Patologías

Meningoencefalitis Infecciosa

ETIOLOGÍA: La meningoencefalitis infecciosa (MGEI) es una alteración del sistema nervioso central, multifocal, aguda, que se da a cualquier edad y que está causada por un agente infeccioso. La meningitis es un proceso que altera sólo a las meninges, sin afección del sistema nervioso central. La encefalitis se define como la inflamación del tejido cerebral. La MGEI suelen estar causadas por enfermedades víricas (rabia, moquillo, PIF, pseudorrabia, etc.), protozoarias (toxoplasma, tripanosomas, babesia, etc.), micosis sistémicas (especialmente criptococosis y blastomicosis) y rickettsiales como la ehrlichiosis. Las MGEI producidas por bacterias como Staphilococcus, Nocardias o Pasteurella son raras en los perros y los gatos. La sintomatología se produce por diferentes caminos, la actividad de los agentes infecciosos produce toxemia, isquemia por vasculitis, edema y destrucción generalizada de las células nerviosas.

PRONÓSTICO: En las enfermedades rickettsiales y bacterianas puede controlarse el proceso y tras una antibioterapia a largo plazo puede haber mejoría. Las secuelas suelen ser déficit neurológicos que dependen de lo afectado que hubiera llegado a estar el sistema nervioso central. Los procesos debidos a enfermedades víricas y micóticas no suelen controlarse y el pronóstico es fatal. SÍNTOMAS: Los síntomas no son específicos sino progresivos y pueden empezar por cualquier orden. Se presentan, por regla general, asociados a una enfermedad sistémica (especialmente respiratoria u ocular) y siempre acompañados de fiebre. Aparecen signos cerebrales (convulsiones, demencia, paresis, etc.), cerebelares (ataxia, temblores, etc.) y de inflamación meníngea (rigidez y dolor en la nuca). TRATAMIENTO: Es una urgencia médica que necesita un tratamiento de sostén y que incluye el tratamiento de varios frentes con [terapia anticonvulsivante] (fenobarbital oral, pentotal sódico IV), [antimicrobianos del SNC] (antibióticos, antifúngicos) que atraviesen la bar rera hematoencefálica, fármacos diuréticos para controlar el edema cerebral, etc. Las enfermedades víricas, al no haber tratamiento efectivo, suelen ser enfermedades difíciles de manejar.