Patologías

Neoplasias Cutaneas

ETIOLOGÍA: Las neoplasias cutáneas son las más frecuentes en la especie canina y felina y pueden tener su origen en las células epiteliales, mesenquimatosas, linfohistiocíticas y células melanocíticas o bien raramente ser metástasis de neoplasias de otras localizaciones. Hay una gran diversidad de lesiones tumorales cutáneas no neoplásicas (quistes cutáneos, nevi, xantomas, calcinosis cutis principalmente) que debemos considerar en el diagnóstico diferencial. Como características generales podemos destacar que aparecen con mayor frecuencia en animales mayores de 6 años y hay ciertas razas especialmente predispuestas como el Boxer, Scottish Terrier, Bull Mastiff, Basset Hound y otras.

↓ Descarga aquí el informe con el Papel de la dieta en la Dermatitis atópica  canina ↓

 

NEOLASIAS EPITELIALES:

 

- PAPILOMA CUTANEO: Frecuentes en perro y raro en el gato. Neoplasia benigna con probable etiología vírica. Puede ser simple o múltiple, pedunculado y multilobulado. En algunos casos puede haber transformación maligna a carcinoma de células escamosas.

 

- CARCINOMA DE CELULAS ESCAMOSAS: Frecuente en perro y gato. De etiología desconocida pero se asocia con la exposición a luz ultravioleta en gatos de capa blanca y en perros de capa blanca (Dálmata), de vida exterior o bien con despigmentación nasal asociada a LES y otras enfermedades despigmentantes. Normalmente solitarios en el perro y en diversas localizaciones; en el gato frecuentemente aparecen en la región facial y pueden ser proliferativos o ulcerativos. Una variedad es el carcinoma del lecho subungueal con predisposición en perros de capa negra (Caniche, Labrador, Schnauzer,...) y que puede ser díficil de diferenciar inicialmente con enfermedades más usuales de las uñas (pioderma, paronichia). Otras neoplasias epiteliales frecuentes son el epitelioma intracutáneo cornificante (benigno), basalioma (benigno), trichoepitelioma (beingno) y neoplasias de las glándulas sebáceas (benignas).

 

NEOPLASIAS MESENQUIMATOSAS:

 

- FIBROSARCOMA: Frecuentes en perros y gatos. Hay dos presentaciones diferentes en la especie felina: Fibrosarcomas solitarios en extremidades y tronco, frecuentemente ulcerados e invasivos localmente en gatos y perros viejos y de etiología desconocida y fibrosarcomas de presentación multicéntrica en gatos jóvenes de etiología vírica por el virus del sarcoma felino mutante del FeLV. Estos gatos son positivos a FeLV.

 

- LIPOMA: Frecuentes en el perro y raros en el gato. Solitarios o múltiples, frecuentemente en tórax, abdomen y extremidades de localización subcutánea y comportamiento benigno.

 

- MASTOCITOMA: Frecuente en el perro y en el gato de etiología desconocida. Presentación y localización variables. En el perro aparecen en el tronco, zona perineal y extremidades y en el gato en la cabeza y cuello con alta variedad en la presentación en forma de úlceras, placas elevadas, pápulas y nódulos pequeños, etc. Pueden provocar afectación sistémica por la liberación de histamina [úlceras gastroduodenales] y serotonina (coagulopatía). Son neoplasias que se pueden comportar de forma benigna (frecuente en gatos) o maligna (30% casos en perros especialmente en localización digital, perineal, escroto y prepucio). Los mastocitomas pueden clasificarse anatomopatológicamente en tres grados según el nivel de diferenciación celular y clínicamente en cuatro estadios que nos sugieren el tratamiento y pronóstico adecuado. Otras neoplasias mesenquimatosas son: fibroma (benigno), papiloma fibrovascular (benigno), sarcomas (malignos), schwanoma (benigno/maligno), hemangiona/sarcoma, hemangiopericitoma (maligno localmente) y algunos otros.

 

NEOPLASIAS LINFOHISTIOCITICAS:

 

- HISTIOCITOMA: Frecuentes en el perro, de etiología desconocida, la mayoría aparecen en animales jóvenes menores de 2 años. Solitarios, pequeños, eritematosos de localización facial, auricular y extremidades.

 

- LINFOSARCOMA CUTANEO: La afectación exclusiva de la piel en el linfoma es muy rara tanto en el perro como en el gato. Los gatos son siempre FeLV negativos. Las manifestaciones cutáneas son diversas y multifocales con o sin afectación sistémica. Anatomopatológicamente se distinguen linfomas epiteliotrópicos (linfocitos T) y no epiteliotrópicos (linfocitos B). El comportamiento en todas las variedades es maligno. Otras neoplasias son histiocitosis sistémica (maligna), histiocitosis cutánea (benigna), histiocitoma fibroso maligno (maligno localmente) plasmacitoma cutáneo (benigno).

 

- MELANOMAS: Neoplasia frecuente en el perro y rara en el gato de etiología desconocida aunque probable asociación con radiación ultravioleta. Normalmente solitarios de localización facial, tronco, escroto y patas en el perro y en la cabeza y pabellón auricular en gatos especie en la cual la mayoría son malignos. En el perro los de localización oral, mucocutánea, digital y escroto son malignos

dermatitis atópica