Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Nutrición clínica

ABSTRACTS

Prevalencia de las infecciones del tracto urinario asintomáticas en perros con obesidad mórbida

Wynn SG, Witzel AL, Bartges JW, Moyers TS, Kirk CA.
PeerJ. 2016 Mar 14;4

  • La obesidad ya ha alcanzado proporciones de carácter epidémico en perros y, al igual que en los seres humanos, los costes de atención se han incrementado debido a las comorbilidades asociadas. En los seres humanos, las infecciones del tracto urinario (ITU) asintomáticas pueden ser más frecuente en los obesos. La bacteriuria asintomática (BA) es el término utilizado cuando las ITU son asintomáticas. Este estudio valora, de forma retrospectiva, si los perros con obesidad mórbida tienen las mismas probabilidades de tener bacteriuria asintomática que los perros delgados, los perros con sobrepeso y con obesidad moderada. Se evaluaron los registros de perros delgados, perros con sobrepeso, u obesidad sometidos a una absorciometría de energía dual (DXA) y un cultivo de orina.
  • Entre los 46 perros que cumplían los criterios de búsqueda, se identificaron seis cultivos de orina positivos. Todos los seis cultivos positivos fueron en perros con un porcentaje de grasa corporal de> 45%. En los perros con el porcentaje de grasa corporal de <45%, no se hallaron cultivos de orina positivos.
  • En este estudio se detectó un aumento en la prevalencia de bacteriuria asintomática en los perros con obesidad mórbida, en comparación con los perros delgados, con sobrepeso u obesidad moderada. Si la terapia con antibióticos es necesaria en estos casos, aún se debate, pero ya que las bacteriurias asintomáticas pueden estar asociadas con infecciones ascendentes, urolitos, u otras complicaciones, estos resultados respaldarían la investigación de bacteriuria en los pacientes obesos.
ABSTRACTS

Evaluación de la concentración de fibra dietética total y composición de las dietas comerciales para el manejo de la obesidad, la diabetes mellitus, y la enfermedad por dieta grasa en perros

Farcas AK, Larsen JA, Owens TJ, et al
J Am Vet Med Assoc 2015;247: 501-507

  • El objetivo de este estudio es determinar la concentración de la fibra dietética total (TDF), y la composición de las dietas comerciales utilizadas para el manejo de la obesidad, la diabetes mellitus, y la enfermedad por dieta grasa en perros. Se evaluaron unas dietas terapéuticas caninas secas (n = 11) y otras enlatadas (n= 8). Se determinaron las concentraciones de fibra soluble (SDF) e insoluble (IDF) y las SDF de bajo peso molecular (LMWSDF) y de alto peso molecular (HMWSDF). Las variables entre las dietas se compararon clasificadas por indicaciones del producto, la formulación (seca vs enlatada), y los criterios normativos para dietas moderadas y bajas en grasa.
  • Se observó que las SDF (HMWSDF y LMWSDF) suponían una mediana de 30,4% (rango, 9,4% a 53,7%) de la TDF. Las LMWSDF contribuían con una media de 11,5% (rango, 2,7% a 33,8%) de la TDF. Las dietas para el tratamiento de la diabetes tenían concentraciones más altas de IDF y TDF, y proporciones más bajas de SDF y LMWSDF como componentes de la TDF, en comparación con las dietas para el tratamiento de la enfermedad por dieta grasa. Las concentraciones de fibra variaban dentro de las categorías de dieta y entre las versiones enlatadas y secas de la misma dieta (el mismo nombre y fabricante) para todos los pares evaluados. Las dietas clasificadas como “light” contenían concentraciones de TDF e IDF más altas que las dietas no clasificadas como “light. Todas las dietas enlatadas fueron clasificadas como bajo contenido en grasa, a pesar de que un 38% de calorías que proporcionaban provenían de la grasa.
  • El estudio concluye que las dietas evaluadas proporcionan un rango amplio de concentraciones y composiciones de TDF. Los veterinarios deberían solicitar los datos de TDF de los fabricantes, si no está disponible. No tienen por qué esperarse unas respuestas consistentes a las versiones secas y enlatadas de la misma dieta.
  • Además ciertas dietas con las mismas indicaciones pueden no funcionar de manera similar. Puede ser que muchas dietas no aporten una restricción de grasa adecuada para el tratamiento de la enfermedad por dieta grasa
ABSTRACTS

