Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urología

ABSTRACTS

Evaluación de la función plaquetar en gatos con y sin enfermedad renal: un estudio piloto

Benson KK, Quimby JM, Shropshire SB, Summers SC, Dowers KL.
J Feline Med Surg. 2020 Nov 16

  • Los objetivos de este estudio prospectivo eran determinar si los gatos con enfermedad renal crónica (ERC) estable y los gatos con crisis urémica tienen alterada la función plaquetar, y determinar la prevalencia de sangre oculta en las heces en los gatos con ERC.
  • Mediante agregometría de impedancia, se evaluó la función plaquetar en gatos normales (n=21), en gatos con ERC en las etapas IRIS 2 (n=11), 3 (n=10) y 4 (n=2) clínicamente estables, y en gatos con ERC que experimentan una crisis urémica (n=6). Se calculó el área bajo la curva (AUC) de la agregación plaquetar inducida a los 6 minutos para la solución salina, el difosfato de adenosina (AUCADP) y el ácido araquidónico (AUCASPI). Además, se compararon entre los grupos la AUC del hematocrito, el recuento de plaquetas y el volumen plaquetar medio (VPM). Se realizaron pruebas de sangre oculta en heces con el reactivo de guaiacol en muestras fecales y también se compararon los resultados entre los grupos.
  • A los 6 minutos, la AUCADP (P = 0.04) y AUCASPI (P = 0.05) fueron significativamente más altas en gatos con crisis urémica en comparación con gatos normales. El hematocrito fue significativamente mayor en los gatos normales cuando se comparó con los gatos en etapas IRIS 3 y 4 (P = 0.002) y con los gatos con crisis urémica (P = 0.0008), sin diferencia entre los grupos en cuanto al recuento de plaquetas o al VPM. La proporción de gatos con muestras positivas de sangre oculta en heces fue significativamente diferente entre los grupos (P = 0,0017); el 50% de los gatos con crisis urémica, el 33% de los gatos en etapas IRIS 3 y 4 y el 10% de los gatos en etapa IRIS 2 fueron positivos, mientras que ningún gato normal fue positivo. La proporción de gatos con aglutinación de plaquetas fue significativamente diferente entre los grupos (P = 0,03).
  • El estudio concluye que en gatos con Insuficiencia Renal Crónica que experimentan una crisis urémica puede haber una hiperreactividad plaquetaria. La etiología de las muestras positivas a sangre oculta en las heces de los gatos con Insuficiencia Renal Crónica no está clara y no parece estar relacionada con la disminución de la función de las plaquetas, como se observa en este estudio, y requeriría más investigación.
ABSTRACTS

Significación clínica de la bacteriuria por Proteus mirabilis en perros, factores de riesgo y susceptibilidad antimicrobiana

Decôme M , Cuq B, Fairbrother JH, Gatel L, Conversy
Can J Vet Res. 2020 Oct;84(4):252-258.

  • Los objetivos de este estudio eran describir la susceptibilidad antimicrobiana in vitro y la importancia clínica del Proteus mirabilis en la bacteriuria canina e identificar los factores de riesgo asociados con las infecciones del tracto urinario por P. mirabilis.
  • Se planeó un estudio observacional retrospectivo de 48 cultivos urinarios caninos positivos para P. mirabilis. Sólo 22 de los 48 aislamientos de P. mirabilis (45,8%) no fueron susceptibles a por lo menos uno de los antimicrobianos utilizados. La mayoría de los aislamientos de P. mirabilis (98%) eran susceptibles a la enrofloxacina, el 93,7% a la amoxicilina/ácido clavulánico y el 85,4% a la ampicilina, la cefalotina y el trimetoprim-sulfametoxazol. Se detectaron cinco aislamientos multirresistentes (10,4%). Se observó un aumento significativo de la resistencia a los antimicrobianos durante el período de estudio. Los cultivos positivos de P. mirabilis se asociaron con cistitis bacteriana en 36 de 39 perros (92,3%), pielonefritis en 2 de 39 perros (5,1%) y un perro tenía cistitis bacteriana y pielonefritis (2,5%). No hubo bacteriuria subclínica. La mayoría de las infecciones del tracto urinario fueron complicadas ya que se identificaron factores de riesgo en 37 de 39 perros (94,8%). Los factores de riesgo más comúnmente identificados fueron la presencia de un área peri-vulvar contaminada con orina/heces o una vulva hipoplásica.
  • En este estudio, la bacteriuria por P. mirabilis se asoció con infecciones del tracto urinario superior e inferior, y se encontró con mayor frecuencia en cistitis bacterianas complicadas. En los últimos 10 años se están identificando aislamientos resistentes a múltiples fármacos y una mayor resistencia del P. mirabilis a los antimicrobianos , pero la mayoría de los aislamientos todavía siguen siendo susceptibles a los antimicrobianos de primera línea, como la amoxicilina y el trimetoprim-sulfametoxazol.
ABSTRACTS

Eficacia del telmisartan en el tratamiento de la proteinuria renal persistente en perros: un ensayo clínico prospectivo, aleatorio doble ciego

Lourenço BN, Coleman AE, Brown SA, Schmiedt CW, Parkanzky MC, Creevy KE.
J Vet Intern Med. 2020 Nov 9

  • La información actual sobre la eficacia del bloqueador del receptor de la angiotensina II, telmisartán, para el tratamiento de la proteinuria en los perros es limitada.
  • El objetivo del estudio era evaluar la eficacia antiproteinúrica del telmisartán, en comparación con el enalapril, en perros con enfermedad renal crónica y proteinuria renal persistente.
  • En este ensayo clínico prospectivo, aleatorio doble ciego, se incluyeron 39 perros con propietario con ERC una ratio proteína/creatinina urinaria (UPC) > 0,5 (si tenía azotemia) o ≥ 1,0 (si no tenía azotemia). Los perros fueron asignados al azar en bloques, según la presencia o ausencia de azotemia y la hipertensión arterial sistémica, para recibir telmisartán (1,0 mg/kg PO q24h), o enalapril (0,5 mg/kg PO q12h), y se les realizó un seguimiento durante 120 días. Si se observaba un UPC > 0,5, se aumentó la dosis en las visitas en los días 30 y 60, y se añadió la otra medicación del estudio en la visita a los 90 días. Se calculó el cambio porcentual del UPC en relación con el valor basal para todos los puntos temporales. Los datos se presentan como mediana (rango).
  • Se incluyeron 39 perros (20 tratados con telmisartán, 19 tratados con enalapril). Al día 30, el cambio porcentual en el UPC fue mayor para los perros tratados con telmisartán (-65% [-95% a 104%]) frente a los tratados con enalapril (-35% [-74% a 87%]) (P = .002). Entre los perros persistentemente proteinúricos en las visitas anteriores, el telmisartán se mantuvo superior al enalapril en los días 60 (P = .02) y 90 (P = .02). No se observó ninguna diferencia en el cambio porcentual de UPC entre los grupos de estudio en el día 120, en los que se usó la terapia combinada. La terapia combinada dio como resultado una azotemia relevante en 4/13 (31%) perros.
  • Los autores concluyen que el telmisartán podría ser una terapia de primera línea adecuada para perros con proteinuria renal.
ABSTRACTS

Toxicosis por ingesta de uvas o pasas causante de lesión renal aguda y signos clínicos neurológicos en perros

Schweighauser A, Henke D, Oevermann A, Gurtner C, Francey T.
J Vet Intern Med. 2020 Sep 7

  • Se ha documentado, que la ingestión de uvas o pasas puede causar lesiones renales agudas (acute kidney injury AKI) en los perros, que cursa con un cuadro clínico dominado por signos gastrointestinales tempranos y el desarrollo rápido de uremia. En algunos informes se menciona la ataxia, pero no se profundiza en ella.
  • El objetivo de este estudio era evaluar las características clínicas, de laboratorio y patológicas de los perros a los que se les ha diagnosticado toxicosis por ingesta de uvas o pasas (grape or raisin toxicosis GRT) con especial atención en las manifestaciones renales y neurológicas, en comparación con un grupo de control de perros con AKI por otras causas.
  • Se realizó un estudio retrospectivo durante un periodo de 17 meses. Se identificaron e incluyeron 15 perros con propietario con y 74 perros de control, con AKI asociado a otras causas.
  • Todos los perros con GRT se presentaron con una severa AKI (grado 4, n = 5; grado 5, n = 10). Once perros (73%) tenían marcados signos clínicos cerebrales, cerebelosos o vestibulares. Estas manifestaciones neurológicas dominaban en el cuadro clínico de algunos perros, pero no se asociaron con la gravedad de la azotemia o la presencia de hipertensión sistémica. Ocho perros (53%) sobrevivieron, y cinco perros experimentaron una recuperación neurológica completa. No se pudo relacionar las causas de la muerte con las manifestaciones neurológicas. El examen patológico del cerebro de 4 perros no identificó ninguna anormalidad estructural del sistema nervioso central. Sólo 2 perros del grupo control (3%) mostraron signos neurológicos con convulsiones no relacionadas con la AKI; 42 perros del grupo control (57%) sobrevivieron.
  • Los autores proponen que los signos cerebrales, cerebelosos o vestibulares severos pueden ser una característica importante de la GRT y ser dominantes en el cuadro clínico temprano. Las características descritas sugieren una lesión cerebral funcional que es reversible y específica de la GRT, y no relacionada con la uremia.
ABSTRACTS

Agudización de la enfermedad renal crónica en perros. Etiología, los hallazgos clínicos y de laboratorio, marcadores de pronóstico y supervivencia.

Dunaevich A, Chen H, Musseri D, Kuzi S, Mazaki-Tovi M, Aroch I, Segev G.
J Vet Intern Med. 2020 Oct 12

  • La enfermedad renal crónica (ERC) y la exacerbación aguda de la ERC (AERC) es un trastorno común en perros.
  • El objetivo del estudio era caracterizar la etiología, los hallazgos clínicos y de laboratorio, y el pronóstico a corto y largo plazo de los perros con AERC.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de los perros diagnosticados con AERC visitados en un hospital veterinario universitario. Se incluyeron 100 perros con AERC.
  • Los signos clínicos más comunes fueron anorexia (84%), letargia (77%), vómitos (55%) y diarrea (37%). La presunta etiología incluía causas inflamatorias (30%), pielonefritis (15%), causas isquémicas (7%), otras (3%), o desconocidas (45%). La media de tiempo de hospitalización fue de 5 días (rango, 2-29 días) y fue significativamente mayor en los sobrevivientes (6 días; rango, 2-29 días) en comparación con los no sobrevivientes (4 días; rango, 2-20 días; P < .001). La tasa de mortalidad fue del 35%. El grado de lesión renal aguda (Acute kidney injury;AKI) basado en IRIS en el momento de la presentación se asoció (P = 0,009) con la supervivencia a corto plazo, pero no con la presunta etiología (P = 0,46). En un análisis multivariable, la frecuencia respiratoria (P = 0,01), la actividad de la creatin-quinasa (CK) (P = 0,005) y la concentración de creatinina sérica (SCR; P = 0,04) en el momento de la presentación estaban asociados con la evolución a corto plazo. La mediana del tiempo de supervivencia de los perros dados de alta fue de 105 días (intervalo de confianza [IC] del 95%, 25-184), con 35 y 8 perros sobreviviendo hasta 6 y 12 meses, respectivamente. La presunta etiología (P = 0,16) y la SCR (P = 0,59) en el momento del alta no fueron predictores de la supervivencia a largo plazo.
  • El estudio concluye que el resultado a corto plazo de los perros con AERC es comparable al de los que tienen lesión renal aguda (AKI), pero el pronóstico a largo plazo es reservado. El grado de AKI del IRIS en el momento de la presentación es un indicador de pronóstico del resultado a corto plazo
ABSTRACTS

Asociación de la bacteriuria con la progresión de la enfermedad o el tiempo de supervivencia en gatos con enfermedad renal crónica azotémica

Hindar C, Chang YM, Syme HM, Jepson RE.
J Vet Intern Med. 2020 Oct 5

  • Los gatos con enfermedad renal crónica (ERC) tienen una mayor prevalencia de cultivos de orina positivos. La información existente con respecto al pronóstico de los gatos con enfermedad renal crónica y cultivos de orina positivos simultáneamente es limitada
  • El objetivo del estudio era determinar la asociación de los cultivos de orina positivos con el tiempo de supervivencia y la progresión de la enfermedad en gatos con ERC.
  • Se revisaron los registros médicos de 509 gatos diagnosticados con ERC azotémica entre 1997 y 2018 y se clasificaron los gatos con cultivos de orina no positivos o cultivos de orina positivos. Los gatos con cultivos de orina positivos se clasificaron, además en base si tuvieron 1 o múltiples cultivos de orina positivos, y también en base a la presencia o ausencia de signos clínicos de infección del tracto urinario (ITU). La progresión de la ERC se definió como un aumento de la concentración de creatinina en plasma de ≥25% en los 365 días siguientes al diagnóstico de la ERC. Los cultivos de orina positivos se tenían que haber dado en este periodo. Se comparó el tiempo de supervivencia y la frecuencia de la progresión de la ERC entre los grupos.
  • No se encontró ninguna diferencia significativa en el tiempo de supervivencia entre los gatos con cultivos de orina no positivos o los gatos con cualquier número de cultivos de orina positivos (P = 0,91), o entre los gatos cultivos de orina no positivos y los gatos con 1 o múltiples cultivos de orina positivos (P = 0,37). Además, no se encontró ninguna diferencia significativa en la frecuencia de la progresión de la ERC entre los gatos con cultivos de orina positivos y los gatos con cultivos de orina no positivos (P = 0,5), o entre los gatos con cultivos de orina no positivos y los que tenían 1 o múltiples cultivos de orina positivos (P = 0,22). Al evaluar los gatos con signos clínicos de ITU, no se encontró ninguna diferencia significativa en la frecuencia de progresión de las enfermedades renales crónicas entre los gatos con verdadera infección urinaria, bacteriuria subclínica o con cultivos de orina no positivos (P = 0,8).
  • El estudio concluye que cuando se trata con antibióticos los gatos con cultivos de orina positivos y ERC concurrente, la progresión de la enfermedad o el tiempo de supervivencia no se ven afectadas.
ABSTRACTS

Utilidad de la ecografía para clasificar la enfermedad renal crónica en perros: Hallazgos ecográficos en 855 casos

Perondi F, Lippi I, Marchetti V, Bruno B, Borrelli A, Citi S.
Vet Sci. 2020 Oct 1;7(4):E147

  • En los pacientes afectados por enfermedad renal crónica, se ha demostrado que algunas anomalías ecográficas se correlacionan mejor que otras con la progresión de la enfermedad.
  • El objetivo del estudio fue evaluar la prevalencia de las anomalías ecográficas renales más frecuentes en perros en diferentes etapas de la ERC, e investigar su asociación con las etapas IRIS de la ERC.
  • Se evaluaron retrospectivamente los registros médicos y el informe ecográfico de 855 perros.
  • Las anomalías ecográficas renales más frecuentes fueron: aumento de la ecogenicidad cortical, ratio anormal de la unión cortico-medular (C/M) y pielectasia. En perros en diferentes en etapas del IRIS se encontró una diferencia estadísticamente significativa en la prevalencia de contorno irregular, unión cortico-medular anormal, C/M anormal, aumento de la ecogenicidad cortical y pielectasia. El número de perros con más de una anormalidad ecográfica aumentaba significativamente con la progresión de la etapa IRIS.
  • En este estudio, el aumento de la ecogenicidad cortical, la unión C/M anormal y la pielectasia fueron las anomalías ecográficas más frecuentes en esta población con ERC. Aunque ninguna de las anomalías ecográficas mostró una prevalencia significativamente mayor que otra, el número de perros que presentaban > 3 anomalías ecográficas aumentaron significativamente de IRIS 2 a IRIS 4. Para monitorizar la progresión de la ERC, la ecografía renal es una excelente prueba diagnóstica auxiliar que debería utilizarse junto con los parámetros funcionales renales
ABSTRACTS

Efecto de los medicamentos antinflamatorios no esteroideos en la tasa de filtración glomerular y en la actividad urinaria de la N-acetil-β-D-glucosaminidasa (NAG) en gatos después de una cirugía dental

Kongara K, Cave N, Weidgraaf K, Rao Dukkipati VS.
Vet Anaesth Analg. 2020 Jun 3:S1467-2987(20)30102-1

  • El objetivo del estudio era comparar los efectos del meloxicam o el carprofeno en la tasa de filtración glomerular (TFG), y evaluar el efecto del meloxicam en la actividad urinaria de la N-acetil-β-D-glucosaminidasa (NAG), de los gatos después de una cirugía dental.
  • Se diseñó un estudio aleatorio, ciego y controlado que incluyó 24 gatos de raza mixta. Los gatos fueron asignados aleatoriamente a uno de tres grupos (n = 8 por grupo): meloxicam (0.2 mg kg-1); carprofen (4 mg kg-1); o solución salina (2 mL). Como medicación preanestésica se usó acepromazina (0,04 mg kg-1) y buprenorfina (0,02 mg kg-1) por vía intramuscular. El meloxicam, carprofeno o solución salina se inyectaron por vía subcutánea en el momento de la medicación preanestésica. La anestesia se indujo con propofol intravenoso y se mantuvo con isoflurano en oxígeno. Se registraron la presión arterial media (PAM), la frecuencia respiratoria (FR), la frecuencia cardíaca (FC) y los valores de saturación de oxígeno de la hemoglobina (SpO2). Todos los gatos se sometieron a un raspado dental ultrasónico con pulido. Si se tuvo que realizar extracción de los dientes implicó la creación de colgajos de mucosa, la eliminación del hueso alveolar y el cierre de los colgajos. Como medida de la TFG se utilizó la depuración del iohexol en plasma (ICL), medido antes y 24 horas después de la inducción de la anestesia en todos los gatos. El índice NAG urinario se estimó en los grupos con solución salina y meloxicam en los mismos puntos temporales que la TFG. Se compararon las diferencias en TFG y el índice NAG entre los grupos y entre los puntos temporales. Los datos se presentan como media ± desviación estándar (p < 0,05).
  • No hubo diferencias significativas en la tasa de ICL plasmática (rango: de 1.22 ± 0.05 a 1.27 ± 0.04 mL/ kg/ minuto) entre grupos o entre puntos de tiempo. El índice NAG urinario (rango: de 1.0 ± 0.19 a 1.36 ± 0.29 unidades/ gramo) no fue significativamente diferente entre los grupos de meloxicam y de solución salina. Los parámetros PAM, FC, FR y SpO2 no difirieron significativamente entre los grupos.
  • El estudio concluye que el meloxicam y el carprofeno parecen producir efectos no significativos en la TFG, y que el meloxicam no afecta la actividad NAG urinaria, de los gatos después de una cirugía dental.
ABSTRACTS

Una investigación preliminar sobre la asociación de la concentración sanguínea de cloro y la morbilidad y mortalidad en perros hospitalizados

Libin MB, Weltman JG, Prittie J.
Vet Med (Auckl). 2020 Jul 15;11:57-69

  • El objetivo de este estudio era valorar la concentración sanguínea de cloro y la lesión renal aguda (AKI) adquirida en el hospital (intrahospitalaria) en perros hospitalizados. Otros detalles valorados fueron la carga de cloro ajustada según el volumen de fuido administrado (VACL), la mortalidad intrahospitalaria y la duración de la estancia en la UCI.
  • Se trata de un estudio prospectivo y observacional realizado desde febrero de 2018 hasta julio de 2019. Se incluyeron 60 perros que ingresaron en la UCI y recibieron terapia de fluidos por vía intravenosa durante más de 24 horas. Las concentraciones de cloro corregido y creatinina se obtuvieron dos veces al día. Se registró el volumen total de fluido intravenoso y la carga total de cloro administrados. La VACL se calculó dividiendo el cloro administrado por el volumen de fluido administrado. La AKI intrahospitalaria se definió como un aumento de la creatinina de ≥ 0,3 mg/dL o del 150% desde el valor basal hasta el máximo medido. También se registró la supervivencia o la no supervivencia hasta el alta hospitalaria y la duración de la estancia en la UCI.
  • Quince de 60 pacientes desarrollaron una AKI intrahospitalaria. El valor máximo de cloro corregido medido fue significativamente diferente en el grupo con AKI (mediana 122.3 mmol/L) vs. el grupo sin AKI (mediana 118.1 mmol/L; p=0.0002). Seis de los 60 pacientes desarrollaron hipercloremia. Los pacientes hiperclorémicos fueron significativamente más propensos a desarrollar una AKI intrahospitalaria (p=0.03). Los pacientes hospitalizados ≥2 días en la UCI tuvieron una concentración máxima de cloro significativamente más alta comparado con aquellos con una estancia más corta (121.8 ± 5.9 mmol/L vs 117.5 ± 4.3 mmol/L; p=0.002). Ocho de 60 pacientes no sobrevivieron hasta el alta hospitalaria. Las concentraciones máximas de cloro corregido y creatinina no fueron significativamente diferentes entre los sobrevivientes y los no sobrevivientes. El VACL no fue significativamente diferente entre los grupos de perros con AKI o los que murieron.
  • El estudio concluye que la concentración máxima de cloro corregido fue significativamente más alta en perros con lesión renal aguda adquirida en el hospital, incluso entre los perros sin hipercloremia. Además, las concentraciones máximas de cloro corregido fueron significativamente más altas en los perros que estuvieron hospitalizados en la UCI más tiempo en comparación con los hospitalizados menos de dos días. No hubo diferencias significativas en el VACL en ninguno de los grupos.
ABSTRACTS

Evaluación del tamaño de la sección transversal del orificio uretral después de un procedimiento de uretrostomía perineal en gatos machos

Segal U, Shani J, Zemer O, Joseph R.
J Small Anim Pract. 2020 Jul 26

  • Los objetivos de este estudio fueron: 1) Evaluar el tamaño de la sección transversal del orificio uretral inmediatamente y 12 días después de un procedimiento de uretrostomía perineal. (2) Evaluar la correlación entre el tamaño de la sección transversal y la formación de estenosis durante un período de 6 meses después de la uretrostomía perineal.
  • Se incluyeron 24 gatos machos con enfermedad del tracto urinario inferior felino que no respondieron al tratamiento médico y se sometieron a una uretrostomía perineal. El tamaño de la sección transversal del orificio uretral se estimó por el mayor tamaño del catéter urinario (medida Fr) que era posible insertar fácilmente a través del sitio de la uretrostomía. Este tamaño se midió en tres momentos diferentes: Pre-operatorio , inmediatamente post-operatorio  y 12 días post-operatorio. Se evaluaron la recurrencia de la obstrucción urinaria y la formación de estenosis en el sitio de la uretrostomía durante un periodo de 6 meses después del procedimiento quirúrgico. Se calcularon las probabilidades de recurrencia de la obstrucción tomando como base un tamaño ≤ 8Fr y > 8Fr en inmediatamente post-operatorio.
  • La obstrucción urinaria y la estenosis del sitio de la uretrostomía ocurrieron en 5 de 24 (~20%) de los gatos operados en un promedio de 92 ± 25 días después de la uretrostomía perineal. El tamaño de orificio varió de 6 a 10 (mediana 10) Fr en inmediatamente post-operatorio y de 4 a 10 (mediana 8) Fr en 12 días post-operatorio. Hubo una disminución significativa de 0,15 ± 0,09 mm2 del área de la sección transversal del orificio uretral a los 12 días postoperatorio en comparación con las medidas tomadas inmediatamente después de la operación. Las probabilidades de obstrucción urinaria postoperatoria de los casos ≤ 8Fr en inmediatamente post-operatorio (área de sección transversal del orificio uretral intraoperatorio igual o superior a 5,5 mm2) y en los casos > 8Fr en inmediatamente post-operatorio fueron del 44 y del 6%, respectivamente. En todos los casos (tres gatos) en los que el catéter fue de 6Fr inmediatamente post-operatorio se documentó la recurrencia de la obstrucción.
  • El mayor tamaño del catéter urinario que es posible insertar durante la cirugía es un método simple para evaluar el tamaño de la sección transversal de la uretrostomía. Algo de contracción del diámetro del orificio uretral durante la fase de curación de la herida es esperable. La obstrucción urinaria postoperatoria es más probable en los casos en que el orificio es < 8Fr en inmediatamente post-operatorio.