Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urología

ABSTRACTS

Concentraciones séricas de hormona paratiroidea y 25-hidroxivitamina D3 en gatos con obstrucción uretral


J Vet Emerg Crit Care 15[3]:179-184 Sep'05

Kenneth J. Drobatz, Cynthia Ward, Peter Graham, Dez Hughes,

 

El estudio mide las concentraciones de parathormona (PTH) y 25-hidroxivitamina D3 en gatos machos con obstrucción uretral. Además también se miden otras variables como gases sanguíneos, creatinina, y fósforo. Se observa una correlación inversa de la PTH con el calcio iónico y una correlación positiva con el fósforo sérico. No se puede aclarar nada de las relaciones entre la 25-hidroxivitamina D3 y los otros parámetros medidos. El estudio concluye que la falta de respuesta de la paratiroides no parece ser por un mecanismo adyacente a la hipocalcemia iónica en gatos con obstrucción uretral

ABSTRACTS

Características microscópicas de la cistitis idiopática felina crónica


AJ Specht, JMKruger, SD Fitzgerald3, M Kiupel

ACVIM forum 2003

 

La cistitis idiopática felina (CIF) es la causa más común de hematuria, estranguria, polaquiuria y periuria en gatos. En la CIF es difícil encontrar etiologías precisas ya que no hay buenas descripciones histológicas de las lesiones encontradas en los gatos afectados. El estudio intenta caracterizar las lesiones histológicas observadas en 81 biopsias de vejiga de orina de 41 gatos con CIF y compararlas con las observadas en 15 gatos con otras formas de cistitis no obstructivas (urolitiasis estériles) y en 25 gatos normales. Las lesiones histológicas observadas en los gatos con CIF eran hiperplasia (37%) y erosiones / ulceraciones (56%) mucosa, edema de submucosa (68%), fibrosis (98%), hemorragia ( 73%), neovascularización( 95%), mastocitosis (73%), infiltración mononuclear (88%), inflamación neutrofílica (34%) e infiltración inflamatoria mixta (88%). En los gatos con urocistolitos se observaron lesiones muy similares, de forma que cuando se compararon las lesiones de los gatos con CIF con las obtenidas en animales con urolitiasis no se pudieron detectar cambios morfológicos específicos que diferenciaran unos de otros, pero sí que se diferenciaban de los gatos normlaes. Esto implica que entre la CIF y otras cistitis no obstructivas no hay diferencias histológicas apreciables con la microsocopía simple y que se deben realizar más estudios histoquímicos para caracterizar mejor los cambos morfológicos de la CIF

ABSTRACTS

Azodil un simbiótico, falla en modificar la azotemia en gatos con enfermedad renal crónica cuando es rociado en la comida


Rishniw M, Wynn SG.

J Feline Med Surg 2011; 13(6):405-409.

 

Aunque el efecto del tratamiento probiótico en la enfermedad renal crónica (ERC) en el gato no esté bien definido, se ve que va ganando popularidad. Al mismo tiempo se oberva que los dueños de gatos prefieren administrar los probióticos combinándolos con los alimentos, en lugar de la administración de la cápsula intacta, como está prescrito por el fabricante. La eficacia de esta administración no recomendada es desconocida. En este ensayo clínico doble ciego, controlado, 10 gatos con enfermedad renal crónica de origen natural se aleatorizaron para recibir ya sea una combinación de probióticos-prebióticos (simbiótico) o la cáscara de psyllium (como prebiótico único) durante 2 meses. Los medicamentos fueron rociados y mezclados con los alimentos o administrados como una suspensión. Se midió urea y creatinina en sangre dos veces antes de la administración de la medicación, y luego mensualmente durante los dos meses de la administración de los medicamentos. No se observaron diferencias en el porcentaje de cambio de urea y creatinina entre los grupos (P = 0.8, tanto para el BUN y creatinina). El estudio conluye que el complemento simbiótico utilizado en este estudio, cuando se mezcla con los alimentos o se administra en forma de suspensión, no permite reducir la azotemia en gatos con enfermedad renal crónica. Por lo tanto, los propietarios no deben administrar este simbiótico de esta forma.

ABSTRACTS

Análisis de 4495 urolitos caninos y felinos en Benelux. Un estudio retrospectivo 1994 – 2004


Picavet P, Detilleux J, Verschuren S, et al.

J Anim Physiol Anim Nutr (Berl). 2007;91:247-251.

 

Este estudio evalúa los resultados de los análisis de 4495 urolitos de perros (65%) y gatos (35%) en Benelux durante 10 años (1994 – 2004). En 1994 se analizaron 110 urolitos (85% de perros), mientras que en 2003 fueron 1067 (59% de perros) los analizados. Durante este periodo se observaron cambios sustanciales. En 1994, el 77% de los urolitos de gato estaban compuestos por estruvita y el 12% estaban compuestos por oxalato cálcico. En 2003, los urolitos felinos estaban compuestos por estruvita el 32% y oxalato cálcico el 61%. En perros se observó la misma evolución. En 1994 el 51% de urolitos caninos estaban compuestos por estruvita y el 33% por oxalato cálcico. En el 2003 el 40% tenían estruvita y el 46% tenían oxalato cálcico. En perros, se observó un efecto del tamaño, raza, y género. La edad mediana para la aparición de los urolitos fue de 7.3 años en el perros y 7.2 años en los gatos. Estos hallazgos son similares a los publicados anteriormente en Estados Unidos

ABSTRACTS

Análisis de 4495 urolitos canino y felinos en el Benelux. Un estudio retrospectivo: 1994 – 2004


Picavet P, Detilleux J, Verschuren S, et al.

J Anim Physiol Anim Nutr (Berl). 2007;91:247-251.

 

El estudio evalúa el análisis de 4495 urolitos pertenecientes a perros (65%) y gatos(35%) provenientes del Benelux durante un espacio de 10 años. En 1994 se analizaron 110 urolitos (85% de perros) y en 2003 se analizaron 1067 (59 % de perros). En 1994 el77% de gatos tenían urolitos compuestos por estruvita y el 12% tenían urolitos de oxalato cálcico. En el 2003 los urolitos felinos estaban compuesto de estruvita (32%) y oxalato cálcico (61%). Se observó la misma evolución en perros. En 1994 el 51% de los urolitos caninos estaban compuestos por estruvita y el 33% de oxalato cálcico. En el 2003 el 40% tenían urolitos de estruvita y el 46% eran de oxalato cálcico. La edad media de aparición de los urolitos fue de 7.2 años en el perro y 7.3 años en el gato. Estos hallazgos son similares a los observados en USA.

 

ABSTRACTS

Absceso prostático en un gato castrado.


Mordecai, A., Liptak, J. M., Hofstede, T., Stalker, M., Kruth, S.

J. Am. Anim Hosp. Assoc. 44, 90-94, 2008.

 

Los autores describen el caso de un gato castrado al que se le diagnosticó un absceso prostático, afección que no había sido descrita anteriormente. El paciente presentaba un cuadro de fiebre, vómitos, anorexia, constipación, letargia y en la palpación se detectó una masa colónica extramural. En la ecografía se evidenció una masa hipoecoica de 2.2 cm caudal a la vejiga y se hizo un aspirado con aguja fina, confirmando el diagnóstico de absceso prostático. Se describe la técnica quirúrgica para resolver el proceso, que tuvo una evolución favorable.