Patologías

Medula Espinal, Neoplasia

ETIOLOGÍA: Las neoplasias de la médula espinal incluyen los tumores primarios y/o secundarios que se localizan en el espacio extradural (vertebrales o epidurales), los intradurales pero extramedulares (espacio aracnoideo) y los tumores intramedulares. Las causas son desconocidas, salvo las del linfosarcoma epidural en los gatos debido al FeLV. La lesión sobre la médula espinal se produce por compresión al crecer el tumor.

PRONÓSTICO: El pronóstico es nefasto, ya que los tumores suelen ser muy agresivos e invasivos, produciendo lesiones neurológicas irreversibles. La supervivencia de un gato afecto de linfosarcoma es de 6-9 semanas. SÍNTOMAS: Los signos suelen ser de compresión medular con presencia de dolor y signos neurológicos progresivos. La localización de los signos neurológicos depende de la zona afectada por el tumor (cervical, toracolumbar). Suelen estar afectadas las razas de gran crecimiento. Los signos clínicos evolucionan con rapidez y suelen comenzar con una gran asimetría en sus manifestaciones. TRATAMIENTO: El tratamiento suele ser infructuoso. Se usa la terapia médica para mitigar los síntomas clínicos como el dolor y la compresión medular con los corticoesteroides. La quimioterapia se usa en el [tratamiento del linfosarcoma] en el gato. La cirugía no suele dar buenos resultados.