Patologías

Tetania Puerperal

ETIOLOGÍA: La eclampsia es un proceso hipocalcémico que sucede generalmente en la lactación de perras de tamaño pequeño y antes de la tercera semana de lactación. Es muy raro en gatas y en razas gigantes. La razón exacta de por qué se produce es desconocida, pero se postula que es una mala funcionalidad de la paratiroides para mantener los niveles de calcio en la sangre. La disminución del calcio en sangre provoca contracciones tónico-clónicas musculares por todo el cuerpo.

PRONÓSTICO: Hay que avisar al propietario de la máxima probabilidad de que la perra tenga otro episodio de tetania si vuelve a quedar preñada. En caso de recidivas se han descrito tratamientos con prednisolona a dosis bajas por sus efectos sobre la movilización del calcio. El uso del calcio en el embarazo no se ha demostrado eficaz, pero debe darse a partir del parto. SÍNTOMAS: Los signos clínicos se inician con nerviosismo, fasciculaciones en la cara, y enseguida se pasa a una ataxia y después contracciones musculares tónico-clónicas por todo el cuerpo. Puede producirse la muerte por convulsiones muy prolongadas, depresión respiratoria y edema cerebral. TRATAMIENTO: Es una urgencia médica y debe administrarse gluconato de calcio al 10% lentamente. Es conveniente monitorizar el corazón para detectar la presencia de arritmias, que indicarían la sobredosificación del calcio. Suelen ser necesarios entre 3-20 ml de suero para este tipo de perras pequeñas. Una vez relajada la perra, se debe administrar la misma dosis de calcio pero diluida a la mitad de manera subcutánea, para prevenir recidivas. Si es necesario hay que controlar la hipertermia con agua fría. Si la perra no responde correctamente, hay que pensar que pueda haber una hipoglicemia concurrente. Los cachorros no pueden seguir mamando de la perra, o como máximo que mamen una vez al día. Si incluso así hay una nueva recaída, los cachorros deben alejarse de la madre.