Patologías

Sacos Anales, Neoplasia

ETIOLOGÍA: Neoplasia de aparición infrecuente en el perro. No se ha descrito en el gato. En todos los casos se trata de un adenocarcinoma del epitelio glandular de los sacos anales. Normalmente de afectación unilateral, es una neoplasia altamente invasiva y con frecuentes metástasis en ganglios linfáticos sublumbares en el momento del diagnóstico. También metastatizan a hígado, bazo y pulmones. Esta es una de las neoplasias a las que se asocia en ocasiones un síndrome paraneoplásico de hipercalcemia maligna y todas sus consecuencias clínicas. La causa es desconocida y la aparición de hipercalcemia se debe a la liberación de un péptido con función similar a la parathormona. Predisposición en animales viejos especialmente hembras enteras u ovariohisterectomizadas (90%)

PRONÓSTICO: El pronóstico es malo, en general, con tendencia a las metástasis y recidivas y especialmente si hay hipercalcemia y/o metástasis en el momento del diagnóstico. SÍNTOMAS: Dischezia, inflamación perineal, poliuria/polidipsia, debilidad muscular, vómitos, constipación como consecuencia de hipercalcemia. En casos más avanzados sintomatología de la IR aguda por nefrocalcinosis. TRATAMIENTO: La resección quirúrgica completa es el tratamiento de elección aunque frecuentemente aparecen complicaciones postoperatorias, especialmente infecciones de la herida e incontinencia fecal.