Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Evolución a largo plazo de trombocitopenia inmunomediada primaria en perros

Simpson K, Chapman P, Klag A.
J Small Anim Pract. 2018 Aug 13

  • El objetivo del estudio era determinar la incidencia de recaídas después del alta hospitalaria en perros con presunto diagnóstico de trombocitopenia inmunomediada primaria, los factores de riesgo asociados con la recaída, y si el uso indefinido de medicación inmunosupresora influye o no en el riesgo de recaída.  Se revisaron las historias clínicas de agosto de 2007 a julio de 2016 con un presunto diagnóstico de trombocitopenia inmunomediada primaria y se recogieron datos sobre las pruebas de diagnóstico iniciales, el tratamiento, la incidencia de las recaídas, la supervivencia y las pruebas de seguimiento. Se incluyeron un total de 45 perros que fueron diagnosticados, tratados y controlados durante al menos un año por presunta trombocitopenia inmunomediada primaria.
  • El 89, 6% de los pacientes sobrevivieron hasta darlos de alta, y el 31% de ellos experimentó una recaída después del alta. La mediana del tiempo desde el diagnóstico hasta la recaída fue de 79 días. De los perros que experimentaron una recaída, el 50% tuvo al menos una recaída más. No hubo diferencias en la edad, el peso corporal, el sexo, la raza, el recuento de plaquetas en el momento de la presentación, el nadir del hematocrito durante la hospitalización, la incidencia de melena o el tratamiento inicial entre los grupos recidivantes y no recidivantes. Los pacientes en el grupo recidivante tenían más probabilidades de haber recibido una transfusión de sangre.
  • Los resultados de este estudio no proporcionan evidencia que respalde el uso de medicamentos inmunosupresores a largo plazo para prevenir las recaídas en trombocitopenia inmunomediada primaria. Sin embargo, los datos sugieren que los pacientes que cursan con la enfermedad más grave deben ser monitorizados más de cerca
ABSTRACTS

Factores de riesgo para la infección del tracto urinario por Candida en perros y gatos

Krystle L. Reagan ; Jonathan Dear ; Philip H. Kass ; Jane E. Sykes
ACVIM 2018

  • Las infecciones por Candida se han descrito tanto en perros como en gatos pero no se dispone de muchos datos sobre el riesgo de desarrollo de estas infecciones. El objetivo de este estudio era investigar los factores de riesgo asociados con el desarrollo de infecciones del tracto urinario por Candida en perros y gatos. Se diseñó un estudio retrospectivo de casos y controles que incluía 18 perros y 8 gatos con candiduria confirmada por cultivo para identificar los factores de riesgo asociados a esta infección. Se valoró también un grupo control de perros y gatos con cistitis bacteriana o infección cutánea por Malassezia (solo los perros). 
  • La administración de fármacos antibacterianos en los 30 días previos al diagnóstico se asoció con candiduria en perros cuando se compararon con los controles con cistitis bacteriana (Ratio Odds:OR 14,5; IC del 95%: 3,1 a 66,9) y con los controles con infección por Malassezia (OR 26,4; IC del 95%: 3,4-206,7). La administración de fármacos antibacterianos también se asoció con candiduria en gatos (OR 15,7; IC del 95%: 1,9-132,3). La inmunosupresión se asoció con candiduria en perros cuando se compararon con los controles con infección por Malassezia (OR 4,2; IC del 95%: 1,4-12,8), pero no de forma significativa cuando se compararon con los controles de cistitis bacteriana (OR 2,7; IC del 95%: 0,9-8,0). En gatos, las enfermedades del tracto urinario inferior distintas a la infección se asociaron con candiduria (OR 6,7, IC del 95%: 1,6-27,9), sin embargo, no fue así en perros (OR 2,5; IC del 95%: 0,7 a 8,7). Ni la diabetes mellitus ni una historia de hospitalización se asociaron significativamente con candiduria en ninguna de las dos especies. 
  • Los autores concluyen que la administración reciente de medicamentos antibacterianos fue el principal factor de riesgo potencial para el desarrollo de candiduria en esta población de perros y gatos. Su uso juicioso podría ayudar a prevenir esta infección por hongos
ABSTRACTS

Comparación entere la tinción May-Grünwald-Giemsa y tinciones rápidas en aspirados con aguja fina de mastocitomas: Implicaciones diagnósticas y de pronóstico

