Patologías

Artritis Inmunomediadas

ETIOLOGÍA: Artritis provocadas por el depósito de inmunocomplejos (reacción de hipersensibilidad de tipo III), activación del complemento y atracción de gran número de neutrófilos. Esto produce una sinovitis crónica más o menos severa, con o sin destrucción del tejido cartilaginoso y óseo y presencia de efusión sinovial. Normalmente afectan a diversas articulaciones aunque no deben descartarse por la afectación de una sola. Los factores que inician la reacción inmunitaria parecen ser infecciones. Según la presencia de lesiones líticas en cartílago y/o hueso se diferencian dos grandes grupos de artritis inmunomediadas erosivas y no erosivas. ARTRITIS INMUNOMEDIADAS EROSIVAS. Artritis reumatoides: enfermedad infrecuente en el perro y extremadamente rara en el gato. Provoca sinovitis en diversas articulaciones y parece ser que el factor iniciador es el virus del moquillo aunque la etiología es seguramente multifactorial. Poliartritis perióstica (poliartritis crónica progresiva felina): se presenta en gatos. Afecta las articulaciones tarsales y carpales con una marcada reacción perióstica que llega a involucrar la articulación. Mas frecuente en adultos jóvenes y en machos castrados. Parece ser que el FeLV y el FeSFV (virus felino formador de sincitios) tienen relación en la presentación de esta enfermedad por ser inductores de la formación de los inmunocomplejos. Hay una segunda variedad que afecta a gatos viejos con deformidades muy graves de las articulaciones. ARTRITIS INMUNOMEDIADAS NO EROSIVAS Lupus eritematoso sistémico: la poliartritis es un cuadro más de todos los que pueden haber en esta enfermedad (anemia inmunomediada, trombocitopenia, leucopenia, glomerulonefritis, dermatitis y polimiositis). Es el signo más frecuente. No hay lesiones en la superficie del cartílago ni hueso. Idiopática: se diferencian algunos subtipos según la etiología supuesta. La artritis idiopática no complicada asociada al virus de moquillo podría ser la fase inicial de la artritis reumatoide asociada a infecciones no articulares (respiratorias, urinarias, cutáneas, leishmania, erlichias, ...), asociadas a neoplasia no articular frecuentemente maligna y asociadas a enfermedad gastrointestinal como gastroenteritis, sobrecrecimiento bacteriano, colitis ulcerativa y con posible asociación de antígenos intestinales de Clostridium. Los perros adultos jóvenes de Setter, Pastor Alemán y Spaniel parecen predispuestos.

 

PRONÓSTICO: Pronóstico reservado. En muchos casos podemos controlar los signos y el dolor pero siempre es necesaria la medicación.

 

SÍNTOMAS: Signos comunes: cojera intermitente, puede afectar a diversas extremidades, rigidez generalizada, inflamación de las articulaciones, deformidad, crepitación, atrofia muscular, rotura de ligamentos y colapso de la articulación. En ocasiones pueden presentarse signos sistémicos, depresión, fiebre y anorexia. Raramente pueden mostrar como único signo fiebre de origen desconocido. En el caso de artritis no erosiva asociada a LES, los signos están asociados a los diferentes órganos lesionados.

 

TRATAMIENTO: ARTRITIS REUMATOIDE Y POLIARTRITIS PERIOSTICA: En fases iniciales se puede tratar con AINEs, pero el tratamiento más eficaz es [prednisona/olona] a dosis inmunosupresoras con o sin ciclofosfamida, en casos sin respuesta puede optarse a la crisoterapia con aurotioglucosa parenteral o bien auranofin 0,05-2 mg/kg c12h. En casos muy severos se puede realizar una artrodesis quirúrgica. En los gatos con poliartritis perióstica el tratamiento de elección es la prednisona y la crisoterapia si no responden. ARTRITIS POR LES ARTRITIS IDIOPATICA: [prednisona/olona] dosis inmunosupresoras, si no hay respuesta o bien recidiva ciclofosfamida, si no hay control no administrar más de 4 meses y sustituir por[azatioprina].

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados