Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Urología

ABSTRACTS

Resultados de cirugía ureteral y stents ureterales en gatos: 117 casos (2006-2014)

Wormser C, Clarke DL, Aronson LR.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Mar 1;248(5):518-25

En este trabajo se evalúa y comparan los resultados obtenidos después de cirugía ureteral o colocación de stent ureteral en gatos. Se diseñó una serie de casos retrospectivos de 117 gatos en los que se registraron la reseña, los antecedentes, enfermedad concurrente, signos clínicos, pruebas clínico-patológicas, procedimientos quirúrgicos y complicaciones perioperatorias (incluyendo la muerte). Mediante revisión de los registros o contacto telefónico con los propietarios se obtuvieron los datos de seguimiento, que incluían, la presencia de signos de enfermedad crónica del tracto urinario inferior, infección crónica del tracto urinario, reobstrucción y muerte, si hubo. Se compararon estadísticamente las variables de interés entre gatos tratados con y sin colocación de stent.

Se identificaron complicaciones perioperatorias referentes al tracto urinario en 6 de 43 (14%) gatos que tenían ≥ 1 stent ureteral colocado y 2 de 74 (3%) gatos sometidos a cirugía ureteral sin stenting. Las tasas de mortalidad perioperatoria fueron similares entre gatos con stents (4/43 [9%]) y sin stents (6/74 [8%]). Después de la cirugía, los signos de enfermedad crónica del tracto urinario inferior e infección crónica del tracto urinario fueron significativamente más comunes entre los gatos con stents que en los gatos sin stents. Diecinueve de 87 (22%) gatos de los que había información de seguimiento disponible, tuvieron obstrucción recurrente. La incidencia de reobstrucción no difirió entre los gatos con y sin stents. El tiempo medio de supervivencia no difirió entre los 2 grupos

Los autores concluyen que por el potencial de signos de enfermedad crónica del tracto urinario inferior e infección crónica que existe, particularmente entre los gatos que reciben stents ureterales, estaría justificado un buen asesoramiento al cliente respecto a esta enfermedad y su tratamiento. Se recomienda un seguimiento adecuado a largo plazo para la detección de una reobstrucción.

 

ABSTRACTS

Investigación preliminar de trastornos reno-cardiovasculares en perros con enfermedad valvular mitral crónica

J Vet Intern Med. 2016 Sep;30(5):1612-1618
Martinelli E, Locatelli C, Bassis S, Crosara S, Paltrinieri S, Scarpa P, Spalla I, Zanaboni AM, Quintavalla C, Brambilla P.

  • En la literatura veterinaria no existe mucha información acerca de los trastornos reno-cardiovasculares (cardiovascular-renal disorders: CVRD) y el síndrome de la anemia cardiorrenal (cardiorenal-anemia syndrome : CRAS) en perros. Este trabajo valora si hay una correlación directa entre la clasificación cardiaca ACVIM y la etapa IRIS, y si una enfermedad renal crónica (ERC) complica la enfermedad de la válvula mitral crónica (DMVC) con más frecuentemente que la anemia en perros.
  • Se seleccionaron 158 perros con DMVC y se registraron retrospectivamente datos sobre la reseña, los hallazgos del examen físico, electrocardiograma, radiografías torácicas, ecocardiografía, y análisis de sangre, para evaluar la prevalencia de la enfermedad renal crónica y anemia en los perros con DMVC, y para investigar las relaciones entre la clasificación cardiaca ACVIM, etapa IRIS, y la supervivencia.
  • La prevalencia de la enfermedad renal crónica y anemia en los perros con DMVC fue significativamente más alta que en la población general de perros. Los perros que recibían tratamiento para la insuficiencia cardíaca tenían una mayor prevalencia de ERC que la que tenían los perros que no habían recibido tratamiento. Se encontró una correlación directa estadísticamente significativa entre la clasificación ACVIM y la etapa IRIS. Una enfermedad grave del corazón, enfermedad renal grave o ambos, la administración de furosemida y la edad avanzada al momento del diagnóstico de la enfermedad cardíaca estaban todos asociados con un menor tiempo de supervivencia. El tiempo de supervivencia de los perros afectados por CVRD fue estadísticamente más corto que el tiempo de supervivencia de los perros afectados solo por DMVC.
  • Los autores concluyen que la enfermedad de la válvula mitral crónica se asocia con una mayor prevalencia de enfermedad renal crónica y anemia en perros. El tratamiento para el manejo médico de la insuficiencia cardíaca puede jugar cierto papel en la inducción de la ERC. La clasificación de las enfermedades del corazón y de la etapa IRIS se correlacionaron directamente. Los trastornos reno-cardiovasculares, disminuyeron el tiempo de supervivencia en comparación con la presencia de DMVC únicamente, mientras que la anemia no juega un papel primordial en el empeoramiento de la función cardiaca
ABSTRACTS

