Patologías

Hernia Diafragmatica

ETIOLOGÍA: La hernia diafragmática es la protrusión del contenido abdominal dentro de la cavidad torácica debido a una discontinuidad del diafragma. Los orígenes pueden ser diversos: traumático por accidentes de coche o caídas desde algún piso (en el caso de los gatos) o congénito (en este caso son hernias [peritoneo-diafragmática-pericárdica]), que ya están explicadas en el capítulo correspondiente. Cuando el contenido abdominal invade el tórax se producen alteraciones por compresión sobre el pulmón y el corazón. Las manifestaciones digestivas, contra lo que se puede pensar, son menos significativas.

 

PRONÓSTICO: El pronóstico de las hernias agudas, tras la estabilización correcta, suele ser bueno. En las crónicas, suele ser de reservado a malo por las complicaciones que aparecen con frecuencia. Hay que tener un especial cuidado postquirúrgico, sobre todo en los gatos, ya que es fácil que evolucionen a un estado de insuficiencia respiratoria. Es fácil que se complique con un [edema de pulmón] secundario a un exceso de presión positiva o postatelectásico. Si se produce una insuficiencia respiratoria hay que iniciar una suplementación con oxígeno, ventilación forzada y utilizar [furosemida] a dosis del tratamiento del edema de pulmón. La insuficiencia respiratoria se detecta por un aumento importante de las inspiraciones/minuto ( 60) o una disminución de la PO2 (< 60 mmHg).

 

SÍNTOMAS: Los síntomas varían dependiendo de la gravedad de la hernia y de la cantidad de material abdominal alojado en el tórax. Hay disnea, tos, etc. Auscultación patognomónica de borborigmos intestinales en el tórax. En las que hay contenido gran parte del hígado, se puede observar ictericia y/o insuficiencia hepática. En los casos congénitos puede observarse un pectus cavatum. En los casos crónicos puede haber problemas de disfagia, regurgitación y vómitos.

 

TRATAMIENTO: El tratamiento consiste en la reparación quirúrgica del diafragma y en la restauración de la anatomía. En los casos traumáticos agudos es necesario estabilizar al paciente y proceder a la cirugía. En las hernias crónicas el problema reside en el desplazamiento de todo el contenido torácico al abdomen y en poder cerrar el diafragma (que ya no suele existir correctamente) o el abdomen (en el cual no cabe todo el contenido). El manejo anestésico de estos pacientes suele ser laborioso, ya que precisan de una buena ventilación asistida durante toda la operación y recuperación de ésta.

poster diagnostico diferencial diarreas caninas Vets Affinity