Patologías

Enostosis, Panosteitis

ETIOLOGÍA: La enostosis o panosteítis es una enfermedad relativamente frecuente en las razas de gran crecimiento y que produce cojeras persistentes. Están más afectados los machos (2/3) y suele darse entre los 6 y los 15 meses. El origen es desconocido pero se apuntan causas genéticas, nutricionales, alteraciones metabólicas, alergias, etc. sin haberse demostrado. La etiología infecciosa ha resultado muy creíble por el aislamiento del virus de moquillo en células óseas con panosteítis. Se caracteriza por una enostosis medular y una neoformación ósea enostal y subperiostal. En primer lugar, se produce una alteración de los adipocitos de la médula ósea, los cuales llegan a osificarse. El proceso comienza siempre en la zona del agujero nutricio. Más tarde, como el proceso suele ser cíclico, el tejido adiposo se regenera y se normaliza la médula ósea. Se da generalmenmte en los huesos largos y sólo se afecta la diáfisis y las metáfisis.

PRONÓSTICO: Es una enfermedad autolimitante y generalmente los perros no suelen estar afectados a partir de los 18 meses de edad. Hay que tener en cuenta que el proceso puede ser cíclico, con recaídas que pueden poner nerviosos a los propietarios, por lo que deben ser informados de esta posibilidad. SÍNTOMAS: Los signos clínicos se reducen muchas veces a una cojera persistente, de aparición súbita y que no cambia ni con el reposo ni con el ejercicio. En algunos casos se puede dar fiebre, abatimiento, anorexia, etc. A la exploración suele haber dolor a la presión de las diáfisis de los huesos largos. El proceso se caracteriza muchas veces por ser cíclico. TRATAMIENTO: No existe un tratamiento y sólo se realiza un tratamiento sintomático con [AAS].