Bacteriuria por salmonella en un gato alimentado con una dieta contaminada con salmonella

Fauth E, Freeman LM, Cornjeo L, et al
J Am Vet Med Assoc 2015;247: 525-530

  • En este trabajo se describe un caso de un gato castrado de 9 años de edad, evaluado por hematuria y pérdida de peso, después de una historia de 8 años de duración de signos intermitentes de enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD). Una historia completa reveló que el gato estaba comiendo una dieta comercial no sometida a los mismos procedimientos de procesamiento como la mayoría de los alimentos comerciales para mascotas y por lo tanto podría haber un mayor riesgo de contaminación bacteriana.
  • El gato tenía un historial consistente con FLUTD, pero el cultivo bacteriológico de la orina reveló organismos de Salmonella. Un análisis adicional reveló Salmonella enterica serotipo I: ROUGH-O: g, m, s: en las muestras de orina y heces, así como Salmonella enterica serotipo Johannesburgo y Salmonella enterica serotipo Senftenberg en la dieta. El gato respondió positivamente al tratamiento antimicrobiano para la bacteriuria por Salmonella, así como al manejo dietético y ambiental de los signos clínicos asociados con FLUTD.
  • Los hallazgos en este caso clínico destacan una consecuencia sanitaria adicional asociada con la ingestión de alimentos contaminados con Salmonella. Esta contaminación es especialmente preocupante con dietas a base de carne cruda, o dietas que no han sido sometidas a procesos de cocción estándar de la industria. Los veterinarios deberían obtener una historia completa de la dieta de cada animal durante la anamnesis para ayudar en el diagnóstico y tratamiento óptimo
ABSTRACTS

Comparación de dietas con diferentes perfiles nutricionales para el manejo a largo plazo de cistitis aguda idiopática no obstructiva

Kruger JM, Lulich JP, MacLeay J, et al.
J Am Vet Med Assoc 2015;247: 508-517

  • El objetivo del estudio es evaluar el efecto de la nutrición sobre los signos clínicos recurrentes de la enfermedad del tracto urinario inferior (LUT) en los gatos con cistitis idiopática.
  • Se seleccionaron 31 gatos con cistitis aguda idiopática no obstructiva. Los gatos fueron asignados al azar a recibir 1 de 2 alimentos (una dieta para la prevención de la cistitis o alimento control) que diferían en minerales (calcio, fósforo y magnesio), antioxidantes, y sus perfiles de ácidos grasos. Los propietarios documentaron diariamente los signos de LUT durante 1 año. El criterio principal de valoración fue el número de episodios recurrentes en el que un gato tenía varios signos (> / = 2 concurrentes) de LUT dentro del mismo día (definido como día de múltiples signos). Cuando un gato tenía múltiples signos de LUT en días consecutivos fueron considerados como un episodio simple.
  • Cuatro gatos alimentados con dieta de prevención  y 2 alimentados con dieta control fueron excluidos del estudio debido a la falta de cumplimiento, signos gastrointestinales, rechazo del alimento, o retirada voluntaria por el propietario.
  • La proporción de los gatos alimentados con comida de prevención que tuvo > / = 1 episodios recurrentes de días de múltiples signos (4/11) no fue significativamente menor que la de los gatos alimentados con la comida control (9/14). Sin embargo, los gatos alimentados con dieta de prevención tuvieron una tasa media de incidencias de episodios recurrentes de días de múltiples signos significativamente más baja (0,7 episodios / 1.000 días-gato) al igual que episodios de hematuria (0,3 episodios / 1.000 días-gato), disuria (0,2 episodios / 1.000 días-gato) y estranguria (0,2 episodios / 1.000 días-gato) así como signos individuales de LUT, en comparación con los gatos alimentados con comida control (5,4, 3,4, 3,1, y 3,8 episodios / 1.000 días-gato, respectivamente). Un número significativamente menor de gatos alimentados con dieta de prevención requirió analgésicos (4/11), en comparación con los gatos alimentados con comida control (12/14).
  • Los autores concluyen que los alimentos con diferentes perfiles nutricionales parecen afectar las tasas medias de incidencia de signos clínicos recurrentes asociados a cistitis idiopática felina.
ABSTRACTS

Asociación entre el estado de Vitamina D y el resultado final en perros con enteropatías crónicas

Titmarsh H, Gow AG, Kilpatrick S, et al
J Vet Intern Med 2015

  • Los perros con una enteropatía crónica (EC) tienen unos niveles de vitamina D más bajos que los perros sanos. En seres humanos con enfermedad inflamatoria intestinal, el estado de la vitamina D se ha asociado con un resultado clínico negativo. El objetivo del estudio es analizar la relación entre las concentraciones séricas de la 25 hidroxivitamina D (25 (OH) D) en el momento del diagnóstico y el resultado clínico en perros con una EC. Se evaluaron retrospectivamente 41 perros diagnosticados con EC admitidos en un Hospital universitario de Pequeños Animales entre 2007 y 2013.  Se compararon las concentraciones séricas de 25 (OH) D entre los perros que estaban vivos y disponibles para seguimiento o habían muerto por causas no relacionadas con EC (sobrevivientes) y perros que murieron o fueron sacrificados debido a su EC (no sobrevivientes).
  • Las concentraciones séricas de 25 (OH) D en el momento en que fue diagnosticada la EC fueron significativamente menores en el grupo de perros no sobrevivientes (n = 15) (mediana de los no sobrevivientes de 4,36 ng / ml, rango intercuartil 1,6 a 17,0 ng / ml; mediana de los sobrevivientes (n = 26) (24,9 ng / mL rango intercuartil 15,63 a 39,45 ng / ml, p <0,001). La concentración sérica de 25 (OH) D resultó ser un predictor significativo de muerte en los perros con EC (odds ratio 1,08 [IC del 95%: 1,02 a 1,18)]).
  • El estudio concluye que las concentraciones séricas de 25 (OH) D en el momento del diagnóstico son predictivos del resultado final en perros con EC. El papel de la vitamina D en la iniciación y el resultado de las enteropatías crónicas en perros se  merecería un estudio más profundo
ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de la intoxicación por metionina asociada a productos acidificantes de orina 1.525 casos (2001-2012)

Hickey MC, Son TT, Wismer T.
J Vet Emerg Crit Care 2015

  • El objetivo de este estudio es describir la filiación, los hallazgos clínicos, el momento de aparición de los signos, el resultado, y el pronóstico en una población de perros expuestos a metionina por ingestión de productos acidificantes de la orina. Se diseñó un estudio observacional retrospectivo del 1 de enero de 2001 al 31 de diciembre de 2012 en el Centro de Control de Envenenamiento de Animales. Se revisaron un total de 1.197  llamadas de 1.525 perros que se identificaron con un presunta ingesta de metionina.
  • Las dosis de metionina ingeridas iban de 3,9 mg / kg a 23.462 mg / kg. En el 47% de los perros se desarrollaron signos clínicos, siendo los más frecuentes, gastrointestinales (GI) y neurológicos. La media de aparición de los signos GI fue de 2,8 horas después de la ingestión, mientras que para los signos neurológicos fue de 6,8 horas después de la ingestión. Los signos GI se identificaron con dosis ingeridas > / = 22,5 mg / kg. El vómito fue el signo GI más común. Los signos neurológicos se identificaron con dosis ingeridas > / = 94,6 mg / kg. La ataxia fue el signo neurológico más común. La resolución de los signos clínicos se produjo dentro de las 48 horas de la ingestión, y no se reportaron víctimas mortales
  • El estudio concluye que el pronóstico para los perros con intoxicación por metionina es excelente. El vómito y la ataxia fueron los signos clínicos más comunes asociados con esta intoxicación
ABSTRACTS

Efecto de un ayuno de 48 horas en el status de la taurina en perros adultos sanos

Gray K, Alexander LG, Staunton R, et al
J;Anim Physiol Anim Nutr (Berl) 2015

  • Unas bajas concentraciones de taurina circulantes pueden ser un factor de riesgo para la cardiomiopatía dilatada en perros. Las concentraciones de taurina circulantes se miden normalmente 4-5 h después de la alimentación, en gran parte debido a que no se conoce las derivaciones de obtener las muestras más tarde. El objetivo de este estudio fue medir las concentraciones de taurina circulantes durante un periodo de 48 horas de ayuno en 12 perros adultos sanos Labrador Retriever, y así mejorar la metodología de muestreo. 
  • Se observó que las concentraciones de taurina tanto en plasma como en sangre entera (WB) no disminuyeron a niveles indicativos de una deficiencia clínica durante todo el ayuno; La WB fue la muestra más fiable para saber el estado de taurina. 
  • Este estudio muestra que, en perros adultos sanos,  las muestras de sangre para la evaluación de las concentraciones sanguíneas de taurina se pueden tomar en cualquier momento, hasta 48 horas después de la ingestión de una comida 

 

ABSTRACTS

La alimentación de los perros obesos durante un programa de pérdida de peso tiene un coste medio neutro

German AJ, Luxmore J, Holden SL, et al.
J Small Anim Pract 2015

  • El coste de proporcionar una dieta de adelgazamiento puede disuadir a los propietarios de los perros obesos de continuar con un programa de pérdida de peso. El objetivo de este estudio es comparar los costes medios de los alimentos en el periodo de pérdida de peso con los de antes de la pérdida de peso. Para ello se calculó el coste promedio diario de los alimentos de  antes y durante la pérdida de peso, de 22 perros obesos que habían completado con éxito un programa de control de peso.
  • El coste promedio de alimentos antes de la pérdida de peso era de  0.7 €/ día (0.32- 4.47/día), sólo `por la comida principal, y 0.87€/ día (0.35 – 4.47/día) si se contaban la comida principal y alimentos adicionales (restos de comida y golosinas). El coste promedio de alimentos durante la pérdida de peso fue 1.22€ / día (0.35-1.84 / día), y sin ningún coste por alimento adicional. Los costes promedio de la alimentación diaria durante el programa de pérdida de peso no difirieron de los que había antes de bajar de peso, ya sea con (P =. 0 425) o sin (P = 0. 222) incluir la comida adicional.
  • El conocimiento de que los costes promedio de la dieta para la pérdida de peso no difieren significativamente de los de antes de la pérdida de peso puede ayudar a los veterinarios para convencer a los propietarios a inscribir los perros obesos en un programa de control de peso
ABSTRACTS

Evaluación de las concentraciones séricas de marcadores bioquímicos y el tiempo de supervivencia en perros con enteropatía perdedora de proteínas

Equilino M, Theodoloz V, Gorgas D, et al
J Am Vet Med Assoc 2015;246: 91-99

  • Este estudio evalúa las concentraciones séricas de algunos marcadores bioquímicos y el tiempo de supervivencia en perros con enteropatía perdedora de proteínas (PLE). Se evaluaron de forma prospectiva 29 perros con PLE y 18 perros con diarrea con respuesta a alimentos (FRD). Se disponía de valores iniciales de las concentraciones séricas de diversos marcadores bioquímicos de18 de los 29 perros con PLE y eran comparables con los resultados de los perros con FRD. Se evaluaron las correlaciones entre las concentraciones de marcadores bioquímicos y el tiempo de supervivencia (intervalo entre el momento de la evaluación inicial y la muerte o la eutanasia) para los perros con PLE. 
  • Las concentraciones séricas de la proteína C reactiva fue alta en 13 de 18 perros con PLE y en 2 de 18 perros con FRD. Las concentraciones séricas de la lipasa pancreática específica inmunoreactiva estaban altas en 3 perros con PLE, y  dentro del intervalo de referencia en todos los perros con FRD. La concentración sérica de alfa1-antitripsina estaba por debajo  del límite inferior de referencia en 9 perros con PLE y en 1 perro con FRD. En comparación con los resultados obtenidos en los perros con FRD, los valores de estas 3 variables fueron significativamente diferentes en perros con PLE. Las concentraciones séricas de calprotectina y de la proteína S100-A12 estaban altas, pero no había diferencias entre grupos. Diecisiete de los 29 perros con PLE fueron sacrificados debido a esta enfermedad; el tiempo medio de supervivencia fue de 67 días (rango, 2 a 2551 días). 
  • En este estudio se observa que las concentraciones séricas de la proteína C reactiva, lipasa pancreática específica inmunoreactiva, y de alfa1-antitripsina difirieron significativamente entre perros con PLE y FRD. La mayoría de las concentraciones iniciales de los biomarcadores evaluados no fueron predictivos de tiempo de supervivencia en perros con PLE
ABSTRACTS

Tirotoxicosis exógena en perros atribuible al consumo de alimentos comerciales basados en carne y conteniendo un exceso de hormona tiroidea

Broome MR, Peterson ME, Kemppainen RJ, et al.
J Am Vet Med Assoc 2015; 246: 105-111

  • Este estudio describe los hallazgos clínicos en perros con tirotoxicosis exógena atribuible al consumo de alimentos disponibles comercialmente que contienen altas concentraciones de hormona tiroidea. Se realizó una búsqueda retrospectiva de historiales médicos para identificar perros con tirotoxicosis exógena atribuible a la ingesta dietética donde se encontró un caso y luego, de forma prospectiva. se identificaron 13 casos más.
  • Antes de comerlos y después de retirarse los productos a base de carne sospechosa de contener un exceso de hormona, se evaluaron las concentraciones de hormonas tiroideas en suero de estos animales. Para evaluar el tejido tiroideo se realizó una gammagrafía en 13 de 14 perros antes y en 1 de 13 perros después de la interrupción de los alimentos sospechosos. Siete muestras de 5 productos disponibles comercialmente administradas a 6 perros afectados fueron analizadas con respecto a la concentración de tiroxina. Los resultados obtenidos se compararon con los resultados de otros 10 alimentos comerciales y 6 muestras de músculo o hígado vacuno. 
  • Los resultados de las concentraciones de tiroxina en suero eran altos (mediana, 8,8 mcg/dl; rango, 4,65-17,4 mcg/dL) en todos los perros en la evaluación inicial; la gammagrafía reveló disminución de radionucleidos en la glándula en 13 de 13 perros examinados. En > / = 4 semanas después de interrumpir la alimentación de los alimentos sospechosos, las concentraciones totales de tiroxina estaban dentro del rango de referencia en todos los perros y los signos asociados con tirotoxicosis, en los que había, se habían resuelto. Los análisis de los alimentos revelaron una concentración mediana de tiroxina de 1.52 mcg de tiroxina/g para los productos sospechosos y de 0,38 mcg de tiroxina/g, en los otros alimentos comerciales.
  • Los resultados de este estudio indican que puede haber una tirotoxicosis secundaria al consumo de productos a base de carne presumiblemente contaminados por tejido de la tiroides, y que se puede revertir mediante identificación y eliminación de los productos sospechosos de la dieta