Vínculo personas y mascotas

El uso de analgesia postoperatoria es crucial de cara a mejorar la recuperación del animal. Sin embargo, el uso de analgésicos para el control del dolor postoperatorio no se encuentra estandarizado y algunos veterinarios incluso no prescriben analgesia para sus pacientes felinos dado la dificultad para detectar el dolor en estos animales. Abordamos la analgesia postquirúrgica en felinos en el contexto del postoperatorio.
postoperatorio esterilizacion gatas
Imagen de Vets Affinity

Aunque el manejo del dolor es un tema emergente en medicina veterinaria, el uso de analgésicos para el tratamiento del dolor en felinos ha recibido poca atención en comparación con el tratamiento analgésico a perros. Esto se basa, en parte, a la dificultad para detectar el dolor en el gato.

A muchos propietarios les surge la duda sobre la elección de un collar o arnés para el paseo de su perro. Si el animal tiende a dar tirones, el arnés es la mejor opción para entrenarlo sin lastimarlo, ya que distribuye uniformemente el peso en el pecho. El objetivo es conseguir educar al animal con seguridad y disfrutar de caminatas tranquilas y agradables.
arnes adiestramiento
Imagen de Vets Affinity

Tanto los arneses como los collares pueden ser adecuados según la etapa y momento de la vida del perro y dependerá también de las necesidades de cada familia y las características y personalidad del animal.

El estrés es inicialmente una respuesta fisiológica ante ciertas situaciones de la vida cotidiana que ponen alerta al organismo. Es cuando se sufre un estrés constante o en situaciones que no llevan a una adaptación al ambiente, que el estrés se convierte en un fenómeno patológico. Cuando el estrés se convierte en patología observamos cambios de comportamiento y conducta en el perro, los cuales debemos saber identificar para poner un correcto tratamiento de cara a la solución de los mismos.
terapia con perros
Imagen de Vets Affinity

El estrés es una respuesta automática y adaptativa del organismo ante cualquier situación que nos provoque una emoción y pueda suponer una amenaza. Esta respuesta automática e involuntaria es la responsable de la adaptación del organismo para las exigencias de un ambiente cambiante. El estrés pone en marcha los mecanismos de huida o de lucha, disminuye los umbrales del miedo y de frustración y como consecuencia las conductas agresivas en el perro.

La elección del correcto dispositivo de paseo para nuestro perro es importante. Además del diseño y la funcionalidad debemos fijarnos en cómo puede interferir ante ciertas patologías. La elevación de la presión intraocular (PIO) puede desencadenar o empeorar enfermedades oftalmológicas y ésta puede alterarse en función del uso del collar o del arnés
collar o arnes
Imagen de Vets Affinity

La diferencia entre el collar y el arnés radica en los puntos de presión: al aplicar una tensión la fuerza de ésta se reparte en diferente zona e intensidad:

  • El collar sobrecarga la zona del cuello, comprimiendo la vena yugular. Esto produce una ingurgitación vascular de la úvea anterior así como de la coroides lo que conlleva  un aumento del volumen sanguíneo de la zona y mayores presiones intraoculares.
  • El arnés reparte la tensión entre el cuello y la caja torácica, lo que se traduce en una menor elevación de la PIO por una compresión directa del cuello aunque permite que el perro tire en mayor medida que con el collar.

Páginas

Suscribirse a RSS - Vínculo personas y mascotas
New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías