Patologías

Salivar, Mucocele

ETIOLOGÍA: Es la patología más frecuente que afecta a las glándulas salivares en el perro. Se caracteriza por un cúmulo de saliva en el tejido subcutáneo, envuelto de células mesenquimatosas sin capacidad de secreción debido a un defecto en las glándulas o conducto salivar. Las causas más probables del mucocele son las traumáticas o predisposición congénita individual siendo ésta última la más probable. Se presenta normalmente en perros de 2 a 4 años con mayor predisposición en Pastor Alemán y Caniche. La glándula salivar es la que más frecuentemente se asocia a un mucocele. El cúmulo de saliva puede concretarse en la zona intermandibular (mucocele cervical), debajo de la lengua (mucocele sublingual) y en la faringe (mucocele faríngeo). Son muy raros los mucoceles asociados a la glándula zigomática.

PRONÓSTICO: Con la técnica quirúrgica adecuada no suele dar problemas y el pronóstico es bueno. SÍNTOMAS: En el mucocele cervical hay una inflamación repentina de la zona intermandibular, dolorosa, que puede mejorar incialmente sin tratamiento (mucocele agudo) y en algunos casos presentarse como una inflamación no dolorosa, crónica, que mejora y empeora alternativamente (mucocele crónico). En los casos crónicos es frecuente la formación de sialolitos que pueden palparse desde el exterior. En el mucocele sublingual hay dificultad en la aprensión de alimentos, presencia de sangre en la saliva y dolor en la boca. En el mucocele faríngeo pueden presentarse signos asociados a una obstrucción parcial de la faringe, disnea y/o disfagia. TRATAMIENTO: En el mucocele cervical el tratamiento de elección es la excisión completa de la glándula salivar sublingual y mandibular y drenaje del mucocele mediante penrose durante 3 a 5 días. La exéresis o drenaje del mucocele cervical como único tratamiento tiene un porcentaje alto de recidivas. En el mucocele sublingual se realizan técnicas de marsupialización y drenaje del mucocele en la cavidad oral y en caso de recidiva, o mucoceles crónicos, debe realizarse la excisión completa de la glándula. En el mucocele faríngeo, debido al riesgo de obstrucción faríngea, se prefiere como tratamiento la excisión de la glándula sublingual mandibular y drenaje penrose del mucocele durante 3 a 5 días.