Alimentación perros con diarrea

Las patologías gastrointestinales como la diarrea, son el motivo de visita más habitual en la clínica veterinaria. La diarrea puede tener multitud de causas, puede ser fácil de diagnosticar y tratar o resistirse y provocar verdaderos dolores de cabeza tanto al propietario como al veterinario. Un apoyo dietético adecuado al tratamiento puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso. Con el fin de aportar un poco de luz al tema, hoy comparamos dos estudios sobre la alimentación de perros con enteropatías que responden a la dieta y su efecto en las citoquinas intestinales.
alimentación perros
Imagen de Vets Affinity

¿Qué es una citoquina?

Las citoquinas son proteínas cuya función es moderar y coordinar la respuesta del sistema inmune activando o inhibiendo la función de algunas células o incluso la expresión de los genes. Existen varios tipos, las interleucinas, el factor de necrosis tumoral, los interferones, las quimiocinas y los factores estimuladores de colonias.


 

El estudio de la Universidad de Bristol con proteínas bioactivas

El propósito de este estudio era evaluar el papel de la manipulación dietética en el manejo de enteropatías crónicas en perros y valorar el papel de un producto de plasma porcino deshidratado incluido en una dieta usada en enfermedades gastrointestinales.

Para ello se usaron 33 perros con enteropatía crónica y se cuantificó mediante PCR en tiempo real el mRNA de 36 citoquinas en su mucosa duodenal. Al final del tratamiento el mRNA había disminuido significativamente para la mayoría de citoquinas, y en las heces se registró la presencia de inmunoglobulina A, G y M, lo que sugiere que el producto de plasma porcino es capaz de resistir el tránsito a través del tracto gastrointestinal. También se apreció un número significativamente menor de bacterias como Campylobacter jejuni y Campylobacter upsaliensis en la lámina propia del duodeno.

 

Descarga gratis la Guía Gastrointestinal Parte 2 [Incluye la revisión sobre las patologías relacionadas con la dieta]

 

Los resultados de este estudio sugieren que la dieta por sí sola puede usarse con éxito para manejar enteropatías crónicas aunque aún no se conoce del todo los mecanismos que utilizan.

 

El estudio de la Universidad de Bern con probióticos

En un estudio realizado por la universidad de Bern, en Suiza, se pretendía evaluar si un suplemento probiótico administrado a perros con diarrea que responde a la alimentación producía efectos beneficiosos sobre el patrón de citoquinas intestinales y la microbiota.

Para ello  se utilizaron veintiún perros que presentaban diarrea con respuesta a la dieta. El método consistía en realizar una endoscopia de colon y duodeno, durante la cual se recogían muestras de tejido intestinal y heces, antes de iniciar el tratamiento y otra de control cuatro semanas más tarde. De los veintiún perros, a diez se los trató con un placebo y a once con un cóctel de probióticos.

En las muestras de intestino se analizó la abundancia de mRNA intestinal de distintas interleucinas, del factor de necrosis tumoral-a, del factor de crecimiento transformante-b1y de interferón (IFN)-c. En las heces se analizó la cantidad de Lactobacillus spp, Bifidobacterium spp, Enterococcus spp y Enterobateriaceae y la cantidad del probiótico que se había suplementado presente en las heces.

Al finalizar el tratamiento experimental, el índice de actividad de la enfermedad inflamatoria intestinal (un sistema de puntuación que se basa en la actitud general, la consistencia de las heces, la frecuencia de defecación y los vómitos) disminuyó en todos los perros, así como la cantidad de  mRNA intestinal de la interleucina duodenal IL-10 mientras que el mRNA del interferón aumentó.

En las heces, el número de Enterobacteriaceae disminuyó tanto en los perros que tomaron el probiótico como en los que tomaron el placebo. El número de Lactobacillus  aumentó en los perros tratados con el probiótico al comparar las muestras del principio y del final del tratamiento.

En resumen, al finalizar el tratamiento todos los perros mejoraron clínicamente pero los patrones de citoquinas intestinales no se vieron alterados por la dieta, independientemente de lo que tomaron.

 

Post relacionados:

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías