Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Patología clínica

ABSTRACTS

Linfocitosis en fluido de lavado broncoalveolar en 104 perros: (2006-2016)

Johnson LR, Vernau W.
J Vet Intern Med. 2019 Mar 26

  • La citología y el cultivo del fluido de lavado broncoalveolar (BAL) se utilizan para caracterizar las diferentes enfermedades respiratorias en los perros. Se sabe más bien poco acerca de los trastornos asociados con un aumento en el número de linfocitos en el líquido BAL.
  • El objetivo del estudio era evaluar la duración de los signos clínicos y la identificación de diagnósticos respiratorios específicos en perros con linfocitosis en el BAL. Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros evaluados por signos respiratorios, que se les realizó un BAL y tenían> 300 células / ?l y > 20% de linfocitos en el recuento celular diferencial del BAL entre el 1 de enero de 2006 y el 1 de enero de 2016. Se incluyeron 104 perros. Se evaluaron los casos en cuanto a la duración de los signos clínicos y los diagnósticos respiratorios, incluidas lesiones por aspiración, enfermedad respiratoria infecciosa o inflamatoria y el colapso de las vías respiratorias.
  •  Los perros tenían edades comprendidas entre 0,5 y 16 años (mediana, 7,9 años) y tenían un peso corporal medio de 11,4 kg (rango, 2,0-42,7 kg). En 13 de 104 perros se documentó una enfermedad pulmonar eosinofílica, y en 59 de 104 perros se halló neutrofilia de las vías respiratorias asociada con enfermedad infecciosa o inflamatoria. En 32 perros se identificó una  linfocitosis sola en el BAL. La duración de la tos no difirió entre los grupos, pero el colapso de las vías respiratorias fue significativamente más común en los perros con linfocitosis sola en el BAL que en aquellos con otros tipos de inflamación.
  • Según estos resultados, la linfocitosis en el BAL es común en los perros, y en muchos casos, probablemente representa una respuesta común a la lesión de la vía aérea, independientemente del tipo o la duración de la lesión. No se pudo relacionar si el colapso de las vías respiratorias conduce a linfocitosis en el BAL o si el proceso inflamatorio causa el colapso de las vías respiratorias.

 

ABSTRACTS

Magnesio sérico total en gatos con enfermedad renal crónica con nefrolitiasis

Chacar FC, Kogika MM, Ferreira AC, Kanayama KK, Reche A.
J Feline Med Surg. 2019 Jan 29

  • Aunque el magnesio ha sido 'el ion olvidado' durante muchos años, durante la última década se ha esclarecido bastante su papel en las funciones fisiológicas esenciales y en varias enfermedades. En gatos con enfermedad renal crónica (ERC) y nefrolitiasis aún no se ha valorado la utilidad del magnesio.
  • El objetivo de este estudio fue investigar si los gatos con ERC con nefrolitiasis muestran cambios en las concentraciones séricas totales de magnesio y si los trastornos del magnesio pueden estar asociados con otras alteraciones electrolíticas, así como su valor pronóstico. También se intenta evaluar si la concentración sérica total de magnesio difiere entre los gatos con ERC con y sin nefrolitiasis.
  • Se evaluaron las concentraciones séricas totales de magnesio en 42 gatos con ERC en estadío IRIS 1-4 con nefrolitiasis. Se realizó la correlación entre el magnesio y otros electrolitos, así como un análisis de supervivencia de Kaplan-Meier. Para comparar las concentraciones de magnesio entre formadores y no formadores de urolitos, también se incluyeron 14 gatos control con ERC sin nefrolitiasis.
  • Se detectó hipermagnesemia en 16/42 (38.1%) e hipomagnesemia en 6/42 (14.3%) gatos. Las anomalías séricas de magnesio se observaron en gatos de todas las etapas y se detectó una hipermagnesemia marcada en gatos con ERC en estadio 4 con nefrolitiasis (P <0,001). Hubo una correlación negativa entre el magnesio sérico total y el calcio ionizado (r = -0.64; P <0.01), y una correlación positiva entre el magnesio sérico total y el fósforo sérico (r = 0.58, P = 0.01). Los gatos con ERC con nefrolitiasis e hipomagnesemia o hipermagnesemia tuvieron una mortalidad más alta que aquellos con una concentración sérica total de magnesio normal (P <0.01), independientemente de la etapa de la ERC. No hubo diferencias en la concentración sérica total de magnesio entre los gatos con ERC con y sin nefrolitiasis.
  • En el estudio se concluye que los gatos con ERC con nefrolitiasis muestran anomalías en el magnesio. Tanto la hipomagnesemia como la hipermagnesemia se asociaron con un aumento de la mortalidad y, por lo tanto, las anomalías séricas totales de magnesio podrían utilizarse como factores pronósticos en estos casos de ERC con nefrolitiasis.

 

ABSTRACTS

Cambios inflamatorios durante la gestación canina

Holst BS, Gustavsson MH, Johannisson A, Hillström A, Strage E, Olsson U, Axnér E, Lilliehöök I.
Theriogenology. 2018 Nov 15;125:285-292

  • El embarazo se considera un estado proinflamatorio que requiere una adaptación fisiológica del sistema inmunológico de la madre.
  • El objetivo de este estudio fue valorar los cambios inflamatorios y hormonales durante el embarazo canino. Los parámetros que se valoraron incluyeron, concentraciones sanguíneas de las proteínas de fase aguda (APP) fibrinógeno y proteína C reactiva (CRP), las hormonas progesterona y el factor de crecimiento similar a la insulina I (IGF-I), hemoglobina y el número total de leucocitos y la expresión celular de antígenos de superficie.
  • Se incluyeron 20 perras en el estudio; 12 perras gestantes y ocho perras control no gestantes que se siguieron en la fase correspondiente del ciclo estral. Las muestras de sangre se recogieron el día óptimo de apareamiento (día 0) y luego los días 7, 14, 21, 28 y 42. Se analizaron la progesterona, el IGF-I y la CRP en suero y fibrinógeno en plasma con EDTA. Se realizaron análisis hematológicos y se valoró la expresión en leucocitos de un panel de moléculas de adhesión asociadas a la inflamación (CD 11a, CD 18 y CD 49d).
  • La progesterona varió con el tiempo tanto en perras embarazadas como en las perras control, y la IGF-I varió con el tiempo en perras embarazadas. Tanto el fibrinógeno como la CRP aumentaron significativamente con el tiempo, y desde el día 21, en las perras gestantes, y no se detectaron cambios significativos en las perras control. La concentración de hemoglobina disminuyó significativamente con el tiempo en perras tanto embarazadas como no embarazadas. El número de neutrófilos y monocitos aumentó significativamente en las hembras gestantes, pero no en las perras control. El embarazo indujo una mayor expresión del marcador de superficie celular de granulocitos CD 18, de monocitos de CD 18 y CD 49d y de linfocitos de CD 49d.
  • En este estudio se describen cambios inflamatorios durante el embarazo canino que incluyen aumentos en las concentraciones de CRP y fibrinógeno, un aumento en neutrófilos y monocitos, y en la activación de granulocitos, monocitos y linfocitos. Estos cambios deberían tenerse en cuenta al evaluar las concentraciones de APP y leucocitos en perras durante el embarazo. También se acredita una variación en las concentraciones de IGF-I durante el embarazo.
ABSTRACTS

Estado del hierro en perros con enfermedad mixomatosa de la válvula mitral

Savarese A, Probo M, Locatelli C, Gazzonis AL, Zanzani SA, Traini G, Vitiello T, Brambilla PG.
Pol J Vet Sci. 2018 Sep;21(3):507-515

  • En humanos, la deficiencia de hierro tiene una incidencia relevante en la insuficiencia cardíaca (IC), con o sin anemia, y se asocia con un peor resultado. Además, la enfermedad renal crónica (ERC) es una comorbilidad bien conocida de la IC y está fuertemente asociada con el riesgo de desarrollar anemia. La causa más común de insuficiencia cardíaca en los perros es la enfermedad mixomatosa de la válvula mitral (myxomatous mitral valve disease: MMVD). Hasta ahora, no hay conocimiento sobre el estado del hierro en perros con IC, con y sin ERC.
  • El objetivo de este estudio retrospectivo fue evaluar el estado del hierro en los perros afectados por MMVD y qué relación puede existir con la IC. Se incluyeron 54 perros con registro del caso completo, ecocardiografía y análisis de laboratorio. El estado del hierro se evaluó midiendo la concentración sérica de hierro (SIC), la capacidad de fijación al hierro no saturado (UIBC), la capacidad total de fijación al hierro (TIBC) y el porcentaje de saturación (% SAT).
  • La prevalencia de perros con baja concentración sérica de hierro (SIC) fue del 18% en toda la población, 33% en pacientes sintomáticos, 100% en perros con insuficiencia cardíaca aguda descompensada. No se encontraron diferencias significativas en los valores medianos de SIC, UIBC, TIBC y% SAT entre los perros clasificados en las diferentes clasificaciones de IC ACVIM (American College of Veterinary Internal Medicine), entre pacientes sintomáticos y no sintomáticos, y entre estadíos IRIS (International Renal Interest Society).  Los pacientes azotémicos y no azotémicos presentaron una diferencia significativa en los valores medios de SIC (p = 0,02). El modelo lineal generalizado (GLM) reveló que los perros con bajo SIC tenían un mayor riesgo de ser incluidos en una clasificación de IC ACVIM más alta (OR = 6.383, valor de p = 0.014). El análisis log-rank de comparación de curvas de supervivencia, mostró una supervivencia más corta en perros con SIC bajo (p = 0.020), el análisis multivariado de Cox sobre riesgo proporcional de supervivencia reveló que solo los síntomas de la IC pueden afectar la supervivencia
ABSTRACTS

Linfadenitis estéril con respuesta a los esteroides canina en 49 perros

Ribas Latre A, McPartland A, Cain D, Walker D, Black V, Van Den Steen N, Warman S, Battersby I, Murtagh K, Silvestrini P, Batchelor D, Tappin SW.
J Small Anim Pract. 2019 Jan 26

  • El objetivo del estudio era informar sobre las características clínicas y de laboratorio, las respuestas al tratamiento y la evolución en perros diagnosticados con linfadenitis estéril con respuesta a los esteroides en el Reino Unido. Se evaluaron de forma retrospectiva los registros médicos de perros diagnosticados con linfadenitis estéril con respuesta a los esteroides desde 2009 hasta 2016 en seis centros de referencia.
  • El estudio incluyó 49 perros. Los perros de raza Springer spaniel parecían estar sobre representados (16 de 49 perros). Los perros jóvenes (edad media: 3 años y 9 meses) y hembras (31 de 49) se vieron más frecuentemente afectados. La presentación clínica fue variable, siendo los signos clínicos más frecuentes, pirexia (39 de 49), letargia (35 de 49) y anorexia (21 de 49). La citología o histopatología de los ganglios linfáticos mostró linfadenitis neutrofílica, piogranulomatosa, granulomatosa o necrotizante sin una causa subyacente detectable en todos los casos. Debido a que se sospechaba una etiología inmunomediada estéril, todos los perros recibían prednisolona, y se observó una rápida resolución de los signos clínicos y de la linfoadenopatía, en la mayoría de los casos.
  • El estudio concluye que, en perros con pirexia de origen desconocido y con linfoadenopatía inflamatoria, se debería considerar una linfadenitis estéril con respuesta a los esteroides, si no se puede encontrar una causa subyacente. Muy frecuentemente, esta enfermedad, responde bien a la terapia inmunosupresora con corticosteroides.
ABSTRACTS

Concentraciones séricas de cobalamina y folato como factores de pronóstico en la insuficiencia pancreática exocrina canina: Un estudio de cohortes observacional en 299 perros

Soetart N, Rochel D, Drut A, Jaillardon L.
Vet J. 2019 Jan;243:15-20

  • La insuficiencia pancreática exocrina (EPI) en perros es una afección gastrointestinal que conduce a un deterioro grave de la absorción de nutrientes. La enfermedad se asocia frecuentemente con trastornos vitamínicos, especialmente con respecto a la cobalamina y el folato. Los perros con EPI necesitan un costoso tratamiento de apoyo diario. El objetivo del presente estudio era identificar los factores pronósticos de la EPI en perros, a través de un estudio de supervivencia a largo plazo de 299 perros, teniendo en cuenta datos epidemiológicos, clínicos, biológicos y terapéuticos, prestando especial interés en las concentraciones séricas de cobalamina y folato.
  • Las prevalencias de concentraciones séricas de cobalamina bajas (cobalamina <350 ng / L) y de folato sérico altas (folato> 12μg / L) fue de 67% (200/299) y 55% (164/299), respectivamente. Los perros con hipocobalaminemia en el momento del diagnóstico fueron significativamente mayores que aquellos con una concentración sérica de cobalamina dentro del intervalo de referencia (P <0,001). La hipocobalaminemia en el momento del diagnóstico (P = 0.04), el sexo masculino (P = 0.01), la disminución del apetito en el momento del diagnóstico (P = 0.008) y no recibir tratamiento de reemplazo enzimático (P = 0.003) fueron factores de riesgo significativos e independientes para una menor supervivencia en perros con EPI. En contraste, la hiperfolatemia se asoció con un mejor pronóstico (P = 0.02).
  • Los resultados de este estudio, confirman la importancia de medir las concentraciones séricas de cobalamina y folato en el momento en que se diagnostica la EPI, ya que la hipocobalaminemia se asocia negativamente con el pronóstico, particularmente en ausencia de una concentración de folato en suero alta.

 

ABSTRACTS

Relaciones entre las deficiencias en cobalamina y folatos y anemia en perros

Stanley E, Appleman E, Schlag A, Siegel A.
J Vet Intern Med. 2018 Nov 29.

  • La anemia megaloblástica no regenerativa es una consecuencia bien conocida de las deficiencias de cobalamina o de folato en humanos, pero no se ha reportado en perros hipocobalaminémicos o hipofolatémicos. Si se estableciera alguna relación entre la hipocobalaminemia o la hipofolatemia y el trastorno hematológico fomentaría la prueba de vitamina B y la posible suplementación en perros anémicos.
  • El objetivo del estudio era determinar la prevalencia de la anemia en perros hipocobalaminémicos o hipofolatémicos e informar de la prevalencia de hipocobalaminemia e hipofolatemia y anemia no regenerativa, macrocitosis y anisocitosis en perros anémicos. Se incluyeron 114 perros con valores de concentraciones séricas de cobalamina y folato, y hemogramas y 42 perros anémicos. Se realizó una comparación retrospectiva de la prevalencia de anemia en perros hipocobalaminémicos o hipofolatémicos y normocobalaminémicos o normofolatémicos. De forma prospectiva se realizó la medición de variables eritrocíticas y concentraciones de cobalamina y folato en perros anémicos; Se evaluaron las relaciones entre la hipocobalaminemia y el estado regenerativo, el volumen corpuscular medio y el ancho de distribución de los glóbulos rojos.
  • No se detectaron diferencias significativas en la prevalencia de anemia entre perros hipocobalaminémicos (36%) y normocobalaminémicos (26%; P = .23) o entre perros hipofolatémicos (31%) y normofolatémicos (30%; P = .99). Entre los perros hipocobalaminémicos y normocobalaminémicos, no se detectaron diferencias significativas en la prevalencia de anemia no regenerativa (69% versus 63%; P = .65), macrocitosis (17% vs 0%; P = .53) o anisocitosis (28% vs 0%; P = .14). Los perros anémicos tenían una alta prevalencia de deficiencias de vitamina B (no regenerativa: 64% hipocobalaminémica, 18% hipofolatémica; regenerativa: 57% hipocobalaminémica, 21% hipofolatémica).
  • En este estudio se demuestra que la asociación entre las deficiencias de cobalamina y folato y la anemia macrocítica no regenerativa existente en seres humanos no está presente de forma rutinaria en perros.
ABSTRACTS

Efectos de la terapia inmunosupresora con prednisolona en el tejido pancreático y en la concentración sérica de la lipasa pancreática canina inmunoreactiva en perros sanos

Ohta H, Kojima K, Yokoyama N, Sasaki N, Kagawa Y, Hanazono K, Ishizuka T, Morishita K, Nakamura K, Takagi S, Takiguchi M.
Can J Vet Res. 2018 Oct;82(4):278-286.

  • El objetivo de este estudio fue valorar los efectos de la terapia inmunosupresora con prednisolona en el tejido pancreático y en la concentración sérica de la lipasa pancreática canina inmunoreactiva (cPLI) en perros sanos. Se reclutaron 6 perros beagle sanos y se les administró una dosis inmunosupresora de prednisolona (4 mg / kg), vía subcutánea, una vez al día durante 2 o 3 semanas. Se midió la concentración sérica de cPLI antes y después del tratamiento. Antes y después del tratamiento también se procedió a un examen ecográfico del páncreas y biopsia laparoscópica con posterior examen histopatológico del lóbulo pancreático derecho y del hígado. Mediante PCR se determinó la expresión del ácido ribonucleico mensajero (ARNm) de la lipasa pancreática en páncreas y en hígado.
  • Aunque la concentración sérica de cPLI fue significativamente mayor en el día 14 y en el día de la laparoscopia post-tratamiento, que antes del tratamiento, se clasificó como normal (≤ 200 μg / L) en 5 perros y como anormal (≥ 400 μg / L) en solo 1 perro. Ninguno de los 6 perros mostró signos clínicos de pancreatitis durante el período de estudio. Después del tratamiento, el examen ecográfico del páncreas no mostró cambios a excepción de un páncreas hipoecoico en 1 perro. El examen histopatológico del lóbulo pancreático derecho no mostró evidencia de pancreatitis después del tratamiento en ningún perro. La expresión del ARNm de la lipasa pancreática se detectó en el páncreas, pero no en el hígado, antes y después del tratamiento.
  • En este estudio, la administración de 4 mg / kg al día de prednisolona durante 2 o 3 semanas aumentó la concentración sérica de cPLI sin signos clínicos de pancreatitis. Sólo se observó una concentración anormal de cPLI (≥ 400 μg / l) en 1 perro. No se observó evidencia ecográfica o histológica de pancreatitis en ninguno de los perros

 

ABSTRACTS

Comparación de las concentraciones de lactato de vena safena o vena cefálica en perros dilatación- vólvulo gástrico:45 casos

Oron LD, Klainbart S, Bruchim Y, McMurray J, Boysen S, Saar M, Kelmer E.
Can J Vet Res. 2018 Oct;82(4):271-277.

  • La dilatación- vólvulo gástrica (GDV, por sus siglas en inglés) es una afección muy grave para la vida del animal en la que se sospecha que se produce una perfusión tisular diferencial en diferentes regiones del cuerpo. El lactato es un biomarcador de la hipoperfusión que se correlaciona con los resultados del tratamiento en perros con GDV. Este estudio observacional prospectivo tuvo como objetivo comparar el lactato entre las muestras de vena safena y cefálica en 45 perros con GDV, evaluar su asociación con los resultados del tratamiento (supervivencia, complicaciones quirúrgicas y duración de la hospitalización) y evaluar la correlación entre el lactato y otros parámetros bioquímicos.
  • Las concentraciones de lactato tanto de vena safena como de cefálica fueron significativamente más altas en los perros no sobrevivientes (P = 0.01). No se encontraron diferencias estadísticas entre las concentraciones de lactato en las muestras de vena safena versus cefálica (P = 0,480). Para cada perro, se calculó la diferencia en lactato entre las venas safena y cefálica (Δlactato = safena - cefálica). El Δlactato no se asoció con la supervivencia (P = 0.198), las complicaciones quirúrgicas (P = 0.346) o la duración de la hospitalización (P = 0.803). El lactato más alto y la glucosa más baja (vena safena) se asociaron con un hematocrito más bajo y una creatinina más alta, en el momento de la presentación.
  • Los resultados de este estudio no mostraron una asociación entre las concentraciones de Δlactato y los resultados del tratamiento en perros con GDV; sin embargo, de acuerdo con estudios previos, una menor tasa de lactato se asoció con una tasa de mortalidad más reducida.
ABSTRACTS

Incidencia del diagnóstico de quiloabdomen en perros y gatos y los correspondientes signos clínicos, resultados de pruebas clínicopatológicas y evolución: 53 casos (1984-2014)

Hatch A, Jandrey KE, Tenwolde MC, Kent MS.
J Am Vet Med Assoc. 2018 Oct 1;253(7):886-892

  • El objetivo del estudio era determinar la incidencia del diagnóstico de quiloabdomen en perros y gatos, y caracterizar y comparar, entre estas especies, los signos clínicos correspondientes, los resultados de las pruebas clínico-patológicas y la evolución. Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de un hospital veterinario universitario entre 1984 y 2014 y se incluyeron 36 gatos y 17 perros en los que se diagnosticó quiloabdomen. Se incluyeron datos sobre la reseña del paciente, signos clínicos en la evaluación inicial resultados de la exploración física, pruebas de diagnóstico y estudios de imagen y la evolución final. Se realizaron análisis de supervivencia, estadísticas descriptivas y comparaciones entre especies. 
  • La incidencia de quiloabdomen en este hospital universitario, durante el período de estudio, fue de 2.0 casos / 100.000 ingresos para gatos y 2.8 casos / 100.000 ingresos para perros. La edad media en el momento del diagnóstico de quiloabdomen en gatos fue de 11,3 años, en comparación con 6,9 años en perros. Los signos clínicos más comunes tanto en perros y gatos fueron letargia (39/51 [76%]) y anorexia (37/51 [73%]), y un menor número de animales (23/53 [43%]) tenían distensión abdominal. El quilotórax fue una comorbilidad común (25/53 [47%]), siendo la neoplasia maligna el diagnóstico subyacente más común (24/53 [45%]). Los análisis de supervivencia incluyeron 44 pacientes; el tiempo medio de supervivencia desde el diagnóstico de quiloabdomen fue de 31 días en general, 8 días para los pacientes con neoplasia maligna y 73 días para los pacientes sin neoplasia. 
  • Este estudio muestra que hay múltiples causas de quiloabdomen en perros y gatos, y que el resultado dependía de la causa subyacente. Debido a esto y la rareza de quiloabdomen, se necesitaría un estudio prospectivo multicéntrico de la progresión de la enfermedad, la respuesta al tratamiento y el resultado clínico para perros y gatos con quiloabdomen.