Ciclosporina perros: Cómo afecta a la función plaquetar canina

La ciclosporina es un fármaco inmunosupresor utilizado frecuentemente en veterinaria para el tratamiento de la Dermatitis Alérgica Canina (DAC). Sin embargo, este medicamento se ha relacionado con el aumento de la trombofilia, pues este efecto es ampliamente conocido en humanos. A continuación, resumimos dos investigaciones en las que se ha estudiado el efecto de la ciclosporina sobre las plaquetas de los canes.
ciclosporina perros
Imagen de Vets Affinity

Uso de la ciclosporina en el paciente canino

La ciclosporina es un fármaco inmunosupresor, es decir, disminuye la respuesta inmunitaria celular. Es útil cuando el sistema inmuntario muestra un comportamiento alterado (alergias y enfermedades inmunomoduladas). En perros su uso es ampliamente conocido en el tratamiento de la Dermatitis Atópica Canina (DAC), entre otras aplicaciones. La ciclosporina también es muy conocida en medicina humana por su uso para tratar el rechazo del órgano trasplantado en humanos.


 

Clinical report - Dermatitis atópica canina

 

Alteración de la función plaquetar por el uso de ciclosporina en perros

El mecanismo de acción de la ciclosporina consiste en la inhibición de los anticuerpos T-dependientes, así como en la inhibición de linfocinas.

No obstante, es un fármaco al que se han asociado reacciones adversas, principalmente relacionadas con la función de las plaquetas.

En humanos está ampliamente estudiado el efecto de la ciclosporina sobre la membrana de las plaquetas. La alteración de estas membranas produce un estado de hipercoagulabilidad que provoca un estado protrombótico, aumentando así el riesgo de eventos trombóticos en el paciente. Sin embargo, este fenómeno no está bien estudiado en perros. En este artículo se ofrece más información sobre el análisis del riesgo de trombosis en pacientes veterinarios.

 

Estudio de efectos de la ciclosporina sobre la hemostasia en perros

En 2012 el equipo investigador del Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Mississippi (EE.UU.) llevó a cabo un estudio para determinar los efectos de la ciclosporina sobre la hemostasia en perros (1), y concretar así si se observa en los pacientes caninos las mismas alteraciones que son conocidas en humanos.

Para ello, se seleccionaron 8 perros, a las que se administraron 2 ciclos de medicamento: un ciclo a dosis inmunosupresora y un ciclo a dosis de atopia. Posteriormente se analizaron los marcadores de reactividad plaquetaria.

●      Tras la dosificación de atopia, solo se observó una ligera disminución para algunos de los marcadores.

●      Tras la dosificación de inmunosupresión, todos los marcadores mostraron una disminución significativa.

Los resultados de este estudio parecen indicar que la ciclosporina puede provocar un estado trombofílico en perros de la misma manera que ocurre en humanos, pero que su efecto solo es significativo si se administra en dosis inmunosupresoras.

 

Estudio de combinación de ciclosporina con ácido acetilsalicílico

En 2014 se llevó a cabo otro estudio, en esta ocasión patrocinado por la ACVIM (American College of Veterinary Internal Medicine) para estudiar los efectos de la ciclosporina en perros, en este caso relacionada con el tratamiento de la Anemia Hemolítica Inmunomediada (2).

Debido a su actividad inmunosupresora, la ciclosporina es utilizada en esta enfermedad con buenos resultados. No obstante, uno de los principales factores de mortalidad asociados a esta enfermedad es el desarrollo de tromboembolismo, llegando a causar la muerte en hasta el 50% de los pacientes caninos. Dado que la ciclosporina está relacionada con la trombofilia, a menudo se administra de forma conjunta ácido acetilsalicílico a estos pacientes.

En esta segunda investigación se estudió el efecto de esta combinación de fármacos en 7 perros adultos sanos, utilizando distintas dosificaciones de ambos medicamentos, con el objetivo de confirmar la hipótesis de que el ácido acetilsalicílico puede contrarrestar el efecto trombofílico de la ciclosporina en perros.

Los resultados del estudio confirmaron la capacidad del ácido acetilsalicílico en la inhibición de la función plaquetaria, si bien su efecto se aprecia principalmente a dosis altas. No obstante, al administrarse de forma simultánea a la ciclosporina, ésta parece reducir significativamente la eficacia de las dosis bajas de aspirina.

Son necesarios estudios más amplios para determinar una pauta de aplicación de tromboprofilaxis en el uso de ciclosporina en perros. No obstante, una correcta dosificación de este fármaco, así como la posibilidad de estudiar alternativas terapéuticas, es clave para reducir sus efectos negativos. Puedes descargar aquí la app de la Guía veterinaria de bolsillo BSAVA como herramienta para mejorar la aproximación terapéutica y la dosificación de medicamentos en tus pacientes caninos.

 
(1)  Thomason J, et ál. The effects of cyclosporine on platelet function and cyclooxygenase expression in normal dogs. J Vet Intern Med. 2012 Nov-Dec;26(6):1389-401
(2)  Thomason J, et ál. 2016 ACVIM Forum Research Report Program. J Vet Intern Med. 2016 Jul-Aug; 30(4):1520-1551
 

Post relacionados:

●      3 Casos clínicos en dermatología (Dr. Lluís Ferrer): dermodicosis, dermatitis atópica y genética

●      Lupus en perros: Diagnóstico y tratamiento

 

dermatitis atópica

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
1 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento