Patologías

Chlamydiosis Felina

ETIOLOGÍA: Es una enfermedad causada por Chlamydia psittaci, microorganismo obligatoriamente intracelular y considerado dentro de las bacterias gram (-). La transmisión más efectiva es por el contacto directo entre gatos. Se replica principalmente en las mucosas nasal y ocular.

PRONÓSTICO: Suele ser bueno tras el tratamiento adecuado. Pueden curar espontáneamente. SÍNTOMAS: Puede afectar a gatos de cualquier edad con un cuadro clínico indiferenciable, en muchas ocasiones, del que provocan Herpes y Calicivirus. Los signos clínicos son conjuntivitis y rinitis; conjuntivitis serosa a purulenta (se inicia unilateralmente), quemosis, hiperplasia de folículos linfoides conjuntivales, estornudos y descarga nasal. En algunos casos fiebre tras unos días. La incidencia acostumbra a ser más alta en concentraciones de gatos que en individuos aislados. Pueden darse estados de portadores crónicos pero no se conoce su incidencia en los gatos. TRATAMIENTO: El tratamiento de elección es con tetraciclinas como la [doxiciclina] o cloranfenicol, aplicación tópica si existe conjuntivitis durante 2 ó 3 semanas. El pronóstico es muy bueno y muchos casos pueden curarse espontánemante. Existen vacunas eficaces para la inmunización contra la Chlamydiosis pero, debido a las características de la enfermedad, básicamente se reserva su uso para grandes concentracioens de gatos, especialmente si la infección es endémica. Aunque potencialmente es una zoonosis transmisible parece ser que el riesgo de contagio no es significativo.