Patologías

Giardiasis

ETIOLOGÍA: Es una enfermedad frecuente en perros y gatos causada por el protozoo Giardia lamblia. La prevalencia es muy alta en concentraciones de animales pero en muchas ocasiones no hay sintomatología clínica. La transmisión es directa por ingestión de quistes muy resistentes en el ambiente, que se eliminan por las heces de animales infectados. Las formas en el intestino son los trofozoitos, formas móviles que interfieren con la absorción intestinal normal de los nutrientes. Los factores inmunitarios humorales y celulares del huésped son determinantes en la resistencia a la infección por Giardia.

 

PRONÓSTICO: El pronóstico de la giardiasis es excelente en los animales cuando viven individualmente. Cuando hay grandes concentraciones de animales como es el caso de las perreras, el principal problema es el control de los quistes del ambiente y del pelaje de los animales.

 

SÍNTOMAS: Muchas infecciones son asintomáticas especialmente en animales adultos. El signo clínico principal es la diarrea típicamente de intestino delgado, frecuentemente esteatorreica, que puede ser aguda, crónica o intermitente. Puede haber adelgazamiento en los casos crónicos. Ocasionalmente hay diarrea de intestino grueso en el perro.

 

TRATAMIENTO

Fenbendazol

  • El tratamiento más efectivo es Fenbendazol, 50 mg/kg vía oral q24h durante 3-5 días y la combinación Febantel-Pirantel-Praziquantel, perros. 25 - 35 mg/kg PO q24h durante 3 - 5 días; gatos, 50 mg/kg PO q24h durante 5 días
  • El Fenbendazol es un benzimidazol que impide la toma de glucosa y el metabolismo energético del trofozoito de la Giardia. El Febantel se metaboliza a fenbendazol y oxfebendazol

Metronidazol

  • El Metronidazol (25 mg/kg PO q12h durante 7 días o 50 mg/kg q24h  también suele ser efectivo, aunque hasta 1/3 de las infecciones pueden ser resistentes a este tratamiento. Algunos autores han observado que una dosis de 10 mg/kg también puede ser efectiva en gatos.
  • Suele ser un medicamento palatable y por lo tanto a menudo se necesitará mezclarlo con alimentos más palatables, en perros pequeños o gatos donde frecuentemente hay que partir los comprimidos. Una alternativa a esto es la presentación líquida
  • Se han descrito algunos efectos adversos como anorexia, vómitos e incluso trastornos neurológicos (debilidad, ataxia, desorientación, convulsiones, ceguera..) en perros que recibían altas dosis o tratamientos prolongados que suelen revertir cuando se discontinua la droga.
  • Es un potencial mutágeno y carcinógeno y por lo tanto debe evitarse en hembras embarazadas
  • No son frecuentes las interacciones con otras drogas, pero el fenobarbital y la prednisona pueden aumentar su metabolismo hepático