Patologías

Vagina, Neoplasia

ETIOLOGÍA: La etiología más frecuente de neoplasias del vestíbulo vaginal son las neoplasias benignas como el leiomioma u otras formas benignas, como los fibromas. Los lipomas son más infrecuentes. Las neoplasias malignas son más infrecuentes e incluyen sobre todo el leiomiosarcoma. Otras neoplasias malignas son más raras todavía. Suceden de manera más frecuente en las perras y son raras en las gatas. La edad media de aparición es de 10 u 11 años. Hay otro tipo de tumor que es transmisible por un virus. Es el tumor venéreo transmisible y se comenta en otro lugar.

PRONÓSTICO: En las neoplasias benignas el pronóstico es excelente, pero en las malignas suele ser malo por la presencia de un tejido muy invasivo y difícil de reseccionar completamente. Hay que revaluar al animal cada 2 ó 3 meses para realizar un examen digital y/o una vaginoscopia, y ver posibles recidivas. SÍNTOMAS: Los signos incluyen protrusión de una masa a través de la vagina. También hay signos de pérdidas serosanguinolentas vaginales, hematuria, lamido constante de la vulva, disuria, etc. También puede haber signos de tenesmos y constipación, pero son más raros. TRATAMIENTO: En las neoplasias benignas se realiza exclusivamente una exéresis quirúrgica junto con la ovariohisterectomía. En el leiomiosarcoma debe realizarse lo mismo pero con una quimioterapia de [doxorrubicina].