Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Oncología

ABSTRACTS

Evolución post-quirúrgica y factores de pronóstico en perros con melanoma maligno cutáneo de la piel con pelo tratados con cirugía: 87 casos (2003-2015)

Laver T, Feldhaeusser BR, Robat CS, Baez JL, Cronin KL, Buracco P, Annoni M, Regan RC, McMillan SK, Curran KM, Selmic LE, Shiu KB, Clark K, Fagan E, Thamm DH.
Can Vet J. 2018 Sep;59(9):981-987.

  • En este estudio se revisaron retrospectivamente los registros médicos de 87 perros melanoma maligno cutáneo (CMM) de la piel con pelo tratados con cirugía. Se valoraron el tiempo de supervivencia general (overall survival time: OST), el tiempo de supervivencia libre de progresión (progression-free survival time: PFS) y los factores pronósticos.
  • La mediana de la PFS posterior a la cirugía y la mediana de OST fueron 1282 días y 1363 días, respectivamente. La tasa de metástasis postoperatoria fue del 21.8% con una tasa de recurrencia local del 8%. El aumento del índice mitótico (IM) fue predictivo de una OST y una PFS significativamente disminuidas en el análisis multivariable [cociente de riesgos (HR): 1,05, intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,02 a 1,07 y HR: 1,04, IC del 95%: 1,02 a 1,06 , respectivamente]. El aumento de la edad también fue predictivo de una OST y una PFS significativamente disminuidas en el análisis multivariable (HR: 1,39; IC del 95%: 1,17 a 1,65 y HR: 1,33; IC del 95%: 1,14 a 1,54, respectivamente).
  • Los resultados de este estudio confirman las impresiones clínicas de que es probable que los perros diagnosticados con melanoma maligno de la piel con pelo tratados sólo con cirugía, tengan un tiempo de supervivencia prolongado.
ABSTRACTS

Anormalidades neurológicas en 97 perros con masa pituitaria detectables

Menchetti M, De Risio L, Galli G, Bruto Cherubini G, Corlazzoli D, Baroni M, Gandini G
Vet Q. 2019 Dec;39(1):57-64

  • Los tumores hipofisarios son neoplasias comunes de la región selar en la base del cerebro en pequeños animales. En la actualidad todavía no existe una información detallada sobre el espectro y la gravedad de los posibles signos neurológicos de estos tumores.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo era describir las anormalidades neurológicas en una población de perros con una masa hipofisaria detectable (DPM) y relacionarlas con el tamaño de la masa y los signos de compresión cerebral (BC) detectados en imágenes de resonancia magnética.
  • Los perros se incluyeron en el estudio si tenían una resonancia magnética que mostraba una DPM y un examen neurológico detallado. Los signos neurológicos se evaluaron en relación con la ratio altura de la pituitaria /cerebro (relación P: B) y la presencia / ausencia de compresión cerebral. Se incluyeron 97 perros.
  • Además de alteraciones mentales y comportamientos anormales (77%), anomalías en la marcha (61%) y anomalías de los nervios craneales (44%), también se observaron otros signos neurológicos que no se habían reportado anteriormente, como anormalidades posturales (21%), dolor y / o hiperestesia (25%) y anormalidades posturales y reacciones propioceptivas (49%). La mayoría de los perros con DPM tenían signos de BC. El hecho de que el área altura pituitaria /cerebro fuera alta y haber BC representaba un factor de riesgo para desarrollar anormalidades del estado mental. 
  • Los autores proponen que los signos neurológicos registrados en perros afectados por DPM incluyen no solo los signos típicos del prosencéfalo sino también trastornos de la marcha e hiperestesia. En este estudio, los signos neurológicos están asociados positivamente con un aumento de la ratio P: B y signos de compresión cerebral en resonancia magnética.
ABSTRACTS

Incidentaloma suprarrenal: características clínicas e histopatológicas

Viviani De Marco; Rodrigo Ubukata; Isabella Sant'Anna; Marcia Kahvegian; Sara Galac
Procc ACVIM 2019

  • El Incidentaloma suprarrenal (AI) se define como una masa suprarrenal incidentalmente descubierta en un perro del que no se sospecha que tenga una enfermedad suprarrenal.
  • Este estudio retrospectivo, informa sobre datos clínicos e histopatológicos en 22 perros con IA, detectados por ecografía abdominal. La mayoría de los perros no tenían signos clínicos, excepto obesidad en dos perros. La ecografía abdominal se realizó como parte del examen general de salud o por razones no médicas. Las características en la ecografía sugestivas de un IA fueron una forma suprarrenal anormal, estructura heterogénea, aumento del grosor suprarrenal (> 10 mm) y / o expansión hacia los vasos sanguíneos.
  • Hubo 15 hembras (14 castradas) y 7 machos (7 castrados). Su edad media ± SEM fue de 11 ± 2 años. La raza más prevalente fue Lhasa Apso (7), seguida de Shih Tzu, Maltés y Dachshund (2). La mediana del peso corporal fue de 7 kg (rango, 4 a 32 kg). El análisis de orina reveló una buena capacidad de concentración de la orina con una gravedad media específica de 1.040 (rango, 1.015 a 1.050) y sin glucosuria. En el análisis sanguíneo completo no hubo nada remarcable, excepto un aumento leve de la fosfatasa alcalina, el colesterol y los triglicéridos, en algunos perros. La prueba de supresión con dosis bajas de dexametasona fue negativa en todos los perros. La mediana de la concentración basal de cortisol fue de 1.8 μg / dl (rango, 0.8 a 2.7 μg / dl) y 0.4 μg / dl (rango, 0.15 a 0.9 μg / dl) a las 8 horas. Hubo 19 IA unilaterales y 3 bilaterales siendo el mayor diámetro una oscilación entre 1,1 y 5,6 cm. En estos perros con IA unilateral, la glándula suprarrenal contralateral tenía una estructura y forma normales y el grosor suprarrenal no estaba aumentado. Todos los perros se sometieron a una adrenalectomía unilateral. En tres perros con IA bilaterales, solo se eliminó la masa suprarrenal mayor. La histopatología reveló adenoma adrenocortical en siete perros (dos bilaterales), carcinoma adrenocortical en diez perros (uno bilateral) y un feocromocitoma maligno en cinco perros.
  • Este es el primer informe sobre características clínicas e histopatológicas de los IA en un grupo considerable de perros. Las hembras de razas pequeñas y de edad avanzada fueron las más afectadas. La mayoría de los IA eran de origen adrenocortical, sin embargo, el feocromocitoma también debería considerarse como un diagnóstico diferencial.
ABSTRACTS

Evaluación de lesiones esplénicas nodulares en 370 perros de razas pequeñas (<15 kg)

Fernandez S, Lang JM, Maritato KC.
J Am Anim Hosp Assoc. 2019 May 17

  • En este estudio retrospectivo se evalúan 370 perros de razas pequeñas (<15 kg) sometidos a esplenectomía por la presencia de lesiones esplénicas nodulares, y se valoran asociaciones con raza, malignidad de los tumores, hemoperitoneo y tiempo medio de supervivencia, en comparación con estudios previos. Los datos analizados incluyeron reseña del aimal, diagnóstico histopatológico, presencia o ausencia de hemoperitoneo, asociaciones con razas y tiempos de supervivencia.
  • En total, el 44% (163/370) de los perros tenía lesiones esplénicas no neoplásicas y el 56% (207/370) tenía lesiones neoplásicas. El hemangiosarcoma estuvo presente en el 27% (100/370) de las lesiones esplénicas. El 31% (115/370) de los perros presentaron hemoperitoneo, y de esta población, el 66% (76/115) tenía lesiones esplénicas malignas. Las razas más comunes fueron Schnauzers miniatura, Dachshunds y Beagles, siendo los Beagle los que mostraron una asociación positiva con la malignidad. En general, la presencia de hemoperitoneo se asoció con malignidad. La distribución de las lesiones esplénicas nodulares, la correlación del hemoperitoneo con la malignidad y el tiempo medio de supervivencia fueron similares a los estudios anteriores reportados para perros de razas grandes.
  • Según estos resultados, los perros de razas pequeñas que presentan hemoperitoneo tienen 2,6 veces más probabilidades de tener un diagnóstico de una lesión esplénica maligna. En este estudio, los perros de razas pequeñas más comunes con lesiones esplénicas nodulares fueron Schnauzers miniatura, Dachshunds y Beagles. Los beagles y los terriers de raza pequeña tenían más probabilidades de tener lesiones esplénicas malignas. Los terriers de raza pequeña tenían más probabilidades de presentar hemoperitoneo.
ABSTRACTS

Resultado final e indicadores de pronóstico para el hemangiopericitoma en perros: 167 casos (2009 - 2016)

Kravitz A, Davis G, Bastian RP, Fittipaldi K
J Am Anim Hosp Assoc. 2019 May 17

  • En este estudio retrospectivo se evalúa el resultado postoperatorio y los parámetros clínicos asociados con el pronóstico en 167 perros con 167 hemangiopericitomas. Los parámetros usados para revisar la asociación con el resultado a largo plazo incluyeron, la reseña del animal, historia clínica, resultados de las pruebas de estadificación, variables quirúrgicas y de los tumores, y administración de terapia complementaria. 
  • Un historial de cirugía previa, el tipo de cirugía realizada, el estado de los márgenes quirúrgicos, la ubicación del tumor y si se habia realizado una terapia complementaria, se asociaron con la recurrencia del tumor. La ubicación más común reportada en general fue la extremidad anterior distal (46/167 [27.5%]). Los perros con tumores localizados en cola/perineo tuvieron la tasa de recurrencia más rápida, con un intervalo medio libre de enfermedad de unos 16 meses (505 días). El grado de tumor, por si solo, no se asoció con la recurrencia (p = 0,069), pero al analizar el grado y el margen del tumor, los tumores de bajo grado con márgenes no limpios tuvieron un tiempo de recurrencia significativamente más corto que los tumores de bajo grado con márgenes limpios o estrechos. 
  • En este estudio  se determina que al evaluar el plan de tratamiento y las recomendaciones de seguimiento para cualquier hemangiopericitoma,  se debe considerar la ubicación del tumor. En estos tumores se recomienda, siempre que sea posible,  un tratamiento quirúrgico inicial agresivo para reducir la posibilidad de recurrencia local del tumor.
ABSTRACTS

Diagnóstico de masas esplénicas en perros sometidos a esplenectomía de acuerdo con el tamaño de la raza: 234 perros (2008-2017)

O'Byrne K, Hosgood G.
Vet Rec. 2019 Apr 30

  • Existen varias enfermedades esplénicas que pueden producir una masa esplénica y requerir esplenectomía.
  • El objetivo de este estudio fue comparar la prevalencia de enfermedades esplénicas benignas y malignas, y el tipo de enfermedad maligna, en perros categorizados por tamaño de raza.
  • Se planteó la hipótesis de que la prevalencia de la enfermedad esplénica sería significativamente diferente en los perros pequeños en comparación con los de razas grandes. Todos los perros del estudio tenían una masa esplénica identificada con ecografía o Tomografía Computerizada, y confirmación del diagnóstico. Los perros se clasificaron como razas pequeñas, medianas y grandes según los estándares de la raza. Se incluyeron 234 perros de los que 54 eran perros pequeños, 139 medianos y 41 de raza grande.
  • En total, 129/234, 55% (95% CI 49% a 61%) de perros tenían enfermedad maligna versus 105/234, 45% (95% CI 39% a 51%) con enfermedad benigna (P = 0.117). La prevalencia de enfermedad maligna versus benigna no fue significativamente diferente para los perros pequeños (P = 0.276), medianos (P = 0.074) o de razas grandes (P = 0.080). Los perros de razas pequeñas eran 2.3 veces más propensos a padecer enfermedades benignas que los perros de razas grandes. Los perros de razas pequeñas con enfermedad maligna tenían un tercio de probabilidades de tener hemangiosarcoma que los perros de razas grandes.
  • De estos resultados, se desprende que la prevalencia general de enfermedades malignas y benignas fue de 50:50. En comparación con los perros de razas grandes, los perros de razas pequeñas tienen más probabilidades de tener una enfermedad benigna.  Cuando los perros pequeños tienen una enfermedad maligna, tienen menor probabilidades de tener hemangiosarcoma. Esta información es valiosa a la hora de las primeras discusiones con los dueños de perros afectados de diferentes tamaños de raza.
ABSTRACTS

Factores predictivos de malignidad en perros con lesiones hepáticas focales usando datos clínicos y características ecográficas

Leela-Arporn R, Ohta H, Tamura M, Nagata N, Sasaoka K, Dermlim A, Nisa K, Morishita K, Sasaki N, Nakamura K, Takagi S, Hosoya K, Takiguchi M.
J Vet Med Sci. 2019 Apr 8

  • Normalmente para un diagnóstico definitivo de lesiones hepáticas focales (LHF) se requieren procedimientos invasivos para llegar a realizar un examen histopatológico. Se necesitaría un método de diagnóstico no invasivo más simple, como la ecografía convencional combinada con datos clínicos, para la predicción de una neoplasia hepática.
  • El objetivo de este estudio fue examinar la precisión diagnóstica de los datos clínicos y las características ecográficas para diferenciar lesiones hepáticas benignas y malignas.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos y las imágenes ecográficas de perros con LHF que se sometieron a ecografías abdominales y examen histopatológicos después de una cirugía o una biopsia de hígado. Los datos clínicos, incluían la reseña del animal, los signos clínicos y los hallazgos de laboratorio, y las características de las lesiones hepáticas en ecografía que pudieran actuar como factores predictivos. Se evaluaron las asociaciones entre los factores predictivos y la malignidad hepática. En base a los resultados histopatológicos se incluyeron en el estudio, 55 perros con lesiones malignas y 28 perros con lesiones benignas.
  • Los resultados mostraron que varias características ecográficas y el recuento de plaquetas se asociaron significativamente con la malignidad hepática. El recuento de plaquetas (trombocitosis; ratio de odds [OR]: 4.13, 95% intervalos de confianza [IC]: 1.81-9.41), tamaño de la lesión (4.1 cm o más; OR: 23.83, 95% CI: 3.74-151.95 ) y la ecotextura de la LHF (heterogénea; OR: 8.44; IC 95%: 1.37-51.91) fueron predictores independientes para diferenciar lesiones hepáticas benignas y malignas.
  • Los autores sugieren que con una combinación de datos clínicos y las características ecográficas de la LHF se podría predecir la malignidad de la lesión hepática en perros
ABSTRACTS

Infecciones por parásitos intestinales en perros con linfoma multicéntrico de alto grado y sometidos a quimioterapia

Cervone M, Gavazza A, Zbriger A, Mancianti F, Perrucci S.
Comp Immunol Microbiol Infect Dis. 2019 Apr;63:81-86

  • En este estudio se evalúa la prevalencia y la combinación de especies de parásitos intestinales en perros con linfoma multicéntrico de alto grado y sometidos a quimioterapia, y se compara con perros control sanos.
  • La prevalencia global de infecciones parasitarias intestinales fue del 33,3%. En los perros con linfoma, la prevalencia de infecciones por protozoos (46,7%) fue significativamente mayor (p <0,05) que la de las infecciones por helmintos (6,7%) y se identificaron Giardia duodenalis, Cryptosporidium spp., Neospora caninum, Cystoisospora ohioensis-complex, Entamoeba sp. y Spirocerca lupi. En el grupo control, solo 3/15 perros (20%) fueron positivos y no se encontraron diferencias estadísticamente significativas con respecto a las infecciones por helmintos (anquilostomas y Toxocara canis) y protozoos (G. duodenalis).
  • Los resultados de este estudio pueden sugerir una potencial mayor prevalencia de protozoos intestinales oportunistas, incluidas algunas especies potencialmente zoonóticas, en perros afectados por linfoma multicéntrico de alto grado, resaltando la necesidad de monitorizar a los perros afectados por linfoma para estos protozoos, especialmente aquellos que reciben quimioterapia.

 

 

ABSTRACTS

Adenocarcinoma de la glándula apocrina del saco anal en gatos: 30 casos ( 1994-2015)

Amsellem PM, Cavanaugh RP, Chou PY, Bacon NJ, Schallberger SP, Farese JP, Kuntz CA, Liptak JM, Culp WTN, Robat CS, Powers BE
J Am Vet Med Assoc. 2019 Mar 15;254(6):716-722

  • El objetivo de este este estudio era describir la reseña, los signos clínicos, el comportamiento biológico y el resultado final en gatos con adenocarcinoma de la glándula apocrina del saco anal (AGASACA) que se sometieron a extirpación quirúrgica.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo que incluyó 30 gatos de propietarios particulares. Se evaluaron las bases de datos de 13 Sociedades Veterinarias de Oncología Quirúrgica en busca de registros de gatos con diagnóstico histológico de AGASACA a los que se les practicó la extirpación del tumor. Para cada gato, se registró información sobre la reseña del animal, signos clínicos, resultados de pruebas de diagnóstico, tratamiento y resultado final. Se determinaron la mediana del tiempo hasta la recidiva local (TLR), el intervalo libre de enfermedad (DFI) y el tiempo de supervivencia y se evaluaron los factores asociados con TLR, DFI y el tiempo de supervivencia.
  • El signo clínico más frecuente en los gatos afectados fue la ulceración o secreción perineal. Once gatos desarrollaron recidiva local a una mediana de 96 días después de la extirpación del AGASACA. Los márgenes tumorales incompletos y una puntuación pleomórfica nuclear alta fueron factores de riesgo para la recidiva local. La puntuación pleomórfica nuclear se asoció negativamente con la DFI. La recurrencia local y una alta puntuación pleomórfica nuclear fueron factores de riesgo de muerte. La DFI mediana y el tiempo de supervivencia fueron de 234 y 260 días, respectivamente.
  • En base a estos resultados, se propone que, en gatos, la ulceración o secreción perineal debe generar sospecha de AGASACA y se debería proceder a realizar exámenes precoces del saco anal y del recto. La recurrencia local fue el efecto limitante de la vida más común en gatos que se sometieron a cirugía para el tratamiento de AGASACA, lo que sugiere que se deben extirpar amplios márgenes siempre que sea posible durante la cirugía de AGASACA. La eficacia de la quimioterapia y la radioterapia para el tratamiento de gatos con AGASACA requiere todavía de más investigación adicional
ABSTRACTS

Sustitución de doxorubicina por mitoxantrona en un protocolo quimioterapéutico multidroga para el tratamiento de primera línea de perros con linfoma multicéntrico de células intermedias a grandes

Marquardt TM, Lindley SES, Smith AN, Cannon CM, Rodriguez CO Jr, Thamm DH, Childress MO, Northrup NC.
J Am Vet Med Assoc. 2019 Jan 15;254(2):236-242

  • El objetivo del estudio era evaluar los efectos sustituir la doxorubicina por la mitoxantrona en un protocolo quimioterapéutico de ciclofosfamida, doxorubicina, vincristina y prednisona (CHOP) para el tratamiento de primera línea de perros con linfoma multicéntrico de células intermedias a grandes.
  • Se incluyeron de forma retrospectiva una cohorte de 44 perros tratados con ciclofosfamida, mitoxantrona, vincristina y prednisona (CMOP) y 51 perros tratados con CHOP en 12 centros de referencia. Se revisaron los registros médicos para determinar la respuesta al tratamiento, el tiempo de supervivencia libre de progresión y el tiempo de supervivencia general. Para los perros tratados con CMOP, también se registraron los efectos adversos.
  • Todos los 44 (100%) perros tratados con CMOP y 37 de 38 (97.4%) perros tratados con CHOP tuvieron una respuesta completa o parcial. La mediana de tiempo de supervivencia libre de progresión para los perros tratados con CMOP fue de 165 días (intervalo de confianza [IC] del 95%, de 143 a 187 días), y la mediana de supervivencia global fue de 234 días (IC del 95%, de 165 a 303 días). Para los perros tratados con CHOP, la mediana del tiempo de supervivencia libre de progresión fue de 208 días (IC del 95%, 122 a 294 días), y la mediana de la supervivencia global fue de 348 días (IC del 95%, 287 a 409 días). Los tiempos de supervivencia libre de progresión y el de supervivencia general no fueron significativamente diferentes entre los grupos. En general, 9 de los 44 (20%) perros tratados con CMOP tuvieron efectos adversos probablemente relacionados con la mitoxantrona, pero todos estos eventos adversos fueron leves.
  • Los resultados del estudio sugieren que la mitoxantrona puede ser una sustitución razonable en un protocolo CHOP para el tratamiento de perros con linfoma multicéntrico de células intermedias a grandes cuando la doxorrubicina esté contraindicada