Patologías

Sacos Anales Saculitis, Abscesos

ETIOLOGÍA: Las enfermedades de los sacos anales se pueden presentar de tres maneras diferentes: impactación de los sacos, saculitis y formación de abscesos, probablemente siendo diferentes estadios de la evolución. La etiología no se conoce pero hay diversos factores predisponentes, como la raza, diarrea reciente o heces blandas crónicamente, hipersecreción glandular asociada a seborrea y tono muscular deficiente en perros obesos. La retención del contenido predispone a la infección y a reacciones inmunológicas que provocan la formación de abscesos. Las enfermedades de los sacos anales son infrecuentes en el gato, siendo la impactación la presentación más habitual.

PRONÓSTICO: El pronóstico suele ser bueno, aun cuando es necesaria la exéresis de las glándulas, ya que no suele haber complicaciones postquirúrgicas. SÍNTOMAS: Tenesmo, dolor anal, prurito anal, tail chasing, presencia de fístula anal, arrastar el ano con algún objeto o por el suelo, cambios de humor y presentación de hot spot en zona lumbosacra. TRATAMIENTO: En los casos de impactación y saculitis conviene drenar el contenido de los sacos manualmente, pudiendo hacerlo internamente (menos doloroso) o externamente. Tratar con pomada antibiótica y con corticoesteroides si es posible dentro de los sacos. En los casos con abscesos es necesaria la administración de antibioterapia sistémica como la [amoxicilina ácido clavulánico] y curar la zona como cualquier absceso (agua oxigenada, povidona iodada, pomada antibiótica). En casos de abscesos recurrentes está indicada la extracción de los sacos anales mediante técnicas quirúrgicas o de cauterización química.