Patologías

Mitral, Endocardiosis

ETIOLOGÍA: La endocardiosis mitral es un proceso degenerativo que afecta al tejido de la válvula mitral y que, poco a poco, provoca una insuficiencia valvular, con lo que al final se instaura una insuficiencia cardíaca congestiva. Suele ocurrir en perros de raza pequeña o mediana; es raro que ocurra en perros de talla grande. En los gatos es una patología rara. Se ha sugerido que el origen es una predisposición genética a producir una degeneración del tejido conectivo (colágeno) valvular. La falta de funcionalidad progresiva de la válula mitral produce una dilatación compensatoria por aumento de la presión de la aurícula izquierda y, posteriormente, del ventrículo izquierdo, y, más tarde, de las dos cámaras derechas.

PRONÓSTICO: La endocardiosis mitral es una enfermedad progresiva y, como tal, debe ser monitorizada. Hay que hacer controles cada 3 meses aunque no haya cambios en el perro. Estos controles deben incluir: - Pesar al animal para recalcular las dosis.

- ECG para controlar las arritmias.

- RX de tórax si aparece tos. Las razas miniatura son especialmente resistentes a la evolución de la enfermedad y pueden vivir muchos años con la presencia del soplo mitral, aunque cuando comienzan a presentar síntomas de insuficiencia cardíaca, se considera un éxito que sobrevivan más de 3 ó 4 años.

SÍNTOMAS: Los signos clínicos corresponden a los de la insuficiencia cardíaca congestiva. En los primeros estadios de la enfermedad no hay signos clínicos, salvo un incipiente [murmullo característico]. Es un soplo sistólico (que evoluciona a holosistólico) cuyo punto de máxima intensidad se oye en el 5º - 6º espacio intercostal izquierdo. La evolución normalmente es lenta (varios años), pero el animal comienza a presentar intolerancia al ejercicio, tos nocturna, colapso o síncope durante la realización de ejercicios violentos. Son normales las taquiarritmias, como la taquicardia supraventricular, flutter auricular o la fibrilación auricular. La taquicardia ventricular es rara, aunque en estadios muy avanzados de insuficiencia cardíaca, puede presentarse casi cualquier arritmia. Hay una evolución rara pero posible, que es la ruptura de las cuerdas tendinosas de las valvas. Cuando esto sucede se produce un edema de pulmón fulminante y un shock cardiogénico y/o una muerte súbita. TRATAMIENTO: El tratamiento debe ser el de la [insuficiencia cardíaca congestiva]. A medida que van apareciendo los síntomas, se van introduciendo los diferentes tratamientos, como:

- Reducción del ejercicio.

- Regimen hiposodiado.

- Uso de antiarrítmicos.

- Uso de hipotensores.

- Uso de broncodilatadores.