Descubre lo último que vimos en el ESDV 2018 de Dubrovnik Dermatitis atópica canina: terapias diana para el tratamiento del prurito.

El prurito es un signo clínico que se da en animales con dermatitis atópica canina y dermatitis alérgicas, siendo foco de estudio para el tratamiento de animales con dicho trastorno.
Dubrovnik
Imagen de Vets and Clinics by Advance

Fisiopatología de la piel: alteraciones e inflamación de la piel

Durante el congreso ESDV (European Veterinary Dermatology Congress) celebrado el pasado septiembre en Dubrovnik, el doctor Thierry Olivry mostraba que los genes relacionados en la fisiopatología de la dermatitis atópica eran comunes entre humanos y animales, siendo una fuente importante de estudio para conseguir un mejor manejo y prácticas clínicas en pacientes caninos con este trastorno.


Por tanto, al igual que en humanos, la piel sana presenta en su estado fisiológico células T de memoria, encargadas de alertar al organismo de una inflamación en dicho órgano.

Cuando la piel es dañada se produce una liberación de un amplio repertorio de citoquinas gracias a las células T, eosinófilos, neutrófilos y macrófagos, tales como IL-4, IL-13, IL-5, IL-9, IL-31 y IFN-gama (IL-17A).

 

Continuando con los conceptos que nos presentaba el Dr. Olivry, la dermatitis atópica tiene una serie de efectos en la piel, tales como:

 

  • Activación y elevación de las IgE y células T en casos de lesiones agudas en la piel, así como la excesiva producción de citoquinas (IL-4, IL-13 e IL-31 entre otros).
  • Activación de la inmunidad linfocitaria en lesiones crónicas y de IL-33.
  • Hiperactividad de las enzimas proteolíticas, incrementando la descamación de la piel.
  • Deficiencia lipídica, en concreto de los componentes lipídicos que se encuentran en la capa subcutánea.
  • Propiedades de tensión y unión entre células.
  • Deficiencia de filagrina, lo que se traduce en una cornificación de la piel alterada.

 

Clinical report - Dermatitis atópica canina

 

Esta serie de efectos producidos en la barrera cutánea se traduce en anormalidades en la expresión de muchas proteínas epidérmicas estructurales, alteraciones en la pérdida de agua transepidermal y desorganización lipídica del estrato córneo de la piel.

Por tanto, la pérdida y alteración de los lípidos, la falta de unión y tensión superficial de la piel y la activación de diferentes factores inmunológicos, son hallazgos que hay que tener en cuenta a la hora de establecer un tratamiento.

 

Tratamientos diana para el prurito

El manejo y control del prurito es un aspecto fundamental para mejorar la calidad de vida y el estado de salud del animal. Recientemente se están investigando diferentes protocolos de actuación para la disminución del prurito y el progreso de la curación de las lesiones de la piel.

Según recalcaba Thierry Olivry durante la ponencia, para reducir la inflamación de la piel es fundamental tener conocimiento de las dianas de la inflamación (target atopic disease inflammation) en pacientes con dermatitis atópica: cuando disponemos de un abanico amplio de elementos diana, con el uso de glucocorticoides por ejemplo, tenemos una alta probabilidad de éxito en nuestro tratamiento, aunque también aumentamos las posibilidades de desarrollar efectos adversos.

No obstante, es más importante detectar de manera temprana los elementos diana, ya que conseguiremos un tratamiento triunfal, de tal manera que no se desencadenará la cascada de inflamación.

Para el tratamiento de la inflamación de la piel podemos emplear productos farmacéuticos con un amplio espectro de dianas de inflamación, tales como glucocorticoides, inhibidores de calcineurina (como la ciclosporina), o ácidos grasos esenciales.

El uso de productos con dianas terapéuticas más específicas como el oclacitinib (inhibidor de los receptores JAK, precursores de IL-2, IL-6, IL-4, IL-13 y IL-31) o el lokivetmab (biofármaco anti IL-31) están dando buenos resultados en el tratamiento del prurito e inflamación en pacientes con dermatitis alérgica y dermatitis atópica canina.

Por último, el uso de complementos nutricionales basados en ácidos grasos y productos lipídicos tópicos puede combinarse con los tratamientos anteriormente indicados.

 

Conclusión

Se están desarrollando nuevos fármacos y protocolos de actuación, basados en dianas terapéuticas, para el tratamiento de la dermatitis atópica canina y el prurito que ésta produce, de tal manera que acerca a los pacientes a una mejora de la calidad de vida y estado de salud.

 

Post relacionados

 

Lupus cutáneo

 

Contenido relacionado

Dubrovnik
La dermatitis atópica crónica en perros es una alteración muy pr...
Dubrovnik
La dermatitis atópica aguda canina es una enfermedad con una alt...
Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías