Patologías

Demodicosis Canina

ETIOLOGÍA: Enfermedad parasitaria causada por la excesiva proliferación de ácaros Demodex canis en el interior de los folículos pilosos. Esta multiplicación excesiva está motivada por factores genéticos y/o inmunológicos ya que este parásito convive normalmente en los folículos de la mayoría de perros sanos. La transmisión se realiza durante las primeras horas de vida por el contacto directo con la madre. La enfermedad puede manifestarse con diversos cuadros clínicos la forma localizada se da generalmente, en cachorros antes de los 6 meses y con lesiones focales. La forma generalizada se da en perros menores de 1 año o en animales adultos o viejos afectados de alguna enfermedad interna, tumoral o por tratamientos inmunosupresores. Predisposición racial (Pastor Alemán, Bobtail, Collie, Dálmata, Gran Danés, Boxer, Dobermann, Afgano, ...) y familiar hereditaria. Normalmente se acompaña de pioderma profunda. Pododermatitis afectando la zona digital e interdigital con pioderma profunda.

PRONÓSTICO: Actualmente es bueno aún en los casos graves de formas generalizadas y en los que no hay respuesta al tratamiento con amitraz gracias a la ivermectina. Los animales con demodicosis no deben ser utilizados como reproductores. SÍNTOMAS: Alopecia, eritema, pioderma profunda y seborrea. En ocasiones en la forma generalizada, hay signos sistémicos, fiebre, linfadenopatía, depresión y anorexia. TRATAMIENTO: En la forma localizada se aconseja no tratar con baños de amitraz ya que la gran mayoría curan espontáneamente. Control de la pioderma secundaria con peróxido de benzoilo tópico y puede ser de utilidad colocar un collar de amitraz. En la forma generalizada y pododermatitis el tratamiento consiste en los baños de amitraz tras haber limpiado exhaustivamente la piel con peróxido de benzoilo para garantizar el contacto del amitraz con el parásito. Repetir la aplicación cada dos semanas hasta que los raspados cutáneos no demuestren más parásitos. La administración de vitamina E a dosis de 200-400 mg/perro cada 8 h puede ser beneficiosa. Recientemente se ha demostrado la eficacia de la ivermectina a dosis altas y frecuentes (600 mcg/kg/día PO; SC) para el tratamiento de las demodicosis generalizadas, especialmente aquéllas resistentes al amitraz.