Abandono animal

El año pasado se recogieron más de 138.000 animales abandonados de las calles en España, una cifra que, aunque esté disminuyendo año tras año, sigue siendo muy elevada en nuestro país. La suma de los perros abandonados triplica la de los gatos, con un porcentaje de recogida mucho más elevado durante el segundo trimestre del año. En verano se producen muchos abandonos que hay que paliar, ¿cómo? En el siguiente post te comentamos unos relevantes datos acerca del abandono animal.
Abandono animal
Imagen de Vets Affinity

El abandono y la pérdida de las mascotas suponen uno de los principales problemas del bienestar de los animales de compañía en la actualidad. Dentro de la Unión Europea, España es el país con cifras más altas de abandono animal, habiendo sido recogidos 138.307 perros y gatos abandonados en 2017.


 

¿Cómo se regula legalmente el abandono animal en España?

En España, este problema está regulado en el Código de Protección y Bienestar Animal mediante leyes autonómicas. Pueden imponerse diferentes sanciones administrativas o penales dependiendo de cada comunidad, pudiendo cumplir una condena desde tres meses a un año de prisión y, además, a las personas que hayan abandonado a su mascota o las tengan en condiciones en las que hacen peligrar su vida o su integridad, se les suspenderá el mismo tiempo de la tenencia de animales y la inhabilitación de su trabajo, en caso de hacerlo con animales.

 

¿Cómo llegan los animales a una protectora?

La inmensa mayoría de los perros y gatos que llegan a las protectoras los encuentran abandonados en la calle, aunque un 9% de ellos son entregados por los propios dueños para deshacerse de ellos. Más de la mitad de estos animales se encuentran sanos al llegar, aunque presentan síntomas de deshidratación y desnutrición, sobre todo en la época estival, donde se incrementan las recogidas.

 

Descarga gratis la Guía del adoptante y ofrécela a los propietarios de cachorros [Resuelve dudas sobre esterilización, identificación, alimentación, higiene y  más para los nuevos adoptantes de mascotas]

 

Cuando un animal llega a una protectora se trata de localizar a sus dueños, pero únicamente un 25% de los animales recogidos pueden identificarse por microchip. Por el contrario, al porcentaje restante hay que buscarles un nuevo hogar cuando llegar a una protectora. Los cachorros son los que tardan menos en encontrar una nueva familia (alrededor de 4 meses), mientras que los perros y gatos adultos y los de perfil senior, tardan alrededor de un año.

 

¿Dónde van a parar los animales recogidos?

Casi la mitad de los perros y gatos que son entregados son adoptados por una nueva familia tras pasar unos meses y, los que pueden ser identificados, se devuelven a sus dueños. Pero también hay un porcentaje (16%) que perdura en la perrera de forma permanente porque no encuentra un nuevo hogar donde poder vivir.

Nueve de cada diez animales que llegan a las perreras acaban muriendo, ya sea por el mal estado en el que llegan a la protectora y es preferible sacrificarles o bien por causas naturales.

 

Los principales motivos de abandono de animales:

  1. Camadas indeseadas
  2. Fin de temporada de caza
  3. Factores económicos
  4. Comportamiento del animal
  5. Pérdida de interés en los animales
  6. Cambio de domicilio
  7. Ingreso en el hospital del sueño o su defunción
  8. Falta de tiempo o espacio

 

¿Qué podemos hacer para evitar el abandono?

Es muy importante que todas las personas que deseen ampliar su familia con un animal, sea cual sea, reflexionen antes de dar el paso y sean realistas a la hora de asumir las responsabilidades que supone tener un animal en el hogar. Hay que ser conscientes de que será un miembro más de la familia al que hay que atender y cubrir todas sus necesidades.

Las camadas no deseadas son el principal motivo de abandono en España, por lo que la esterilización es necesaria si no pretendes que tu mascota tenga cachorros.

Por otro lado, es esencial implantar un microchip a todos los animales para que, en caso de pérdida, pueda localizarse al dueño lo antes posible. Además de implantar el microchip es muy importante registrar en base de datos, sin el registro no sirve de nada el chip porque no es posible recuperar al animal en caso de pérdida. La mayoría de registros del censo de ayuntamientos no consolidan ni actualizan sus registros. El mal comportamiento del animal en el hogar es otro motivo de abandono, por lo que recurrir a un educador para modificar estas conductas es muy buena opción.

Las cifras de recogida en España, como hemos visto, son muy escandalosas, por lo que debemos hacer una gran labor de conciencia social para que esto cambie y no haya animales abandonados en nuestro país, puesto que casi 140.000 perros y gatos han sido encontrados en la calle en tan solo un año. Es vital que la población sea concienciada y educada desde pequeña de la importancia de cuidar a las mascotas para que el abandono no sea una opción en ningún momento y que prefieran adoptar antes que comprar un animal para reducir el número de animales en las protectoras.

 

Post relacionados:

 

vínculo entre personas y mascotas

 

Microbiota
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías