Patologías

Intersexualismo

ETIOLOGÍA: Los desórdenes intersexuales corresponden al hermafroditismo y al pseudohermafroditismo. Son patologías raras de observar en el perro y anecdóticas en el gato. El hermafrodita es un animal con las gónadas de ambos sexos, bien con un ovario y un teste o con dos ovotestes. La apariencia externa es de hembra. El pseudohermafrodita es un animal con las gónadas de un sexo y con los genitales externos de otro o ambiguos. Las causas del hermafroditismo son alteraciones cromosómicas en los pares sexuales. En el caso del pseudohermafroditismo masculino, la causa es, o bien una exposición de los fetos machos a estrógenos exógenos, o bien alteraciones que impiden la sensibilización normal de los órganos a los andrógenos. Los pseudohermafroditas femeninos son causados o por una exposición a andrógenos en el útero, o por la administración de progestágenos sintéticos durante la gestación.

PRONÓSTICO: El pronóstico en las alteraciones leves es bueno tras la castración, pero muchas veces no es posible solucionar la apariencia del animal y el propietario no acepta la situación. Las complicaciones más importantes que hay son la incontinencia urinaria, que si es grave no es soportada por los propietarios, y la piómetra o la neoplasia testicular. SÍNTOMAS: Los síntomas incluyen alargamiento del clítoris, localización anormal de la abertura genital, comportamiento masculino con apariencia femenina, infertilidad, ciclos estrales irregulares o ausentes, etc. También pueden incluir signos compatibles con una [piómetra] o con un [sertolioma], incontinencia urinaria, criptorquidismo, etc. TRATAMIENTO: El tratamiento suele ser la castración y resolución quirúrgica, en lo posible, de las anomalías estructurales que acompañan a estos procesos, como son hipospadias, criptorquidismo, etc. Normalmente se castran porque, aunque muchas veces la patología no es incompatible con una vida normal, el riesgo de padecer una piómetra o un tumor testicular es muy grande.