Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Anestesiología

ABSTRACTS

Efectos sedantes y fisiológicos de tiletamina-zolazepam después de su administración bucal (BA) en gatos

Nejamkin P, Cavilla V, Clausse M, Landivar F, Lorenzutti AM, Martínez S, Del Sole MJ, Martín- Flores M.
J Feline Med Surg. 2019 Feb 12

  • El objetivo de este estudio fue describir los efectos sedantes y fisiológicos de tiletamina- zolazepam después de su administración bucal (BA) en gatos.
  • Se propuso un estudio aleatorizado, ciego, cruzado que incluyó 7 gatos de pelo corto europeos sanos (tres machos, cuatro hembras). Cada gato recibió dos dosis de tiletamina-zolazepam en BA: la dosis baja (LD) consistió en 5 mg / kg de cada medicamento, y la dosis alta (HD) consistió en 7.5 mg / kg de cada uno. Antes de la administración de cada tratamiento se registraron la presión arterial sistólica (PAS), la frecuencia cardíaca (FC), la frecuencia respiratoria (FR) y una puntuación de sedación. Durante las siguientes 2 h, y a intervalos predefinidos, se registraron las mismas variables más el porcentaje de hemoglobina saturada con oxígeno, medida por oximetría de pulso (SpO2).
  • Todos los gatos completaron el estudio. No se observaron arcadas ni vómitos. Se observó hipersalivación en 0/7 y 3/7 para LD y HD, respectivamente (P = 0.2). Hubo cambios significativos en las puntuaciones a lo largo del tiempo en cuanto a la postura, la respuesta a la afeitadora y la respuesta a la restricción manual para ambos grupos, sin diferencias entre los grupos. FR, FC y PAS cambiaron significativamente con el tiempo. PAS y FR fueron significativamente más bajos para HD que para LD. No se observaron valores de saturación de hemoglobina <95%.
  • La administración de tiletamina-zolazepam en BA a las dosis estudiadas es este estudio es un método simple y efectivo para la restricción farmacológica en gatos. La LD tuvo un impacto menor en PAS y FR que la HD.
ABSTRACTS

Efectos de la inyección intramuscular de Alfaxalona / Acepromazina en la ecocardiografía, análisis bioquímicos y gasometría en gatos sanos

Kim B, Jang M, Sohn J, Oh H, Jo S, Choi M, Lee I, Yoon J.
J Am Anim Hosp Assoc. 2019 Mar/Apr;55(2):70-77

  • En este estudio se valoran los efectos de la inyección intramuscular de alfaxalona ([ALF] 5 mg / kg), acepromazina ([ACE] 0.05 mg / kg) y una combinación ALF-ACE ([AA] 0.025 mg / kg ACE seguida de 2.5 mg / kg ALF ) en la sedación, en los índices ecocardiográficos, análisis bioquímicos y de gasometría, y en la recuperación en siete gatos.
  • Las puntuaciones de sedación fueron más altas con ALF que con el tratamiento con la combinación AA. No se obtuvo sedación con ACE. En comparación con los valores basales, se produjo un aumento en la frecuencia cardíaca después de la ACE, y todos los tratamientos causaron una disminución en la presión arterial sistémica. Después de la combinación AA se detectó una disminución de la dimensión interna del ventrículo izquierdo en diástole, el volumen diastólico final del ventrículo izquierdo, el volumen sistólico y la dimensión auricular izquierda. Después de ALF los cambios en las variables ecocardiográficas fueron mínimos. No hubo cambios significativos en los análisis bioquímicos y de gases en sangre con ningún tratamiento. Aunque la diferencia en la calidad de la recuperación entre los grupos de tratamiento AA y ALF fue insignificante, todos los gatos tratados con AA o ALF mostraron ataxia. La combinación AA no cambió la puntuación de recuperación. Los temblores y contracciones se identificaron con mayor frecuencia con AA que con ALF. La ALF no tuvo efectos significativos en las variables ecocardiográficas, bioquímicas o de gases en sangre.
  • Los autores concluyen que La ALF podría considerarse una opción sedante útil para procedimientos de diagnóstico y ecocardiografía en gatos.
ABSTRACTS

Ensayo clínico aleatorizado comparando mediciones de sedación clínicamente adecuada en perros después de la administración de medetomidina combinada con midazolam o butorfanol para llevar a cabo pruebas de imagen rutinarias en perros

Le Chevallier D, Slingsby L, Murrell JC.
Vet J. 2018 Sep;239:30-34

  • El objetivo de este estudio fue investigar los efectos sedantes de la medetomidina en combinación con midazolam o butorfanol para llevar a cabo pruebas de imagen rutinarias en perros. Se incorporaron 80 perros de clientes a un estudio clínico prospectivo, aleatorizado, ciego y se asignaron al azar para recibir uno de los cuatro tratamientos por vía intramuscular (IM): (1) 30 μg / kg de medetomidina (Med30); (2) 20μg / kg de medetomidina combinada con 0,3 mg / kg de butorfanol (Med20But0.3); (3) 20μg / kg de medetomidina combinada con 0.3mg / kg de midazolam (Med20Mid0.3); y (4) 10 μg / kg de medetomidina combinada con 0,3 mg / kg de midazolam (Med10Mid0.3). El nivel de sedación se evaluó utilizando una escala de sedación compuesta evaluada por un investigador (0 = sin sedación, 15 = sedación profunda). Se registró la cantidad de perros que se consideraron como adecuadamente sedados clínicamente y la dosis de propofol administrada como rescate para la sedación.
  • Una puntuación de sedación ≥10 de 15 fue un punto de corte satisfactorio para predecir una sedación clínica adecuada. La media ± desviación estándar de las puntuaciones de sedación a los 30 minutos después de la administración del tratamiento en los grupos que recibieron Med20But0.3 (9.8 ± 4) y Med20Mid0.3 (8.9 ± 4.4) no fueron estadísticamente significativas entre sí, pero sí fueron significativamente diferentes entre el grupo que recibió Med10Mid0.3 (5.6 ± 3.6). Solo la combinación Med20But0.3 se asoció significativamente con una sedación clínica adecuada, mientras que Med10Mid0.3 se asoció con un 85% de fracaso de sedación. La dosis de propofol administrada como rescate para la sedación (1.5 ± 1mg / kg) para el grupo Med10Mid0.3 fue significativamente más alta que para los otros tratamientos administrados.
  • Según los resultados de este estudio, en perros sanos en un entorno clínico, la combinación de medetomidina con midazolam no proporcionó una sedación comparable a la misma dosis de medetomidina combinada con butorfanol.
ABSTRACTS

Efectos sedantes y cardiopulmonares de un gel de detomidina administrado bucalmente y su reversión con atipamezol en perros

Kasten JI, Messenger KM, Campbell NB.
Am J Vet Res. 2018 Dec;79(12):1253-1260

  • El objetivo de este estudio era evaluar los efectos hemodinámicos, respiratorios y sedantes de un gel de detomidina administrado bucalmente y su reversión con atipamezol en perros. Se incluyeron 8 perros adultos a los que se les determinó y evaluó ciertos datos cardiopulmonares como la frecuencia cardíaca inicial, la frecuencia respiratoria, el gasto cardíaco, el suministro de oxígeno, la resistencia vascular sistémica, los valores de gases en sangre arterial, y la puntuación de sedación. Se administró gel de detomidina (2,0 mg/m2) en la mucosa bucal. Los datos cardiopulmonares y las puntuaciones de sedación se obtuvieron durante 180 minutos en momentos predeterminados. A los 150 minutos se administró Atipamezol (0,1 mg / kg) IM. La inversión de la sedación fue cronometrada y calificada.
  • En comparación con los valores de referencia, la frecuencia cardíaca fue menor a los 45 y hasta los 150 minutos, el gasto cardíaco y el suministro de oxígeno fueron menores a los 30 y hasta 150 minutos, y la resistencia vascular sistémica se incrementó a los 30 y hasta 150 minutos. No hubo cambios significativos en la concentración de PaCO2 , PaO2 o lactato en ningún momento, en comparación con los valores de referencia, a excepción de la concentración de lactato a los 180 minutos. Todos los perros se quedaron sedados, alcanzando la sedación máxima 75 minutos después de la administración de la detomidina. El tiempo medio ± Desviación Estandar de recuperación después de la administración de atipamezol fue de 7,55 ± 1,89 minutos. La sedación fue completamente revertida en todos los perros. No se detectaron eventos adversos.
  • Los autores concluyen que el gel de detomidina administrado por vía bucal se asoció con una sedación fiable y reversible en perros, con efectos hemodinámicos similares a los inducidos por otros agonistas adrenérgicos α2. El gel de detomidina administrado en forma bucal podría ser una alternativa a los sedantes inyectables en perros sanos.
ABSTRACTS

Una comparación entre el efecto del propofol y de la alfaxalona en el movimiento laríngeo en perros no braquicefálicos y braquicefálicos

Norgate D, Ter Haar G, Kulendra N, Veres-Nyéki KO.
Vet Anaesth Analg. 2018 Jul 21

  • El objetivo de este estudio era comparar el efecto del propofol y la alfaxalona en el movimiento laríngeo bajo un plano ligero de anestesia en perros no braquicefálicos y braquicefálicos anestesiados para procedimientos que no son de urgencia. Se diseñó un ensayo clínico prospectivo, aleatorizado que incluyó un total de 48 perros con propietario (24 no braquicéfalos y 24 braquicéfalos). Se administró por vía intramuscular una premedicación estandarizada de metadona (0,2 mg/kg) y acepromazina (0,01 mg/kg). Los perros se asignaron al azar para inducirlos con incrementos de propofol (1-4 mg/kg) o alfaxalona (0.5-2 mg/kg). La evaluación laríngea se realizó bajo un plano ligero de anestesia por un cirujano que desconocía el protocolo de inducción. El movimiento laríngeo se evaluó como presente cuando se identificó la abducción de los cartílagos laríngeos en la inspiración, o ausente cuando no se reconoció esta abducción. Simultáneamente, se grabó un video de 60 segundos. El mismo cirujano y un cirujano adicional volvieron a evaluar los videos un mes después.
  • No se detectaron diferencias significativas (p> 0.05) entre la presencia o ausencia de movimiento laríngeo entre los perros a los que se administró propofol o alfaxalona, ​​así como al analizar los perros no braquicefálicos y braquicefálicos por separado. La mayoría de los perros (> 75%) mantuvieron algún grado de movimiento laríngeo con ambos protocolos. El acuerdo entre los evaluadores fue excelente (κ = 0,822).
  • Los autores concluyen que la alfaxalona mantiene el movimiento laríngeo de manera similar al propofol en perros no braquicéfalos y braquicéfalos. Ambos agentes parecen apropiados para permitir una buena evaluación del movimiento laríngeo en perros no braquicéfalos y braquicéfalos. La evaluación subjetiva del movimiento laríngeo a través de la laringoscopia per-oral bajo un plano ligero de anestesia produjo resultados consistentes entre los evaluadores, independientemente del agente de inducción utilizado
ABSTRACTS

Comparación entre le fentanilo y la hidromorfona en infusiones de velocidad constante para el manejo del dolor en perros en una unidad de cuidados intensivos

Biello P, Bateman SW, Kerr CL.
Vet Anaesth Analg. 2018 Jun 7

  • El objetivo del estudio era comparar la eficacia y la calidad de la analgesia proporcionada por infusiones de velocidad constante (constant rate infusions: CRIs) de hidromorfona y fentanilo en perros en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Se llevó a cabo un ensayo clínico prospectivo, aleatorizado, ciego que incluyó un total de 29 perros ingresados. A los perros que recibían una infusión de μ-opioide agonista para un dolor postquirúrgico o médico fueron aleatorizados y se les administró, bien hidromorfona (0,025 o 0,05 mg/kg en bolo, seguido de 1 infusión de 0,03 mg/kg/1 hora) o bien fentanilo (2,5 o 5 μg/kg en bolo, seguido de una infusión de 3 μg kg-1 hora). El personal técnico y los médicos desconocían qué medicamento se administraba. A intervalos regulares, se asignaron a cada perro unas puntuaciones de dolor (Colorado State University Canine Acute Pain Scale), puntuaciones de sedación y puntuaciones de náuseas, que se compararon entre los grupos. Había unos protocolos previamente establecidos para escalada de dosis y disminución del fármaco. Se registraron los signos clínicos adversos y todos los demás medicamentos administrados, y se comparan entre los grupos. El fármaco del estudio se suspendió si el animal permanecía doloroso a pesar de escaladas de dosis o si se observaban efectos adversos.
  • Las puntuaciones de dolor fueron de baja magnitud y no fueron significativamente diferentes entre los grupos. El uso de analgesia simultánea, medicaciones de sedación / ansiolíticos y antiácidos / antieméticos no fue diferente entre los grupos. Las puntuaciones de sedación y náuseas no fueron estadísticamente diferentes entre los grupos.
  • Los autores concluyen que la hidromorfona y el fentanilo, en CRI parecen ser eficaces, e igualmente adecuados, para el alivio del dolor en perros, sin diferencias significativas en los efectos adversos. Por lo tanto, se podría elegir cualquiera de los dos medicamentos, para controlar el dolor postquirúrgico o médico en las UCI.

 

ABSTRACTS

Comparación de la sedación en perros: metadona o butorfanol en combinación con dexmedetomidina intravenosa

Trimble T, Bhalla RJ, Leece EA.
Vet Anaesth Analg. 2018 Apr 18

  • Los opioides se pueden combinar con agonistas alfa 2- adrenoreceptor para sedar perros para radiografía. El estudio investigó los efectos sedantes de la metadona o butorfanol en combinación con dexmedetomidina en perros sometidos a radiografía de rodilla. Se realizó un ensayo clínico prospectivo, ciego, aleatorizado en el que se inscribieron un total de 52 perros sanos que requerían sedación para una radiografía de rodilla. Los perros fueron evaluados en cuanto a la puntuación de la condición corporal (BCS), el temperamento y el dolor utilizando una escala de medición del dolor (short-form composite measure pain scale: CMPS-SF) y se aleatorizaron para recibir metadona 0,2 mg/kg (grupo M) o butorfanol 0,2 mg kg/1 (grupo B) en combinación con 2 μg/kg de dexmedetomidina por vía intravenosa (IV). La sedación se evaluó en ciego mediante una puntuación descriptiva numérica que iba desde 0 (sin sedación) hasta 11 (sedación mayor), antes de la administración, y a los 5, 10, 15 y 20 minutos. Se registraron los signos iniciales de sedación, y el pulso y frecuencias respiratorias. Se intentó el posicionamiento para la radiografía a los 5 minutos. Si la colocación no fue posible a los 10 minutos, se administró dexmedetomidina 2 μg/kg IV, y el perro se registró como sedación fallida y se retiró del análisis posterior.
  • Los resultados en ambos grupos fueron similares para sexo, edad, peso, BCS, temperamento y CMPS-SF. El inicio de la sedación fue más rápido en el grupo B que en el grupo M (p = 0,048). Las puntuaciones de sedación fueron más altas en el grupo B a los 10 minutos en comparación con el grupo M (p = 0,003). Ocurrieron 12 fallos de sedación en el grupo M y 2 en el grupo B (p = 0.002). Los pulsos cardiacos fueron más bajos en el grupo B a los 5 y 10 minutos (p = 0,002).
  • Los autores concluyen que el butorfanol IV proporciona una sedación más efectiva a los 10 minutos que la metadona, cuando se combinan con la dexmedetomidina.

 

ABSTRACTS

Comparación de la presión intraocular y diámetro pupilar después de la sedación con acepromacina o dexmedetomidina en perros sanos

Micieli F, Chiavaccini L, Lamagna B, Vesce G, Santangelo B.
Vet Anaesth Analg. 2018 Jun 2

  • El objetivo de este estudio era comparar la presión intraocular (PIO) y el diámetro pupilar (DP) después de la administración intravenosa (IV) de dexmedetomidina y acepromazina en perros. Para este estudio experimental aleatorizado prospectivo, se seleccionó un grupo de 16 perros adultos sanos de mediana edad (media ± desviación estándar) de 4,9 ± 3,3 años y un peso de 15,7 ± 9,6 kg, en los que se excluyó cualquier enfermedad oftálmica preexistente. Se administró hidrocloruro de dexmedetomidina IV (0,002 mg/kg; DEX) o acepromacina maleato (0,015 mg kg/1; ACE) al azar a 16 perros (ocho por grupo). En el momento basal, en el momento de la inyección, y 5, 10, 15, 20 y 25 minutos después de la inyección, se midieron PIO y DP utilizando tonometría de aplanación y el test de Schirmer, y también se midieron la frecuencia cardíaca (FC), las presiones sistólica (PAS), media (PAM) y diastólica (PAD) y la frecuencia respiratoria (FR). Un solo oftalmólogo, ajeno al tratamiento, realizó todas las mediciones.
  • La PIO fue significativamente menor en los perros en el grupo DEX comparado con el grupo ACE a los 10, (p < 0.01) y 15 minutos (p < 0.01) después de la inyección. El DP fue significativamente menor comparado con el momento basal durante todos los momentos del estudio (p<0.01) en ambos grupos. Los perros del grupo DEX mostraron una FC (p <0,01) y una FR (p<0,01) significativamente menor , y una PAS (p <0,01), y PAD (p <0,01) significativamente mayor en todos los puntos, y una PAM mayor (p <0,01) durante los primeros 15 minutos después de la inyección del fármaco, en comparación con el grupo ACE.
  • Según estos resultados, los autores sugieren que la premedicación con dexmedetomidina IV disminuye la PIO en comparación con la acepromazina IV. Además, ambas drogas causan miosis.

 

ABSTRACTS

Una comparación entre metadona y bruprenorfina para una analgesia perioperatoria en perros sometidos a ovariohisterectomía

Shah MD, Yates D, Hunt J, Murrell JC.
J Small Anim Pract. 2018 May 21

  1. El objetivo del estudio era investigar si la metadona, administrada en preoperatorio, proporciona una analgesia perioperatoria superior, en perros sometidos a ovariohisterectomía en comparación con la buprenorfina. Se incluyeron 80 perras en varios grupos un ensayo clínico aleatorizado y ciego. Los perros recibieron una dosis de premedicación de 0,05 mg / kg de acepromazina o 10 μg / kg de medetomidina combinados con, bien 0,3 mg / kg de metadona o bien 20 μg / kg de buprenorfina por vía intramuscula. La anestesia se indujo con propofol y se mantuvo con isoflurano. Se valoró el dolor utilizando dos esquemas de puntuación (una escala analógica visual interactiva dinámica y la forma abreviada de la Glasgow Composite Pain Scale) antes de la premedicación, 30 minutos después y cada hora, durante 8 horas después de haber administrado la premedicación. Cuando estuvo indicado, se proporcionó analgesia de rescate con metadona. Después de la evaluación final, se administró Meloxicam.
  • Los grupos de perros premedicados con buprenorfina tuvieron puntuaciones de dolor significativamente más altas que los premedicados con metadona. No hubo interacción entre los opiáceos y el sedante para ninguna de las mediciones de resultados. La analgesia de rescate fue requerida por un número significativamente mayor de perros premedicados con buprenorfina (45%) que con la metadona (20%).
  • Los autores concluyen que, a las dosis investigadas, en perros sometidos a ovariohisterectomía la metadona produjo una analgesia postoperatoria superior en comparación con la buprenorfina.

 

ABSTRACTS

Comparación de dos protocolos de sedación vía intramuscular en la sedación, recuperación y facilidad de venopunción en gatos que van a realizar una donación de sangre

Reader RC, Barton BA, Abelson AL.
J Feline Med Surg. 2018 Mar 1

  • El objetivo de este estudio fue comparar la calidad de la sedación y la recuperación, y la facilidad para la punción venosa después de la sedación, para realizar donación de sangre en gatos, utilizando dos protocolos de sedación intramuscular (IM): alfaxalona / butorfanol (AB) y dexmedetomidina / butorfanol (DB). Se diseñó un estudio experimental aleatorizado, ciego y cruzado, que incluyó 10 gatos sanos. Los gatos se sedaron con AB (alfaxalona 2 mg / kg y butorfanol 0,2 mg / kg) para realizar una donación y DB (dexmedetomidina 10 μg / kg y butorfanol 0,2 mg / kg) para otra. Se realizó una evaluación ciega de la reacción a la inyección, la calidad de la sedación y la calidad de la recuperación. Se registraron factores como el tiempo de recumbencia lateral, el número de intentos de venopunción, el tiempo requerido para la recolección de sangre y el tiempo para volver a la recumbencia esternal. Los gatos fueron monitorizados para posibles evidencias de malestar gastrointestinal. Cada donación consistió en un máximo de 53 ml de sangre extraída durante 3 a 22 minutos. Los donantes recibieron 100 ml de solución de Ringer lactato subcutánea en la recuperación. A los propietarios, que no conocían el protocolo de sedación, se les pidió que completaran un cuestionario para evaluar el comportamiento de su gato después de la sedación.
  • Las inyecciones IM fueron bien toleradas por ambos grupos de tratamiento. No hubo diferencias significativas entre los grupos de tratamiento en las puntuaciones de sedación en cuanto a la postura (P = 0,30) o el comportamiento (P = 0,06). Los gatos sedados con DB tuvieron puntuaciones de relajación muscular significativamente más altas (P = 0.03) en comparación con los sedados con AB. No hubo diferencias significativas entre los grupos de tratamiento en el tiempo transcurrido hasta la recumbencia lateral (P = 0.12), el número de intentos de venopunción (P = 0.91) y el tiempo necesario para la extracción de la sangre (P = 0.29). No hubo diferencias en la calidad de las recuperaciones entre los grupos de tratamiento en base a puntuaciones simples (P= 0.18) y según la evaluación del propietario, 24 h después de la sedación. Un gato vomitó después de la administración de la sedación con DB.
  • Los autores concluyen que la alfaxalona es una alternativa adecuada a la dexmedetomidina cuando se combina con butorfanol y se utiliza como parte de un protocolo de sedación IM en gatos van a realizar una donación de sangre.