Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Intención de usar las concentraciones séricas de fósforo y el producto calcio x fósforo como marcadores de la progresión de enfermedad renal crónica en gatos

Sławuta P(1), Kumiega E, Sikorska-Kopyłowicz A, Sapikowski G, Kurosad A.
Pol J Vet Sci. 2019 Dec;22(4):647-652

  • El objetivo de este estudio era determinar si la concentración sérica de fosfato (Pi) y el valor de Ca x P se correlacionaban con los estadiajes IRIS de la enfermedad renal crónica (ERC) en gatos y, por lo tanto, si pueden usarse como marcadores de la progresión de la enfermedad. Otro objetivo era evaluar si la concentración de Ca en sangre debe corregirse en función de la concentración de albúmina (Cacorr).
  • El estudio se realizó en 165 gatos divididos en cinco grupos: un grupo sano y unos grupos de estudio: I, II, III y IV de gatos asignados según el estadiaje IRIS. Se recogió sangre de todos los animales, y en base a los resultados obtenidos se calcularon el producto de Ca x Pi, Cacorr y el producto de Cacorr x Pi.
  • Aunque no se observaron diferencias entre los grupos I-III, sí que había una clara tendencia al alza en la concentración de Pi, en Ca x Pi y en Cacorr x Pi con la progresión de la ERC. En el grupo IV, la concentración de Pi y el valor de Ca x Pi, así como el valor de Cacorr x Pi, fueron significativamente más altos que los otros grupos. La concentración de Ca y los valores de éste corregidos con albúmina no difirieron significativamente.
  • Según este estudio, la concentración sérica de Pi y el producto Ca x P no se pueden usar como indicadores de la progresión de la ERC en gatos, pero sí se pueden utilizar como elementos adicionales en el diagnóstico de ERC en estadio IV de IRIS. Los resultados también sugieren que, en gatos, las concentraciones séricas de calcio no necesitan corregirse con la albúmina.
ABSTRACTS

Asociación de la técnica de recolección de muestra fecal y el historial de tratamiento con los resultados por PCR de Tritrichomonas foetus en 1717 gatos

Hedgespeth BA, Stauffer SH, Robertson JB, Gookin JL.
J Vet Intern Med. 2020 Feb 10

  • La PCR se considera el medio más sensible para el diagnóstico de la infección por Tritrichomonas fetus, aunque los resultados podrían verse influenciados por la técnica de recolección fecal y el uso previo de medicamentos antimicrobianos.
  • El objetivo del estudio era establecer cualquier asociación entre la técnica de recolección fecal o el historial de tratamiento y los resultados de las pruebas de PCR fecal para T. fetus. De forma retrospectiva se revisaron los resultados de muestras fecales de 1717 gatos enviadas por veterinarios entre enero de 2012 y diciembre de 2017. Se incluyeron 1808 resultados de PCR para T. fetus en muestras fecales enviadas para pruebas de diagnóstico y se examinaron para evaluar su asociación con el método de recolección fecal y los tratamientos antimicrobianos previos.
  • La PCR fue positiva para T. fetus en 274 (16%) gatos. Las muestras fecales recolectadas mediante una asa fecal tuvieron una mayor probabilidad de ofrecer resultados positivos de la PCR (odds ratio [OR] 2.04, intervalo de confianza [IC] del 95% 1.31-3.17, P = .002) en comparación con las muestras recolectadas mediante lavado del colon. No hubo asociación entre los resultados de la prueba de PCR y el historial de tratamiento, el tipo de tratamiento o un tratamiento previo con ronidazol. Después de una prueba de PCR positiva inicial, 4/19 (21%; IC del 95%: 2.7% -39.4%) de los gatos tratados con ronidazol tuvieron un segundo resultado positivo.
  • Los resultados de este estudio respaldan que la recolección de las muestras fecales mediante una asa podría ser el mejor método para el diagnóstico por PCR de la infección por T. fetus. La falta de asociación del uso de ronidazol con los resultados de la PCR y una tasa de fracaso del ronidazol del 21% en gatos con infección preconfirmada son limitaciones importantes para el uso de este medicamento.
ABSTRACTS

Investigación de la relación entre el calcio ionizado y calcio total en perros con hipercalcemia ionizada

Tørnqvist-Johnsen C, Schnabel T, Gow AG, Del-Pozo J, Milne E, Macklin V, Fisher C, Handel I, Mellanby RJ.
J Small Anim Pract. 2020 Feb 11

  • El objetivo de este estudio era investigar la relación entre las concentraciones de calcio total e ionizado en perros con hipercalcemia ionizada y evaluar la influencia de la albúmina en esta relación.
  • Una vez establecidos los rangos de referencia para el calcio ionizado y total se buscó en la base de datos clínica de un hospital universitario para identificar perros adultos con hipercalcemia ionizada entre 2012 y 2017, y en estos perros se comparó la relación entre las concentraciones de calcio ionizado y total.
  • Los intervalos de referencia obtenidos partir de 351 perros adultos sanos, fueron de 1.18 a 1.53 mmol / L para el calcio ionizado y 2.24 a 2.85 mmol / L (9 – 11.4 mg/dl) para el calcio total. Usando estos intervalos de referencia, se identificaron 63 perros con hipercalcemia ionizada, de los cuales 23 no tenían hipercalcemia total. Solo siete de los 23 perros con hipercalcemia ionizada y calcio total por debajo del límite superior del intervalo de referencia tenían hipoalbuminemia. La mayoría de los perros con hipercalcemia ionizada y calcio total normal tuvieron un aumento modesto de calcio ionizado.
  • Según estos resultados, si sólo se usara el calcio total, más de un tercio de los perros con hipercalcemia ionizada se clasificarían como normocalcémicos y la mayoría de estos perros tenían albúmina sérica normal.
ABSTRACTS

Concentraciones séricas de colesterol, triglicéridos y perfiles de lipoproteínas en perros con pancreatitis de ocurrencia natural y perros sanos control

Xenoulis PG, Cammarata PJ, Walzem RL, Suchodolski JS Steiner JM.
J Vet Intern Med. 2020 Feb 3

  • En estudios anteriores se había informado sobre una asociación entre hiperlipidemia y pancreatitis en perros, pero los detalles de esta asociación están todavía mal definidos.
  • El objetivo de este estudio era comparar las concentraciones séricas de triglicéridos y colesterol y perfiles de lipoproteínas entre perros con pancreatitis de ocurrencia natural y perros sanos.
  • Se diseñó un estudio prospectivo de casos y controles donde se incluyeron 17 perros con diagnóstico clínico de pancreatitis (Grupo 1) y 53 perros de control sanos (Grupo 2).
  • Se observó hipertrigliceridemia en 3/17 perros (18%) del Grupo 1  y en 4/53 perros (7.5%) del Grupo 2 (odds ratio [OR], 2.63; 95% intervalo de confianza [IC], 0.52- 13,14; P = 0,35). Se encontró una diferencia significativa en las concentraciones de triglicéridos en suero entre el Grupo 1 (mediana, 67 mg / dL) y el Grupo 2 (mediana, 54 mg / dL; P = .002). Se observó hipercolesterolemia en 4/17 perros (24%)del Grupo 1 y en  1/53 (1.9%) perros del Grupo 2  (OR, 16; IC 95%, 1.64-155.5; P = .01). No se encontraron diferencias significativas en las concentraciones de colesterol en suero entre el Grupo 1 (mediana, 209 mg / dL) y el Grupo 2 (mediana, 227 mg / dL; P = .56). Los perfiles de lipoproteínas fueron significativamente diferentes entre los perros del Grupo 1 y del Grupo 2 (valores propios, 0,6719; R2 = 1,0; P = 0,001).
  • En este grupo de perros con pancreatitis, la mayoría (> 70%) tenían concentraciones de triglicéridos y colesterol en suero dentro de los intervalos de referencia. En el pequeño porcentaje de perros que tenían hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia o ambas, los aumentos fueron leves. Se identificaron diferencias importantes en los perfiles de lipoproteínas entre perros con pancreatitis y los perros sanos control. Los perros con pancreatitis tenían las lipoproteínas de baja densidad más altas y las lipoproteínas ricas en triglicéridos y lipoproteínas de alta densidad más bajas que los perros sanos.
ABSTRACTS

Influencia de variables preanalíticas y analíticas en la medición de la gravedad específica urinaria canina y felina por refractometría

Mösch M, Reese S, Weber K, Hartmann K, Dorsch R.
J Vet Diagn Invest. 2019 Dec 26

  • La gravedad específica de la orina (USG), medida generalmente por refractometría, es un indicador trascendental de la capacidad de concentración renal. Existen pocos estudios que hayan evaluado refractómetros con escalas separadas para orina canina y felina. Ciertas variables como el contenido de proteínas o el tiempo de almacenamiento pueden influir en la USG.
  • En este estudio se comparan los efectos de medir la USG con un refractómetro con escala única o escalas separadas para orina canina y felina, se investiga la variabilidad entre observadores e intraobservadores y se mide la concordancia entre la orina entera y el sobrenadante. Se valoran ciertas asociaciones como la correlación entre la USG y la osmolalidad, la influencia de la proteína urinaria en la USG y la osmolalidad, y el impacto del tiempo de almacenamiento de hasta 6 meses. Se examinaron 252 muestras caninas y 126 felinas.
  • Se observaron valores USG más altos en el refractómetro de escala única que en el refractómetro de escala dual, con una diferencia media (sesgo) de <0.001 para las muestras caninas y 0.003 para las muestras felinas. La variabilidad inter e intraobservador fue aceptable. Hubo una buena correlación entre la USG de la orina entera y el sobrenadante. Las correlaciones entre la USG y la osmolalidad fueron excelentes (0,98-0,99, p <0,001). Una proteinuria de hasta 1 g / L no tuvo un efecto importante en la USG ni en la osmolalidad. El tiempo de almacenamiento no tuvo un efecto significativo en la USG.
  • Los autores concluyen que la diferencia entre los refractómetros evaluados es clínicamente irrelevante, y por lo tanto, el uso de un refractómetro con escalas felinas y caninas separadas es innecesario. Para la medición de USG se pueden usar tanto la orina entera como el sobrenadante almacenados hasta 6 meses. La influencia de la proteinuria <1 g / L en la USG y la osmolalidad es insignificante.
ABSTRACTS

Evaluación de las concentraciones séricas de ácidos biliares preprandiales y dos horas posprandiales en una población de perros de un centro de referencia

Veronica Gonzalo Nadal; Rodolfo Cappello; Alenka Hrovat
BRITISH SMALL ANIMAL VETERINARY CONGRESS 2019

  • El objetivo del estudio era evaluar las concentraciones séricas de ácidos biliares preprandiales (PreSBA) y dos horas posprandiales (PostSBA) en perros remitidos para un estudio de enfermedades neurológicas, hepatobiliares y derivaciones portosistémicas (PSS).
  • Se buscaron de forma retrospectiva todos los perros con concentraciones séricas medidas de PreSBA y PostSBA desde 2014-2017. Se excluyeron los perros con aumento de la bilirrubina y con resultados incompletos de la pruebas de ácido biliares. Un total de 182 perros cumplieron los criterios de inclusión Los perros se dividieron en cuatro grupos según el diagnóstico final, es decir, enfermedad neurológica, hepatobiliar, PSS y otros.
  • En 48/182 perros se llegó a diagnosticar la enfermedad neurológica primaria. Los perros con epilepsia idiopática (n=29) y los perros con enfermedad intracraneal o espinal (n=19) mostraron una mediana de PostSBA 3.4 (rango, 0.8-31.8 µmol / L) y 12.1 (rango, 0.2-60.5 µmol / L), respectivamente. En 32/182 perros se diagnosticó enfermedad hepatobiliar, con PostSBA 19.2 (rango, 0.1–147.5 µmol / L). El PSS se diagnosticó en 21/182 perros con PostBA 140.2 (rango, 43.5–283.3 µmol / L). Un total de 81 perros presentaron otras condiciones además de enfermedad hepatobiliar y neurológica con una mediana de PostSBA 4.3 (rango, 0.1-61.6 µmol / L). Las concentraciones de PreSBA y PostSBA en perros con PSS fueron significativamente más altas (p <0.01) que en perros con enfermedades neurológicas y hepatobiliares primarias. Las concentraciones de PreSBA y PostSBA en 19/21 perros con PSS excedieron 75 µmol / L. Todos los perros con enfermedad neurológica primaria y epilepsia idiopática tenían concentraciones de PreSBA y PostSBA por debajo de 75 µmol / L.
  • Los autores concluyen que las concentraciones séricas de ácidos biliares en perros con trastornos neurológicos y hepatobiliares son significativamente más bajas que en perros con PSS. Según los resultados de este estudio, el PSS es poco probable en perros con concentraciones de PreSBA y PostSBA inferiores a 75 µmol / L.
ABSTRACTS

Bronquitis eosinofílica, granuloma eosinofílico y bronconeumopatía eosinofílica en 75 perros (2006-2016).

Johnson LR, Johnson EG, Hulsebosch SE, Dear JD, Vernau W.
J Vet Intern Med. 2019 Aug 29

  • La enfermedad pulmonar eosinofílica es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias poco conocida, pero con una morbilidad sustancial. El objetivo del estudio era describir los hallazgos clínicos en perros con enfermedad pulmonar eosinofílica definida en base la evalución de imágenes radiográficas, y análisis de líquido de lavados broncoscópico y broncoalveolar (BAL). Las categorías de esta enfermedad incluyeron bronquitis eosinofílica (EB), granuloma eosinofílico (EG) y bronconeumopatía eosinofílica (EBP).
  • De forma retrospectiva se buscaron los registros médicos de perros con eosinofilia idiopática de líquido BAL. Se detectaron 75 perros de los que se obtuvo información que incluyó la duración y la naturaleza de los signos clínicos, los hallazgos broncoscópicos y los datos de laboratorio. Se evaluaron las radiografías torácicas para el patrón de infiltrado, bronquiectasia y linfadenomegalia.
  • Las radiografías torácicas fueron normales o demostraron un patrón bronquial en 31 perros que se les asignó un diagnóstico de EB. Nueve perros tenían lesiones masivas intraluminales y fueron diagnosticados con EG por broncoscopia. Los 35 perros restantes se clasificaron como que tenían EBP según los cambios radiográficos, presencia de moco verde amarillo en las vías respiratorias, cambios en la mucosa y colapso de las vías respiratorias. La edad y la duración de la tos no fueron diferentes entre los grupos. Los perros con EB tenían menos probabilidades de tener bronquiectasias o eosinofilia periférica, tenían un recuento total de células nucleadas más bajo, y un menor porcentaje de eosinófilos en el líquido BAL en comparación con los perros en los otros 2 grupos. A diferencia de informes anteriores, se documentó una supervivencia prolongada (> 55 meses) en perros con EG.
  • Los autores sugieren que los perros con enfermedad pulmonar eosinofílica pueden clasificarse según las imágenes radiográficas y los hallazgos citológicos en los análisis de líquido de lavados broncoscópico y broncoalveolar. Se necesitan más estudios para establecer la respuesta al tratamiento en cada uno de estos grupos.

 

ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva de la gravedad y el pronóstico asociados con las anormalidades del potasio sérico en perros y gatos que se presentaron a un servicio de urgencias veterinarias (Enero 2014- Agosto 2015)

Hoehne SN, Hopper K, Epstein SE.
J Vet Emerg Crit Care. 2019 Sep 3

  • El objetivo del estudio era determinar las enfermedades, la gravedad y los signos clínicos concurrentes asociados con anormalidades del potasio sérico en perros y gatos que se presentaron a un servicio de urgencias veterinarias, así como la mortalidad asociada. Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo de más de 20 meses de duración en un hospital universitario.  Se revisaron 1916 visitas de perros y 525 de gatos.
  • Se valoraron los registros médicos de pacientes con una concentración de potasio sérico medida dentro de las 24 horas posteriores al ingreso. La hipocalemia y la hipercalemia se definieron como una concentración de potasio sérico < 3.5 mEq / L y > 5 mEq / L, respectivamente. Se revisaron las enfermedades asociadas y los factores de riesgo fisiopatológicos para las anomalías del potasio en cuanto a las categorías moderadas a graves <3 mEq / L o ≥6 mEq / L respectivamente. Se evaluó la mortalidad asociada con normocalemia, discalemia leve y moderada a severa.
  • La prevalencia general de la concentración anormal de potasio sérico fue del 27% en perros y del 40% en gatos. La Hipocalemia moderada a severa y la hipercalemia estaban presentes en el 3% de los perros y el 8% de los gatos, y el 2% de los perros y el 7% de los gatos, respectivamente. La hipocalemia moderada a severa se asoció con mayor frecuencia con enfermedad gastrointestinal (48% de los perros y el 44% de los gatos), mientras que la hipercalemia moderada a severa se asoció con mayor frecuencia con enfermedad del tracto urinario (60% de los perros y el 97% de los gatos). Los perros con hipocalemia y los perros y gatos con hipercalemia (P <0.001) tuvieron una mortalidad significativamente mayor que aquellos con normocalemia. Los perros con hipocalemia e hipercalemia leves (P <0,0001) tuvieron mayor mortalidad que los perros con normocalemia, pero esto no se evidenció en gatos.
  • La discalemia fue común en esta población de estudio y se asoció con una mayor mortalidad. Las anormalidades de potasio de moderadas a graves fueron poco frecuentes en esta población y ocurrieron con mayor frecuencia en animales con enfermedad del tracto gastrointestinal y urinario.
ABSTRACTS

Efectos de la adición de glucosa a muestras de orina en la gravedad específica de la orina en perros y gatos

Behrend EN, Botsford AN, Mueller SA, Hofmeister EH, Lee HP.
Am J Vet Res. 2019 Oct;80(10):907-911

  • El objetivo de este estudio fue evaluar los efectos de la adición de glucosa a la orina de perros y gatos en la gravedad específica de la orina (USG) y determinar si la glucosuria afecta la evaluación de la capacidad de concentración renal.
  • Se seleccionaron muestras de orina de 102 perros y 59 gatos.  Se creó un pool de orinas para cada especie para crear muestras de diferentes USGs. Se añadió glucosa a una alícuota de cada pool (concentración final de 2.400 mg/dl) y luego se hicieron diluciones seriadas de cada pool. Se midió la USG en todas las muestras. La diferencia en la USG atribuible a la adición de glucosa se calculó restando la USG de la muestra no alterada (con glucosa) de la USG de la muestra después de la adición de glucosa.
  • La adición de glucosa a las muestras de orina aumentó la USG. Hubo una relación significativa entre la USG de la muestra no diluida y las diferencias en la USG cuando se agregaba glucosa para obtener concentraciones de 300, 600, 1,200 y 2,400 mg / dL en orina canina y concentraciones de 600, 1,200 y 2,400 mg / dL en orina felina Cuanto más concentrada era la orina antes de la adición de glucosa, menos cambio hubo en la USG. Los cambios en la USG atribuibles a la adición de glucosa no fueron clínicamente importantes.
  • En base a estos datos, se concluye que una glucosuria sustancial produce unas alteraciones mínimas en la gravedad específica de las muestras de orina canina y felina. Por lo tanto, la USG se puede usar para evaluar la capacidad de concentración renal, incluso en muestras con glucosuria. 
ABSTRACTS

Evaluación de parámetros ecográficos como factores de pronóstico en gatos con pancreatitis. Un estudio retrospectivo de 42 gatos

Tierarztl Prax Ausg K Kleintiere Heimtiere. 2018 Dec;46(6):386-392
Moser K, Mitze S, Teske E, Stockhaus C.

  • La pancreatitis en gatos puede presentar diferentes cursos clínicos y se han descrito unos rangos de signos clínicos que pueden ser desde asintomáticos o leves e inespecíficos, a enfermedad grave con disfunción multiorgánica o incluso muerte. A veces es difícil evaluar el pronóstico de estos gatos en base a los hallazgos clínicos, diagnósticos de laboratorio y diagnóstico por imagen. No existen muchos estudios donde se hayan examinado el resultado y los factores pronósticos para los gatos con pancreatitis. En los gatos que presentan signos de pancreatitis, se utilizan con frecuencia la fPLI (inmunorreactividad de la lipasa pancreática felina) y la ecografía, en la que se han descrito diferentes parámetros ecográficos asociados con pancreatitis, para establecer un diagnóstico.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue determinar si ciertos parámetros ecográficos se correlacionan con la gravedad y la evolución final de los gatos con pancreatitis.
  • Se incluyeron 42 gatos, con al menos dos signos clínicos consistentes con pancreatitis y valores de fPLI aumentados (> 5.3 µg / l). De su información, se examinaron los siguientes parámetros ecográficos: espesor, superficie y ecogenicidad del páncreas, ecogenicidad del tejido adiposo peripancreático y la presencia de ascitis. Los gatos que sobrevivieron los primeros 30 días fueron clasificados como sobrevivientes y aquellos que murieron dentro de los 30 días se clasificaron como no sobrevivientes.
  • Se encontraron cambios ecográficos en 33/42 gatos (79%). Las anormalidades ecográficas más frecuentes fueron grasa peripancreática hiperecoica (55%), tejido pancreático hipoecoico (45%) y un páncreas engrosado (36%). No hubo correlación significativa entre los cambios ecográficos y la evolución final de los gatos. No se encontraron diferencias significativas en la concentración de fPLI entre los dos grupos. La concentración de fPLI se correlacionó significativamente con el pronóstico.
  • Los autores sugieren que ni la presencia ni la intensidad de los cambios ecográficos se correlacionan con la evolución final de los gatos con pancreatitis. Contrariamente a esto, el valor de fPLI sí que es un factor pronóstico negativo, como ya se había descrito anteriormente en otros estudios.