Patologías

Utero, Prolapso

ETIOLOGÍA: Se produce un prolapso de útero en el puerperio o en un parto distócico. Un prolapso es parcial cuando un cuerno o el cuerpo uterino se revierte y queda en la vagina sin salir al exterior. Se denomina completo cuando a través de la vagina salen al exterior ambos cuernos uterinos revertidos. El mecanismo por el cual se produce es desconocido, pero hay factores mecánicos que favorecen su aparición, como las excesivas tracciones de los cachorros cuando nacen.

PRONÓSTICO: Hay que vigilar que no se reprolapse cuando se haya realizado manualmente durante los primeros 15-21 días. La bibliografía comenta que las recidivas son muy infrecuentes en las futuras preñeces. SÍNTOMAS: Son evidentes. Se observa generalmente un comportamiento ansioso y una postura anormal. En los casos graves se pueden producir signos de shock, hemorragia interna, peritonitis, etc. TRATAMIENTO: El tratamiento depende de la severidad del caso y de la importancia de la perra como reproductora. La reducción manual únicamente está indicada cuando el prolapso es muy reciente y los tejidos no están nada dañados y, por supuesto, cuando no sea severo y la perra se encuentre en perfectas condiciones. En todos los demás casos, se procederá a la reducción manual si se puede y posterior ovariohisterectomía. En los casos graves deben aplicarse las medidas de sostén necesarias como son la fluidoterapia agresiva, transfusión si es necesaria, antibioterapia, etc. En los casos en que no se pueda reducir manualmente debe amputarse la parte del tejido prolapsado y posteriormente intentar recolocar el muñón que queda y volver a reseccionarlo cuando se haya colocado bien.