El efecto de la dieta renal en asociación con enalaprilo o benazeprilo en la proteinuria en perros con enfermedad renal crónica y proteinúrica

Zatelli A, Roura X, D'Ippolito P, Berlanda M, Zini E.
Open Vet J. 2016;6(2):121-7

  • El tratamiento de la proteinuria en perros disminuye la progresión de la enfermedad renal crónica (ERC); Las dietas renales y los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECAs) son los pilares del tratamiento. Si los diferentes IECAs tienen efectos protectores renales distintos no es del todo conocido, por lo tanto, en este trabajo se plantea la hipótesis de que las dietas renales, y enalaprilo o benazeprilo tienen efectos beneficiosos diferentes en perros con ERC proteinúrica. Se inscribieron 44 perros en el estudio con enfermedad renal crónica con proteinuria (IRIS Etapas 1-4) y fueron alimentados con dieta renal durante 30 días. A partir de entonces, fueron asignados al azar a uno de los 2 grupos. Los perros en el grupo A (n = 22) recibieron enalaprilo (0,5 mg / kg, cada 12 horas) y en el grupo B (n = 22) benazeprilo (0,5 mg / kg, cada 24 h); En ambos grupos, los perros fueron alimentados con la misma dieta renal. Después de la aleatorización, los perros se monitorizaron durante 120 días. En diferentes puntos de tiempo, se compararon, el peso corporal y la condición corporal (BCS), las concentraciones séricas de creatinina, nitrógeno ureico en sangre (BUN), albúmina y proteínas totales, y la ratio proteína-creatinina en orina(UPC).
  • Después de 30 días de dieta renal, la creatinina, BUN y la ratio UPC disminuyeron significativamente (p <0,0001). Si se tenía en cuenta la asignación al azar, el peso corporal, BCS, albúmina, proteínas totales, creatinina y BUN no variaron durante el seguimiento en los 44 perros y no se observaron diferencias entre los grupos A y B. Sin embargo, la ratio UPC del grupo A en los días 60, 90 y 150 fue significativamente menor que en el grupo B y en la comparación con la asignación al azar (p <0,05). En el grupo B no hubo variación con el tiempo.
  • Los autores concluyen que la dieta renal es beneficiosa para disminuir la creatinina, el BUN y la ratio UPC en los perros con ERC proteinúrica. El enalaprilo aminora aún más la proteinuria si se administra junto con una dieta renal.
ABSTRACTS

Evaluación de las concentraciones séricas de dimetilarginina simétrica y cistatina-C en perros con fallo cardiaco por enfermedad valvular mitral crónica.

Choi BS, Moon HS, Seo SH, Hyun C.
J Vet Med Sci. 2016 Sep 30

  • La reducción de la tasa de filtración glomerular (TFG) es una complicación frecuente en las etapas avanzadas de la insuficiencia cardíaca (IC). La evaluación conveniente y precisa de la TFG sería útil para la detección temprana de la insuficiencia renal en perros con IC. La hipótesis de este estudio era que la TFG se reduciría en etapas avanzadas de la IC por enfermedad valvular mitral crónica (CMVI), y que sería indicado por biomarcadores renales, incluyendo las concentraciones séricas de dimetilarginina simétrica (SDMA) y cistatina-C (Cys-C). En el estudio se inscribieron y evaluaron un grupo de 43 perros, que constaban de 33 perros con diferentes etapas de HF por CMVI y 10 perros sanos control de la misma edad. Tanto en los en perros sanos y como los perros con CMV se midieron las concentraciones séricas de Cys-C y SDMA, junto con otros parámetros renales (urea y creatinina) y marcadores ecocardiográficos.
  • Las concentraciones séricas de Cys-C fueron 1,4 ± 0,4 mg / l en perros control, 2,1 ± 0,9 mg / l en perros ISACHC I (International Small Animal Cardiac Health Council), 2,9 ± 0,8 mg / l en ISACHC II y 3,6 ± 0,6 mg / l en los perros ISACHC III, mientras que las concentraciones de SDMA suero fueron 8 ± 2 ug / dl en perros control, 14 ± 3 ug / dl perros con ISACHC I, 18 ± 6 ug / dl en ISACHC II y 22 ± 7 ug / dl en los perros ISACHC III. Hubo una estrecha correlación entre las concentraciones séricas de Cys-C y SDMA con las de creatinina sérica, urea y la gravedad de la IC.
  • Los autores concluyen que este estudio demuestra que la tasa de filtración glomerular se reduce en los perros con CMVI que sufren las primeras fases de una IC.

 

ABSTRACTS

Prevalencia y patrones de resistencia de uropatógenos caninos respecto a enfermedades concurrentes

Brložnik M, Šterk K, Zdovc I.
Berl Munch Tierarztl Wochenschr. 2016 Jul-Aug;129(7-8):340-50.

  • En este estudio se evalúan los factores predisponentes para diferentes tipos de infecciones del tracto urinario (ITU) y se identificó la prevalencia de los agentes causantes y sus resistencias. Se trata de un estudio epidemiológico prospectivo (2007 a 2012) que incluyó 191 perros con signos de enfermedad del tracto urinario. Se recogieron datos de la anamnesis y exploración clínica. En todos los perros, se realizaron ecografía abdominal, análisis de orina y urocultivo bacteriológico aeróbico. 
  • La ITU fue más común en las perras castradas, perros viejos y perros con enfermedades concurrentes.
  • Teniendo en cuenta el urocultivo como gold-estándar, la sensibilidad del examen del sedimento de orina con tinción para detectar la bacteriuria aumentó del 89,9% a 98,1% y la especificidad aumentó de 69,8% a 96,4%.
  • En el 90,7% de los casos, se aisló una sola especie de microorganismo. Los agentes causantes más comunes de infección del tracto urinario fueron E. coli (39,0%), estafilococos (27,3%), Proteus sp. (13,5%), y enterococos (8,5%). La prevalencia de los agentes causantes variaba en relación con el sexo y las enfermedades concurrentes.
  • Los agentes causantes fueron susceptibles a todos los antimicrobianos probados en el 29,4% de casos y fueron resistentes a múltiples fármacos en el 27,7%. Todos los Staphylococcus pseudintermedius resistentes a meticilina (MRSP) se aislaron durante el período 2010-2012. Las bacterias resistentes fueron más comunes en los perros que se habían tratado previamente con agentes antimicrobianos.
  • Debido a la gran especificidad y sensibilidad del examen sedimento de orina teñido, su evaluación en la práctica diaria debería ser obligatorio. Conocer la relación entre los uropatógenos y sus resistencias con las enfermedades concurrentes es de crucial importancia para el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de complicaciones en los perros con ITU.
  • Se confirma la existencia de una gran variabilidad de la susceptibilidad de los microbianos entre diferentes países europeos
ABSTRACTS

Evaluación en el tiempo de la pérdida de peso en gatos con enfermedad renal crónica

Freeman LM, Lachaud MP, Matthews S, Rhodes L, Zollers B.
J Vet Intern Med. 2016 Aug 16

  • Los gatos con enfermedad renal crónica (ERC) es frecuente que presenten una condición corporal delgada y pérdida de peso. Sin embargo, no se han valorado del todo la evolución en el tiempo y la progresión de la pérdida de peso, antes y después del diagnóstico. Este trabajo describe la pérdida de peso en gatos con ERC, antes y después del diagnóstico y la relación que puede tener con la supervivencia. Se valoraron un total de 569 gatos (55,5% hembras y 44,5% machos) con ERC provenientes de a partir de 6 centros veterinarios de los que se disponía de datos sobre a etapa IRIS en la que se encontraban, edad, fecha de diagnóstico de ERC, y al menos dos mediciones de peso corporal.
  • La mediana de edad al momento del diagnóstico fue de 14,9 años (rango: 5.0-22.8 años). Los gatos se clasificaron en el momento del diagnóstico como IRIS 1 (n = 34 [6%]), IRIS 2 (n = 345 [61%]), IRIS 3 (n = 141 [25%]), e IRIS 4 (n = 49 [9%]). La mediana de peso corporal al momento del diagnóstico fue de 4,2 kg (rango, 1.6 a 9.9 kg). Los gatos perdieron un promedio del 8,9% del peso corporal en los 12 meses anteriores al diagnóstico, pero la pérdida de peso ya estaba presente 3 años antes del diagnóstico y se aceleró después del diagnóstico de la ERC. Los gatos con un peso <4,2 kg en el momento del diagnóstico tuvieron un tiempo de supervivencia significativamente más corto en comparación con los gatos ≥ 4,2 kg (P <.0001).
  • Los autores concluyen que en gatos, se puede detectar la pérdida de peso antes del diagnóstico de la ERC, ésta se acelera después del diagnóstico, y está asociada a una supervivencia más corta. El seguimiento de peso corporal puede ser de ayuda en el diagnóstico precoz de la ERC.

 

ABSTRACTS

Hipotermia en perros y gatos urémicos

Kabatchnick E, Langston C, Olson B, Lamb KE.
J Vet Intern Med. 2016 Aug 2

  • La prevalencia de la hipotermia urémica (UH) y los efectos de la mejora de la uremia sobre la temperatura corporal no se han determinado en medicina veterinaria. El objetivo de este estudio es determinar la prevalencia de la UH y las correlaciones entre la uremia y la temperatura corporal en pacientes sometidos a hemodiálisis intermitente (IHD). Se realizó una revisión retrospectiva de la historia clínica de 122 perros y 79 gatos urémicos tratados con IHD en el Hospital Bobst del Animal Medical Center entre 1997 y 2013.
  • Se documentó una prevalencia de la hipotermia del 38% y del 20,5% en gatos y perros azotémicos repectivamente. Se observaron diferencias estadísticamente significativas entre la temperatura de perros urémicos y no urémicos (no urémicos: media, 38,2 ° C; rango, 32,8 a 43 ° C; urémico: media, 37,7° C, rango 35,3 a 39,8 ° C; P <0,0001) y gatos (no urémicos: media, 38,1 ° C; rango, 34,4 a 39,8 ° C; urémico: media, 37,4 ° C, rango 33,5 a 39,6 ° C; P <0,0001). En los perros con diálisis, las interacciones significativas incluyeron (1) el tiempo (pre-diálisis frente a post-diálisis) el peso corporal (pequeño [P <0,0001], mediano [p = 0,016], y de raza grande [p = 0,033] perros), (2) la relación temporal con la concentración de creatinina sérica (P = .021), y (3) y con la concentración de BUN (p <0,0001). En los gatos con diálisis, hubo una interacción significativa entre el tiempo y el peso como una variable categórica (<5 kg y mayores de 5 kg).
  • Los autores concluyen que la hipotermia urémica parece ser un fenómeno clínico que ocurre tanto en perros como en gatos. En este estudio, los pacientes urémicos eran hipotérmicos en comparación con los pacientes enfermos no urémicos, y la temperatura corporal aumentaba cuando se corrigía la uremia con la IHD en los perros y en los gatos > 5 kg. En los gatos, la UH parece ser un fenómeno más frecuente promovido por la uremia. La hipotermia urémica también se produce en perros, pero el peso corporal es más importante como predictor de la temperatura corporal.
ABSTRACTS

Cefovecina en perioperatorio para reducir la incidencia de infecciones del tracto urinario en perros sometidos a una hemilaminectomía

Palamara JD, Bonczynski JJ, Berg JM, Bergman PJ.
J Am Anim Hosp Assoc. 2016 Aug 3

  • La prevalencia de las infecciones del tracto urinario (ITU) en perros con extrusión de disco intervertebral tipo I se ha determinado como alta (38%) dentro de las 6 semanas desde la cirugía. El tratamiento adecuado de una infección urinaria es importante en perros con mielopatía, ya que es un factor de riesgo para la infección persistente y la reinfección. En este estudio se investiga la incidencia de infecciones del tracto urinario en perros después de haber recibido, ya sea cefovecina o cefazolina, como profilaxis antibiótica preoperatoria de una hemilaminectomía toracolumbar. Se realiza una revisión retrospectiva en base a la administración de antibióticos y al manejo de trastornos postoperatorios del tracto urinario. Se identificaron 39 perros que se asignaron a dos grupos. Se habían realizado análisis de orina y urocultivo antes de la operación, a las 2 y a las 6 semanas postoperatorio, ​​para determinar la incidencia de infecciones del tracto urinario. Para evaluar factores de riesgo adicionales se valoraron el manejo de trastornos de las vías urinarias, el grado de déficit neurológico, el tiempo hasta la deambulación, y el tiempo hasta la micción voluntaria.
  • No se apreció una prevalencia significativa de incidencia de ITU entre los grupos cefovecina y cefazolina. Los pacientes con los grados más altos de déficit neurológico y que tardaron más tiempo para recuperar la deambulación y la micción voluntaria tenían un riesgo significativamente mayor de infecciones del tracto urinario durante todo el período postoperatorio.
  • En este estudio se vuelve a destacar la importancia que tiene la vigilancia continua de las infecciones urinarias en pacientes con recuperación neurológica prolongada.
ABSTRACTS

Características ecográficas de la pelvis renal y uréter en gatos con enfermedad renal crónica en comparación con gatos normales y gatos con pielonefritis o con obstrucción ureteral

Quimby JM, Dowers K, Herndon AK, Randall EK
J Feline Med Surg. 2016 Jul 7

  • El objetivo de este estudio era conocer las características ecográficas de los gatos con enfermedad renal crónica estable (ERC) y determinar si éstas eran significativamente diferentes de las que se observaban en gatos con pielonefritis (pielo) y obstrucción ureteral (UO), para evaluar su utilidad clínica durante las crisis urémicas. Se realizó una evaluación prospectiva de 66 gatos con enfermedad renal crónica, así como gatos normales de control (n = 10), gatos con diagnóstico clínico de pielonefritis (n = 13) y gatos con obstrucción ureteral confirmada por resolución quirúrgica (n = 11) . Se realizaron ecografías renales y se obtuvieron imágenes fijas y videos para analizar. Los índices a valorar fueron el grado de dilatación de la pelvis renal y la presencia y el grado de dilatación ureteral.
  • En total, el 66,6% de los gatos con ERC tenía una dilatación de la pelvis renal medible en comparación con el 30,0% de los gatos normales, el 84,6% de los gatos pielo y el 100% de los gatos UO. No hubo diferencias estadísticamente significativas en las mediciones de anchura de la pelvis renal entre los gatos con ERC y gatos normales, o los gatos con ERC y gatos pielo. Los gatos UO tenían las mediciones de anchura de la pelvis renal significativamente mayores que los gatos con ERC y los gatos normales (P <0,05), pero no que los gatos pielo. El 6% de los gatos con ERC estable tenía dilatación ureteral proximal medible en uno o ambos lados frente al 46,2% de los gatos pielo y 81,8% de los gatos UO. No hubo diferencias estadísticamente significativas en la anchura ureteral proximal entre gatos normales y gatos con ERC, o entre gatos con pielo y gatos UO. Se identificó una diferencia estadísticamente significativa en la anchura del uréter proximal entre gatos con ERC y gatos pielo, y entre ERC y UO, entre normales y UO, y normales y pielo.
  • En este estudio no se detectaron diferencias significativas en la anchura de la pelvis renal entre los gatos con ERC y los gatos con pielonefritis, lo que sugiere que en los gatos con ERC se debería tener una ecografía basal de modo que las anomalías observadas durante las crisis urémicas se pudieran interpretar mejor
ABSTRACTS

Impacto positivo de intervenciones nutricionales en las concentraciones séricas de Dimetilarginina Simétrica y creatinina en gatos geriátricos con propietario

Jean A. Hall, Jennifer MacLeay, Maha Yerramilli, Edward Obare, Murthy Yerramilli, Heidi Schiefelbein, Inke Paetau-Robinson, Dennis E. Jewell
Plos One Abril 14 2016

  • En este estudio prospectivo en gatos geriátricos se evaluaron los efectos a corto plazo de una dieta de prueba en las concentraciones séricas de dimetilarginina simétrica (SDMA) y de creatinina (Cr). La dieta de prueba tiene como objetivo promover un envejecimiento saludable y contiene lípidos funcionales (aceite de pescado), antioxidantes (vitaminas C y E), L-carnitina, productos vegetales, proteína altamente biodisponible, y suplementos de aminoácidos. Se escogieron 80 gatos, y fueron alimentados, bien con esta dieta de prueba o con la que escogió el propietario (cohorte no controlada nutricionalmente). Los gatos fueron incluidos por razones de edad ( ≥ 9 años) y únicamente se enrolaron gatos de interior, castrados, y libre de la enfermedad crónica. Al inicio del estudio, todos los gatos tenían las concentraciones séricas de Cr dentro del intervalo de referencia. Se evaluaron biomarcadores de función renal y resultados del análisis de orina al inicio del estudio y después de consumir, bien la dieta de prueba o la elegida por el propietario, a los 3 y 6 meses.
  • Los gatos que consumieron la dieta de prueba mostraron disminuciones significativas en las concentraciones séricas de Cr y BUN en el tiempo. En general, los gatos que consumieron las dietas elegidas por el propietario mostraron aumentos significativos en las concentraciones séricas de SDMA a los 3 y 6 meses, en comparación con los valores basales (P≤  0.05), mientras que en los gatos que consumieron la dieta de prueba, las concentraciones séricas de SDMA no cambiaron. Bien al inicio del estudio o durante los 6 meses que duró la prueba, 23 gatos (28,8%) habían aumentado sus valores de SDMA en suero, pero la concentración de Cr en suero era normal, compatible con enfermedad renal crónica IRIS Etapa 1. Este grupo de gatos constaba de 6 gatos alimentados con la dieta de prueba y 17 gatos alimentados con alimentos elegido por el propietario. En los 6 gatos alimentados con la dieta de prueba, el SDMA en suero disminuyó en casi todos los gatos, mientras que, dentro de los 17 gatos alimentados con la dieta elegida por el propietario, el valor de SDMA en suero aumentó en 13 gatos y disminuyó o se mantuvo estable en 4 gatos. Los aumentos de la concentración sérica de SDMA fue significativa (P = 0,02) sólo para los gatos alimentados con la dieta elegida por el propietario.
  • Los resultados de este estudio sugieren que los gatos no azotémicos, con valores de SDMA sérica elevados (insuficiencia renal temprana) son más propensos a tener una función renal estable si son alimentados con una dieta diseñada para promover un envejecimiento saludable, en comparación con los gatos alimentados con una dieta elegida por el propietario. Los gatos alimentados con dietas elegidas por el propietario eran más propensos para desarrollar una insuficiencia renal progresiva.