Patologías

Insuficiencia Pancreatica Exocrina

ETIOLOGÍA: La insuficiencia pancreática exocrina (IPEX) está provocada por una destrucción progresiva de las células acinares pancreáticas y el consiguiente déficit en enzimas pancreáticas que produce una mala digestión y absorción de los alimentos. La causa más frecuente en el perro es una atrofia acinar pancreática (AAP), aunque también puede ser secundaria a la presencia de una pancreatitis crónica (poco frecuente en perros y responsable de los pocos casos de IPEX en gatos) o de una neoplasia pancreática (muy raramente). La causa de la AAP no es conocida en su totalidad, pero pueden estar implicadas deficiencias nutricionales, origen congénito primario, toxicosis, isquemia, infecciones víricas y enfermedades inmunomediadas. La AAP es más frecuente en el Pastor Alemán, raza en la cual hay una predisposición genética. La consecuencia inmediata de una IPEX es, lógicamente, un déficit de la digestión de los alimentos y de su absorción. Pero también se producen otras consecuencias; la más frecuente es la presencia de un [sobrecrecimiento bacteriano] (SB) duodenal, probablemente debido a la falta de agentes antibacterianos presentes en la secreción pancreática, así como problemas en la motilidad intestinal. Las consecuencias de un SB incluyen disminución de la actividad enzimática del epitelio yeyunal y atrofia de las microvellosidades, empeorando el cuadro de malabsorción. También se han demostrado cambios en la mucosa yeyunal y dismución de actividades enzimáticas en la mucosa, aun sin la presencia de SB.

 

↓ Descarga gratis la guía:

 

PRONÓSTICO: El pronóstico es bueno, pero debe mantenerse el tratamiento de por vida.

 

SÍNTOMAS: El cuadro clínico típico es de polifagia y pérdida de peso, aunque son signos que, en ocasiones, pueden no estar presentes. Otros signos son pica, coprofagia, borborigmos aumentados y dolor abdominal. Puede haber diarrea crónica de intestino delgado (ID) con esteatorrea marcada y también diarrea líquida alternante e incluso heces normales.

 

TRATAMIENTO: El tratamiento se basa en la suplementación en la comida con enzimas pancreáticas; Una buena dosis para empezar es 2 cucharaditas de enzimas en polvo por cada 20 Kg del animal en cada comida y mezclados con la comida. Normalmente se necesitan 2 comidas por día para ganar peso ( se gana normalmente 0.5-1 kg/ semana ), y la siarrea se resuelve en 4-5 días. Tras la mejoría de los signos clínicos y el aumento de peso se puede buscar la mínima dosis de control. Este tratamiento debe ser mantenido durante toda la vida. Es muy útil administrar una dieta altamente digestible. Inicialmente administraremos suplementos vitamínicos, especialmente de vitaminas liposolubles como tocferol ( 30 UI por gato y 400-500 UI por perro una vez al día con la comida y durante 1 mes) y vitamina B12 ( 125-250 microgramos vía subcutánea una vez por semana y durante algunas semans) . Tratar con antibióticos si hay SB, especialmente en perros que no responden solamente a suplementación enzimática; el de primera elección es la [oxitetraciclina] durante un mínimo de 2 semanas. También puede ser beneficioso el metronidazol, ya que en algunos SB predominan gérmenes anaerobios.

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento