Artropatía degenerativa. Artritis séptica bacteriana

La artritis séptica es una artropatía degenerativa que ocurre comúnmente después de una lesión traumática que ha expuesto a la articulación a la contaminación por bacterias u otro agente infeccioso, después de una cirugía o cuando los microorganismos ingresan a las articulaciones a través del torrente sanguíneo, produciéndose una inflamación dolorosa.
artropatia degenerativa
Imagen de Vets and Clinics by Advance

En general, es más habitual en los perros de tamaño mediano y grande. Aunque cualquier perro puede desarrollar artritis séptica, esta condición se observa con mayor frecuencia en animales de 4 - 7 años de edad.


Causas

Algunos factores pueden hacer que un perro sea más vulnerable a la artritis séptica. Por ejemplo:

  • Patologías que suprimen el sistema inmune, como: diabetes mellitus (diabetes del azúcar) y enfermedad de Addison (glándulas suprarrenales poco activas).
  • Infecciones oportunistas después de una lesión, herida, mordedura o cirugía.
  • Infecciones bacterianas con origen en otro sistema del cuerpo .
  • Infecciones fúngicas.
  • Osteoartritis, otro daño en las articulaciones o inyecciones en una articulación.
  • Medicamentos que supriman el sistema inmune.

 

Guía Osteoartritis canina: Herramientas de prevención y tratamiento

 

Rellena el formulario y obtén de manera gratuita el CLINICAL REPORT: Osteoarticular perros

 

Síntomas

  • Dolor
  • Fiebre
  • Letargo
  • Anorexia
  • Inflamación de la articulación
  • Cojera del miembro afectado
  • Calor articular
  • Disminución del rango de movimiento en la articulación

 

Diagnóstico  

Los perros con artritis séptica generalmente se presentan en la clínica con síntomas de cojera. El veterinario tomará un historial detallado, incluyendo cualquier lesión previa, peleas con animales u otras enfermedades. El examen físico ayudará a establecer si una o varias articulaciones están afectadas.

Descarga gratis la ficha de evaluación para determinar la movilidad articular del perro

Las pruebas de laboratorio incluirán: conteo sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina. Un hemograma completo puede revelar la presencia de infección e inflamación en el torrente sanguíneo. El diagnóstico por imagen es útil para encontrar cambios relacionados con la inflamación, en las estructuras de la articulación, incluyendo la destrucción del hueso, el espacio articular irregular y la formación anormal de hueso, todo se revelará en los rayos X.

Para analizar el fluido se toma directamente líquido de la articulación. El veterinario seda o anestesia al perro antes de la recolección de la muestra. Esta prueba muestra la presencia de un mayor volumen de líquido en el espacio articular, cambios en el color del líquido, la presencia de un mayor número de células inflamatorias y también las bacterias causantes.

Estas pruebas confirman el diagnóstico y ayudan establecer un plan de tratamiento. Cuanto antes se administre el tratamiento después de la aparición de los síntomas, mayores serán las posibilidades para una resolución completa de los signos de la enfermedad.

 

Tratamiento 

El veterinario extraerá el líquido sinovial para cultivo bacteriano y puede realizar un lavado articular para descomprimir la articulación y eliminar residuos celulares y enzimas, minimizando el daño del cartílago articular. Algunos perros requieren apertura quirúrgica de la articulación (artrotomía) para eliminar de tejido anormal y realizar un lavado profundo y drenaje.

El veterinario puede recetar un antibiótico de amplio espectro hasta la obtención de los resultados de las pruebas, como: cefazolina 20 - 25 mg/kg IV, IM TID o QID, cefalexina 11- 33 mg/kg PO TID, enrofloxacino 5 - 20 mg/kg PO SID ó 2.5 - 10 mg/kg PO BID (perros maduros).

La antibioterapia sistémica generalmente se administrará durante seis - siete semanas: tetraciclina 15 - 20 mg/kg PO TID o doxiciclina 5 - 10 mg/kg PO BID. Se suministra además antiinflamatorio no esteroideo para aliviar el dolor y la inflamación.

El ejercicio debe ser restringido hasta que el veterinario indique lo contrario. En casa se podrá alternar la colocación de compresas frías y bolsas de calor sobre la articulación, ayudando a disminuir la inflamación y aumentando el flujo sanguíneo en la zona.

Se optará por una dieta específica y que ayude al control del peso, como Advance Veterinary Diets Articular Senior . Las técnicas de rehabilitación física pueden acelerar la curación y ayudar a prevenir la degeneración articular.

 

Post relacionados:

 

formación veterinaria

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías