estableció a una valoración total de 9 puntos.
  • De las 21 condiciones examinadas, 14/21 mostraron asociaciones significativas con un aumento en la BCS, particularmente las BCS de 7 puntos y más. Estas condiciones eran afecciones dermatológicas, dermatitis atópica, afecciones musculoesqueléticas, artritis, hipertensión, afecciones respiratorias, asma, afecciones orales, diarrea, condiciones generales y del tracto urinario inferior, afecciones oftálmicas, diabetes mellitus y afecciones alérgicas. Además, los gatos con una BCS de 8 o 9 tenían probabilidades significativamente más altas para afecciones gastrointestinales y condiciones del tracto urinario superior en comparación con gatos con una BCS de 5.
  • Hasta ahora, este es el primer estudio que reporta resultados positivos entre asociaciones de alta BCS con dermatitis atópica, hipertensión, asma, diarrea, condiciones oftálmicas y condiciones alérgicas en gatos. Una gran cantidad de asociaciones positivas entre las condiciones de salud y una alta BCS indica que se debe dar una mayor importancia a la masa grasa en exceso en la atención médica preventiva para gatos.