Conjuntivitis canina. Citología córneo-conjuntival ayuda al diagnóstico

La conjuntivitis es una inflamación o hinchazón de la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana clara y delgada que cubre parte de la superficie frontal del ojo y la zona interna de los párpados. Su misión es proporcionar una barrera física y fisiológica contra microorganismos y cuerpos extraños; así como también contribuir a la defensa inmunológica ocular.
conjuntivitis canina
Imagen de Vets Affinity

Los signos clínicos más habituales de conjuntivitis incluyen:

  • Entrecerrar los ojos o parpadeo constante.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Enrojecimiento.
  • Hinchazón alrededor de los ojos.
  • Secreción de los ojos (acuosa, mucoide o mucopurulenta).

La conjuntivitis puede afectar a uno o ambos ojos. Las causas más comunes de conjuntivitis son:

  • Infecciones virales.
  • Trastornos inmunitarios: conjuntivitis alérgica (atopia o alergias estacionales), conjuntivitis de células plasmáticas y pénfigo.
  • Tumores en los párpados y la conjuntiva.
  • Condiciones asociadas a la raza (como epiescleritis nodular).
  • Deficiencia de la película lagrimal.
  • Las anomalías del párpado: entropión o el ectropión.
  • Trastornos de las pestañas: distiquiasis y cilios ectópicos.
  • Los conductos nasolagrimales obstruidos.
  • Traumatismo en el ojo o irritación por cuerpos extraños o contaminantes ambientales.
  • Otros trastornos oculares: queratitis ulcerativa, uveítis anterior o glaucoma.

 

Accede a la plataforma e-learning exclusiva para veterinarios de Affinity Vets y amplia tu formación en las áreas terapéuticas de tu interés.

 

Diagnóstico de la conjuntivitis canina

Identificar la causa de la inflamación conjuntival en el perro es clave para un tratamiento adecuado. Se debe determinar si la conjuntivitis es un problema primario o secundario, si existe daño en el ojo y enfermedad adicional, si afecta a la esclerótica del ojo y si la afección es alérgica, viral o bacteriana.

 

Clinical report - Dermatitis atópica canina

 

Para diferenciar estas condiciones, se debe realizar un examen oftálmico completo y detallado. Los métodos de laboratorio más comúnmente utilizados y clínicamente útiles para la evaluación de muestras conjuntivales son: examen microscópico de preparaciones citológicas, cultivo y pruebas de susceptibilidad, aislamiento del virus vivo, reacción en cadena de la polimerasa, prueba de antígeno y examen histopatológico para biopsias de corte.

En este artículo nos centraremos en la citología córneo-conjuntival como ayuda para el diagnóstico.

 

Citología córneo-conjuntival como ayuda para el diagnóstico en conjuntivitis canina

Con la realización de la citología se puede llegar al diagnóstico patológico de una forma rápida y sencilla. Esta prueba debe complementarse con otras técnicas de diagnóstico laboratorial como cultivos e identificación de germen, etc.

Para la toma de la muestra no se aconseja la utilización de anestésicos locales por contener productos bacteriostáticos o antisépticos que desvirtúan los resultados. Para proceder se hace una eversión manual de los párpados para evitar la contaminación con el mismo. Se podrá emplear la parte posterior de una hoja de bisturí, un hisopo estéril o un cepillo para citología. Con el instrumento seleccionado, se frota suavemente el fórnix córneo-conjuntival entre el tercer párpado y la córnea o sobre la córnea.

Una vez obtenida la muestra, se extiende sobre un portaobjeto de vidrio y se deja secar al aire. Una vez seca la extensión, se fija con alcohol metílico al 5% durante unos 5 minutos, posteriormente se lleva a cabo la tinción de Giemsa.

A continuación, se realiza el estudio microscópico con objetivos de inmersión (1000 aumentos). Se hace un recorrido de la zona, diferenciando las células o elementos que más resaltan.

Un raspado conjuntival de un perro sin patología conjuntival tendrá solo células epiteliales y moco. La presencia de organismos extraños y/o células inflamatorias indica patología. Las células inflamatorias más frecuentes son: linfocitos, monocitos, células plasmáticas y neutrófilos.

En las conjuntivitis de naturaleza vírica predominan los linfocitos y los monocitos, en las conjuntivitis bacterianas los neutrófilos, en las conjuntivitis por clamidias (gatos) predominan los neutrófilos y se observan inclusiones intracitoplasmáticas basófilas y en las conjuntivitis alérgicas predominan los eosinófilos, los basófilos y los neutrófilos.

 

Tratamiento de la conjuntivitis canina

Puede incluir medicamentos tópicos y orales o sistémicos. Es común la prescripción de pomadas y soluciones tópicas de gentamicina, tobramicina, cloranfenicol, oxitetraciclina, ciprofloxacina o triple antibiótico oftálmico. En algunos casos también se administran medicamentos que contienen agentes antiinflamatorios como prednisolona oftálmica o dexametasona. Los perros con anormalidades de párpados o pestañas requieren corrección quirúrgica.

 

Descarga gratis el informe sobre el papel de la dieta en el control de la Dermatitis atópica canina

 

Post relacionados:

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías