Patologías

Paladar/Labio, Defectos Congenitos

ETIOLOGÍA: Estas son las malformaciones congénitas orales más frecuentemente encontradas en la clínica. Su origen es diferente debido a que la formación de los labios y del paladar se dan en momentos distintos aunque en ocasiones se presentan en el mismo animal. Es más frecuente la malformación en el labio que en el paladar. Se presentan principalmente en razas braquiocefálicas y, en algunos casos (10%), puede haber, además, otras malformaciones en diferentes órganos.

PRONÓSTICO: El pronóstico en malformaciones labiales leves es excelente porque la cirugía corrige completamente el problema. En los casos de malformaciones del paladar, la evolución suele ser mala ya que la complicación más frecuente es la [neumonía por aspiración] en un animal muy joven. SÍNTOMAS: Aparte de la presencia del defecto epitelial pueden presentarse diversos signos clínicos asociados; dificultades en la succión durante la lactación, tos, estornudos, descarga nasal, rinitis, tonsilitis, neumonía por aspiración y retraso en el crecimiento. TRATAMIENTO: En los casos de defecto en el paladar hay que mantener una nutrición con sonda hasta el momento en que sea posible la reparación quirúrgica a partir de los dos meses, administrar antibioterapia adecuada en los casos que haya neumonía y/o rinitis asociada. La reparación es, en ambos casos, quirúrgica. En el caso de defectos en el paladar la reparación es importante para restablecer la funcionalidad y evitar aspiraciones de alimentos, mientras que en el caso de defectos labiales la funcionalidad es normal y se debe a motivos estéticos. Los animales con defectos labiales y en el paladar no deben ser utilizados como reproductores ya que son defectos que pueden heredarse.