Patologías

Corazón, Alteraciones Congénitas

ETIOLOGÍA: Las cardiomiopatías congénitas son malformaciones cardiovasculares que se deben a una anomalía en el desarrollo embrionario. Son poco frecuentes, pero cuando aparecen tienden a desarrollar una insuficiencia cardíaca congestiva de evolución muy rápida. Las más frecuentes, y por este orden, son: la persistencia del conducto arterioso, la persistencia del 4º arco aórtico derecho, la estenosis pulmonar y la estenosis aórtica. Menos frecuentes son los defectos septales auriculares y ventriculares, la tetralogía de Fallot y todas las demás son muy raras.

En general, las alteraciones congénitas cardíacas producen varias patologías: HIPERTENSION VENTRICULAR: Como es el caso de las estenosis de las válvulas pulmonar y aórtica. Rápidamente produce una insuficiencia de dicho ventrículo. SHUNT IZQUIERDO-DERECHO: El paso anormal de la sangre del corazón izquierdo al corazón derecho es típico de los defectos septales y de la persistencia del conducto arterioso. Produce un aumento del tránsito pulmonar y una estenosis funcional de la tricúspide. Esto da lugar a una dilatación del ventrículo derecho. SHUNT DERECHO-IZQUIERDO: El paso anormal de la sangre del corazón derecho al izquierdo produce una falta de oxigenación evidente. Es típico de la tetralogía de Fallot, estenosis valvular aórtica, tricúspide, etc. MEGAESOFAGO: Producido por los arcos vasculares persistentes cuando se cruzan en el camino del esófago. PRONÓSTICO: El pronóstico, como es natural, en las alteraciones cardíacas congénitas es malo, sobre todo si presentan insuficiencia cardíaca congestiva. El pronóstico es bueno cuando es el caso de una persistencia del conducto arterioso y se realiza la cirugía muy rápidamente y no se ha desarrollado la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC). SÍNTOMAS: Los síntomas en una alteración cardíaca congénita son de insuficiencia cardíaca congestiva en el cachorro. Si hay una válvula afectada suele haber un soplo característico. En la persistencia del conducto arterioso se produce un ruido cardíaco patognomónico de locomotora. En las persistencias de los troncos vasculares se produce normalmente la regurgitación de la comida reciente por el megaesófago. La cianosis persistente es característica de las alteraciones que producen un shunt derecho-izquierdo. El ECG puede demostrar un cuadro variado de arritmias. La radiología muestra normalmente la alteración congénita. La angiocardiografía está dando paso al estudio ecocardiográfico y, sobre todo, al estudio Doppler. TRATAMIENTO: El tratamiento debe ir enfocado a mejorar la [insuficiencia cardíaca congestiva] que se produce y la cirugía torácica para solucionar la causa subyacente, como es el caso de los arcos vasculares persistentes o el ductus arterioso persistente. En algunos casos (alteraciones muy leves) no es necesario el tratamiento.