Patologías

Pleura, Efusion/Pleuritis

ETIOLOGÍA: La efusión abdominal se produce por el cúmulo de líquido en el espacio interpleural (entre la pleura visceral y la parietal). Las efusiones pleurales se clasifican según el líquido que se acumule:

TRANSUDADO:

- Insuficiencia cardíaca I, D o total.

- Insuficiencia hepática.

- Hipoproteinemia.

- Tromboembolismo pulmonar (raro).

TRANSUDADO MODIFICADO: - Evolución en el tiempo de un transudado puro.

- Resultado de un proceso obstructivo del drenaje linfático.

EXUDADOS SEPTICOS (Piotórax): - Por gérmenes aeróbicos, anaeróbicos y fúngicos (aspergilosis, nocardiosis, etc.).

- El origen suele ser heridas penetrantes, cuerpos extraños migratorios, etc.

- En el gato las enfermedades superiores respiratorias crónicas predisponen al piotórax.

EXUDADOS ASEPTICOS: - En el gato, el más común es el que se produce por un PIF.

- Suelen ser todas las efusiones por neoplasias pulmonares. En el gato, el más frecuente es el linfosarcoma y, en los animales jóvenes, el mesotelioma (tumor raro) y en los ancianos los adenocarcinomas y los carcinomas metastásicos son los más comunes.

PLEURITIS: - Produce una efusión exudativa.

- Se produce generalmente por extensión de una neumonía.

QUILOTORAX: - Es una patología rara. Se produce por la acumulación de quilo en el espacio interpleural. El origen suele ser traumático o congénito con anormalidades en el conducto torácico. HEMOTORAX: Suele tener dos orígenes, o traumático o neoplásico por un hemangiosarcoma. También puede ocurrir por una alteración en la coagulación (intoxicación por warfarinas, etc.). Todos estos problemas producen una alteración compresiva sobre los pulmones que produce hipoxia. PRONÓSTICO: Es una patología grave. El pronóstico depende, como es lógico, del origen del problema. Debe monitorizarse al paciente diariamente siguiendo los primeros días del proceso. Las radiografías deben realizarse cada 48 h al principio. En el caso del piotórax la antibioterapia debe mantenerse durante mucho tiempo (1 ó 2 meses). En el caso del quilotórax deben realizarse radiografías de control de por vida. SÍNTOMAS: Los signos clínicos son muy variados y dependen de la severidad del cuadro y del origen. En todos los casos hay disnea con cianosis o no (dependiendo de la gravedad). En los casos crónicos suele haber anemia, anorexia, etc. Puede haber dolor en los casos de pleuritis por inflamación de las terminaciones nerviosas pleurales. Al no ser una enfermedad primaria salvo en el quilotórax, suele ir asociada a los signos de la enfermedad que lo produce. TRATAMIENTO: El tratamiento debe basarse en el diagnóstico. Los transudados se tratan respectivamente como parte del tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva o del [tratamiento de la insuficiencia hepática]. En el caso de un piotórax, el tratamiento de elección es la colocación de un tubo de drenaje para realizar lavados intrapleurales durante 5-7 días. Tratamiento con antibioterapia local (a través del drenaje) y general durante un periodo prolongado de tiempo (4-6 semanas). Hay que realizar un antibiograma del líquido el primer día. El líquido de lavado debe permanecer una hora al menos dentro cuerpo antes de ser extraído definitivamente. En el caso de un origen neoplásico, el tratamiento de elección es el quirúrgico, aunque suele dar pobres resultados. El caso del quilotórax es especial. Debe probarse la terapia médica durante, al menos, dos semanas. Se drena todo el quilo del tórax y se inicia una dieta baja en grasa. Las calorías adicionales se consiguen con carbohidratos como patatas o pasta, se sigue drenando el tórax de quilo, si es necesario, y se deben dar ácidos grasos de cadena media como los del aceite de hígado de bacalao, porque se absorben directamente al sistema portal sin pasar por los linfáticos. Si%