Sabattini S, Renzi A, Marconato L, Militerno G, Agnoli C, Barbiero L, Rigillo A, Capitani O, Tinto D, Bettini G.
Vet Comp Oncol. 2018 Jul 1

  • Los mastocitomas (MCT) se diagnostican a menudo por citología en base a la identificación de gránulos intracitoplásmicos color púrpura con tinciones tipo Romanowsky, incluido May-Grünwald-Giemsa (MGG). En la práctica clínica, suelen usarse tinciones rápidas (TR), pero los gránulos de los mastocitos pueden no teñirse adecuadamente. El objetivo de este estudio prospectivo era investigar la frecuencia de la hipogranularidad de los MCT en las TR y sus posibles implicaciones en la identificación del tumor, en la evaluación de la clasificación citológica y en el reconocimiento de enfermedad metastásica ganglionar. En el estudio se incluyeron preparaciones citológicas de MCT caninos primarios y ganglios linfáticos metastásicos posteriormente confirmados histológicamente. Para cada caso, se tiñeron frotis tanto con MGG como con TR y se evaluaron comparativamente.
  • Once de 60 (18.3%) MCT primarios fueron hipogranulares en las TR; 9 de ellos eran tumores de alto grado histológico y en 3 casos (5%) no se pudo realizar un diagnóstico definitivo de MCT. La precisión en la evaluación de clasificación citológica (85%) no difirió entre TR y MGG. Trece de 28 (46.4%) ganglios linfáticos metastásicos fueron hipogranulares con en las TR y 3 observadores independientes no pudieron identificar metástasis de MCT  nodal en 7% a 18% de los frotis teñidos en las TR.
  • Este estudio confirma que, en algunos casos, las TR pueden ser ineficaces respecto a la tinción de gránulos de MCT, particularmente en tumores de alto grado, lo que hace que el diagnóstico dependa más de la experiencia y la calidad de las preparaciones. En casos dudosos, se deberían realizar tinciones de MGG. Los autores también desaconsejan el uso de la TR para la búsqueda de metástasis ganglionares, ya que la identificación de mastocitos aislados puede ser más difícil.
ABSTRACTS

Efecto de la refrigeración de las muestras de orina para cultivo bacteriano cuantitativo en perros

Acierno MJ, Partyka M, Waite K, da Cunha A, Mitchell MA.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Jul 15;253(2):177-180

  • El objetivo de este estudio era examinar el efecto de 24 horas de refrigeración en muestras de orina recogidas de perros con signos de infección del tracto urinario (ITU). Se diseñó un estudio prospectivo transversal que incluyó 104 perros con signos compatibles con ITU que en los que se obtuvo una muestra de orina mediante cistocentesis como parte de su abordaje diagnóstico. Una alícuota de 1 ml de cada muestra de orina se puso en un tubo de vidrio, se refrigeró a 5 ° C durante 24 horas y se procesó luego para cultivo bacteriano cuantitativo (QBC). Otra alícuota de 0,5 ml se puso en 3 ml de medio TSB (caldo de soja) y se refrigeró a 5 ° C durante 24 horas, luego se procesó para un QBC. La porción restante de orina, fue procesada de inmediato para un QBC. Todos los resultados se informaron como número de unidades formadoras de colonias bacterianas (UFCs). Se determinó la sensibilidad del QBC para la detección de bacterias (y, por lo tanto, de ITU) para las dos condiciones de refrigeración de la muestra, en comparación con el procesamiento inmediato (prueba estándar de referencia).
  • Se identificó crecimiento bacteriano en el 35.6% (n = 37), 33.7% (35) y 31.7% (33) de las muestras de orina procesadas inmediatamente, refrigeradas, y refrigeradas en TSB, respectivamente. La refrigeración de muestra sin TSB no produjo una diferencia significativa en los números de CFU en relación con las procesadas de inmediato; sin embargo, la sensibilidad de este método fue del 95% (35/37). La refrigeración de la muestra con TSB dio como resultado recuentos de CFU significativamente más bajos, y la sensibilidad fue solo del 89% (33/37).
  • Los autores concluyen que las muestras de orina canina recogidas para cultivo bacteriano deberían enviarse inmediatamente para su análisis. Aunque los recuentos de CFU para las muestras refrigeradas y las procesadas de inmediato fueron estadísticamente similares en este estudio, la refrigeración de la muestra en caldo de enriquecimiento resultó en una sensibilidad imperfecta para la detección de ITU y por lo tanto no sería recomendable. 
ABSTRACTS

Eritrocitos nucleados y anemia en perros con Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica: ¿Pueden afectar a la evolución final?

George Lubas ; Alessio Pierini ; Gianila Ceccherini
ACVIM 2018

  • Durante el Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SIRS) se produce una liberación de mediadores inflamatorios y aparecen frecuentemente algunas modificaciones hematológicas. El objetivo del estudio fue evaluar la anemia y la presencia de glóbulos rojos nucleados (NRBC) en el SIRS canino, y realizar una comparación con la gravedad de la enfermedad y el resultado final del proceso. Se diseñó un estudio retrospectivo donde se incluyeron:  90 perros con SIRS, 50 perros sanos, 50 perros con enfermedades crónicas. Se estadificaron los perros en base a cuantos criterios de SIRS cumplían y se les asignó una puntuación APPLE. Se valuó la tasa de mortalidad a los 7 y 15 días después del ingreso. Se excluyeron los trastornos hemolíticos o hemorrágicos. Se comparó la evolución final del perros con la estadificación SIRS y la puntuación APPLE. En la tres poblaciones de estudio y se evaluaron los tipos de anemia y los recuentos de NRBC.
  • Las puntuaciones de APPLE> 25 (p = 0.03) y la calificación de SIRS> 2 (p = 0.001) se asociaron con una mala evolución final del perro. En el grupo de perros con SIRS, la anemia estaba presente en 56/90 perros. Los tipos más frecuentes de anemia fueron leve (45%) o moderada (43%), microcítica (55%) o normocítica (41%) y normocrómica (93%). La anemia y su gravedad se asociaron con un resultado deficiente (p = 0,0197). El grupo de perros con SIRS mostró patrones de anemia peores que los otros dos grupos (p <0.001). En 22/90 de perros con SIRS se detectaron NRBC, y se asoció con un mal resultado (p = 0,005). El recuento de NRBC fue significativamente mayor en el grupo de perros con SIRS que en perros sanos (p = 0,0007). La anemia normocrómica leve-moderada, micro-normocítica es un hallazgo frecuente en estos perros con SIRS.
  • Los resultados de este estudio sugieren que la existencia de NRBC circulantes y su cantidad podrían ser un valor pronóstico negativo adicional.
ABSTRACTS

Caracterización de las causas, y factores asociados a las efusiones pleurales en gatos

Ruiz MD, Vessières F, Ragetly GR, Hernandez JL.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Jul 15;253(2):181-187

  • El objetivo de este estudio era caracterizar e investigar las posibles asociaciones entre las causas del derrame pleural y diversos factores clínicos en una gran cohorte de gatos con derrame pleural. Se evaluó una serie de casos retrospectivos que incluyeron 380 gatos con diagnóstico de derrame pleural desde el 1 de enero de 2009 hasta el 14 de julio de 2014, para los cuales se había investigado completamente la causa del derrame pleural. Se revisaron los registros médicos y se recopilaron datos sobre las características del gato, los signos clínicos, la causa del derrame pleural, el tratamiento y el estado de supervivencia al momento del alta del hospital. Se buscaron asociaciones entre las variables y las causas de derrame pleural.
  • Un total de 87 (22.9%) gatos murieron o fueron sacrificados antes y no se dieron de alta del hospital. La causa más frecuente de derrame pleural fue la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) (155 [40,8%]), seguida de neoplasia (98 [25,8%]). Otras causas incluyeron piotórax, quilotórax idiopático, traumatismo, peritonitis infecciosa felina y hernia diafragmática no traumática. Los gatos con traumatismo o peritonitis infecciosa felina fueron significativamente más jóvenes que aquellos con ICC o neoplasia. Los gatos con linfomas eran significativamente más jóvenes que aquellos con carcinomas. Los gatos con ICC tuvieron una temperatura rectal significativamente menor en el momento ingreso hospitalario (media ± DE, 36,9 ± 1,2 ° C) que los gatos con derrame pleural por otras causas (37,9 ± 1,2 ° C ).
  • En este estudio, los gatos con derrame pleural tuvieron un mal pronóstico. La ICC y neoplasia fueron las causas más comunes. La edad y la hipotermia podrían ser útiles para elevar el índice de sospecha de ciertas causas de derrame pleural subyacentes en gatos.
ABSTRACTS

Comparación de la ratio cortisol:creatinina en orina y el cortisol basal en el diagnóstico del hipoadrenocorticismo canino

Allison Rowland ; Adam J. Birkenheuer ; Lisa Mamo ; Katharine F. Lunn
ACVIM 2018

  • Normalmente, el hipoadrenocorticismo canino se confirma realizando una prueba de estimulación con ACTH. Aunque no es un trastorno frecuente, el hipoadrenocorticismo suele estar en los diagnósticos diferenciales para muchos hallazgos clínicos y clinicopatológicos en perros. En este estudio prospectivo se valora la hipótesis de que la ratio cortisol:creatinina en orina (UCCR) es más específica que el cortisol basal para el diagnóstico del hipoadrenocorticismo canino. En este estudio se incluyeron 135 perros con signos clínicos o anomalías clinicopatológicas para los cuales el hipoadrenocorticismo era un diagnóstico diferencial razonable. Se excluyeron los perros que podían haber recibido terapia previa con glucocorticoides, mitotano o trilostano. Se obtuvo orina para realizar la UCCR en todos los perros antes de realizar la estimulación con ACTH como estándar de diagnóstico.
  • Se diagnosticaron 5 perros con hipoadrenocorticismo (cortisol sérico pre y post ACTH <2.0 mcg / dL) y 130 perros fueron diagnosticados como no hipoadrenocorticismo (NH). La UCCR varió de 0 a 1 (RR: 8-24) en los perros con hipoadrenocorticismo, y de 4 a> 613 en el grupo NH. El cortisol basal varió de ≤1 a 14.7 mcg / dL en el grupo NH. Para el diagnóstico de hipoadrenocorticismo, la sensibilidad y la especificidad del cortisol basal ≤1 mcg / dL o ≤2 mcg / dL fueron 100% y 93.1%, y 100% y 65.4% respectivamente. Utilizando un punto de corte de ≤3, la UCCR fue 100% sensible y 100% específico para el diagnóstico de hipoadrenocorticismo.
  • Los autores sugieren que la UCCR es significativamente más específica que un cortisol basal ≤2 mcg / dL (p = 0,0001) y un cortisol basal ≤1 mcg / dL (p = 0,0034). La UCCR también permite que el hipoadrenocorticismo se descarte en más pacientes, en comparación con el cortisol basal.
ABSTRACTS

Reticulocitosis en perros y gatos no anémicos

Fuchs J, Moritz A, Grußendorf E, Lechner J, Neuerer F, Nickel R, Rieker T, Schwedes C, DeNicola DB, Russell J, Bauer N.
J Small Anim Pract. 2018 Mar 30

  • El objetivo del estudio era evaluar la proporción de muestras de sangre con reticulocitosis sin anemia asociada en gatos y perros e informar la etiología y la tasa de mortalidad de los animales afectados. Se llevó a cabo un estudio multicéntrico retrospectivo que incluyó el examen hematológico de 3956 gatos y 11,087 perros ingresados ​​en siete clínicas veterinarias alemanas (2012 a 2014). Se calculó la proporción de muestras de sangre con reticulocitosis sin anemia, y se evaluaron los datos clínicos, después de excluir las mediciones múltiples de un mismo animal. Los animales con reticulocitosis sin anemia se clasificaron como sanos o enfermos, y los pacientes enfermos se asignaron a 12 grupos de enfermedades. Se registraron datos del pretratamiento (es decir, fármacos antiinflamatorios no esteroideos, glucocorticoides, dipirona).
  • La proporción de muestras de sangre con reticulocitosis sin anemia fue de 3,1% (124/3956) en gatos y 4,4% (492 / 11,087) en perros. En general, el 1,8% (2/111) de los gatos y el 1,5% (7/458) de los perros con reticulocitosis sin anemia estaban sanos. Las categorías de enfermedades subyacentes más frecuentes fueron pérdida de sangre/anemia, los trastornos cardíacos / respiratorios, los trastornos gastrointestinales y los trastornos inflamatorios, así como el cáncer. Había habido pretratamiento en 39, 5% (43/111) de los gatos y 42,4% (194/458) de los perros. La tasa de mortalidad de los animales con reticulocitosis sin anemia fue del 37, 8% (42/111) en gatos y 29,7% (136/458) en perros; la mediana del tiempo de supervivencia en no sobrevivientes fue de 1 día (rango: 0 a 376 días en gatos, 0 a 444 días en perros).
  • En este estudio se observó reticulocitosis sin anemia tanto en perros como en gato en una baja proporción de muestras de sangre (perros> gato). Aunque en el estudio es posible un sesgo hacia animales enfermos, la reticulocitosis sin anemia se observó principalmente en animales con alguna enfermedad y se asoció a una tasa de mortalidad en aproximadamente un tercio de los pacientes.
ABSTRACTS

Seguridad clínica de la aspiración con aguja fina percutánea de las lesiones de las glándulas adrenales en 19 perros

Sumner JA, Lacorcia L, Rose AM, Woodward AP, Carter JE.
J Small Anim Pract. 2018 Mar 25

  • Este estudio evalúa la seguridad de la aspiración con aguja fina percutánea de las lesiones de la glándula suprarrenal en perros y caracteriza los riesgos en un subgrupo de pacientes con un feocromocitoma diagnosticado citológica o histopatológicamente. Se llevó a cabo una revisión retrospectiva de historias clínicas de perros sometidos a aspiración con aguja fina guiada por ultrasonido de lesiones de las glándulas suprarrenales entre agosto de 2014 y diciembre de 2016. Se identificaron 19 perros, tres de ellos sometidos a aspiración bilateral de glándula suprarrenal y un perro sometido a aspiración dos veces, lo que supuso en total, 23 muestras de citología. Los datos recogidos incluyeron la reseña del animal, las afecciones médicas concurrentes, los medicamentos actuales, la presión arterial y la frecuencia cardíaca antes de la aspiración suprarrenal con aguja fina, las características de imagen de las lesiones de la glándula suprarrenal y cualquier complicación clínicamente aparente relacionada con el procedimiento.
  • Se diagnosticó feocromocitoma en 9/19 perros, incluido un perro con feocromocitoma bilateral. Un perro desarrolló taquicardia ventricular después de la aspiración de una lesión de la glándula suprarrenal citológicamente compatible con un feocromocitoma.
  • Según estos resultados, la aspiración con aguja fina percutánea guiada por ecografía de las lesiones de las glándulas suprarrenales parece ser relativamente segura, incluso en el feocromocitoma, pero se requieren más datos para dar más consistencia a este estudio. Los aspirados mínimamente invasivos podrían considerarse parte del algoritmo de diagnóstico en la investigación de una lesión de la glándula suprarrenal detectada incidentalmente y de importancia clínica incierta.
ABSTRACTS

Comparación entre las concentraciones de lactato del líquido cefalorraquídeo y séricas en perros neurológicos con y sin enfermedad estructural intracraneal

Benedicenti L, Gianotti G, Galban EM.
Can J Vet Res. 2018 Apr;82(2):97-101

  • Los objetivos de este estudio fueron investigar la relación entre las concentraciones de lactato en líquido cefalorraquídeo y las concentraciones séricas en perros con signos clínicos de enfermedad del sistema nervioso central y valorar si las concentraciones de lactato de líquido cefalorraquídeo (LCR) son más altas en perros con enfermedad intracraneal estructural (grupo positivo a MRI ) en comparación con los perros que tienen signos clínicos de enfermedad intracraneal, pero no enfermedad cerebral estructural (Grupo negativo MRI) basada en los hallazgos de imágenes por resonancia magnética (MRI). Se diseñó un estudio prospectivo en el que se recolectó sangre canina y fluido cerebroespinal en 24 perros con signos neurológicos después de ser sometidos a una MRI cerebral. Los perros fueron divididos en 2 grupos (Positivo y negativo a MRI).
  • No se detectaron diferencias significativas entre el lactato sérico (1.57 ± 0.9 mmol / L) y la concentración de lactato de LCR (1.34 ± 0.3 mmol / L). Hubo una correlación directa entre la concentración de lactato en LCR y la concentración sérica (R = 0.731; P = 0.01). No se encontraron diferencias significativas en la concentración de lactato de LCR entre los 2 grupos de perros (P = 0.13).