Convenio colectivo veterinario: objetivo prioritario

En el sector de las clínicas veterinarias de pequeños animales, no hay un convenio colectivo que regule su actividad empresarial en toda España; actualmente (mediados de 2017) solo hay una provincia con uno aprobado. Es cierto que se están dando algunos pasos previos para que, esperemos, se aprueben y publiquen algunos más; pero ¿tenemos claro qué es un convenio colectivo?
convenio colectivo veterinarios
Imagen de Vets Affinity

Convenio Colectivo

Por definición un convenio colectivo es un acuerdo firmado entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios, que tiene como objetivo establecer, por un lado, las condiciones de trabajo y de la producción y, por otro, regular la paz laboral. En resumen, trata temas como son los económicos, laborales, sindicales, empleo, medios, relaciones entre las partes, asistenciales, promoción profesional, condiciones de trabajo, productividad, etc.


Hay diversos tipos de convenios (empresarial o sectorial, provincial, regional o estatal), pero en todos los casos para su ratificación se necesita contar con al menos el 10% de representatividad por parte de las empresas del sector y con los sindicatos de los trabajadores del sector.

Este primer requisito es uno de los motivos por los que se están creando asociaciones empresariales veterinarias, con el objetivo a medio plazo de elaborar y aprobar un convenio colectivo, pero no olvidemos que no solo deben existir con este fin.

Sobre el segundo, el de los sindicatos, que hasta hoy hay escasos movimientos al respecto, aunque sería muy interesante para que el convenio sea útil y funcional, que existiera un sindicato específico del sector veterinario con el que negociar y acordar todos los puntos del convenio colectivo.

 

Guía PDF sobre gestión económica del centro veterinario [Descubre si tu cartera tiene buena salud y aprende a interpretar la cuenta de  resultados]

 

Pero, ¿por qué es necesario un convenio colectivo en el sector veterinario?

En los últimos años se habla mucho del convenio colectivo veterinario, pero en múltiples ocasiones se ve casi exclusivamente como la solución a la precariedad de los salarios de los profesionales veterinarios. Verlo desde este solo punto de vista es muy limitado, ya que sólo muestra la preocupación por los salarios, siendo éste uno de los muchos puntos del convenio; además, si nos centramos en los salarios, un convenio colectivo debe recoger las retribuciones de todo el personal de la empresa, esto es: veterinarios, auxiliares, gerentes, administrativos, limpieza, etc., no sólo del profesional veterinario.

Además, si bien antes ante un conflicto laboral la ley dice que, en ausencia de convenio colectivo de aplicación cabría acudir al Estatuto de los Trabajadores, con la existencia de un convenio con vigencia, la justicia puede hacer valer lo que en él se refleja, e igual el provincial de Alicante no recoge (o sí) la realidad del sector en nuestra comunidad o provincia.

 

¿Qué tipo de convenio colectivo debería haber?

Se ha empezado por aprobar un convenio provincial en Alicante, y parece que por ahí van a ir todos los convenios, ya que una de las partes necesarias para sacarlos adelante, las patronales, se están creando en la mayoría de los casos como asociaciones provinciales.

Aquí se pueden ver las cosas desde varios puntos de vista. Sería muy interesante un convenio sectorial nacional que regulara la promoción profesional, permisos, condiciones de trabajo y cuanto puede afectar más a la organización de los profesionales, ya que, con esta uniformidad, se podría valorar antigüedad, especialidad, etc.

Pero, ¿qué pasaría con el tema que parece más preocupa, los salarios? Fijarlos a nivel nacional igual no gustaría a todas las partes, ya que son muy dispares, y aquí la lógica marcaría el convenio colectivo de carácter provincial.

 

¿Qué esperamos después de tener un convenio colectivo?

Disponer de un convenio colectivo en el sector veterinario servirá para solucionar algunos problemas de los que nos quejamos; pero hay un problema que no va a poder solucionarse, como es la falta de gestión, que solo se soluciona analizando seriamente nuestras empresas y tomando decisiones estratégicas de calado.

O haciendo la pregunta de otra forma, ¿de qué nos quejaremos después? Posiblemente de los mismo que hasta ahora, con el agravante de ya no tener uno de los responsables de la mala situación del sector: la falta de convenio colectivo veterinario. Pero seguro que oiremos a alguien quejándose de que los convenios, o no han arreglado la situación (hay que recordar que no son mágicos), o serán los culpables de algo peor.

 

Si quieres aprender a interpretar la cuenta de resultados de tu clínica puedes consultar la guía “¿Tiene tu cartera buena salud” de Affinity.

 

Posts relacionados:

 

tiene tu cartera buena salud?

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
9 + 3 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento