Patologías

Panleucopenia Felina

ETIOLOGÍA: Es una enfermedad causada por el parvovirus felino, virus ADN que se replica preferentemente en células con alta división. La ruta de entrada de los virus es oral y tras una replicación en los linfáticos hay viremia. Los virus se replican en tejidos con alto índice de división celular, principalmente tejidos linfoides, epitelio intestinal y médula ósea. En neonatos, o si hay infección durante la gestación, se produce una destrucción celular cerebelar provocando una disfunción cerebelar irreversible.

PRONÓSTICO: Los gatos que se recuperan de la infección tienen inmunidad de por vida. El pronóstico es reservado dependiendo del estado en el que llegue el animal a nuestra consulta. SÍNTOMAS: La gran mayoría de casos se dan en gatos no vacunados menores de un año con picos estacionales a finales del verano y otoño. Se incluye depresión, anorexia, vómitos, fiebre alta (40ºC), deshidratación severa, diarrea con o sin melena, ictericia. En casos de lesiones cerebelares hay ataxia, hipermetría, movimientos exagerados y posturas anormales. Estos signos no son progresivos. TRATAMIENTO: El tratamiento debe ser sintomático y de soporte. La fluidoterapia es esencial con Ringer Lactato suplementado con KCl. Hay que calcular volumen de deshidratación y necesidades de mantenimiento. Usar la vía intravenosa si la deshidratación es severa. Restringir la ingesta de sólidos y líquidos hasta el cese de los vómitos y posteriormente reintroducir los líquidos y una dieta blanda. Para el control de los vómitos es mejor usar [metoclopramida] que [clorpromazina], para evitar la hipotensión. Administrar antibioterapia de amplio espectro como la [amoxicilina] para evitar la sepsis. Existen vacunas muy eficaces para prevenir esta enfermedad, por lo que se recomienda revacunar anualmente. No vacunar a hembras gestantes con vacunas atenuadas por riesgo de lesiones cerebelares.